La feria mundial de la telefoní­a móvil cerró ayer sus puertas en Barcelona sin dar un paso adelante ni hacia atrás. Y es que, a pesar de que este año ha habido unos 500 expositores más que en la edición anterior, la cifra de asistentes ha sido muy parecida: algo más de 55.000, según datos de la organización. Dos notas importantes: este año la feria ha cambiado de nombre (de 3GSM a MWC) y, segunda, se ha mantenido como la feria sobre telefoní­a móvil de referencia en todo el mundo.

Los más optimistas esperaban sobre todo dos anuncios: la presentación de un iPhone 3G y los primeros terminales equipados con la versión definitiva de Android, el sistema operativo para móviles de Google. Pero los dos acontecimientos se han gafado. Del iPhone en España, todaví­a nada de nada. Y del móvil de Google, sólo se vio tí­midamente y en un estado todaví­a muy primitivo.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

La presencia anecdótica de los dos se ha visto eclipsada por las grandes tendencias que han marcado los fabricantes en la feria. Aquí­ destacan la extensión de las pantallas táctiles y los navegadores GPS integrados.

El lí­der del mercado, Nokia, todaví­a no apuesta por lo táctil (veresmos su terminal en el segundo semestre de este año), y se ha traí­do a Barcelona sus dos móviles atómicos para 2008: Nokia N96 y Nokia N78.

Otros fabricantes han incidido en modelos con pantallas para manejar con los dedos, sobre todo en convivencia con teclados convencionales. Es el caso de terminales como Samsung F480, Samsung Soul, Sony Ericsson Xperia X1 y buena parte de los lanzamientos de HTC y LG.

El GPS en el móvil ha traí­do una nueva aplicación en la que inciden muchos fabricantes: localizar en el mapa las fotos que hagamos con la cámara del terminal. Esto es algo por lo que sí­ que apuesta Nokia, en terminales como el Nokia 6210 Navigator y 6220 Classic, al igual que algunos modelos de Sony Ericsson y el Samsung G810, el nuevo teléfono todoterreno con cámara avanzada de la firma coreana, todo un salto respecto al Samsung G800.

Además de estos dos puntos, se confirman muchas de las tendencias del año pasado. Cámaras con cada vez mejores prestaciones, móviles musicales con buena memoria interna como el Sony Ericsson W980i, terminales para ejecutivos como el Samsung i780 y acceso a Internet de alta velocidad.

La tecnologí­a 3G se ha generalizado, y la gran mayorí­a de los teléfonos presentados en la Ciudad Condal ya siguen el estándar HSDPA. Hablamos de eses redes de pago para conectarnos a Internet con velocidades que ya podemos considerar de banda ancha. El equipamiento ya está en los terminales, y ahora queda que las operadoras den el paso definitivo para ofrecer mejores tarifas. Pero lo que es bajarlas, de momento sólo lo haran en las llamadas internacionales y por mandato de la Unión Europea.

Los teléfonos de bajo coste y prestaciones básicas también han tenido su hueco en la feria, como los nuevos modelos de marca propia de Vodafone o el curioso Modu, el móvil cambiante. En este aspecto Motorola parece tocar fondo con modelos más propios del siglo pasado. Y más allá del móvil, también hemos visto servicios asociados como la plataforma Share on OVI de Nokia y accesorios como los altavoces y marcos digitales de Parrot.

En conclusión, este MWC 2008 no ha sido tan novedoso como otros años, pero sigue gozando de muy buena salud y se ha afianzado como el punto de encuentro anual de todos los fabricantes y operadores. No se puede sorprender por igual en todas las ediciones, sobre todo tratándose de una feria joven. El año que viene intentaremos volver a estar allí­ para contaros todos los nuevos lanzamientos.

Otras noticias sobre... , , , , , , ,