Motorola Moto G de 2015, lo hemos probado

El Motorola Moto G (2015) ha pasado por nuestra mesa de pruebas. El nuevo Moto G de 2015 se ha presentado en el mercado con la idea de suceder al exitoso Moto G de 2014, pero… ¿resulta suficiente esta renovación para convencer a los usuarios de que se pasen al Moto G de tercera generación? ¿Destaca el Moto G (2015) frente a sus alternativas por menos de 200 euros? Eso es precisamente lo que nos hemos propuesto descubrir, y en esta prueba a fondo del Moto G (2015) os vamos a contar nuestra experiencia de uso con este teléfono inteligente.

La versión del Moto G (2015) que hemos podido probar es la de 1 GigaByte de RAM y 8 GigaBytes de almacenamiento interno, que se puede comprar en estos momentos por un precio de 200 euros. Pero, tal y como ha confirmado Motorola, en las próximas semanas también será posible adquirir una versión más potente del Moto G de 2015 (2 GigaBytes de RAM y 16 GigaBytes de memoria interna) por un precio de 230 euros. En cualquier caso, comencemos con la prueba.

Análisis del Motorola Moto G (2015), en ví­deo

——————————————————————————————————————————————

Comparativa en ví­deo:

Moto G (2015) VS ZTE Blade V6 VS HTC Desire 626

——————————————————————————————————————————————

DISEÑO

——————————————————————————————————————————————

Motorola Moto G de 2015, lo hemos probado

Medidas de 142,1 x 72,4 x 11,6 milí­metros, con un peso establecido en los 155 gramos. Carcasa extraí­ble, disponible en diferentes colores. Parte frontal disponible en color blanco y en color negro. Dos altavoces en la parte frontal (uno para las llamadas y otro para la reproducción de archivos multimedia).

El Motorola Moto G (2015) llega con un diseño de plástico en el que las medidas están establecidas en los 14 centí­metros de alto, siete centí­metros de ancho, 155 gramos de peso y hasta 11,6 milí­metros de grosor en el punto más ancho. ¿Punto más ancho? Sí­, ya que el Moto G de 2015 trae un diseño ligeramente curvado que hace que el grosor del terminal varí­e a medida que miramos la carcasa desde diferentes puntos (en el punto más delgado, el grosor está establecido en los 6,1 milí­metros). La carcasa trasera, por cierto, es extraí­ble, y tiene un acabado rugoso del que hablaremos un poco más adelante.

Pero comencemos primero por la parte frontal. Si lo miramos de frente, el Moto G (2015) no presenta novedades especialmente llamativas respecto a su antecesor, y sigue manteniendo los dos altavoces (ojo, no son estéreo; hablaremos de ello más a fondo en el apartado multimedia) acompañados, en la parte superior, por la cámara frontal y los sensores. En este caso, al tener los botones del sistema operativo incorporados dentro de la pantalla, el Moto G de 2015 no incorpora ningún botón fí­sico debajo de la pantalla. Los marcos laterales que rodean a la pantalla, por su parte, tienen un grosor inferior al medio centí­metro.

Motorola Moto G de 2015, lo hemos probado

Es al darle la vuelta al Moto G (2015) cuando realmente descubrimos las novedades de esta generación del Moto G de Motorola. La parte trasera incorpora ahora una franja cromada que recorre verticalmente la carcasa, y en su interior alberga la cámara principal, el Flash Dual-LED y el logotipo de Motorola. En lo que se refiere a la carcasa en sí­, hablamos de una carcasa extraí­ble que presenta un acabado rugoso que a nosotros, particularmente, nos ha gustado. A través de este acabado rugoso, la carcasa trasera del Moto G (2015) no deja ningún rastro de las huellas, y su sujeción se hace especialmente cómoda incluso aunque tengamos las manos mojadas.

Si levantamos la carcasa trasera, nos encontraremos con la sorpresa de que la baterí­a del Moto G (2015) no es extraí­ble (algo que, por otra parte, cada vez va siendo más habitual en los teléfonos inteligentes en los que se puede extraer la carcasa). Al levantar la carcasa, a lo que obtenemos acceso es a la ranura para la microSIM y a la ranura para la microSD, ambas ubicadas en la parte superior izquierda del terminal. Es importante que verifiquemos que hemos cerrado correctamente la carcasa cada vez que realicemos este procedimiento (especialmente en la parte central, que es donde probablemente no estemos acostumbrados a encontrarnos con cierres en una carcasa), ya que es la única forma de garantizar la resistencia al agua de este móvil.

