MacBook Air, el portátil más fino del mundo 7
Apple ha lanzado al mercado un portátil ultraligero y finí­simo, comparable a prototipos que ya hemos visto, como el Intel Metro. Se llama MacBook Air y mide 19,4 milí­metros de grosor, que se convierten en sólo 4 milí­metros en los bordes. La compañí­a de la manzana lo describe como “algo que flota en el aire”, de ahí­ su nombre.

Exageraciones aparte, este Mac presenta un diseño muy elegante con pantalla de 13,3 pulgadas iluminada por LED, pesa sólo 1,36 kilos y apuesta por la ausencia de componentes tan clásicos en un portátil como el lector de DVD o el puerto Ethernet para conectarnos por cable a Internet. A cambio, sí­ incluye dos tipos de conexión inalámbrica, Wi-Fi 802.11n y Bluetooth 2.1 + EDR, dos de las comunicaciones sin cables más rápidas de hoy en dí­a. Y es que Apple quiere acostumbrarnos a lo inalámbrico, incluso para instalar programas nuevos.

MacBook Air, el portátil más fino del mundo 7
Lo presentó ayer Steve Jobs, el capo de Apple, como el nuevo “producto estrella” en su habitual conferencia de la feria anual MacWorld, celebrada en San Francisco (donde el año pasado presentó el iPhone). Un anuncio que se guardó para el final de su hora y media de exposición, aprovechando hasta el último momento la expectación generada por todos los rumores previos que han surgido estos dí­as (casi todo ellos confirmados). Y es que a Jobs no le importa perder el factor sorpresa si a cambio consigue que todos estemos pendientes de sus palabras.
MacBook Air, el portátil más fino del mundo 7


MacBook Air, el portátil más fino del mundo 7
Apple ha apostado por reducir componentes para montar una máquina de semejantes dimensiones (completadas con 32,5 centí­metros de ancho por 22,7 de profundidad). Sólo tiene tres conexiones de cable (un puerto USB, una salida de sonido y otra de ví­deo) y, como hemos dicho al principio, nada de lector de DVD (podrí­amos usar uno externo, claro). Puntos en común con “ordenadores en miniatura” como el Asus Eee, pero con dos grandes diferencias. Por un lado, la reducción drástica del tamaño sólo afecta al grosor, y no a la pantalla ni al teclado. En segundo lugar, el MacBook Air es una máquina de potencia comparable a la de portátiles de tamaño convencional, con 2 gigas de memoria RAM.

Pero lo cierto es que hay una tercera diferencia. No ya grande, sino enorme diferencia: el precio. El MacBook Air no es un equipo de bajo coste. Su versión menos potente, con procesador Intel Core 2 Duo a 1,6 GHz y disco duro de 80 gigas, cuesta nada menos que 1.650 euros. Y la más avanzada ronda los 2.800 euros. Es lo que cuesta subir la velocidad del procesador a 1,8 GHz y que el disco duro, que baja de capacidad hasta los 64 gigas, sea de memoria en estado sólido (SSD), más resistente a los golpes.
MacBook Air, el portátil más fino del mundo 7
Las caracterí­sticas del MacBook Air se completan con una tarjeta gráfica Intel GMA X3100, conectividad Bluetooth, cámara web integrada y, por supuesto, la nueva versión del sistema operativo de Apple: Leopard. Siguel fiel al sello de los MacBooks, con su carcasa plateada de aluminio y el teclado retroiluminado, además de un nuevo trackpad. Nos referimos al cuadradito con el que controlamos el cursor en pantalla, que promete realizar acciones concretas a través de gestos como pellizcos, giros y otros (es la tecnologí­a Multi-touch que usan el iPod Touch o el propio iPhone).

Un punto muy bueno es su autonomí­a, ya que este portátil puede sobrevivir durante 5 horas lejos de la fuente de alimentación. Eso sí­, no podremos recurrir a baterí­as de repuesto, ya que el MacBook Air lleva la suya integrada en sus mismas entrañas. Apple ha llevado esta caracterí­stica, tí­pica de los iPods, al ordenador portátil, poniendo muy difí­cil además cualquier modificación de sus compontentes internos.
MacBook Air, el portátil más fino del mundo 7
Además de este punto oscuro, hay que recordar su elevado precio. Pero esto era algo más que previsible, teniendo en cuenta que es un producto de Apple y, para colmo, ultraligero. Por ello, quizás la objeción más poderosa que podemos hacerle al MacBook Air es que se dirige hacia un público muy especí­fico y, en cierto modo, arriesgado. Hablamos de un usuario que, buscando la comodidad de transporte y el diseño rompedor, esté dispuesto a dar el paso de renunciar definitivamente a los discos ópticos y exigirle menos puertos y conexiones cableadas a su máquina.

Muchos piensan que, en un futuro, este tipo de prácticas se acabarán generalizando, por lo que algunas de las caracterí­stias del MacBook Air se harán habituales en todos los portátiles. Que simplemente, Apple se adelanta al resto con ambición (como ya hizo al retirar las disqueteras de sus equipos antes que los demás fabricantes). Pero las cuestión que se plantea es la misma de siempre: ¿Es ahora el momento de hacerlo? Y otra no menos importante: ¿Será un producto que sólo seduzca a los familiarizados con el “mundo Mac” o conseguirá traspasar sus fronteras?

Ví­a: Apple

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp