Mi experiencia con el móvil Xiaomi Redmi Note 13 tras tres semanas de uso 1

Comprar un móvil barato cada vez tiene más ventajas, ya que poco a poco les van llegando mejoras notables de sus hermanos mayores de gama alta, y se nota no sólo en aspectos como el rendimiento, sino también a la hora de hacer fotografías e incluso al probar ciertos juegos exigentes. Todo esto es lo que he intentado comprobar de primera mano en mi experiencia con el móvil Xiaomi Redmi Note 13 tras tres semanas de uso, y en algunos apartados puedo adelantar que este móvil no tiene mucho que envidiar a otros modelos que pueden costar entre 200 y 300 euros más. En este tiempo lo he estado utilizando como móvil personal para todo: mensajes de WhatsApp, uso de redes sociales y plataformas como YouTube, gestiones bancarias y un largo etcétera.

Ficha técnica del Xiaomi Redmi Note 13

Xiaomi Redmi Note 13
PantallaPantalla AMOLED de 6,67 pulgadas
Resolución: 2.400 x 1.080 píxeles
Tasa de refresco: Hasta 120 Hz
Brillo máximo: 1.800 nits
Gama de colores DCI-P3: 100%
Sistema de protección Corning Gorilla Glass 3
Certificación de luz azul reducida
Certificadión de compatibilidad con ritmos circadianos
Certificación de tecnología sin parpadeos
Modo de lectura
ProcesadorSnapdragon 685 de 6 nanómetros
GPU: Adreno 610
Cámara traseraSensor principal de 108 MP con apertura focal f/1,75
Sensor secundario ultra gran angular de 8 MP con apertura focal f/2,2
Sensor terciario macro de 2 MP
Grabación de vídeo: 720p o 1080p a 30 fps
Cámara frontalSensor de 16 MP con apertura focal f/2,4
Grabación de vídeo: 720p o 1080p a 30 fps
Memoria RAM y almacenamientoMemoria RAM: 6 u 8 GB
Almacenamiento: 128 GB o 256 GB (ampliable hasta 1 TB)
BateríaBatería de 5.000 mAh
Cargador rápido de 33 W
ConectividadWi-Fi 5
Tecnología 4G
Bluetooth 5.1
Puerto USB-C
Puerto jack para auriculares de 3,5 mm
NFC para pagos móviles
GPS, GLONASS, BDS, Galileo
AudioDos altavoces
Compatibilidad con Dolby Atmos
Funciones destacadasSensor de huellas dactilares en pantalla
Desbloqueo facial
Resistencia al agua y al polvo IP54
Sensores de proximidad, luz ambiental, acelerómetro, brújula electrónica, emisor de infrarrojos y giroscopio
Sistema operativoAndroid 13 bajo la capa de personalización MIUI 14
Dimensiones y pesoDimensiones: 162,24 x 75,55 x 7,97 mm
Peso: 188,5 gramos
Fecha de lanzamientoDisponible
Precio200 euros (versiones de 6 GB +128 GB y 8 GB +128 GB)
250 euros (versión de 8 GB + 256 GB)

Colores atractivos y diseño muy agradecido

Las primeras impresiones que deja el Xiaomi Redmi Note 13 al sacarlo de la caja son bastante positivas, al menos en el modelo color azul hielo que sirvió para realizar este análisis. El color resulta bastante llamativo y se agradece que los fabricantes hagan esfuerzos para que sus móviles más accesibles tengan cierto atractivo (también se pueden comprar en color negro medianoche -más clásico- o en un resultón verde menta). Lamentablemente este flechazo a primera vista se diluye bastante rápido, ya que la carcasa, por muy reflectante y bonita que resulte, se llena de huellas a los pocos segundos de manipular el móvil, algo que también nos pasará con la pantalla.

Mi experiencia con el móvil Xiaomi Redmi Note 13 tras tres semanas de uso 2

Este Redmi Note 13 incluye en la caja una funda de silicona de color negro, una ventaja no sólo porque es bastante resistente, sino porque evitamos ese amarilleo constante que se produce en las fundas transparentes que suelen acompañar a la gran mayoría de móviles. Lo malo de la funda es que hace que el color azul del dispositivo sea totalmente invisible.