Motorola Moto G (2015), lo hemos probado

En lo que se refiere a los laterales, en el borde derecho del Moto G (2015) se encuentran el botón de encendido (con un acabado rugoso y un diseño que parece ser metálico) y el botón de volumen (con un acabado cromado). Motorola no ha querido arriesgarse al elegir la posición de estos botones fí­sicos, y ha apostado por una disposición convencional en los teléfonos inteligentes de estas dimensiones. Y como tal, desde nuestro punto de vista, la posición de los botones fí­sicos del Moto G (2015) es muy práctica para un uso con una sola mano.

Dejándonos de análisis tan profundos, y en pocas palabras, ¿qué nos ha parecido el diseño de este móvil? Desde el punto de vista estético, el Moto G (2015) no deja de ser un móvil de plástico, pero el uso de los materiales cromados acompañado del renovado diseño de la parte trasera hace que el nuevo Moto G luzca bastante bien en la mano (todo lo bien que se le puede pedir a un móvil de este rango de precio). Desde el punto de vista práctico, el Moto G (2015) es especialmente cómodo de sujetar, y en nuestras pruebas no hemos encontrado ningún problema respecto a la ergonomí­a de este terminal. El hecho de que las huellas no se queden marcadas en la carcasa, en un uso cotidiano, es todo un punto a favor de este diseño.

Motorola Moto G (2015), lo hemos probado

Por supuesto, no nos í­bamos a olvidar de mencionar que el Motorola Moto G (2015) es resistente al agua. Esta resistencia viene confirmada bajo el certificado de IPx7, y básicamente quiere decir que podemos sumergir este móvil hasta en un metro de profundidad durante un máximo de 30 minutos. En este sentido, poco podemos decir más allá de que hemos comprobado que el Moto G de 2015, efectivamente, es sumergible. Incluso, a través de los botones de volumen podemos tomar fotografí­as debajo del agua. Eso sí­, destacaremos que es importante que comprobemos que hemos cerrado todos los puntos de la carcasa antes de sumergir el Moto G (2015) en el agua, ya que la parte central (la que rodea a la franja vertical) es la que más riesgo conlleva en este sentido por la sencilla razón de que probablemente no estemos acostumbrados a móviles en los que también hay que apretar la carcasa en la parte central.

En lo que se refiere a la personalización, parece que la plataforma de Moto Maker no estará disponible en España para el Moto G (2015). En este sentido, los usuarios únicamente tienen la posibilidad de comprar carcasas adicionales de diferentes colores a través de Amazon.es, y cabe destacar que hablamos de un enorme abanico de colores que pasan por el azul, el azul Oxford, el frambuesa, el turquesa, el amarillo o el blanco, por mencionar algunos ejemplos. Estas carcasas, distribuidas bajo el nombre de “Motorola Shells“, tienen un precio de diez euros.

Así­ que, una vez conocido su diseño, pasemos al apartado de la pantalla.

PANTALLA

——————————————————————————————————————————————

Motorola Moto G (2015), lo hemos probado

Pantalla de cinco pulgadas con 1.280 x 720 pí­xeles de resolución, albergada en un panel IPS LCD. Densidad de pí­xeles en pantalla establecida en los 294 ppi. Proporción de la pantalla respecto al panel frontal del 67%.

Sin que sirva de precedente, al apartado de la pantalla no le vamos a dedicar mucho tiempo por la sencilla razón de que el Moto G (2015) incorpora una pantalla que, en todos los sentidos, viene a representar a lo que vendrí­a a ser una pantalla estándar en un móvil de gama media. Es decir: cinco pulgadas, resolución HD (1.280 x 720 pí­xeles), panel IPS LCD… lo realmente interesante es saber cómo se desenvuelve esta pantalla en un uso real. Y sobre eso, después de nuestra prueba, podemos decir que nuestras impresiones coinciden con lo que cualquier usuario se podrí­a esperar de una pantalla de este tipo.

