Mi experiencia con el Poco F4 GT tras tres semanas de uso

Hace un mes que Poco presentó al público su primera propuesta para la gama alta. Ante un Poco F4 que no termina de llegar, el Poco F4 GT es el sucesor directo del Poco F3, el teléfono más vendido de la marca en 2020. Con este nuevo lanzamiento, la marca se posiciona por primera vez en un rango de precios ocupado por modelos de Samsung y Apple. Lejos de propuestas equilibradas, Poco ha querido enfocar su producto a un público gamer, con un diseño que se desmarca de la tendencia actual y una serie de características que lo hacen único en su especie, como la carga rápida de 120 W o los controles retráctiles que accionan por medio de gatillos. ¿Servirán todos estos argumentos para justificar el sobreprecio que el teléfono presenta sobre el Poco F3? He tenido la oportunidad de probar el Poco F4 GT durante tres semanas para dar respuesta a esta pregunta.

Ficha técnica

Poco F2 ProPoco F3Poco F4 GT (modelo analizado)Xiaomi Mi 11T
PantallaPanel AMOLED de 6,67 pulgadas con resolución Full HD+, 60 Hz de frecuencia, protección Corning Gorilla Glass 5, 1.200 nits de brillo y certificación HDR10+ y DCI-P3Panel AMOLED de 6,67 pulgadas con resolución Full HD+, 120 Hz de frecuencia, respuesta táctil de 360 Hz, protección Corning Gorilla Glass Victus, 800 nits de brillo y certificación HDR10+ y DCI-P3Panel AMOLED de 6,67 pulgadas con resolución Full HD+, 120 Hz de frecuencia, respuesta táctil de 480 Hz, protección Corning Gorilla Glass Victus, 800 nits de brillo y certificación HDR10+ y DCI-P3Panel AMOLED de 6,67 pulgadas con resolución Full HD+, 120 Hz de frecuencia, respuesta táctil de 480 Hz, protección Corning Gorilla Glass Victus, 800 nits de brillo y certificación HDR10+ y DCI-P3
Cámara principal– Sensor principal Sony IMX686 de 64 megapíxeles y apertura focal f/1.7 con grabación en 8K
– Sensor secundario gran angular de 13 megapíxeles y apertura focal f/2.2 con 123º de amplitud
– Sensor terciario de 5 megapíxeles con lente telefoto y macro combinadas
– Sensor cuaternario de 2 megapíxeles focal f/2.4 para el bokeh
– Sensor principal Sony IMX582 de 48 megapíxeles y apertura focal f/1.8
– Sensor secundario con lente gran angular de 8 megapíxeles y apertura focal f/2.2 
– Sensor terciario con lente telemacro de 5 megapíxeles y apertura focal f/2.4
– Sensor principal Sony IMX686 de 64 megapíxeles y apertura focal f/1.9
– Sensor secundario con lente gran angular de 8 megapíxeles y apertura focal f/2.2 
– Sensor terciario con lente macro de 2 megapíxeles y apertura focal f/2.4
– Sensor principal Samsung ISOCELL HM2 de 108 megapíxeles y apertura focal f/1.75
– Sensor secundario con lente gran angular de 8 megapíxeles y apertura focal f/2.2 con 120º de amplitud 
– Sensor terciario con lente telemacro de 5 megapíxeles y apertura focal f/2.4
Cámara para selfiesSensor principal de 20 megapíxeles y apertura focal f/2.45Sensor principal Sony IMX596 de 20 megapíxeles y apertura focal f/2.45Sensor principal Sony IMX596 de 20 megapíxeles y apertura focal f/2.45Sensor principal de 16 megapíxeles y apertura focal f/2.45
Memoria interna128 y 256 GB bajo el estándar UFS 3.1128 y 256 GB bajo el estándar UFS 3.1128 y 256 GB bajo el estándar UFS 3.1128 y 256 GB bajo el estándar UFS 3.1
AmpliaciónNo disponibleNo disponibleNo disponibleNo disponible
Procesador y memoria RAMQualcomm Snapdragon 865
6 y 8 GB de RAM
Qualcomm Snapdragon 870
6 y 8 GB de RAM
Qualcomm Snapdragon 8 Gen 1
8 y 12 GB de RAM
MediaTek Dimensity 1200
8 GB de RAM
Baterí­a4.700 mAh con carga rápida de 33 W (cargador incluido en la caja)4.520 mAh con carga rápida de 33 W (cargador incluido en la caja)4.700 mAh con carga rápida de 120 W (cargador incluido en la caja)5.000 mAh con carga rápida de 67 W (cargador incluido en la caja)
Sistema operativoAndroid 10 con MIUI 12 bajo el launcher de PocoAndroid 11 con MIUI 12 bajo el launcher de PocoAndroid 12 con MIUI 12.5 bajo el launcher de PocoAndroid 11 bajo MIUI 12.5
Conexiones5G SA y NSA, 4G LTE, WiFi de doble banda y WiFi 6, Bluetooth 5.1, GPS Dual, USB tipo C, NFC para pagos móviles…5G SA y NSA, 4G LTE, WiFi de doble banda y WiFi 6, Bluetooth 5.1, GPS Dual, USB tipo C, NFC para pagos móviles…5G SA y NSA, 4G LTE, WiFi de doble banda y WiFi 6, Bluetooth 5.2, GPS Dual, USB tipo C, NFC para pagos móviles…5G SA y NSA, 4G LTE, WiFi de doble banda y WiFi 6, Bluetooth 5.2, GPS Dual, USB tipo C, NFC para pagos móviles…
SIMDual nano SIMDual nano SIMDual nano SIMDual nano SIM
DiseñoAcabado en metal y cristal
Colores: blanco y azul
Acabado en metal y cristal
Colores: blanco, azul y negro
Acabado en metal y cristal
Colores: gris, negro y amarillo
Acabado en metal y cristal
Colores: gris, blanco y azul
Dimensiones163,3 x 75,4 x 8,9 milímetros y 219 gramos163,7 x 76,4 x 7,8 milímetros y 196 gramos162,5 x 76,7 x 8,5 milímetros y 210 gramos164,1 x 76,9 x 8,8 milímetros y 203 gramos
Funciones destacadasSensor de huellas dactilares en un lateral, desbloqueo facial mediante software, puerto de infrarrojos, entrada de 3,5 milímetros para los auricularesSensor de huellas dactilares en un lateral, desbloqueo facial mediante software, sonido en estéreo con certificación Hi-Res y Dolby Atmos, puerto de infrarrojos, resistencia a salpicaduras de grado IP53…Sensor de huellas dactilares en un lateral, desbloqueo facial mediante software, sonido en estéreo con certificación Hi-Res y Dolby Atmos, puerto de infrarrojos, refrigeración líquida, gatillos magnéticos personalizables…Sensor de huellas dactilares en un lateral, desbloqueo facial mediante software, sonido en estéreo con certificación Hi-Res y Dolby Atmos, puerto de infrarrojos…
Fecha de lanzamientoDisponibleDisponibleDisponibleDisponible
PrecioDesde 550 eurosDesde 350 eurosDesde 600 eurosDesde 500 euros