Mi experiencia con el móvil Xiaomi Redmi Note 13 tras tres semanas de uso 3
Adiós, azul hielo; hola, funda protectora negra

En cuanto a su ergonomía, el Redmi Note 13 presenta un diseño con curvas en sus esquinas que lo hace bastante fácil de agarrar y manejar. El módulo de cámaras sobresale bastante (lo que implica tener un extra de cuidado al posarlo sobre cualquier superficie) y la disposición de los botones laterales es la adecuada, quedando al alcance del pulgar en casi cualquier circunstancia. En la parte superior del móvil encontramos un puerto para auriculares de 3,5 mm, un recurso que cada vez es menos frecuente en móviles más caros y que nunca está de más, mientras que en el extremo inferior está la ranura para las tarjetas SIM.

Cámara: Mucho más que rascar que los 108 MP

Dar por hecho que quien busca un móvil económico no quiere también una cámara decente es un gran error, algo que poco a poco van corrigiendo los fabricantes añadiendo mejoras que empiezan a ser notables. La cámara del Redmi Note 13 de Xiaomi busca llamar la atención por ofrecer una resolución de 108 MP en su sensor principal, y aunque este modo (que no está activado por defecto al hacer las fotos) puede ser interesante en según qué escenarios, su cámara tiene otros motivos para destacar.

Aunque el móvil es de Xiaomi, el sensor principal de su cámara es de Samsung y lo utilizan también otros fabricantes, y me ha dejado un buen sabor de boca especialmente en las fotografías tomadas de día y en exteriores. Cuando la luz del sol cae o estamos en plena noche la eficacia de la cámara decae notablemente, pero es un buen aliado para capturar momentos distendidos con la familia o los amigos sin que se le vean demasiado las costuras. En interiores, como se aprecia en la fotografía del perro durmiendo, el resultado parece menos natural e incluso da la impresión de que las texturas de la manta y del pelaje del animal están dibujadas.

El modo de 108 MP del Redmi Note 13 es bastante llamativo si lo que se busca es hacer fotografías en alta resolución para imprimirlas en gran formato o si quieres comprobar con ampliaciones hasta qué punto llega su capacidad de detalle. Si se va a utilizar para visualizar fotos en la pantalla del móvil o para redes sociales, seguramente no sea la mejor idea.

En cuanto al zoom, la cámara permite hacer fotografías con tres, cinco y 10 aumentos, aunque la representación de los colores del cielo y la definición no son los ideales, salvándose únicamente el de tres aumentos y dejando clara la distancia con las cámaras de los modelos más avanzados de Xiaomi. Más allá del sensor principal, también tenemos un ultra gran angular de ocho megapíxeles, que se queda algo escaso y al que se le pueden ver las costuras a medida que se amplía la imagen, y un macro de dos megapíxeles para hacer fotografías en detalle que resulta prácticamente residual y debería empezar a pasar a mejor vida en años venideros.

Mi experiencia con el móvil Xiaomi Redmi Note 13 tras tres semanas de uso 19
Zoom sensor principal Xiaomi Redmi Note 13
Mi experiencia con el móvil Xiaomi Redmi Note 13 tras tres semanas de uso 20
Gran angular

Otros modos interesantes que merece la pena destacar en esta cámara son el modo Retrato, bastante aprovechable también fuera de casa, o el modo Noche, que ayuda a mejorar ligeramente las fotografías nocturnas dándole un punto extra de contraste que puede ser de utilidad en ciertos momentos. La grabación de vídeo puede ser en 720p o 1080p, en ambos casos a 30 fps.

La cámara frontal del Redmi Note 13 de Xiaomi ofrece una resolución de 16 MP, suficiente para que un usuario que no se dedica profesionalmente a las redes sociales se tome selfis para publicarlos y para mantener videollamadas con buena calidad, manteniendo las mismas prestaciones en vídeo que en la cámara principal (720p o 1080p a 30 fps).

Pantalla AMOLED con un gran nivel de brillo

Aunque la cámara acapara mucho protagonismo, el principal punto fuerte de este móvil para mí está en la pantalla. Xiaomi ha equipado su Redmi Note 13 con una pantalla AMOLED capaz de alcanzar los 1.800 nits de brillo máximo. Esto implica que la visualización de los elementos en pantalla será perfecta incluso en las condiciones de mayor iluminación posible en exteriores, y supera incluso a algunos móviles bastante más caros. Eso sí, todo tiene una cara b, y en este caso debemos decir que el brillo en habitaciones totalmente a oscuras puede resultar algo agresivo e incómodo para ti (y si duermes acompañado, para tu acompañante también).

Otro punto a favor de la pantalla que comprobé de primera mano está relacionado con la resistencia. En las especificaciones del móvil vemos que la pantalla cuenta con tecnología Corning Gorilla Glass 3, y durante el periodo de prueba el Redmi Note 13 se me cayó accidentalmente alguna que otra vez de la mesilla de noche sin haber sufrido ningún tipo de daño.

Mi experiencia con el móvil Xiaomi Redmi Note 13 tras tres semanas de uso 25

En cuanto a la tasa de refresco, debo advertir que el valor de 120 Hz que puede alcanzar este móvil no está activado por defecto. Al utilizar el móvil la tasa configurada de inicio se queda en 60 Hz, por lo que si queremos ese extra de fluidez para poder disfrutar de videojuegos o simplemente para navegar con mayor comodidad por páginas web y apps, tendremos que acudir a los menús de configuración de MIUI.

Sonido, uno de los puntos a mejorar para el futuro

Como no todo es la imagen, también hay que poner el foco en el sonido, un campo en el que el Xiaomi Redmi Note 13 se queda algo por detrás en comparación con el mimo dedicado a la pantalla este año. Tenemos un sistema de altavoces estéreo compatibles con Dolby Atmos, lo que sobre el papel aporta un plus de calidad. No obstante, si buscamos sus límites subiendo el volumen al máximo podemos empezar a percibir que el sonido se escucha bastante enlatado y con petardeo, por lo que es mucho más recomendable utilizarlo con unos niveles normales y no recurrir al móvil como altavoz para amenizar fiestas.

Procesador Snapdragon fiable

El procesador del Xiaomi Redmi Note 13 es un Snapdragon 685, un chip que también está presente en modelos de precios similares de otros fabricantes. Con este procesador no vas a tener problemas para realizar varias tareas al mismo tiempo, así que podrás navegar e intercalar visitas a redes sociales u otras apps sin sufrir problemas. Además, la memoria RAM de ocho gigabytes también ayuda a que todo vaya fluido y te puedas despreocupar de que el móvil se te quede trabado.

Mi experiencia con el móvil Xiaomi Redmi Note 13 tras tres semanas de uso 26

Para ponerlo más a prueba instalé uno de los juegos más exigentes para móviles que hay en la actualidad, ‘Genshin impact’, dando por hecho que no lo resistiría en absoluto. Para mi sorpresa, aunque en la pantalla de carga se vieran señales de ralentización, pude jugar un buen rato sin experimentar ningún tipo de problema. Eso sí, lo hice con una configuración gráfica ajustada, ya que no estamos hablando de un móvil específicamente dirigido al público ‘gamer’. En cualquier caso, la sensación fue bastante positiva, y puede resistir juegos casuales (que son los que más instalamos en realidad) sin ningún problema.

Sistema operativo: MIUI se resiste a decir adiós

Es hora de hacer caso al elefante en la habitación. Cuando tenemos entre las manos un móvil de Xiaomi, tenemos que enfrentarnos al sistema operativo MIUI (o HyperOS en los modelos de alta gama y más recientes). Esta es una de las capas de personalización de Android más particulares que puede haber, y desata tantas filias como fobias. En este modelo concreto MIUI 14 funciona con Android 13.  

De entrada, agradezco que la cantidad de apps preinstaladas que incluye Xiaomi en sus móviles haya bajado notablemente, aunque los mayores dolores de cabeza me los generan las apps propias del fabricante chino, en especial Temas. Esta aplicación muestra bastantes notificaciones en el día a día, e incluso cuando piensas que ya lo has configurado todo para que no moleste vuelve a la carga. Es cierto que estos problemas ya no son tan frecuentes, pero sigue siendo una característica algo molesta.

