Fotos tomadas con el Poco F4 GT, ¿tiene buena cámara?

Análisis del Poco F4 GT.

El Poco 4 GT se ha presentado como el sucesor natural del Poco F3, siendo este último uno de los modelos más vendidos del fabricante a lo largo de 2021. Más allá de las novedades que el teléfono presenta respecto a la tercera iteración, el apartado fotográfico ha sufrido algunos cambios que se traducen en una mejora de la resolución de la cámara principal y un cambio de lente y sensor en la cámara macro. Pero, ¿tiene la nueva versión buena cámara en comparación con su modelo antecesor? Hemos analizado las fotos tomadas con el Poco F4 GT para dar respuesta a esta pregunta.

Las fotos extraídas del dispositivo han sido realizadas con la aplicación nativa de cámara, por lo que los resultados podrían diferir de aplicaciones como GCam o Camera FV-5. Desde tuexperto.com nos limitamos a recopilar los resultados sin aplicaciones modificadas o de edición de imágenes.

Ficha técnica

Poco F3Poco F4 GT
PantallaPanel AMOLED de 6,67 pulgadas con resolución Full HD+, 120 Hz de frecuencia, respuesta táctil de 360 Hz, protección Corning Gorilla Glass Victus, 800 nits de brillo y certificación HDR10+ y DCI-P3Panel AMOLED de 6,67 pulgadas con resolución Full HD+, 120 Hz de frecuencia, respuesta táctil de 480 Hz, protección Corning Gorilla Glass Victus, 800 nits de brillo y certificación HDR10+ y DCI-P3
Cámara principal– Sensor principal Sony IMX582 de 48 megapíxeles y apertura focal f/1.8
– Sensor secundario con lente gran angular de 8 megapíxeles y apertura focal f/2.2 
– Sensor terciario con lente telemacro de 5 megapíxeles y apertura focal f/2.4
– Sensor principal Sony IMX686 de 64 megapíxeles y apertura focal f/1.9
– Sensor secundario con lente gran angular de 8 megapíxeles y apertura focal f/2.2 
– Sensor terciario con lente macro de 2 megapíxeles y apertura focal f/2.4
Cámara para selfiesSensor principal Sony IMX596 de 20 megapíxeles y apertura focal f/2.45Sensor principal Sony IMX596 de 20 megapíxeles y apertura focal f/2.45
Memoria interna128 y 256 GB bajo el estándar UFS 3.1128 y 256 GB bajo el estándar UFS 3.1
AmpliaciónNo disponibleNo disponible
Procesador y memoria RAMQualcomm Snapdragon 870
6 y 8 GB de RAM
Qualcomm Snapdragon 8 Gen 1
8 y 12 GB de RAM
Baterí­a4.520 mAh con carga rápida de 33 W (cargador incluido en la caja)4.700 mAh con carga rápida de 120 W (cargador incluido en la caja)
Sistema operativoAndroid 11 con MIUI 12 bajo el launcher de PocoAndroid 12 con MIUI 12.5 bajo el launcher de Poco
Conexiones5G SA y NSA, 4G LTE, WiFi de doble banda y WiFi 6, Bluetooth 5.1, GPS Dual, USB tipo C, NFC para pagos móviles…5G SA y NSA, 4G LTE, WiFi de doble banda y WiFi 6, Bluetooth 5.2, GPS Dual, USB tipo C, NFC para pagos móviles…
SIMDual nano SIMDual nano SIM
DiseñoAcabado en metal y cristal
Colores: blanco, azul y negro
Acabado en metal y cristal
Colores: gris, negro y amarillo
Dimensiones163,7 x 76,4 x 7,8 milímetros y 196 gramos162,5 x 76,7 x 8,5 milímetros y 210 gramos
Funciones destacadasSensor de huellas dactilares en un lateral, desbloqueo facial mediante software, sonido en estéreo con certificación Hi-Res y Dolby Atmos, puerto de infrarrojos, resistencia a salpicaduras de grado IP53…Sensor de huellas dactilares en un lateral, desbloqueo facial mediante software, sonido en estéreo con certificación Hi-Res y Dolby Atmos, puerto de infrarrojos, refrigeración líquida, gatillos magnéticos personalizables…
Fecha de lanzamientoDisponibleDisponible
PrecioDesde 350 eurosDesde 600 euros