Un diseño agresivo con gatillos accionables para mejorar la experiencia gaming

El diseño el Poco F4 GT es la prueba de que nos encontramos ante un móvil gaming. Como marca la tendencia actual, la parte trasera, construida en una especie de cristal esmerilado con líneas y detalles con brillo, alberga un módulo de cámaras rectangular con dos finas líneas apoyadas por una retroiluminación LED y un flash con forma de rayo, cediéndole cierta personalidad al conjunto. Aunque el color de estas bandas puede modificarse a través de los ajustes, no he conseguido hacerlas funcionar cuando se supone que deben hacerlo: notificaciones entrantes, sesiones de juego, carga de la batería… Tan solo se ha mostrado funcional en un par de ocasiones al activar la carga rápida de 120 W, por lo que habrá que ver si el error se soluciona a posteriori con actualizaciones.

analisis poco f4 gt 4
La posición de los gatillos y botones retráctiles obliga a la marca a mover el botón de volumen hacia el lado izquierdo, lo que dificulta su acceso si somos diestros.

Por lo siguiente que destaca el terminal es por su sistema de gatillos accionables que simulan el esquema de los botones L1 y R1 de los mandos de consola convencionales. En este caso, la marca ha apostado por un par de botones magnéticos que se accionan para hacer visibles el par de gatillos que se encuentran a cada lado del chasis. Tanto su construcción como su pulsación se sienten robustas y aportan cierto valor añadido a los juegos que instalemos en el dispositivo. 

analisis poco f4 gt 0
El módulo de la cámara no sobresale tanto como con otros terminales de Xiaomi.

La integración de software de estos se realiza a través de la aplicación Game Turbo, desde donde podemos ejecutar cualquier juego para mapear el área que queramos simular. Esto le permite, por un lado, asignarle cualquier tipo de acción o botón virtual, de manera que podemos automatizar acciones como realizar disparos, pasar la pelota al jugador más cercano o activar el turbo para adelantar a nuestros contrincantes. Por otro lado, dado que la integración se realiza a través de la simulación de toques en pantalla, no nos vemos obligados a depender de la adaptación de los desarrolladores. Otro detalle no menos importante es que podemos asignar todo tipo de acciones a estos botones fuera de los juegos: abrir la aplicación de cámara, habilitar el flash LED, silenciar las notificaciones entrantes…

analisis poco f4 gt 6
La parte trasera loga repeler el impacto de las huellas al contar con una cobertura en acabado mate.

Si nos centramos en las dimensiones del equipo, lo cierto que el teléfono dista bastante de ser liviano: su peso supera los 200 gramos (210 gramos, para ser exactos) y el grosor del chasis es de 8,5 gramos. En general, no se siente cómodo en mano si estamos acostumbrados a móviles de más de 6,5 pulgadas, si bien es cierto que es una de las propuestas más compactas dentro del catálogo de móviles gaming. La mala noticia es que no nos encontramos con certificaciones de protección al agua y al polvo, si bien la pantalla cuenta con un protector Corning Gorilla Glas Victus resistente a arañazos y caídas.

Pantalla: una experiencia positiva que se ve manchada por un sensor de proximidad inexistente

Toca hablar de la pantalla. Sobre el papel, nos encontramos con un panel AMOLED de 6,67 pulgadas con resolución Full HD+, 120 Hz de frecuencia y una tasa de muestreo táctil de 480 Hz. Además de contar con una profunidad de color de 10 bit, cuenta con las certificaciones DCI-P3 y HDR10. El nivel de brillo máximo, por cierto, es de 800 nits, una cantidad que se aleja de los 1.000 nits que podemos encontrarnos en otros terminales del grupo. Mismamente, el Poco F2 Pro contaba con 1.200 nits de brillo máximo. Por otro lado, el panel carece de tecnología LTPO, por lo que el salto de frecuencias no se realiza desde la propia pantalla, con lo que ello conlleva en lo que se refiere a eficiencia energética.

analisis poco f4 gt 5
El agarre en mano no es tan cómodo debido a su tamaño, sobre todo en manos pequeñas.

Dejando a un lado sus especificaciones, lo cierto es que nos encontramos ante una pantalla de calidad. La calibración de los colores, aunque algo saturada de fábrica, se puede modificar a través de los ajustes de MIUI. El nivel de brillo máximo no se encuentra al mismo nivel de la gama más alta de Xiaomi, pero nos permite visualizar el contenido de la pantalla en exteriores sin mayor dificultad. En cuanto a la velocidad del panel, la frecuencia de actualización nos permite disfrutar de una experiencia suave y fluida tanto en animaciones como a la hora de interactuar con ciertos elementos – si dejamos a un lado los errores que el sistema presenta – . Pero si hay un elemento que ensucia la experiencia general del dispositivo es el sistema de reconocimiento de proximidad.

analisis poco f4 gt 2

En tuexperto.com ya hemos hablado largo y tendido sobre la problemática de Xiaomi con este sistema, que en este caso hace uso de un emisor de ultrasonidos para detectar la presencia de cuerpos sobre la pantalla. Como ya sucedía con el Poco F3, el funcionamiento de este sensor es errático, ya que se producen falsos positivos de manera constante. Esto es especialmente molesto cuando reproducimos una nota de voz en WhatsApp o a la hora de responder una llamada: a menos que sujetemos el dispositivo en una perfecta posición vertical, el sensor comenzará a fallar y dejará la pantalla apagada, inutilizando por completo el teléfono hasta que la nota de voz o la llamada finalicen.

Un rendimiento sin parangón que se ve limitado por la potencia bruta del Snapdragon 8 Gen. 1

Si el diseño justifica la parte visual del teléfono gaming de Poco, su interior es el apartado que mayor importancia adquiere. Sobre el papel, nos encontramos con uno de los teléfonos más potentes del mercado: procesador Snapdragon 8 de primera generación, GPU Adreno 730, 8 y 12 GB de memoria RAM de tipo LPDDR5 y 128 y 256 GB de almacenamiento interno de tipo UFS 3.1. Eso sí, el teléfono no admite expansión mediante tarjetas micro SD, una característica que cada vez se está perdiendo más.

analisis poco f4 gt 8

Dejando a un lado sus especificaciones técnicas, la experiencia de uso es francamente positiva. La apertura de aplicaciones se realiza de manera prácticamente instantánea y la frecuencia de actualización del panel ayuda a que las animaciones se ejecuten con suavidad. Eso sí, la multitarea tiene una gestión algo conservadora, ya que las aplicaciones que se mantiene en memoria se recargan cuando volvemos a acceder a su contenido pasadas unas horas. Y no hablamos de aplicaciones pesadas, sino de WhatsApp, Twitter, Gmail, Telegram, Discord, YouTube o Instagram. 

Por otro lado, MIUI no está exento de errores, ya que en más de una ocasión, aplicaciones como Twitter, Instagram o Tinder se han detenido repentinamente o han sufrido congelamientos. Sumados a los errores con la banda LED del módulo de cámaras, la capa de personalización, basada en Android 12, denota cierta falta de optimización.

¿Y qué hay del rendimiento en juegos? El desempeño en este tipo de escenarios es prácticamente perfecto. Aunque el procesador de Qualcomm no destaca por su eficiencia energética, lo cierto es que su comportamiento en títulos como Call of Duty Mobile, Asphalt 9 o FIFA Mobile es soberbio con las opciones gráficas configuradas a la máxima calidad. 

En pruebas de aproximadamente media hora, el teléfono nunca ha llegado a superar los 37 grados, si bien se aprecian ciertas caídas de cuadros por segundo cuando abusamos de juegos con motores gráficos modernos. En algunas pruebas de Internet se puede observar que la tasa de frames decae por el estrangulamiento térmico del procesador, aunque dada su potencia, esta caída no es tan perceptible para el ojo humano. En este sentido, las dos cámaras de vapor instaladas en el interior del dispositivo hacen bien su trabajo, aunque el problema de raíz se encuentra en el propio procesador y no tanto en el diseño del terminal.

Dejando a un lado este detalle, lo cierto es que la experiencia es prácticamente perfecta. El añadido de Game Turbo nos da ciertas opciones para controlar los parámetros de los juegos, al mismo tiempo que nos permite conocer la temperatura del dispositivo en tiempo real. Los añadidos que se incluyen para personalizar las acciones de los botones retráctiles ayudan a simular el funcionamiento de un mando convencional, al mismo tiempo que nos dan cierta ventaja si somos consumidores de juegos de disparos en primera persona con la puntería configurada en modo manual.

La cámara principal salva el resto del apartado fotográfico 

Toca hablar de las cámaras. El Poco F4 GT cuenta una configuración fotográfica conformada por tres sensores de 64, 8 y 2 megapíxeles, apoyadas por lentes gran angular y macro en los dos sensores que complementan el sensor principal, que en este caso está firmado por Sony (IMX686). La apertura focal de cada uno de estos sensores, por cierto, nos deja con valores f/1.8, f/2.2 y f/2.4 respectivamente. En cuanto a la cámara delantera, Poco vuelve a apostar por Sony con un sensor de 20 megapíxeles con apertura focal f/2.4, el IMX596. Curiosamente, es el mismo que nos encontramos en el Poco F3, mientras que el sensor principal de la parte trasera lo hereda directamente del Poco F2 Pro.

analisis poco f4 gt 11

Dejando a un lado las especificaciones técnicas, la calidad general con el sensor principal es bastante solvente, si bien se echa en falta la estabilización de sistema óptico en detalles que trataremos más adelante. Durante el día, el rango dinámico del sensor nos da cierto juego a la hora de capturar escenarios con contraluces sin necesidad de recurrir al modo HDR. En este sentido, el detalle de las zonas más iluminadas y las sombras no decae, con una colorimetría bastante más equilibrada que la de otras marcas, como es el caso de Samsung o realme. Por desgracia, el lavado de las texturas aparece cuando el nivel de luminosidad se resiente, algo que se aprecia especialmente cuando hacemos zoom sobre zonas poco iluminadas, como las ramas de un árbol o las sombras de un objeto en interiores.

Cuando nos trasladamos a escenarios con condiciones lumínicas más complejas, el desempeño decae de manera estrepitosa, probablemente por la falta de un sistema de estabilización óptico que reduzca las vibraciones de la mano. El modo Nocturno tampoco hace magia, ya que los tiempos de exposición se reducen por la mencionada ausencia de componentes que estabilicen el sensor. En términos generales, el nivel de luminosidad mejora ligeramente, pero el nivel de detalle se resiente. Tampoco podemos jugar con la astrofotografía o la captura de la Luna, como en los Google Pixel, los Huawei P30 o P40 o los iPhone de Apple.

Donde Xiaomi sí ha hecho un buen trabajo ha sido en el modo Retrato. Y es que a pesar de que el teléfono carece de un sensor destinado a este modo, los resultados cuando las condiciones lumínicas acompañan son bastante decentes si dejamos a un lado el suavizado que Xiaomi aplica sobre las pieles. El reconocimiento del fondo se realiza de manera acertada en la mayoría de escenarios, mientras que el procesado del cabello está mucho mejor resuelto que el de otros modelos más caros, como el Samsung Galaxy S22+ que pude analizar hace unos meses. La rapidez del sensor a la hora de enfocar también nos permite jugar con el bokeh de las imágenes, con unos resultados más solventes que los que podemos obtener con la cámara macro, de la cual hablaremos más adelante.

¿Y qué hay de la cámara secundaria? En este caso, las diferencias con respecto a la cámara gran angular del Poco F3 son prácticamente inexistentes, ya que a falta de confirmación oficial, nos encontramos con el mismo sensor. En comparación con la cámara principal, la experiencia general es menos positiva, comenzando por el escaso rango dinámico provocado por la apertura focal de la lente. Esto provoca una diferencia de colorimetría palpable con respecto al sensor principal, sobre todo en los cielos y la vegetación, que se muestran más contrastados y saturados. A los lados de las imágenes, se llega a apreciar cierta aberración cromática cuando la luz, natural o artificial, incide de manera parcial o directa.

Si hablamos del desempeño de la cámara durante la noche, los resultados son directamente desechables por las limitaciones que nos impone la apertura focal. Esto redunda en escenarios con muy baja luminosidad, con una capacidad de enfoque limitada y una pérdida absoluta del detalle de las texturas. Al igual que sucede con el sensor principal, el modo Nocturno no logra salvar la situación cuando nos encontramos con escenas poco iluminadas.

En cuanto a la cámara macro, lo cierto es que los resultados son bastante decepcionantes, algo que contrasta con la experiencia de la cámara telemacro del Poco F3. Por un lado, la escasa resolución del sensor (2 megapíxeles) limita la capacidad de enfoque de la cámara, mientras que la falta de luminosidad generalizada solo nos da juego para sacar fotos durante el día. Si somos algo mañosos, podemos obtener imágenes aceptables, aunque lo más probable es que salgan desenfocadas a menos que apoyemos el dispositivo sobre una superficie estable. Cabe destacar que la cámara es compatible con la grabación de vídeo en resolución HD a 720, aunque ciertamente los resultados son igual de decepcionantes: falta de estabilización y enfoque, nivel de luminosidad limitado…

Hablando de la grabación de video, las sensaciones son bastante positivas, tanto con el sensor principal como con el secundario. El primero nos permite grabar escenas en resolución 4K a 60 FPS, mientras que el segundo nos limita la calidad a resolución 1080p a 30 FPS, es decir, nada de 60 FPS. Quizá lo más destacable del teléfono es la capacidad de estabilizar las dos cámaras a pesar de no contar con un sistema dedicado. El trabajo de Xiaomi en este sentido es digno de elogio, sobre todo si tenemos en cuenta que la estabilización se mantiene cuando grabamos con el sensor principal en calidad 4K a 60 FPS.

De este último también se puede destacar la capacidad de enfoque, permitiéndonos jugar con el desenfoque del fondo si nos alejamos ligeramente del cuerpo. Esta capacidad de enfoque se mantiene durante la noche, si bien el nivel de detalle decae de forma directamente proporcional a la cantidad de luz artificial que nos rodee. En este tipo de escenarios, se aprecia la aberración visual del sistema de estabilización por software, con un efecto mantequilla que provocará ciertas oscilaciones, además de ciertas perturbaciones cuando el teléfono vibra. Eso sí, a diferencia de otros modelos de la marca, no podemos alternar entre la cámara principal y el gran angular cuando grabamos vídeo, en tanto que nos vemos obligados a detener la grabación.

Por otro lado, las diferencias de colorimetría se mantienen, aunque el recorte de la imagen salva, en parte, las aberraciones cromáticas de la cámara con lente gran angular. Otro detalle a mencionar tiene que ver con la calidad del micrófono. Para mejorar la captación de la voz durante las sesiones de juego, la marca ha incluido un micrófono adicional al lado del botón de volumen que ayuda a reducir el ruido del fondo. La realidad es que las voces se captan con mayor contundencia, al mismo tiempo que el ruido provocado por el viento o el propio movimiento del dispositivo se reduce de manera considerable.

En lo que respecta a la cámara delantera, las sensaciones son muy similares a las de otros teléfonos de la marca. Por lo general, el procesado de las pieles es algo agresivo (suavizado de texturas, colores con tendencia a la palidez…) aunque esto es una tendencia que hereda de su procedencia china. El modo Retrato está bien resuelto a pesar de no contar con sensores de apoyo, con un reconocimiento más o menos acertado del cabello y las diferentes partes del cuerpo. Eso sí, durante el día, las fotos en escenarios con contraluces nos obligan a activar siempre el modo HDR, ya que de lo contrario, obtendremos imágenes quemadas o con ciertas aberraciones cromáticas.

Durante la noche, el nivel tanto de detalle como de luminosidad decae, si bien la marca tienda a forzar el ISO para levantar las luces, con la consiguiente generación de grano que ello conlleva. En cuanto a la grabación de vídeo, el buen trabajo de Xiaomi a la hora de estabilizar cualquier escena se mantiene, aunque el recorte que la imagen sufre puede limitar el campo de visión a una sola persona. Por desgracia, la calidad queda limitada a resoluciones 1080p a 30 y 60 FPS.

En este sentido, se echa en falta la capacidad de grabar vídeo en resolución 4K, ya que el procesador cuenta con potencia de sobra para ello. A esto hay que sumarle que la grabación a 60 FPS limita aún más la capacidad del sensor de captar luz, con diferencias importantes en el nivel de luminosidad y el rango dinámico con respecto a la grabación de vídeo a 30 FPS.

Modos, funciones y resolución del Poco F4 GT

Os dejamos a continuación con la lista de modos, funciones y resoluciones soportadas por el Poco F4 GT en la aplicación de cámara nativa.

Funciones de fotografía de la cámara delantera

  • Modo de retrato nocturno
  • HDR para retratos
  • Modo de larga exposición con seis efectos (multitud en movimiento, pintura al óleo, estelas de neón, pintura con luz, cielo estrellado y estelas de estrellas)
  • Clones de foto
  • Ráfaga con temporizador
  • Filtros fotográficos
  • Modo nocturno (gran angular y ultra gran angular)
  • Modo 64 MP
  • Modo documento
  • Cámara con IA
  • Google Lens
  • Fotograma de vídeo
  • Modo profesional
  • Formatos de imagen capturados: HEIF y JPEG
  • HDR
  • Modo RAW
  • Reconocimiento facial
  • Corrección de distorsión por IA (ultra gran angular)

Funciones de vídeo de la cámara trasera

  • Filtros de vídeo cinematográficos
  • Vídeo HDR10+
  • Time-lapse profesional
  • Vlog Vídeo dual (cámara selfie + cámara principal)
  • Edición de vídeoModo de vídeo profesional
  • Formato de registro de vídeo
  • Fotograma de vídeo
  • Vídeo a cámara lenta: 120 FPS, 240 FPS y 480 FPS.

Funciones de fotografía de la cámara delantera

  • Modo nocturno de selfie
  • Modo belleza por IA
  • Modo retrato por IA con bokeh y control de profundidad
  • Fotograma de vídeo
  • HDR

Funciones de vídeo de la cámara delantera

  • HDR10+
  • Vídeo dual (gran angular, selfie)
  • Modo retrato por IA
  • Selfie time-lapse

Grabación de vídeo de la cámara delantera

  • 1080p 1920 x 1080 a 60 fps
  • 1080p 1920 x 1080 a 30 fps
  • 720p 1280 x 720 a 30 fps
  • Vídeo a cámara lenta: 120 fps, 720p

Autonomía: el Snapdragon 8 Gen. 1 se hace notar (y no para bien)

El Poco F4 GT se presenta con una batería de 4.700 mAh y una carga rápida de 120 W. Aunque su capacidad no se diferencia de la de otros modelos de gama alta, la autonomía en un escenario de uso real deja bastante que desear, algo que se debe, muy probablemente, a la eficiencia energética del procesador.

analisis poco f4 gt 9
El diseño en forma de L del conector de carga nos permite seguir usando el dispositivo cuando jugamos sin entorpecer el control de los botones.

Si hacemos uso del teléfono con la frecuencia de actualización de la pantalla configurada en 120 Hz, las cifras bailarán entre las cuatro horas y las cuatro horas y media con aplicaciones de mensajería, cámara, redes sociales y juegos con un apartado gráfico más o menos demandante. Si limitamos la frecuencia de la pantalla a 60 Hz, las cifras mejorarán hasta las 5 horas de pantalla, llegando al final del día a duras penas. También podemos jugar con la activación del ahorro de batería, si bien solo se recomienda cuando vamos a hacer un uso mesa moderado del dispositivo.

Donde la marca ha hecho un buen trabajo ha sido en el apartado de la carga. Los 120 W nos permiten obtener una carga completa en menos de 20 minutos, si bien no se recomienda abusar de esta potencia, ya que el teléfono se sobrecalentará, con todo lo que ello conlleva para la salud de los componentes. Especial mención al diseño del cable de carga, cuya conexión tiene forma de L para no interferir en el agarre del dispositivo cuando jugamos a juegos con el teléfono en posición horizontal.

Por otro lado, la longitud del cable es de nada menos que 1,5 metros, lo que nos da cierto margen para separarnos del cargador. En este sentido, la propuesta de Poco es digna de agradecer, sobre todo si tenemos en cuenta que la mayoría de fabricantes han optado por deshacerse de este accesorio en sus gamas más altas.

Una conectividad digna de gama alta, al menos sobre el papel

El Poco F4 GT viene equipado con todo tipo de conexiones: WiFi 6E, NFC para pagos móviles, GPS Dual, Bluetooth 5.2 e incluso un sensor infrarrojos para el control remoto de dispositivos de terceros. Como era de esperar por la ficha técnica del dispositivo, la experiencia ha sido positiva en términos general.

analisis poco f4 gt 1
El cargador que viene de serie ocupa más de la mitad del teléfono móvil, igualando su tamaño al de un ordenador portátil.

El alcance de las redes WiFi y Bluetooth se encuentran el mismo nivel de otros modelos del mismo fabricante, como el Xiaomi 12 Pro que pude probar hace unas semanas. La estabilidad de la conexión también es correcta, aunque en el caso de las conexiones con dispositivos de sonido, el nivel de volumen máximo es inferior al que soportan. En cualquier caso, de este detalle hablaremos más adelante.

En lo que respecta al nivel de cobertura de la conexión a redes móviles, la experiencia en entornos rurales sigue dejando bastante que desear, aunque esta problemática está presente en prácticamente todos los teléfonos móviles que he podido probar en los últimos dos años. En entornos urbanos, podremos conectarnos a redes 5G sin mayores problemas.

¿Y qué hay del GPS? El posicionamiento en aplicaciones como Waze o Google Maps se realiza de manera instantánea, mientras que el margen de error es prácticamente inexistente incluso en interiores, donde su comportamiento me ha llegado a sorprender por su exactitud a la hora de marcar la posición.

Bandas de red 4G y 5G soportadas por el Poco F4 GT

Dado que el Poco F4 GT es la versión global adaptada del Xiaomi Redmi K50 Gaming Edition, el teléfono puede presentar diferencias en función del territorio. Os dejamos con la lista de bandas de red soportadas por el teléfono:

  • 5G: bandas n1, 3, 5, 7, 8, 20, 28, 38, 40, 41, 77 y 78, con soporte a redes NSA y SA.
  • 4G LTE FDD: bandas 1, 2, 3, 4, 5, 7, 8, 12, 17, 18, 19, 20, 26 y 28.
  • 4G LTE TDD: bandas 38, 40 y 41.
  • 3G: WCDMA: bandas 1, 2, 4, 5, 6, 8 y 19.
  • 2G GSM: bandas 2, 3, 5 y 8.

Para comprobar la disponibilidad de las bandas 2G, 4G y 5G en vuestro país, os recomendamos consultar la información a través del servicio de atención al cliente del operador de red de la tarjeta SIM.

Biometría correcta, aunque siempre se puede mejorar

Con el Poco F4 GT, la marca ha decidido ir a por lo seguro en lo que se refiere al apartado biométrico, con un sensor de huellas físico que reposa sobre el botón de Encendido. La experiencia con este sensor es correcta, aunque no destaca precisamente por su velocidad, siendo algo menos eléctrico que otros modelos de la misma marca. En general, el porcentaje de error es bajo y su posición natural facilita el acceso al dispositivo, no obstante, por el precio del dispositivo, se pueden esperar otros métodos más sofisticados, con un sensor de huellas debajo de la pantalla o un sistema de reconocimiento facial mediante hardware.

