Polk Audio Monitor XT, altavoces asequibles para cine o música

Polk Audio es un especialista americano en altavoces con más de cinco décadas de experiencia. Cuenta con una muy buena reputación por la buena relación sonido-precio de sus productos, así que es una gran noticia que remodele a fondo su gama más económica, tras haberlo hecho con su gama superior. Son los nuevos Polk Audio Monitor XT, que van desde 180 euros (pareja) los monitores compactos MXT15 hasta 600 euros la pareja más cara, las grandes columnas MXT70.

Polk Audio Monitor XT, altavoces asequibles para cine o música 1

Polk Audio «Monitor»

En la larga historia de la marca se ha usado con frecuencia el denominador «Monitor», habitualmente para cajas acústicas destacadas en su catálogo. Siempre con la premisa del fabricante americano de ofrecer el mejor sonido posible para cada gama de precio… y ésa es precisamente la idea con esta nueva serie Monitor XT.

Es la gama de entrada, sus cajas más económicas, y vienen a reemplazar a las anteriores «Monitor T»: básicamente mejoran sus prestaciones para asegurar que son capaces de reproducir los últimos formatos de sonido, más exigentes tanto en dinámica como en resolución. Así, todas las nuevas Monitor XT reciben el sello «Hi-Res Audio» (compatibles con sonido de alta resolución) y también certificación Dolby Atmos, además de ser compatibles con DTS. Esto da pistas sobre su destino: sistemas de cine en casa y equipos de música domésticos.

Polk Audio Monitor XT, altavoces asequibles para cine o música 2

De estantería y de suelo

La nueva familia consta de ocho cajas acústicas: dos cajas de estantería, dos de suelo, dos dedicadas al canal central del cine y luego un cajón de graves y un altavoz de efectos para cine. Estos últimos (MXT90, 200 euros la pareja) se pueden montar sobre otra caja, apuntando al techo para (con el rebote acústico) conseguir el efecto de espacio sonoro vertical sin hacer obra. También se pueden montar colgados en la pared, para ese efecto o como altavoces de efectos laterales o traseros: son muy versátiles.

Siguiendo con las cajas para cine, el cajón de graves XT12 (330 euros) monta un altavoz de 12 pulgadas con amplificación interna de 100 vatios y capacidad de bajar hasta los 24 Hz (graves profundos). Y luego tenemos las cajas centrales: la MXT30 (150 euros) lleva dos mid-woofer equivalentes a los de las otras cajas de suelo o estantería y es la opción ideal de complemento.

El otro central es el MXT35 (280 euros) mucho más esbelto (menos alto y más ancho) y con cuatro mid-woofer más compactos. En esta caja Polk ha buscado la estética: es menos intrusiva y podrá ponerse sobre el mueble donde tengamos el televisor, por ejemplo. Pero también dispone de herrajes traseros para ser colgada y en esa posición acústicamente trabaja bien. Así, podría estar bajo el televisor si éste está también colgado, o podríamos usar tres unidades como las tres cajas principales frontales del cine (izquierda, central y derecha), con una pantalla grande (proyector).

Polk Audio Monitor XT, altavoces asequibles para cine o música 3

También para música

No nos olvidamos de las otras cuatro cajas Polk Audio Monitor XT, precisamente las que serán protagonistas del sistema donde vayan: dos de estantería y dos columnas de suelo. Las dos cajas de estantería son las MXT15 (180 euros pareja) y la MXT20 (250 euros pareja), ambas cajas de dos vías con puerto bass-réflex trasero.

Las de suelo son la (relativamente) compacta MXT60 (400 euros pareja o 200 euros unidad) que es una caja de dos vías con doble radiador pasivo. Y la gran MXT70 (300 euros unidad o 600 la pareja) que monta cinco altavoces: tres activos (es una dos vías y media) y dos radiadores pasivos. El uso de radiadores pasivos en lugar de puerto bass-réflex en las columnas es decisión de Polk para evitar cajas que sobrecarguen de graves la sala donde vayan destinadas: por el mismo motivo, sus gamas superiores montan el puerto «Power Port» con un cono en la salida réflex que elimina turbulencias y permite disfrutar de graves potentes pero sin resonancias.

polk-monitor-xt-2-1

Tecnología

Todas las cajas incorporan altavoces y materiales que derivan de los avances en gamas superiores de Polk Audio. El altavoz de agudos es en todos un tweeter de cúpula textil de Terylene. No es el mismo tweeter que montan la serie Signature pero sí el mismo material y realizado por la propia Polk a medida con las necesidades de estas cajas (y sus limitaciones de precio). Y va montado en una placa con ligera bocina (horn en inglés) que mejora el guiado del sonido y el rendimiento.

Con los altavoces de medios pasa parecido, las nuevas Monitor XT usan conos de material bi-compuesto similar a las series superiores aunque el material usado no es tan sofisticado, ni los imanes tan potentes. Sorprende el uso de radiadores pasivos (más caro que un bass-réflex) pero está claro que Polk Audio busca un equilibrio razonable para mantenerse en esa relación de «buen sonido a precio razonable» que tantos años lleva siendo su bandera.

Polk Audio Monitor XT, altavoces asequibles para cine o música 4

Los filtros usan componentes sencillos pero las cajas se ajustan para tener una sensibilidad correcta y sobre todo impedancias amables con el amplificador que tendrá que moverlas. Son cajas económicas y muy probablemente se usarán con amplificadores también económicos: deben ser fáciles o el resultado no sería bueno a volumen alto. Otro detalle es que se han ajustado para sonar correctamente con las rejillas puestas: en cajas de más alta gama suele ser al contrario, porque se suelen «enseñar» los altavoces.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.