Cámara del Poco F4 GT: características, especificaciones y sensores

Antes de analizar la cámara del Poco F4 GT en términos cualitativos, es necesario conocer la configuración fotográfica del dispositivo, comenzando por el sensor principal. En este caso, nos encontramos con el famoso Sony IMX686, un sensor de 64 megapíxeles y apertura focal f/1.9 que montaba el Poco F2 Pro lanzado en la última mitad del año 2020. Además de contar con un tamaño de 1/1,73 pulgadas, la cámara hace uso del sistema de interpolación de píxeles en luna proporción de 4 a 1, con píxeles de 0,8 micras.

analisis poco f4 gt 6

Si nos centramos en la cámara secundaria, Poco ha decidido mantener el sensor de 8 megapíxeles con lente gran angular del Poco F3. Con una apertura focal f/2.2, la lente cuenta con un campo de visión de 120º. En cuanto al tercer sensor, la marca ha apostado por un sensor con lente macro de 2 megapíxeles con apertura focal f/2.4. Recordemos que el Poco F3 hacía uso de un sensor de 5 megapíxeles con lente telemacro que añadía zoom óptico gracias al aumento de la lente, por lo que sobre el papel, la calidad de la cámara del Poco F4 GT es inferior.

¿Y qué hay de la cámara delantera? Como sucede con la cámara gran angular, se ha decidido mantener el sensor de 20 megapíxeles firmado por Sony, el archiconocido IMX596. Cuenta, además, con una apertura de foco f/2.45, en tanto que no existe una mejora tangible.

Modos, funciones y resolución de las cámaras del Poco F4 GT

Os dejamos a continuación con la lista de modos, funciones y resoluciones soportadas por el Poco F4 GT en la aplicación de cámara nativa.

Funciones de fotografía de la cámara delantera

  • Modo de retrato nocturno
  • HDR para retratos
  • Modo de larga exposición con seis efectos (multitud en movimiento, pintura al óleo, estelas de neón, pintura con luz, cielo estrellado y estelas de estrellas)
  • Clones de foto
  • Ráfaga con temporizador
  • Filtros fotográficos
  • Modo nocturno (gran angular y ultra gran angular)
  • Modo 64 MP
  • Modo documento
  • Cámara con IA
  • Google Lens
  • Fotograma de vídeo
  • Modo profesional
  • Formatos de imagen capturados: HEIF y JPEG
  • HDR
  • Modo RAW
  • Reconocimiento facial
  • Corrección de distorsión por IA (ultra gran angular)

Funciones de vídeo de la cámara trasera

  • Filtros de vídeo cinematográficos
  • Vídeo HDR10+
  • Time-lapse profesional
  • Vlog Vídeo dual (cámara selfie + cámara principal)
  • Edición de vídeoModo de vídeo profesional
  • Formato de registro de vídeo
  • Fotograma de vídeo
  • Vídeo a cámara lenta: 120 FPS, 240 FPS y 480 FPS.

Funciones de fotografía de la cámara delantera

  • Modo nocturno de selfie
  • Modo belleza por IA
  • Modo retrato por IA con bokeh y control de profundidad
  • Fotograma de vídeo
  • HDR

Funciones de vídeo de la cámara delantera

  • HDR10+
  • Vídeo dual (gran angular, selfie)
  • Modo retrato por IA
  • Selfie time-lapse

Grabación de vídeo de la cámara delantera

  • 1080p 1920 x 1080 a 60 fps
  • 1080p 1920 x 1080 a 30 fps
  • 720p 1280 x 720 a 30 fps
  • Vídeo a cámara lenta: 120 fps, 720p

Fotos tomadas con la cámara principal del Poco F4 GT

Habiendo conocido las especificaciones de la cámara principal del Poco F4 GT, toca hablar de su calidad sobre un escenario real de uso. Durante el día, el trabajo de la cámara en rango dinámico, definición colorimetría son más que correctos, con una fotografía general bastante balanceada y que no peca de saturación o pérdida de detalle en contraluces y sombras. Lo que sí se echa de menos es la presencia de un sistema de estabilización óptico, algo de lo que sí puede presumir teléfonos de rangos de precio similares a los del modelo de Poco.

