Fotos tomadas con el Xiaomi Redmi Note 11, ¿es buena cámara en 2022?

El Xiaomi Redmi Note 11 es el modelo más básico de la serie homónima. En el terreno de la fotografía, la única y principal diferencia con respecto al Redmi Note 10 la encontramos en el sensor principal, que apuesta por una resolución de 50 megapíxeles. En cuanto al resto de sensores, la compañía ha decidido mantener las especificaciones de sus últimas tres generaciones. ¿Tiene buena cámara el Xiaomi Redmi Note 11 en 2022? ¿Son de calidad las fotos del Redmi Note 11? Para dar respuesta a todas estas preguntas, hemos recurrido a las fotos tomadas del Xiaomi Redmi Note 11 en el respectivo análisis del dispositivo. Fotos de noche, modo Retrato, vídeo…

Las fotos extraídas del dispositivo han sido realizadas con la aplicación nativa de cámara, por lo que los resultados podrían diferir de aplicaciones como GCam o Camera FV-5. Desde tuexperto.com nos limitamos a recopilar los resultados sin aplicaciones modificadas o de edición de imágenes.

Ficha técnica

Xiaomi Redmi Note 11
PantallaPanel AMOLED de 6,43 pulgadas con resolución Full HD+ (2.400 x 1.080 píxeles), 90Hz de tasa de refresco, brillo de 700 nits (1.000 nits máx.) y protección Corning Gorilla Glass 3
Cámara principalSensor principal de 50 megapíxeles y apertura focal f/1.8
Sensor secundario con lente ultra gran angular de 8 megapíxeles y apertura focal f/2.2 y ángulo de 118º
Sensor terciario con lente macro de 2 megapíxeles y apertura focal f/2.4
Sensor de profundidad de 2 megapíxeles y apertura focal f/2.4
Cámara para selfiesSensor de 13 megapíxeles y apertura focal f/2.4
Memoria interna64 ó 128 GB
AmpliaciónA través de tarjetas micro SD de hasta 1 TB
Procesador y memoria RAMSnapdragon 680 de ocho núcleos hasta 2,4 GHz
4 ó 6 GB de memoria RAM
Baterí­a y autonomía5.000 mAh con carga rápida de 33W (cargador incluido) 
Del 0% al 100% en 58 minutos
Sistema operativoAndroid 11 bajo MIUI 13
Conexiones4G LTE, WiFi 5, Bluetooth 5.0, USB tipo C, GPS, NFC para pagos móviles, sensor de infrarrojos…
SIMDual nano SIM
DiseñoFabricación en policarbonato
Colores: Gris grafito, Azul crepúsculo, Azul estrella
Lector de huellas en el lateral 
Resistencia IP53
Dimensiones159,8 x 73,8 x 8 milímetros y 179 gramos
AudioAltavoz doble, jack de audio
Funciones destacadasPuerto de infrarrojos, servicio gratuito de reparación de la pantalla durante los primeros seis meses
Fecha de lanzamientoDisponible
PrecioDesde 200 euros

Cámara del Xiaomi Redmi Note 11: características y especificaciones de sensores

Antes de analizar las imágenes capturadas con la cámara del teléfono, conviene conocer las características de los sensores. El sensor principal, de 50 megapíxeles, cuenta con una apertura focal f/1.8, mientras que la cámara secundaria, con lente gran angular, dispone de 8 megapíxeles, una apertura focal f/2.2 y un campo de visión de 118 grados. Cabe señalar que la capacidad de grabación del sensor principal es de tan solo 1.080 líneas a 60 cuadros por segundos, mientras que la del secundario es a 720.

Las dos últimas cámaras están destinadas a la fotografía macro y la mejora del desenfoque en el modo Retrato: ambas cuenta con una resolución de 2 megapíxeles y una apertura focal f/2.4. En cuanto a la cámara delantera, el único sensor presente presume de una resolución de 13 megapíxeles y la misma apertura del cuarto y tercer sensor de la parte trasera.

Fotos tomadas con la cámara principal del Xiaomi Redmi Note 11

Los resultados de la cámara principal son salvables principalmente durante el día, si bien son algo inconsistentes cuando las condiciones lumínicas se dificultan (contrastes, interiores…). Esto se debe al procesado del rango dinámico, el cual viene determinado por la apertura focal de la lente.

”Los resultados con la cámara principal son aceptables en términos generales, aunque algo inconsistentes dependiendo de las condiciones lumínicas. Por ejemplo, cuando nos encontramos con ciertos contrastes al atardecer o en zonas con ciertas sombras, la cámara secundaria se comporta mejor a la hora de manejar el rango dinámico.”

Para solucionar estos problemas, podemos echar mano del modo HDR, que ayuda a gestionar las altas luces y las sombras. En el caso del modo AI, la aplicación se limita a resaltar ciertos tonos del entorno, como el azul de los cielos o los verdes de la hierba.

“La solución a este problema pasa por activar el HDR, que salva parcialmente las zonas de luces altas y sombras. En caso contrario, perderemos parte de la información en las zonas oscuras. El modo AI tampoco salva las imágenes, ya que solo se limita a colorear las imágenes en función de color predominante. Por ejemplo, si la foto es de un cielo azul, se aplicará un efecto que resaltará dicho color. Lo mismo sucede cuando nos encontramos vegetación o atardeceres: el tono general cambiará a verde para resaltar la hierba o a amarillo para destacar los rayos del Sol. Durante la noche, obtenemos una saturación general de los colores que ensucia bastante el resultado.”

¿Y que hay de comportamiento con las escenas nocturnas? Precisamente por la apertura focal de la lente, el nivel de luminosidad puede verse condicionado, lo que nos obliga a activar el modo Nocturno, que tampoco salva las escenas al no contar con un sistema de estabilización óptico que lo apoye.

“Si activamos el modo Nocturno, el teléfono intentará salvar la imagen haciendo una captura de larga exposición de 3 ó 4 segundos. Lamentablemente, los resultados son algo decepcionantes, ya que el nivel de luminosidad es pobre y el nivel de detalle se pierde por el lavado de las texturas para reducir el ruido de la imagen. La buena nueva es que el tratamiento de las luces y ciertas sombras se mejora, aunque a costa de perder cierta calidad.

En cuanto al rendimiento de la cámara en el modo Retrato, el trabajo de Xiaomi es correcto, sobre todo en escenas diurnas. La separación del cuerpo con el fondo se realiza de manera acertada y el nivel de desenfoque puede modificarse a posteriori.

“Si nos centramos en el modo Retrato, Xiaomi se apoya en la cuarta cámara para separar el fondo y mejorar el reconocimiento de cuerpos. En este caso, los resultados si son decentes: la separación de sujeto y fondo se realiza con acierto y el nivel de desenfoque es natural (podemos modificarlo a posteriori). Cuando la luz decae, los resultados empeora, pero en general, la experiencia es positiva.”

Galería de fotos tomadas con la cámara principal: modo Retrato, foto nocturna…

Fotos tomadas con la cámara secundaria con lente gran angular del Xiaomi Redmi Note 11

La cámara secundaria nos transmite las mismas sensaciones que la del Redmi Note 10 en su momento: limitaciones en el rango dinámico, la capacidad de enfoque y el nivel de luminosidad, el cual limita su uso durante la noche. Curiosamente, el comportamiento durante el día en algunas escenas con contraluces es mejor que el del sensor principal, algo que probablemente se arregle con futuras actualizaciones.

«Su uso queda relegado a la fotografía diurna por las carencias que presenta el sensor. La diferencia de colorimetría con respecto al sensor principal ya no es tan notoria, por lo que los resultados son algo más salvables. Lo mismo sucede con el rango dinámico, donde Xiaomi parece haber puesto algo de trabajo. Por la noche, sin embargo, los resultados son directamente desechables: ruido por los cuatro costados y un procesado nefasto de las luces y las sombras.»

Galería de fotos tomadas con la cámara secundaria del Xiaomi Redmi Note 11: de noche, con HDR…

Fotos tomadas con la cámara terciaria con lente macro del Xiaomi Redmi Note 11

La experiencia con la cámara con lente macro es un tanto agridulce. A pesar de que podemos obtener imágenes aceptables en términos generales, la falta de enfoque y estabilización hace que tengamos que idear unas condiciones perfectas para aprovechar las imágenes.

«La baja resolución del sensor (tan solo 2 megapíxeles) limita las posibilidades que nos ofrece. Aunque los resultados en las condiciones idóneas son correctos, las especificaciones de la cámara dificultan el enfoque y el manejo de contrastes. Tal es así, que la mayoría de veces obtendremos una imagen movida o desenfocada, sobre todo si tenemos en cuenta la utilidad de este tipo de cámaras: insectos, vegetación, motas de polvo…»

Galería de fotos tomadas con la cámara macro del Redmi Note 11

Fotos tomadas con la cámara selfie frontal del Xiaomi Redmi Note 11

La cámara selfie del Redmi Note 11 no

”La experiencia con la cámara frontal ha sido un tanto decepcionante. Cuando las condiciones lumínicas acompañan, los resultados son más o menos aceptables si obviamos el lavado de texturas que el modo Belleza aplica de manera nativa sobre las pieles aunque lo desactivemos. Durante el día, la gestión de las altas luces nos deja con alguna que otra zona más quemada de la cuenta. Cuando la cantidad de luz decae, empieza a relucir el famoso efecto mantequilla en las texturas por la baja apertura focal del sensor.”

Galería de fotos tomadas con la cámara frontal del Xiaomi Redmi Note 11: de noche, modo Retrato, en interiores…

Calidad de vídeo del Xiaomi Redmi Note 11 con la cámara (vídeo de día, nocturno…)

Tal como adelantábamos al comienzo del artículo, Xiaomi limita la resolución del sensor principal a 1080p, mientras que la del resto de sensores se limita a capturar imágenes a 720 líneas a 30 cuadros por segundo. De la cámara secundaria podemos destacar también la estabilización, aunque de nuevo la limitación de calidad a 720p coarta las posibilidades del sensor.

”Xiaomi limita la resolución de todos los sensores a 1080p, algo que no se entiende si tenemos en cuenta que el Redmi Note 10 ya era capaz de grabar a 4K. En este caso, el sensor principal es capaz de grabar a una calidad de 1080 líneas a 60 cuadros por segundo, mientras que el secundario limita la grabación a 30 FPS y 720p.”

En lo que respecta a la calidad de imagen, la experiencia no difiere mucho de la que obtenemos cuando hacemos fotografías, siendo lo más destacable la estabilización de las imágenes.

La calidad de imagen es similar a la que obtenemos a la hora de tomar fotografías, por lo que lo más destacable es el trabajo de la compañía a la hora de estabilizar las escenas, al menos en tasas de 30 cuadros, ya que la grabación a 60 deshabilita todo tipo de estabilización por software. Tampoco es demasiado positivo el tratamiento del teléfono intentando equilibrar escenas, ya que se obtienen destellos y artefactos al amortiguar el movimiento.”

Para nuestra sorpresa, el sensor con lente macro es capaz de realizar grabaciones sin depender del resto de cámaras, algo que no suele ser habitual. Eso sí, el enfoque debe ser controlado manualmente.

«Para mi sorpresa, la cámara es capaz de grabar vídeo en resolución 720p a 30 FPS, con unos resultados que dependerán de la mano que tengamos para enfocar y mantener un nivel de luminosidad aceptable. «

Donde la experiencia empeora de manera drástica es en la cámara delantera. Tal es así, que su uso para grabar vídeo es poco menos que recomendable, al menos con la aplicación nativa. Nula estabilización, tratamiento errático del enfoque y las luces…

”Pero donde peor se comporta la cámara frontal es a la hora de grabar vídeo. Ya sea por falta de optimización o por un tratamiento erróneo de la exposición, la cámara es incapaz de controlar de forma acertada las luces, dando prioridad al fondo y sobreexponiendo la escena aunque enfoquemos de manera manual a la cara. Y si hablamos de la estabilización, Xiaomi parece haber desactivado esta función en todas las resoluciones, obteniendo como resultado vídeos inestables y faltos de enfoque.”

Vídeo grabado con las cámaras del Xiaomi Redmi Note 11

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.