windows-7-vs-windows-vista

Ahí­ lo tenemos. El 22 de octubre será lanzado al mercado oficialmente Windows 7, el nuevo sistema operativo de Microsoft, la supuesta panacea del gigante norteamericano frente a su malogrado (mal-logrado) Windows Vista. Mucho se ha escrito de mucho y de otro, pero ¿realmente qué diferencias existen entre ambas plataformas? ¿Estamos ante una nueva versión de Windows o ante una nueva versión de Windows Vista? ¿Cómo habrí­a que proceder con la migración de un sistema operativo a otro? ¿Seguirá copiando burdamente los estilos de Mac OS X?

Bueno, vayamos por partes. Vista, también conocido como el anticristo de la informática o el caballo del malo (por lo lento que iba el ordenador cuando lo tení­amos a pleno rendimiento), suscitó un aluvión de crí­ticas que señalaron a dos formas básicas de tocarle las narices al usuario: ralentización de las aplicaciones y el propio sistema operativo, y problemas de compatibilidad con determinados drivers y programas. ¿Solución en Windows 7? Sí­, habemus solución.

windows-7-foto2

Uno de los caballos de batalla de los ingenieros de Microsoft fue recuperar a los miles de clientes insatisfechos por los problemas derivados de estas dos circunstancias. De hecho, una de las armas de promoción del nuevo sistema operativo es precisamente su operatividad: en tan sólo 20 segundos, Windows 7 está listo para usarse. Además, una vez abierto, la plataforma rentabiliza los recursos del equipo sin machacarlo como hací­a su predecesor. Sin llegar a los puntos de optimización que lograba Windows XP, Windows 7 sin duda ha mejorado la viabilidad del sistema hasta poder funcionar correctamente en ordenadores con procesador de un solo núcleo apoyados por un giga de RAM (lo cual apunta directamente a los netbooks más livianos, público objetivo de muchos de los fabricantes de software).

Respecto a la compatibilidad, Windows 7 también se ha puesto las pilas. Cuando el usuario medio migró de Windows XP a Vista (o cuando se vio obligado, ví­a preinstalación en equipo nuevo, con imposibilidad de retroceder) se encontró con que muchas de las herramientas y programas que usaba normalmente no disponí­an de versión para el nuevo sistema operativo. Y así­ fue. Y no se corrigió en muchos, miles de casos. Entre 15.000 y 20.000 aplicaciones fueron certificadas para Vista. Frente a este dato, ya hay 80.000 drivers listos para Windows 7 a un mes de que salga oficialmente al mercado. La cifra habla por sí­ sola de la incompetencia que demostró Microsoft en este sentido.

Saltando de escenario, uno de lo datos que más ha sorprendido al usuario de Windows que por lo general no se interesa demasiado por la informática y la tecnologí­a ha sido esa prestación tan de moda estos dí­as, que Windows ha sabido usar para beneficio propio de cara al público popular: la pantalla táctil. La interfaz de esta nueva versión, basada en la que conocemos de Vista, conocida ésta como Aero, y que no es más que una adaptación microsoftiana de la empleada por Mac OSX, Aqua (lo cual da muestras de la vagancia creativa de Microsoft… hasta para bautizar sus productos), está preparada para monitores capacitivos. ¿Y qué es un monitor capacitivo? Pues imaginemos una pantalla de iPhone de, pongamos, entre 12 y 22 pulgadas: se trata de un monitor con capacidad multitáctil, al estilo de los todo en uno de HP o Asus (o nettops, como también se les conoce). Y sí­, así­ es. Windows 7 podrá emplearse sin la necesidad de un ratón y un teclado, al estilo tradicional, sino toqueteando directamente sobre la pantalla.

windows-7-foto1

En fin, ¿entonces estamos ante un nuevo sistema operativo o una actualización bautizada con otro nombre? Ante la duda, referencias. Los saltos más sorprendentes en la evolución de Windows los tenemos en el paso de las versiones 3.11 a la NT, y de Windows 98 (posiblemente la versión más estable en su versión Second Edition, junto a la mencionada 3.11) a XP (obviemos las experiencias Millenium y 2000). ¿Estamos ante un salto cualitativo de esta naturaleza? Radicalmente, no. Hay quien apunta que Windows 7 no es más que una actualización a la carta de Windows Vista donde las quejas de los usuarios han obligado a redefinir el sistema operativo conservando su esencia. Sin embargo, el nombre de Windows Vista estaba tan devaluado como marca que Microsoft optó en encerrarlo en el sótano y apostar por una nueva denominación.

windows-7-foto3

Las experiencias con la beta de Windows 7 están siendo, cuando menos, satisfactorias para quienes lo han probado. No obstante, como siempre suele ocurrir con estos casos, de poco valdrán justificaciones ni valoraciones comparativas frente al recio jurado popular que es el mercado. Y, al final, la última palabra la tiene ese usuario que no entiende de rendimientos, arquitectura informática ni actualizaciones: con que funcione, no se cuelgue ni le haga esperar, se dará por satisfecho.

Toda la información sobre Windows 7

Ví­a: Tuexperto, Genbeta, Error 500 y Windows Beta

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,