«La calidad general con el sensor principal es bastante solvente, si bien se echa en falta la estabilización de sistema óptico en detalles que trataremos más adelante. Durante el día, el rango dinámico del sensor nos da cierto juego a la hora de capturar escenarios con contraluces sin necesidad de recurrir al modo HDR. En este sentido, el detalle de las zonas más iluminadas y las sombras no decae, con una colorimetría bastante más equilibrada que la de otras marcas, como es el caso de Samsung o realme

Por la mencionada ausencia del sistema de estabilización por lentes y la limitación impuesta por el tamaño del sensor, los resultados empiezan a decaer cuando el nivel de luminosidad del entorno se resiente.

«Por desgracia, el lavado de las texturas aparece cuando el nivel de luminosidad se resiente, algo que se aprecia especialmente cuando hacemos zoom sobre zonas poco iluminadas, como las ramas de un árbol o las sombras de un objeto en interiores. Cuando nos trasladamos a escenarios con condiciones lumínicas más complejas, el desempeño decae de manera estrepitosa, probablemente por la falta de un sistema de estabilización óptico que reduzca las vibraciones de la mano.»

Esto se aprecia especialmente en la fotografía nocturna, donde el modo Nocturno queda limitado por no contar con un soporte óptico que le permita absorber las vibraciones al sujetar el dispositivo en mano.

«El modo Nocturno tampoco hace magia, ya que los tiempos de exposición se reducen por la mencionada ausencia de componentes que estabilicen el sensor. En términos generales, el nivel de luminosidad mejora ligeramente, pero el nivel de detalle se resiente. Tampoco podemos jugar con la astrofotografía o la captura de la Luna, como en los Google Pixel, los Huawei P30 o P40 o los iPhone de Apple.»

En cuanto al desempeño de la cámara a la hora de hacer uso del modo Retrato, lo cierto es que los resultados sorprenden si tenemos en cuenta que no nos encontramos con un sensor dedicado para desenfocar el fondo, por lo que el trabajo se realiza a través de algoritmos de Inteligencia Artificial. Especial mención tanto al reconocimiento del fondo como al procesado del cabello, si bien el tratamiento de la piel suele suavizar las imperfecciones, una tendencia que hereda de su país natal, China.

«Donde Xiaomi sí ha hecho un buen trabajo ha sido en el modo Retrato. Y es que a pesar de que el teléfono carece de un sensor destinado a este modo, los resultados cuando las condiciones lumínicas acompañan son bastante decentes si dejamos a un lado el suavizado que Xiaomi aplica sobre las pieles. El reconocimiento del fondo se realiza de manera acertada en la mayoría de escenarios, mientras que el procesado del cabello está mucho mejor resuelto que el de otros modelos más caros, como el Samsung Galaxy S22+ que pude analizar hace unos meses. La rapidez del sensor a la hora de enfocar también nos permite jugar con el bokeh de las imágenes, con unos resultados más solventes que los que podemos obtener con la cámara macro, de la cual hablaremos más adelante.»

Galería de fotos tomadas con la cámara principal del Poco F4 GT

Fotos tomadas con la cámara con lente gran angular del Poco F4 GT

La experiencia general con la cámara secundaria es algo menos positiva que la de la cámara principal, ya que la marca ha apostado por el mismo sensor del Poco F2 Pro y el Poco F3. El tamaño del sensor y la apertura focal de la lente limitan la entrada de luz, lo que redunda en una gestión del rango dinámico y la colorimetría algo limitadas, además de un nivel de detalle bastante pobre por la mencionada falta de iluminación.

«Las diferencias con respecto a la cámara gran angular del Poco F3 son prácticamente inexistentes, ya que a falta de confirmación oficial, nos encontramos con el mismo sensor. En comparación con la cámara principal, la experiencia general es menos positiva, comenzando por el escaso rango dinámico provocado por la apertura focal de la lente. Esto provoca una diferencia de colorimetría palpable con respecto al sensor principal, sobre todo en los cielos y la vegetación, que se muestran más contrastados y saturados. A los lados de las imágenes, se llega a apreciar cierta aberración cromática cuando la luz, natural o artificial, incide de manera parcial o directa.»

