¿Me compro un televisor LG OLED o LG SUPER UHD Nanocell?

¿OLED o LED? Son muchos los que se hacen esta pregunta cuando empiezan la búsqueda de un nuevo televisor para el hogar. En tuexperto.com hemos hablados muchas veces de las ventajas y desventajas del OLED. Pero también de las virtudes y defectos de los televisores SUPER UHD de LG, el tope de gama de los televisores LED. Aún así, es posible que algunos usuarios sigáis teniendo dudas. ¿Qué televisor me compro? ¿Un OLED o un LED de gama alta?

Para intentar ayudaros vamos a hacer una especie de comparativa entre los modelos LG OLED de 2018 y los televisores SUPER UHD Nanocell 2018 de LG. Concretamente utilizaremos el modelo SK9500, situado en el tope de gama de los modelos SUPER UHD Nanocell. La idea es que la comparativa sea lo más equilibrada posible. ¿Estáis listos? ¡Empezamos!

Calidad de imagen

La calidad de imagen viene definida por múltiples factores: negros, contraste, brillo, procesado, ángulos de visión, etc. Así que vamos a repasar cómo se comportan estos televisores teniendo en cuenta los factores comentados.

En cuanto a la calidad de los negros, la tecnología OLED es insuperable. Al no incluir ningún tipo de retroiluminación, cuando se muestra una imagen en negro los píxeles directamente se apagan. Es decir, es un negro puro. Un televisor LED nunca podrá superar esto.

me compro OLED o SUPER UHD negros

Sin embargo, sí pueden intentar acercarse a lo que ofrece el OLED. Los televisores SUPER UHD Nano Cell de LG, concretamente las series SK9500 y SK8500, utilizan el sistema Full Array Dimming. Este coloca la retroiluminación LED detrás de la pantalla, a diferencia de los televisores Edge LED que la colocan en los bordes. Esto permite la reproducción de unos negros más profundos sin perdida de detalles en las sombras.

Un negro profundo se traduce en un mejor contraste. De ahí que se diga que los televisores OLED cuentan con un contraste prácticamente infinito. Del mismo modo, los televisores SUPER UHD Nano Cell con iluminación Full Array consiguen un mejor contraste que la mayoría de televisores LED.

Para conseguir un mejor color, los televisores SUPER UHD cuentan con la tecnología Nano Cell. Estas nanopartículas optimizan los colores absorbiendo la luz sobrante y reduciendo la difusión del color de los colores RGB que se muestran en la pantalla. Presentan así colores vivos y puros.

me compro OLED o SUPER UHD colores

Muy importante también es el ángulo de visión. Aunque lo ideal es ver la tele de frente, la realidad es que la mayoría de usuarios la vemos con cierto ángulo. Eso se traduce en una distorsión de la imagen y los colores. A no ser que tengamos una tecnología que proporcione unos ángulos de visión amplios.

En este sentido, tanto los televisores LG OLED como los televisores LG SUPER UHD ofrecen unos ángulos de visión de 178 grados. Aunque ya sabemos que es una de las características estrella de la tecnología OLED, en los televisores LED no es tan común. Los SUPER UHD de LG lo consiguen gracias al uso de paneles IPS.

Procesador de imagen

Mucho influye en la calidad de imagen el procesador que incorpore el televisor. Los televisores LG OLED 2018 están equipados con el procesador Alpha 9 de 14 bits. Entre sus características más destacables tenemos un procesamiento de la imagen en cuatro pasos, una tabla de color 7,3 veces más sofisticada que la de los televisores convencionales y la capacidad de reproducir imágenes HFR hasta 120 fotogramas por segundo.

me compro OLED o SUPER UHD alpha 7

Los televisores SUPER UHD, sin embargo, cuentan con el procesador Alpha 7. Se trata de una versión recortada del Alpha 9, aunque eso no significa que no sea un potente procesador de imagen.

Es un procesador de 12 bits, que analiza y mejora cada fotograma para conseguir imágenes más precisas y colores mas ricos. Permite mostrar colores mas reales y con mayor riqueza cromática (12 BIT, LUT 19x19x19).

Formatos HDR

Una de las características más importante de los televisores LG es que aceptan casi todos los formatos HDR del mercado. Entre ellos está el sistema Dolby Vision, uno de los mejores HDR dinámicos.

me compro OLED o SUPER UHD HDR

Tanto los televisores LG OLED como los SUPER UHD Nano Cell (los modelos de gama alta al menos) son compatibles con el mencionado Dolby Vision, HDR10, HLG y Technicolor.

Sonido Dolby Atmos

LG es de los pocos fabricantes que apuesta por integrar la tecnología de sonido Dolby Atmos en sus televisores. Gracias a este sistema, el sonido fluye a nuestro alrededor para conseguir una experiencia en 360 grados.

Esta tecnología también la encontramos tanto en los televisores OLED como en los modelos de gama alta LG SUPER UHD. No está disponible en los modelos más económicos.

Inteligencia artificial ThinQ

me compro OLED o SUPER UHD ThinQ

Por último tenemos otra de las novedades principales de este año. LG ha incorporado a sus televisores el sistema ThinQ, que ya vimos en el LG G7.

Gracias a este sistema podremos utilizar el televisor como centro de control de nuestro hogar inteligente. Además, podremos manejar sus funciones con la voz, solo pidiéndole lo que queremos. ¿Quieres poner la consola? Pídeselo al televisor. Lo mismo para ver contenido. conocer el estado del tiempo o saber cómo se llama el actor que sale en pantalla. Las posibilidades son casi infinitas.

El sistema ThinQ viene incluido este año tanto en los televisores OLED como en los LG SUPER UHD con Nano Cell.

Conclusiones

Llegados a este punto, quizás sigas haciéndote la pregunta del prinicipio. ¿Qué televisor me compro? Si quieres conseguir la mejor calidad de imagen posible y el dinero no es un problema, ve a por algún modelo OLED de LG. No te arrepentirás.

me compro OLED o SUPER UHD precios

Ahora bien, si te presupuesto es algo más ajustado o vas a pasar muchas horas al día viendo un mismo canal de televisión, quizás te interese más adquirir un televisor LG SUPER UHD. Aunque el fabricante asegura que los quemados en pantalla ya no son un problema para sus paneles, si vamos a ver una imagen constante (un logotipo de un canal por ejemplo) durante muchas horas al día, mejor que optar por un modelo LED.

Como es lógico, y aunque estemos hablando de televisores de gama alta, el precio siempre es importante. Como ejemplo, el LG OLED C8 de 55 pulgadas se vende con un precio de unos 2.000 euros. Por otro lado, el LG SK9500 en 55 pulgadas (tope de gama de los televisores LG SUPER UHD) se vende con un precio de 1.700 euros. Cada usuario tendrá que decidir cuánto quiere gastar.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , , , ,