Canon EOS R, la hemos probado

Canon EOS R sello

Canon se pone serio con las cámaras sin espejo. Aunque el fabricante japonés ya tenía en su catálogo algunos modelos mirrorless, como el Canon EOS M50, lo cierto es que todavía no se había decidido a lanzar un sistema profesional. Pero el mercado manda, así que hace solo unas semanas conocimos la Canon EOS R, la primera cámara sin espejo Full Frame de Canon. Una cámara equipada con un sensor de tipo CMOS de 30,3 megapíxeles, sistema de enfoque Dual Pixel, procesador DIGIC 8, visor electrónico OLED y grabación de vídeo 4K.

La EOS R llega con la nueva montura RF, así que Canon ha lanzado todo un nuevo sistema de objetivos. Queda claro así que la EOS R llega dispuesta a competir de tú a tú con los nuevos modelos de Nikon y con la conocida Sony A7 III. En definitiva, una cámara dirigida a profesionales y aficionados entusiastas, ya que cuenta con un precio de 2.600 euros para el cuerpo. He tenido ocasión de probarla durante unos días para contaros cómo funciona y qué tal se comporta lo nuevo de Canon.

tuexperto Recomenadado

Ficha técnica Canon EOS R

Sensor Full Frame (36 x 24 mm) CMOS de 30,3 MP
Procesador de imagen DIGIC 8
Objetivo Montura RF de forma nativa
Compatible con objetivos EF y EF-S mediante adaptador de montura
Enfoque Dual Pixel CMOS AF (máx. 5.655 puntos)
Sensibilidad ISO Auto 100-40.000
Puede ampliarse hasta L:50, H1: 51200, H2: 102400
Disparo continuo Hasta 8 fps para 100 imágenes en JPEG, 47 en RAW y 78 en C-RAW
Hasta 5 fps con seguimiento AF
Visor Visor electrónico OLED en color de 5 pulgadas
Pantalla Pantalla LCD Clear View II de 3,15 pulgadas y aprox. 2,1 millones de píxeles
Ví­deo 4K UHD 30fps
1080p 60fps
1080p HDR 30fps
Conectividad USB C SuperSpeed USB 3.1, WiFi 802.11n 2.4 GHz, Bluetooth, HDMI Mini
Baterí­a LP-E6N
Autonomía entre 350 y 370 disparos
Almacenamiento Una ranura para tarjeta SD/SDHC/SDXC hasta UHS-II
Dimensiones 135,8 x 98,3 x 84,4 mm (cuerpo)
Peso 660 gr con tarjeta y batería (cuerpo)
Disponibilidad Disponible
Precio 2.600 euros (cuerpo)
3.650 euros (kit con objetivo RF 24-105 mm f/4L IS USM)

 

Diseño y manejo

hemos probado Canon EOS R vista cámara

Los últimos modelos réflex que ha presentado Canon guardan todos muchas similitudes de diseño. Por eso la Canon EOS R sorprende todavía más. Es una cámara diferente, que se nota que ha sido diseñada desde cero. Aunque, eso sí, sin perder la esencia de la marca.

Empecemos por su tamaño. Como es lógico, es más compacta que una cámara réflex Full Frame, aunque no tanto como las sin espejo que tenía hasta ahora el fabricante en el mercado. Sus dimensiones son muy similares a las de la competencia.

hemos probado Canon EOS R empuñadura

Vale la pena destacar el gran agarre que ofrece. La empuñadura es algo más grande que la que encontramos en sus rivales, ofreciendo así una gran comodidad en el agarre. Y creedme, hace falta, porque los nuevos objetivos con montura RF son bastante pesados.

Al coger la cámara se nota que está bien construida. Cuenta con materiales de alta calidad y el cuerpo sellado es siempre una garantía si vamos a trabajar en malas condiciones climáticas. Además, cuenta con un sistema que cierra el obturador cuando quitamos el objetivo, protegiendo así el sensor. Un gran detalle de Canon.

hemos probado Canon EOS R botones parte superior

En cuanto a los controles, también tenemos una pequeña revolución. El dial de modos se ha sustituido por un botón colocado en la parte superior, justo en el centro de la rueda más cercana a la parte trasera. Encima de esta rueda tenemos un botón para bloquear los controles y el botón de grabación de vídeo.

hemos probado Canon EOS R pantalla pequeña

También en la parte superior encontramos una pequeña pantalla auxiliar. Esta nos da bastante información sobre los ajustes de la cámara. Es algo más grande que la que incluyen la mayoría de modelos réflex. Además, tiene un pequeño botón al lado que nos permitirá “iluminarla” para ver mejor la información durante algunos segundos. Canon podría haber aprovechado esta pantalla para mostrarnos el nivel de batería cuando la cámara está apagada. Hubiera sido de gran ayuda.

hemos probado Canon EOS R parte trasera

Nos vamos ahora a la parte trasera, donde se ha reducido el número de botones. Tenemos la habitual cruceta en la parte inferior, además de los botones de reproducción y papelera. También el de Info, que nos permite cambiar la información que muestran la pantalla o el visor. Esta vez el botón de menú lo tenemos situado en la parte izquierda, al lado del visor.

Control táctil deslizante

hemos probado Canon EOS R control deslizante

Una de las grandes novedades del diseño de la Canon EOS R es su nuevo control deslizante. Lo tenemos colocado en la parte trasera, al lado derecho del visor. Su funcionamiento es muy sencillo, solo tenemos que deslizar el dedo para cambiar los parámetros que hayamos configurado. Sin embargo, este control tiene sus luces y sombras.

Por un lado, me ha gustado que es bastante personalizable. A través del menú de opciones podemos asignar la funcionalidad de este control táctil. Por ejemplo, podemos utilizarlo para modificar la ISO, el balance de blancos o cualquier otra opción que necesitemos tener a mano.

hemos probado Canon EOS R uso control deslizante

Pero, por otro lado, no lo veo demasiado práctico. Primero porque podemos tocarlo sin querer, así que para evitarlo Canon permite que lo desactivemos. Para activarlo y desactivarlo tendremos que pulsarlo durante un par de segundos. Así que, o te arriesgas a tocarlo sin querer, o pierdes la velocidad de configuración que pretende ofrecer. Es una buena idea, pero requiere un tiempo de aprendizaje para sacarle partido.

Conectividad

La Canon EOS R está bien cubierta en cuanto a conectividad. En la parte izquierda de la cámara tenemos tres tapas que esconden los diferentes conectores de la cámara. Por un lado están el conector para micrófono y auriculares. Por otro lado el HDMI y el USB-C. Y, por último, el conector para el disparador remoto.

hemos probado Canon EOS R conectores

En el lado contrario tenemos la entrada para la tarjeta SD. Sí, la EOS R solo cuenta con capacidad para una tarjeta. Y, en la parte inferior, como suele ser habitual, la tapa para la batería. Una batería LP-E6N que nos ofrece una autonomía de entre 350 y 370 disparos, algo escasa si la comparamos con sus competidoras. En mi caso he podido estar todo el día de excursión con ella tomando fotos y llegar a casa todavía con batería.

Pantalla y visor

Tenemos dos formas de utilizar la Canon EOS R. Por un lado equipa un visor electrónico OLED en color de 5 pulgadas, con una resolución de 1280 x 960 píxeles. Tiene una cobertura del 100% y puede ofrecer mucha información en pantalla. Debo decir que habitualmente utilizo una DSLR Canon EOS 77D y no he tenido ningún problema con el visor electrónico. Todo lo contrario, me ha encantado.

hemos probado Canon EOS R pantalla

Y, por otro lado, tenemos una pantalla LCD Clear View II de 3,15 pulgadas y 2,1 millones de píxeles. Es completamente articulada, así que podemos utilizarla en casi cualquier posición. Tiene una buena resolución, un brillo correcto y una buena respuesta táctil. Desde ella podemos manejar la cámara sin ningún problema.

Enfoque y disparo

La Canon EOS R está equipada con el sistema de enfoque Dual Pixel CMOS AF. Es un sistema conocido, que ya sabemos que da muy buenos resultados y que además en este modelo llega con mejoras. Según cifras oficiales de Canon, la EOS R cuenta con nada menos que hasta 5.655 puntos de enfoque.

Y lo cierto es que, en la práctica, el sistema de enfoque es realmente bueno. Quizás no sea el más rápido del mercado, pero se queda cerca. Además, no pierde efectividad cuando la luz empieza a escasear. De hecho, es en este tipo de situaciones cuando el sistema de enfoque de Canon saca pecho.

hemos probado Canon EOS R asistente enfoque manual

Por otro lado, me gustaría destacar el cuidado que ha puesto Canon a la hora de trabajar con el enfoque manual. Desde el menú de opciones de la cámara podemos activar una especie de guía que nos permite realizar un enfoque manual muy preciso. Solo tenemos que colocar el punto de enfoque donde queramos e ir moviendo el anillo de enfoque poco a poco. Sobre el punto de enfoque veremos un par de marcas que se irán acercando a medida que el punto de enfoque seleccionado esté más enfocado. Cuando estén juntas y se pongan verdes, tendremos el punto seleccionado perfectamente enfocado. Me parece una opción increíblemente útil para todo tipo de usuarios.

He echado en falta un joystick para mover el punto de enfoque. En la Canon EOS R tenemos que hacerlo directamente moviendo el dedo por la pantalla, algo que no resulta excesivamente cómodo. Sí me ha gustado el sistema de seguimiento al ojo, que funciona bastante bien, aunque limitado al enfoque único.

Otro detalle a tener en cuenta es que el AF continuo permite hacer ráfagas de hasta 5 fps, lo cual puede quedarse algo corto para un uso profesional. Además, para conseguirlo, tendremos que desactivar el sistema Dual Pixel. Con enfoque único podremos conseguir hasta 8 fps, que tampoco es una cifra demasiado alta. Queda claro que la EOS R no está pensada para fotografía de deportes o acción.

Objetivos

Antes de hablaros de la calidad de imagen que consigue la cámara, quiero hacer un pequeño inciso sobre los objetivos. Como decía al principio, EOS R es todo un nuevo sistema. Además de la cámara, la nueva montura hace que tengamos nuevos objetivos diseñados especialmente para ella.

hemos probado Canon EOS R anillo nuevos objetivos

Nuevo anillo de los objetivos RF

Canon ha puesto en el mercado cuatro objetivos con la nueva montura RF. Una de las grandes novedades de esta nueva montura es su conexión de 12 pines, que permite añadir controles en el propio objetivo. De hecho, los nuevos modelos están equipados con un nuevo anillo personalizable.

Este anillo está colocado en la parte más alejada del objetivo. Además, ofrece una textura diferente para que sea fácilmente identificable. Su funcionalidad es, básicamente, la que nosotros decidamos. Yo lo he utilizado para cambiar el valor del ISO. Pero también sería muy útil para, por ejemplo, controlar la compensación de exposición.

Es decir, en los nuevos objetivos tendremos tres anillos: zoom, enfoque y el nuevo anillo configurable. Sin embargo, os aseguro que este último anillo es muy útil y muy fácil acostumbrarse a él.

hemos probado Canon EOS R anillo nuevos objetivos

Nuevos objetivos con montura RF

En cuanto a los modelos con la nueva montura, estos son los disponibles de momento:

  • 35 mm f/1.8 IS Macro STM
  • 50 mm f/1.2L USM
  • 24-105 mm f/4L IS USM
  • 28-70 mm f/2L USM

De ellos, he podido probar los tres primeros junto con la cámara. Y debo decir que son tres objetivos de gran calidad, que ofrecen un rendimiento brutal.

hemos probado Canon EOS R con adaptador de montura

Canon EOS R + Adaptador de montura + EF 24-70 mm f/2.8L II USM

También he tenido ocasión de probar el EF 24-70 mm f/2.8L II USM mediante el adaptador de montura. El conjunto montado queda un poco grande, ya que el adaptador hace que el objetivo sobresalga todavía más de lo habitual. Sin embargo, el funcionamiento es excelente. Me atrevería a decir que no he notado ninguna diferencia usando este objetivo con una cámara con montura EF y con la EOS R.