En el momento en el que utilizamos el Moto G (2015) por primera vez, lo primero que puede llegar a llamar nuestra atención son los reflejos del panel frontal. Aunque no son excesivos, sí­ se llegan a apreciar en el momento en el que giramos ligeramente la pantalla teniendo alguna fuente de iluminación (una ventana, una lámpara, etcétera) cerca del móvil. Pero hemos de destacar que estos reflejos no son un problema en un usdo cotidiano, ya que el brillo máximo de la pantalla del Moto G de 2015 es suficiente para contrarrestar los efectos que pueda generar la luz que incide sobre el panel frontal. Tanto en interiores como en exteriores, la pantalla se visualiza sin problemas. Eso sí­, que sea suficiente no quiere decir que sea especialmente alto, ya que el brillo máximo de la pantalla de este móvil es incluso inferior al que ofrecen otros móviles de gama media de la competencia.

Puestos de lleno a utilizar la pantalla, lo siguiente que apreciaremos son los amplios ángulos de visión de la pantalla del Moto G (2015). Lo miremos desde la izquierda, o lo miremos desde la derecha, la imagen se muestra manteniendo dignamente sus colores y su iluminación, y no hemos apreciado ni rastro de los colores azulados o amarillentos que aparecen al mirar desde un lado las pantallas de algunos móviles de gama media.

En la parte de la calidad de la imagen, poco podemos decir más allá de lo que ya nos adelanta el dato de que se trata de una pantalla con resolución HD (1.280 x 720 pí­xeles). Los ví­deos se reproducen con una calidad bastante lograda, mostrando unos contrastes y unos colores bastante fieles a la realidad, sin saturar en exceso la imagen. Tampoco hemos apreciado fugas de luz, cosa que resulta destacable en una pantalla de estas caracterí­sticas. Eso sí­, el problema más notable de esta pantalla reside en los tonos blancos; resulta que la pantalla del Moto G (2015) muestra el blanco con una tonalidad excesivamente amarilla, cosa que se aprecia especialmente si lo comparamos con otros móviles de la misma gama. Esta tonalidad amarillenta aparece en cualquier nivel de brillo, y aunque no lo notaremos a no ser que comparemos la pantalla con otro móvil, se trata de un aspecto que creemos que debe ser destacado a la hora de hablar de la pantalla de este terminal.

CíMARA Y MULTIMEDIA

——————————————————————————————————————————————

Motorola Moto G de 2015, lo hemos probado

Cámara principal de 13 megapí­xeles, con Flash Dual-LED. Sensor Sony IMX214 Exmor RS. Resolución máxima en las fotografí­as de 4.128 x 3.096 pí­xeles, resolución máxima en los ví­deos Full HD (30 fotogramas por segundo).

La cámara principal del Moto G de 2015 es de 13 megapí­xeles, e incorpora en su interior un sensor de Sony, concretamente un IMX214 Exmor RS. Este sensor tiene una apertura de f/2.0, y la cámara está acompañada en su parte inferior por un Flash Dual-LED. La resolución máxima que alcanzan las fotografí­as que podemos tomar mediante esta cámara es de 4.128 x 3.096 pí­xeles, mientras que a la hora de grabar ví­deo obtenemos una resolución máxima de 1.920 x 1.080 pí­xeles (Full HD, a 30 fotogramas por segundo, y también admite grabación a cámara lenta (sin sonido, por cierto) a 720 pí­xeles). En la teorí­a, hablamos de una cámara estándar en la gama media de este año 2015.

Pero, en la práctica, el asunto es diferente. Y no para mal, ya que hemos terminado convencidos de que la del Moto G (2015) es una de las mejores cámaras de gama media que podemos encontrar en este rango de precio. Es rápida, es sencilla de utilizar y ofrece una calidad de imagen que no acepta crí­ticas especialmente ácidas; en resumen, la cámara que cualquier usuario medio desearí­a tener en su teléfono inteligente.

Si echamos un vistazo a las fotografí­as que hemos tomado con el Moto G de 2015, veremos que en exteriores la cámara de este nuevo Moto G no tiene problema alguno en inmortalizar escenas con nitidez suficiente como para visualizar incluso esas mismas imágenes en pantallas más grandes. Y destacamos este punto porque, de cara a utilizar el móvil para inmortalizar viajes o eventos importantes, es importante que la cámara de un móvil ofrezca fotografí­as que mantengan su calidad al ser proyectadas en pantallas más grandes. Al fin y al cabo, 4.128 x 3.096 pí­xeles -acompañados de la buena nitidez que es capaz de captar el sensor de esta cámara- son una cifra suficiente para que las fotografí­as tengan el tamaño necesario para ser visualizadas en pantallas más grandes.

