[youtube]http://youtube.com/watch?v=zBX0ZV2CQb8[/youtube]

Microsoft ha buscado la espectacularidad para mostrar al gran público las virtudes de Windows 7, el sistema operativo que tendrá que sustituir a Windows Vista en 2010. En lugar de capturas de pantalla, nada mejor que un ví­deo para mostrar las posibilidades del futuro sistema con una pantalla no táctil, sino multitáctil. Es decir, que permite realizar acciones combinando varios dedos y movimientos de éstos sobre su superficie, como pasa con el iPhone o la mesa Microsoft Surface.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

En este caso, es la pantalla de un Dell Latitude XT, uno de esos ordenadores ultraportátiles con pantalla táctil que no terminan de cuajar en el mercado (al estilo del Samsung Q1, pero con una pantalla más sofisticada, es decir, multitáctil). Microsoft no quiere renunciar a ofrecer un sistema operativo que aproveche las posibilidades de estas nuevas pantallas, por si algún dí­a dejan de ser un producto minoritario. ¿Pero qué tiene que ofrecer Windows 7 a los ordenadores con pantallas más convencionales? Lo acaban de explicar Bill Gates y Steve Ballmer.



Y es que el fundador de Microsoft y su actual CEO participaron en la sexta edición de las conferencias anuales D: All Things Digital, un evento organizado por el Wall Street Journal. Allí­ se presentó el ví­deo que encabeza este artí­culo. Y, de paso, Gates y Ballmer contaron las mil y una batallas que han vivido trabajando codo con codo, en plan “historias del abuelo cebolleta”. Sobre Windows 7, aparte de su apuesta por lo táctil, poca cosa. Principalmente, dejaron entrever que no quieren cometer los mismos errores de Windows Vista.

Bill Gates lo resume de una forma sencilla al referirse a temas como la compatibilidad con programas y accesorios o el sistema de seguridad de Vista (ése que Microsoft programó, literalmente, para molestar al usuario): “Nuestra filosofí­a es: necesitamos hacerlo cada vez mejor. Vista nos está dando muchas oportunidades para poner en práctica esa filosofí­a”. A medida que dice esto, el propio Gates comienza a mirar para otro lado y sonreir, terminando con una sonora carcajada por parte del público y del presentador.

No es la primera vez que Gates admite en público que Vista no es lo que se esperaba. Ya lo hizo en el CES 2008 en una entrevista concedida a Gizmodo. Y cuando hasta el jefe lo reconoce públicamente, mala señal. En cualquier caso, el fundador de Microsoft está a punto de “retirarse” de la compañí­a. Lo ponemos entre comillas porque, a partir del 1 de julio, le dedicará sólo el 20% de su tiempo laboral a Microsoft, y el resto a los proyectos filantrópicos de su fundación.

Fotos: D6

Ví­deoresúmenes de la conferencia: news.com

Otras noticias sobre... , ,