Hablando del sistema de desbloqueo facial, al depender únicamente de la cámara delantera, la experiencia varía en función del nivel de luminosidad en el ambiente. Durante el día, el reconocimiento se realiza de manera instantánea incluso aunque nos posicionemos a cierta distancia del teléfono. Cuando la luz decae, el porcentaje de acierto se reduce prácticamente a cero a menos que recurramos a una fuente de luz externa.

Sonido: este móvil parece un altavoz inalámbrico

Desde hace un par de generaciones, el trabajo de Xiaomi y Poco en el apartado sonoro no solo se encuentra a la altura del resto de marcas que se posicionan en la gama alta, sino que llegan a superar, en algunos casos, la experiencia de teléfonos móviles que duplican el precio de estos. El Poco F4 GT es buena prueba de ello, con una solución estéreo basada en cuatro altavoces posicionados de manera simétrica.

analisis poco f4 gt 3
La ubicación de los altavoces está pensada para no interferir con la mano cuando agarramos el teléfono en sesiones de juego. Por otro lado, ambos cuentan con certificación Dolby Atmos.

La experiencia sonora con el teléfono es prácticamente perfecta; la mejor que he podido experimentar en un teléfono móvil, me atrevería a decir. A pesar de no contar con el sello de Harman Kardon, sino de JBL, el nivel de volumen supera de manera holgada el de los mejores exponentes de la marca sin llegar a saturar en ningún momento. Al contar con dos tweeters y dos woofer independientes, el rango dinámico es prácticamente perfecto, con una presencia equilibrada tanto de graves y medios como de agudos. De hecho, tanto la calidad sonora como el nivel de volumen son idénticos en los dos pares de altavoces situados a cada lado del terminal. Por desgracia, no nos encontramos con una conexión de 3,5 milímetros para conectar auriculares o altavoces externos.

Para las pruebas con este tipo de dispositivos, he sincronizado un par de auriculares inalámbricos a través de la conexión Bluetooth del teléfono y la experiencia deja bastante que desear: se aprecia una falta de volumen generalizada que no he experimentado con otros dispositivos. Habrá que ver si se soluciona con una actualización en un futuro o si se trata de un error puntual en la unidad de prueba, ya que otros medios especializados reportan errores similares.

Opinión y conclusiones, ¿merece la pena comprar el Poco F4 GT?

Una vez analizado el terminal, toca sacar conclusiones, que como viene siendo habitual, dependen en buena parte del precio. El valor de salida del Poco F4 GT parte desde los 600 euros, aunque actualmente se puede encontrar en Amazon 100 euros rebajado. ¿Merece la pena pagar 500 euros por la propuesta más ambiciosa del fabricante asiático?

analisis poco f4 gt 7

Teniendo en cuenta que el Poco F3 nos brinda una experiencia similar por la mitad del precio de su supuesto sucesor, lo más inteligente sería apostar por el primero o esperar unos cuantos meses para conocer la evolución de su precio. A fin de cuentas, el Snapdragon 870 reporta unos resultados similares en rendimiento sostenido, por lo que la experiencia en juegos no debería diferir en exceso, mientras que su superioridad en autonomía y eficiencia energética sí que son mucho más tangibles. 

Lo que está claro es que la orientación gaming del teléfono no aporta un valor añadido, más allá de la carga rápida a 120 W o el sistema de botones retráctiles. Habrá que ver si finalmente llega a Europa un Poco F4 que suceda al Poco F3 a un precio equiparable. Quizá la ausencia de características como la estabilización óptica en la cámara principal, la resistencia frente al agua y al polvo o la compatibilidad con un dock para conectar el teléfono a un monitor externo ayudarían a la marca a diferenciarse del resto de móviles, pero lo cierto es a día de hoy se me hace muy difícil justificar su compra al tipo de público al que va dirigido. Tampoco nos encontramos con una pantalla con tecnología LTPO ni la capacidad de ampliar la memoria interna a través de una tarjeta micro SD.

En este sentido, el teléfono me recuerda bastante al Poco F2 Pro, un modelo que a pesar de contar con una ficha técnica bastante completa, pasó sin mayor pena ni gloria por el catálogo de la marca. Prueba de ello es que el soporte de software ha sido descuidado en las últimas versiones. ¿El motivo? Probablemente las bajas ventas registradas por el fabricante en Europa, algo que se debe al precio de salida, que llegaba casi a duplicar el precio del Pocophone F1. ¿Seguirá la misma estela el Poco F4 GT? Solo el tiempo nos lo dirá, aunque la reciente caída de precio nos hace suponer que las ventas no les están funcionando tan bien como las del Poco F3.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.