Pero, ¿y qué hay de la calidad de imagen? La cámara del Moto G (2015) interpreta los colores de una forma bastante fiel a la realidad, a través del modo automático es capaz de encontrar el nivel de exposición más óptimo en cada escena, sin que tengamos que andar cambiando el punto de enfoque manualmente. Hemos probado a realizar fotografí­as con buena iluminación, fotografí­as a contra-luz, fotografí­as de noche, fotografí­as en interiores con luz artificial… en todos los casos, los resultados han sido más que satisfactorios en lo que a iluminación se refiere. Si tuviéramos que destacar algún defecto, dirí­amos que en algunos casos hemos apreciado algún rastro de tonos pastel en las fotografí­as.

La calidad de imagen de la cámara del Moto G de 2015 nos ha parecido más que apropiada para un móvil de estas caracterí­sticas, y para que lo podáis comprobar por vosotros mismos, a continuación os dejamos con algunas de las instantáneas que pudimos realizar con este móvil.

Cámara del Motorola Moto G (2015) Cámara del Motorola Moto G de 2015

Cámara del Motorola Moto G de 2015 Cámara del Motorola Moto G de 2015

Cámara del Motorola Moto G de 2015 Cámara del Motorola Moto G de 2015

ENLACE A LA GALERíA COMPLETA (18 fotografí­as)

Respecto a la aplicación que nos permite tomar fotografí­as y ví­deos con este móvil, tenemos que decir que la aplicación de Cámara del Moto G (2015) es de las más simples del mercado si así­ lo queremos. ¿”Si así­ lo queremos”? A lo que nos referimos es que, si no queremos complicarnos a la hora de utilizar la cámara, lo único que tendremos que hacer para tomar una fotografí­a es pulsar sobre cualquier parte de la pantalla (no hay ni botón de disparo). En cambio, si buscamos tener algo más de control en la imagen, podemos activar una opción que nos permite cambiar manualmente el enfoque y ajustar la exposición (el hecho de que haya que activar manualmente estas dos opciones ya nos revela el tipo de usuarios a los que está orientada la aplicación); más allá de eso, poca personalización ofrece esta aplicación.

Motorola Moto G de 2015, lo hemos probado

Y, antes de abandonar el apartado multimedia, también queremos hacer una mención a los altavoces del Moto G de 2015. Lo primero que debemos saber respecto a esta caracterí­stica es que el Moto G (2015) no incorpora altavoces estéreo; el altavoz de arriba es el que utilizaremos para las llamadas, y el único que emite sonido a la hora de reproducir música o ví­deos es el altavoz de la parte inferior. Eso sí­, no se trata de una ausencia que vayamos a notar en un uso cotidiano, ya que la potencia de los altavoces de este móvil no se queda corta.

POTENCIA Y MEMORIA

——————————————————————————————————————————————

Motorola Moto G de 2015, lo hemos probado

Procesador Qualcomm Snapdragon 410 de cuatro núcleos (Cortex-A53), con una velocidad de reloj de 1.4 GHz. Procesador gráfico Adreno 306. 1 GigaByte de RAM (también disponible en una versión de 2 GigaBytes). 8 GigaBytes de memoria interna (también disponible en una versión de 16 GigaBytes), ampliable mediante microSD de hasta 32 GigaBytes.

Mucho se ha hablado acerca de la decisión que Motorola ha tomado al incorporar en su nuevo Moto G (2015) un procesador Snapdragon 410, que resulta ser el mismo modelo de procesador que el que podemos encontrar en el Motorola Moto E (2015) (con la diferencia de que, en el caso del nuevo Moto E, la velocidad de reloj del procesador es ligeramente inferior). Pero no vamos a entrar en ese debate en esta prueba, y nos vamos a centrar en analizar si el rendimiento del Moto G de 2015 está a la altura de la gama media de este año. Para ponernos en situación, solamente recordaremos que este móvil se alimenta de un procesador Snapdragon 410 de cuatro núcleos, una Adreno 306 y 1 GigaByte de RAM.

Comenzando por el rendimiento en la interfaz, diremos que el Moto G (2015) se mueve de una forma bastante óptima en la interfaz. El hecho de que incorpore la versión pura del sistema operativo Android imaginamos que es decisivo en este aspecto, y en nuestras pruebas hemos podido comprobar que, a pesar de la humilde capacidad de su memoria RAM, el Moto G de 2015 no tiene dificultades en permitirnos movernos por la interfaz de forma fluida. Las aplicaciones abiertas en segundo plano se despliegan bastante rápido, y a excepción de los juegos de más alta gama, no hemos apreciado que el rendimiento del móvil se vea afectado por las apps que tengamos abiertas en segundo plano. Tampoco hemos sufrido cierres inesperados o cuelgues en ninguna aplicación, cosa que hoy en dí­a ya deberí­amos dar por hecho en un móvil de gama media.

Hablando de juegos, el Moto G de 2015 es capaz de mover sin problemas tí­tulos como Asphalt 8 o Real Racing 3, aunque no deberí­a sorprendernos que lo haga con el nivel mí­nimo de gráficos (por ejemplo, en el juego Real Racing 3 podemos apreciar que no se muestra ninguna imagen en los retrovisores del coche, lo que quiere decir que el móvil no es capaz de mover con fluidez ese nivel de gráficos). Por lo demás, no deberí­amos tener problemas en ejecutar los juegos de moda.

En lo que se refiere a la capacidad de almacenamiento, 8 GigaBytes son pocos se mire como se mire. Si tenemos en cuenta que el espacio que queda disponible a nuestra disposición al encender el móvil por primera vez es de 4,52 GigaBytes, la versión con menor espacio de memoria interna del Moto G de 2015 es insuficiente hoy en dí­a. Por mucho que la memoria interna sea ampliable mediante una tarjeta externa microSD (el traspaso de aplicaciones a la tarjeta es muy sencillo, todo hay que decirlo), ya es hora de que los fabricantes desechen estas versiones tan reducidas para dar paso, como mí­nimo, a los 16 GigaBytes. A poco que instalemos un par de juegos y realicemos algunas fotografí­as, nos habremos quedado sin memoria interna para lo que le queda de vida útil al móvil.

SISTEMA OPERATIVO Y APLICACIONES

——————————————————————————————————————————————

Motorola Moto G de 2015, lo hemos probado

Android 5.1.1 Lollipop, con la versión pura de Android. Aplicaciones instaladas de serie de Google, junto con la aplicación Moto de Motorola.

En el apartado de la interfaz no nos vamos a extender más allá de mencionar que el Moto G de 2015 viene de serie con la versión más reciente de Android 5.1.1 Lollipop del sistema operativo Android, y su capa de personalización es una de las más puras (es decir, no tiene personalizaciones del fabricante) que podemos encontrar en los móviles con este sistema operativo. Los botones del sistema operativo están integrados en la parte inferior de la pantalla, y se trata de teclas virtuales que corresponden a las opciones de Retroceso, Inicio y Menú.

Además de las aplicaciones de Google (Chrome, Drive, Fotos, Gmail, Maps, etcétera), una de las aplicaciones más llamativas de las que trae instaladas de serie el Moto G (2015) es la de Moto. Esta aplicación, desarrollada por Motorola, nos permite personalizar ajustes relacionados con el funcionamiento de este móvil, y en este enlace os explicamos a fondo cómo funciona.

BATERíA Y AUTONOMíA

——————————————————————————————————————————————

Motorola Moto G de 2015, lo hemos probado

Baterí­a de 2.470 mAh de capacidad. No es extraí­ble.

La baterí­a que incorpora el Motorola Moto G de 2015 es de 2.470 mAh, y no es extraí­ble. Para no extendernos tampoco en exceso en este apartado, diremos que hemos terminado muy satisfechos con la autonomí­a de este móvil, y haciendo un uso no precisamente limitado (el brillo de la pantalla al máximo, muchas horas de reproducción de ví­deo, WiFi activado, etcétera) podemos confirmar que las cinco horas de pantalla se superan con mucha facilidad en el Moto G (2015). Para un uso cotidiano, un usuario convencional no deberí­a tener problemas en superar la jornada y media de encendido antes de pasar de nuevo por el cargador.

PRECIO, DISPONIBILIDAD Y CONCLUSIONES

——————————————————————————————————————————————

Motorola Moto G de 2015, lo hemos probado

El Motorola Moto G (2015) ya está disponible en España por un precio de 200 euros para la versión de 1 GigaByte de RAM y 8 GigaBytes de almacenamiento interno. En las próximas semanas también estará disponible la versión de 2 GigaBytes de RAM y 16 GigaBytes de almacenamiento interno, en cuyo caso el precio de salida rondará los 230 euros.

Motorola lo ha vuelto a hacer, con la diferencia de que este año se ha encontrado con un catálogo de gama media repleto de competidores que ofrecen alternativas muy a la altura del Moto G de 2015. Puede que el Moto G (2015) no tenga la pantalla con los colores más equilibrados o el diseño más atractivo del mercado, pero su resistencia al agua, su cámara principal, su fluidez y su autonomí­a lo convierten en un competidor que puede luchar en primera fila de la gama media de este año 2015. Eso sí­, los 8 GigaBytes de memoria interna son imperdonables a estas alturas.

Si estamos en la búsqueda de un teléfono inteligente equilibrado, sin dar preferencia a ningún apartado en concreto, el Moto G de 2015 es la alternativa que probablemente mejor se adapta a nuestras necesidades. Pero también tenemos alternativas que, rondando precios similares, destacan en caracterí­sticas concretas; véase el diseño, en el ZTE Blade V6 (cuyo presentación y toma de contacto en ví­deo os animamos a ver) o en el Alcatel OneTouch Idol 3 de 4,7 pulgadas (también hemos podido probarlo a fondo) o la potencia, en el Honor 4X o en el BQ Aquaris M5. Por no hablar de los móviles chinos compactos, potentes y asequibles, que también están arrasando en la gama media.

Ficha técnica del Motorola Moto G (2015)

Marca Motorola
Modelo Moto G (2015)

 

Pantalla

Tamaño 5 pulgadas
Resolución HD de 1.280 x 720 pí­xeles
Densidad 294 ppp
Tecnologí­a IPS LCD
Protección

 

Diseño

Dimensiones 142,1 x 72,4 x 11,6 milí­metros en el punto más grueso de la curvatura
Peso 155 gramos
Colores Blanco / Negro
Carcasas intercambiables “Motorola Shells”: Negro, azul marino, cabernet, amarillo dorado, lima, cereza, azul, turquesa, frambuesa, tiza
Carcasas intercambiables “Motorola Flip Shells”: Turquesa con azul verdoso oscuro, azul con azul marino, frambuesa con cabernet, carmesí­ con cereza, regaliz con carbón
Resistencia al agua Sí­, protección IPx7 (resistente al agua, hasta un metro de profundidad durante 30 minutos)

 

Cámara

Resolución 13 megapí­xeles
Flash Flash Dual-LED
Ví­deo Full HD de 1.080p / Cámara lenta, a 720 pí­xeles
Funciones Autoenfoque
Control de exposición
Apertura f/2.0
Cámara delantera 5 megapí­xeles

 

Multimedia

Formatos MP4/H.264/H.263/MP3/WAV/WMA/eAAC+
Radio
Sonido Auriculares y altavoces estéreo
Funciones

 

Software

Sistema Operativo Android 5.1.1 Lollipop
Aplicaciones extra Aplicaciones de Google (Gmail, Hangouts, Chrome, etcétera)
Aplicación de Moto

 

Potencia

Procesador CPU Qualcomm Snapdragon 410 de cuatro núcleos (Cortex-A53) @ 1.4 GHz
Procesador gráfico (GPU) Adreno 306
Memoria RAM 1 GigaByte / 2 GigaBytes

 

Memoria

Memoria interna 8 GigaBytes / 16 GigaBytes
Ampliación Sí­, a través de tarjetas MicroSD de hasta 32 GB

 

Conexiones

Red Móvil 4G LTE (hasta 150 Mbps de bajada y 50 Mbps de subida)
3G
2G
WiFi WiFi 802.11 b/g/n
Localización GPS
Bluetooth Bluetooth 4.0 LE
DLNA
NFC No
Conector MicroUSB 2.0
Audio Minijack de 3.5 milí­metros
Bandas LTE (2, 4, 5, 7, 12, 17)
UMTS/HSPA+ (850, 1700/AWS, 1900, 2100 MHz)
GSM/GPRS/EDGE (850, 900, 1800, 1900 MHz)
Otros Permite crear zonas WiFi

 

Autonomí­a

Extraí­ble
Capacidad 2.470 mAh
Duración en reposo
Duración en uso Uso mixto de hasta 24 horas

 

+ info

Fecha de lanzamiento Disponible
Web del fabricante Motorola

 

Precio: 200 euros

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...