Si con este Redmi Note 13 te estás estrenando con un móvil Xiaomi puede que te llamen la atención algunos detalles, como el hecho de que para desplegar el centro de notificaciones tengas que hacerlo en una mitad concreta del lado superior. Por fortuna, se puede modificar la configuración con un poco de paciencia para adaptarlo a tus gustos personales, pero serán inevitables dos o tres días para que te habitúes a este ecosistema.

En cuanto a la seguridad, tenemos varios dispositivos más allá del PIN y el patrón, ya que el Redmi Note 13 cuenta con otros sistemas de biometría, como un sensor de huellas bajo la pantalla o la opción de realizar el desbloqueo facial. Es una buena noticia que esta mayor capacidad de decisión esté disponible en móviles del entorno de los 200 euros.

Una batería para más de un día sin complicaciones

Otro de los deseos de todo usuario que se compra un móvil nuevo es que la batería dure mucho y no haya que estar permanentemente pendiente de conectarlo a la corriente o al portátil para conseguir un punto extra de autonomía. Con el Redmi Note 13 tendrás una batería de 5.000 mAh que hará que puedas salir de casa sin temores a que a mitad de la jornada laboral o académica te quedes sin móvil o debas conectarlo sí o sí.

De hecho, si eres un usuario que no tiene una dependencia excesiva del móvil ni le da un uso intensivo a redes sociales o YouTube, podrás comprobar que puedes completar incluso dos días sin necesidad de cargarlo. También hay que indicar que si no optas por la tasa de refresco de 120 Hz y mantienes los 60 por defecto, esto también ayudará a que dure más.

En cualquier caso, el Xiaomi Redmi Note 13 incluye un cargador en la caja de 33 vatios, algo que antes era la norma y que por desgracia algunos fabricantes están escamoteando. Aunque con este cargador se promete que en una hora estará el móvil totalmente cargado, la realidad es que es probable que necesites un poco más (en torno a hora y media). Donde sí es eficiente este cargador es a la hora de aportar un extra de batería en cortos espacios de tiempo, por lo que en caso de necesidad, con 20 minutos podrás conseguir un valor que se acerca el 50%.

¿Es un atraso comprar un móvil con 4G?

Puede parecer que comprar un móvil con tecnología 4G en 2024 es quedarse anclado en el pasado. Este factor es uno de los que sin duda contribuye al abaratamiento de este Redmi Note 13, pero eso no implica que en la experiencia de uso diaria tenga un impacto dramático. De hecho hay muchas ciudades en las que las redes 5G todavía no están totalmente extendidas, por lo que ese punto de velocidad que perdemos en la conexión de Internet con datos puede ser un factor secundario para una gran mayoría de personas.

Mi experiencia con el móvil Xiaomi Redmi Note 13 tras tres semanas de uso 27

Por otro lado, tenemos WiFi 5 y Bluetooth 5.1, que tampoco son los estándares más recientes hoy día. Estos detalles, no obstante, pueden ser más decisivos para profesionales que para usuarios comunes.

Precio y opiniones

Llega la hora de recapitular, y hablar del precio y opiniones que nos han generado el Xiaomi Redmi Note 13 durante casi un mes. Por un precio de 200 euros (250 si optas por el modelo de 8 GB de memoria RAM con 256 GB de almacenamiento interno) puedes hacer con un móvil que te resolverá el día a día con mucha holgura, sin sufrir en exceso al moverte entre apps y ofreciéndote unas prestaciones de pantalla muy altas, además de otros detalles como el desbloqueo por huella bajo pantalla o una batería muy solvente. Sin ser un tope de gama, la cámara también es más que decente para los usos habituales de una gran mayoría del público, por mucho que el gran angular y el sensor macro sean prescindibles. Si estás habituado a MIUI y sus particularidades, este móvil puede ser muy recomendable para renovar tu modelo antiguo o para regalárselo a un familiar sin que suponga una inversión desmesurada.

Otros artículos sobre Xiaomi

Nuevos relojes y pulsera de Xiaomi: Smart Band 8 Pro, Watch S3 y Watch 2

Xiaomi 14 Ultra: así es el móvil con la mejor cámara de Xiaomi

¿Merece la pena comprar a estas alturas el Xiaomi Redmi 13C o debo esperar?

¿Me compro el Xiaomi Redmi Note 13 o el Redmi Note 12 Pro? Pros y contras de cada uno

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.