Por la noche, el rendimiento decae de manera estrepitosa, llegando a hacer prácticamente inutilizable la cámara en este tipo de escenarios. Ni el modo Nocturno nos ayudará a salvar las fotografías.

«Si hablamos del desempeño de la cámara durante la noche, los resultados son directamente desechables por las limitaciones que nos impone la apertura focal. Esto redunda en escenarios con muy baja luminosidad, con una capacidad de enfoque limitada y una pérdida absoluta del detalle de las texturas. Al igual que sucede con el sensor principal, el modo Nocturno no logra salvar la situación cuando nos encontramos con escenas poco iluminadas.»

Galería de fotos tomadas con la cámara gran angular del Poco F4 GT

Fotos tomadas con la cámara con lente macro del Poco F4 GT

La última cámara también es la que peor resultado nos ha dado por la pérdida de resolución y el cambio de lente a una que no ofrece un aumento óptico similar al de la cámara telemacro del Poco F3. En general, el sensor presenta serios problemas a la hora de enfocar cuerpo cercanos, por no mencionar que la falta absoluta de estabilización echa a perder prácticamente cualquier fotografía que tomemos con la cámara. Su uso, por tanto, es meramente anecdótico.

«Los resultados son bastante decepcionantes, algo que contrasta con la experiencia de la cámara telemacro del Poco F3. Por un lado, la escasa resolución del sensor (2 megapíxeles) limita la capacidad de enfoque de la cámara, mientras que la falta de luminosidad generalizada solo nos da juego para sacar fotos durante el día. Si somos algo mañosos, podemos obtener imágenes aceptables, aunque lo más probable es que salgan desenfocadas a menos que apoyemos el dispositivo sobre una superficie estable.»

Galería de fotos tomadas con la cámara macro del Poco F4 GT

Fotos tomadas con la cámara delantera del Poco F4 GT

Le toca el turno a la cámara frontal. Dado que el sensor es el mismo que el del Poco F3 y el Poco F2 Pro, las sensaciones son prácticamente calcadas: buenos resultados durante el día y algo de ruido cuando la luz decae. El tratamiento agresivo de pieles y texturas se mantiene, lo que redunda en una pérdida detalle generalizada del rostro. Por otro lado, el buen funcionamiento del HDR nos permite deshacernos de cualquier fondo quemado, así como del modo Retrato, que mantiene el tipo respecto a la cámara trasera.

Por lo general, el procesado de las pieles es algo agresivo (suavizado de texturas, colores con tendencia a la palidez…) aunque esto es una tendencia que hereda de su procedencia china. El modo Retrato está bien resuelto a pesar de no contar con sensores de apoyo, con un reconocimiento más o menos acertado del cabello y las diferentes partes del cuerpo. Eso sí, durante el día, las fotos en escenarios con contraluces nos obligan a activar siempre el modo HDR, ya que de lo contrario, obtendremos imágenes quemadas o con ciertas aberraciones cromáticas.»

Por desgracia, la pérdida de detalle en escenarios menos luminosos empaña la experiencia general con el sensor, aunque siempre podemos recurrir a focos de iluminación externos.

«Durante la noche, el nivel tanto de detalle como de luminosidad decae, si bien la marca tienda a forzar el ISO para levantar las luces, con la consiguiente generación de grano que ello conlleva.»

Galería de fotos tomadas con la cámara delantera del Poco F4 GT

Vídeos grabados con las cámaras del Poco F4 GT

Habiendo conocido el desempeño del Poco F4 GT en fotografía, le toca el turno al apartado de vídeo, con unas sensaciones generales similares. Durante el día, el buen trabajo del dispositivo a la hora de enfocar y estabilizar se acerca a otras opciones de gamas más altas, algo que se agradece si tenemos en cuenta que el teléfono carece de estabilización óptica. Destaca también la posibilidad de grabar vídeo en resolución 4K a 60 FPS y con la estabilización por software activa.

«Hablando de la grabación de video, las sensaciones son bastante positivas, tanto con el sensor principal como con el secundario. El primero nos permite grabar escenas en resolución 4K a 60 FPS, mientras que el segundo nos limita la calidad a resolución 1080p a 30 FPS, es decir, nada de 60 FPS. Quizá lo más destacable del teléfono es la capacidad de estabilizar las dos cámaras a pesar de no contar con un sistema dedicado. El trabajo de Xiaomi en este sentido es digno de elogio, sobre todo si tenemos en cuenta que la estabilización se mantiene cuando grabamos con el sensor principal en calidad 4K a 60 FPS.»

Eso sí, durante la noche, los resultados se vuelven a resentir por las propias limitaciones del sensor, ya que las aberraciones a la hora de estabilizar vídeo comienzan a aparecer, por no mencionar la falta generalizada de luminosidad.

«De este último también se puede destacar la capacidad de enfoque, permitiéndonos jugar con el desenfoque del fondo si nos alejamos ligeramente del cuerpo. Esta capacidad de enfoque se mantiene durante la noche, si bien el nivel de detalle decae de forma directamente proporcional a la cantidad de luz artificial que nos rodee. En este tipo de escenarios, se aprecia la aberración visual del sistema de estabilización por software, con un efecto mantequilla que provocará ciertas oscilaciones, además de ciertas perturbaciones cuando el teléfono vibra.»

Por desgracia, el enorme salto de calidad entre la cámara principal y el sensor con lente gran angular no nos permite cambiar de cámara en tiempo real, por lo que tendremos que pausar la grabación. A esto hay que sumarle las diferencias de colorimetría, rango dinámico y enfoque que las dos cámaras presentan, con una falta de consistencia generalizada.

«Eso sí, a diferencia de otros modelos de la marca, no podemos alternar entre la cámara principal y el gran angular cuando grabamos vídeo, en tanto que nos vemos obligados a detener la grabación. Por otro lado, las diferencias de colorimetría se mantienen, aunque el recorte de la imagen salva, en parte, las aberraciones cromáticas de la cámara con lente gran angular.»

Lo que sí es digno de elogio es el buen trabajo de la marca a la hora de grabar sonido, probablemente por la presencia de varios micrófonos destinados a cancelar el ruido ambiente en sesiones gaming.

«Otro detalle a mencionar tiene que ver con la calidad del micrófono. Para mejorar la captación de la voz durante las sesiones de juego, la marca ha incluido un micrófono adicional al lado del botón de volumen que ayuda a reducir el ruido del fondo. La realidad es que las voces se captan con mayor contundencia, al mismo tiempo que el ruido provocado por el viento o el propio movimiento del dispositivo se reduce de manera considerable.»

En cuanto a la cámara macro, sorprende que un sensor tan pequeño sea capaz de grabar vídeo en resolución HD, aunque la sensación es prácticamente calcada a la que hemos obtenido a la hora de hacer fotografías.

«Cabe destacar que la cámara es compatible con la grabación de vídeo en resolución HD a 720, aunque ciertamente los resultados son igual de decepcionantes: falta de estabilización y enfoque, nivel de luminosidad limitado…»

En relación a la cámara delantera, el trabajo de estabilización se mantiene con respecto al resto de cámaras, si bien la calidad de grabación está limitada, algo que no se entiende si tenemos en cuenta la resolución del sensor. Durante la noche, la entrada de luz dependerá de si activamos la grabación a 30 ó 60 FPS en cualquiera de las resoluciones soportadas.

«El buen trabajo de Xiaomi a la hora de estabilizar cualquier escena se mantiene, aunque el recorte que la imagen sufre puede limitar el campo de visión a una sola persona. Por desgracia, la calidad queda limitada a resoluciones 1080p a 30 y 60 FPS. En este sentido, se echa en falta la capacidad de grabar vídeo en resolución 4K, ya que el procesador cuenta con potencia de sobra para ello. A esto hay que sumarle que la grabación a 60 FPS limita aún más la capacidad del sensor de captar luz, con diferencias importantes en el nivel de luminosidad y el rango dinámico con respecto a la grabación de vídeo a 30 FPS.»

Galería de vídeos grabados con las cámaras del Poco F4 GT

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.