Calidad de imagen

La Canon EOS R está equipada con un sensor Full Frame CMOS de 30,3 megapíxeles. Un buen sensor, muy similar al que encontramos en la Canon EOS 5D Mark IV que probamos hace algunos meses.

hemos probado Canon EOS R foto puerto

Canon EOS R + RF 35 mm f/1.8 Macro – f/11, 1/400, ISO 250

Gracias a este sensor y al procesador DIGIC 8, la EOS R consigue imágenes con mucha calidad. Tenemos un muy buen rango dinámico y una reproducción de color con colores vivos y realistas, sin ser excesivamente saturados. Quizás con el objetivo que podríamos denominar estándar (24-105 mm) he echado en falta un punto más de nitidez (nada grave). Sin embargo, sí la tenemos con el 50 mm f/1.2L, un objetivo realmente espectacular.

hemos probado Canon EOS R foto arbol

Canon EOS R + RF 35 mm f/1.8 Macro – f/5.6, 1/100, ISO 250

En cuanto a la sensibilidad, la ficha técnica marca una ISO máxima de 40.000 ISO. Un valor que podremos forzar hasta 102.400 ISO. A nivel práctico, podemos utilizar hasta ISO 12.800 sin demasiados problemas de ruido. Subir a un valor mayor podría hacer que aparezca el ruido, pero también ayudarnos a no perder la foto.

hemos probado Canon EOS R foto cascada

Canon EOS R + EF 24-70 mm f/2.8L – f/9, 1/160, ISO 640

El único pero que le podemos poner a la calidad de imagen es que el balance de blancos automático no siempre acierta. En escenas complejas, como cuando tenemos poca luz o una farola con luz amarilla, tiende a amarillear en exceso toda la imagen. Solo lo hemos notado en casos muy puntuales y se puede corregir en la edición de la foto.

Pero, como se suele decir, vale más una imagen que mil palabras, así que aquí tenéis una buena galería de fotos hechas con la Canon EOS R y sus diferentes objetivos.

Canon EOS R

 

Vídeo 4K con ciertas limitaciones

Canon ha dejado claro que el vídeo no es una de sus prioridades en sus cámaras réflex y sin espejo. La EOS R incluye la posibilidad de grabar vídeo con resolución hasta 4K a 30 fps. Además podemos grabar en formato ALL-I, con una velocidad de 480 Mbps, o IPB a 120 Mbps. Para el primero necesitaremos una tarjeta de memoria muy rápida, sino se cortará la grabación a los pocos segundos.

En vídeo se utiliza el sistema de enfoque Dual Pixel CMOS AF con Detección y Seguimiento de la Cara. Sin embargo, no cuenta con estabilizador en el cuerpo, algo que sí tienen sus dos grandes rivales.

Otro de los problemas de la EOS R en vídeo ya lo vimos en la EOS M50. Y es que aplica un factor de recorte de 1,8x al grabar vídeo en alta resolución. Quizás Canon prefiera que los usuarios centrados en el vídeo utilicen la gama de cine del fabricante.

Como podéis ver en el vídeo de prueba, la estabilización que incluye el objetivo puede no ser suficiente. Aunque lo cierto es que he querido poner a la cámara en un apuro, ya que el movimiento era bastante brusco.

Conclusiones y precio

La Canon EOS R es una gran cámara. El fabricante ha apostado por un nuevo concepto, con un diseño diferente al que vemos en las cámaras réflex y con todo un nuevo sistema de objetivos.

Estamos ante una cámara muy bien construida, robusta, con cuerpo sellado y que, aún así, mantiene las ventajas de las cámaras sin espejo. Es muy cómoda de usar y las novedades, con algunas cosas por pulir, son bienvenidas.

hemos probado Canon EOS R final

La calidad de imagen queda fuera de toda duda, aunque no me han gustado las limitaciones en cuanto a vídeo. También está algo limitada en la ráfaga, lo que la descarta si vamos a realizar fotografía de deporte o de escenas con mucha acción. Posiblemente Canon deje esta funcionalidad para un posible futuro modelo.

Los nuevos objetivos con montura RF son muy interesantes, aunque no para todos los públicos. Son objetivos, en su mayoría, grandes, pesados y muy caros. Sin embargo, tenemos la gran ventaja, si somos “canonistas”, de poder utilizar nuestra colección actual de objetivos mediante el adaptador y sin ningún tipo de penalización.

Y ya que lo he mencionado, hablemos de precios. La Canon EOS R se ha puesto a la venta con un precio de 2.600 euros solo el cuerpo. El objetivo elegido para formar kit es el 24-105 mm f/4, con el que el precio asciende a los 3.650 euros. Es una inversión alta, pero de futuro.

Canon EOS R MAGDALENA-PILAR

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,