pocophone poco f2 pro analisis 16

Tras casi dos años sin oír hablar de Poco, la submarca de Xiaomi que logró romper el mercado con el Pocophone F1 en 2018, la compañía ha vuelto a la palestra con el Poco F2 Pro. Por una parte, el teléfono replica la filosofía original del primer lanzamiento y se postula como el ‘flagship killer’ del momento. Por otra, se aleja del Pocophone F1 con un precio que supera por primera vez los 500 euros. La diferencia es que ahora la marca no ha escatimado en costes, apostando por tres pilares fundamentales, el rendimiento, la cámara y la pantalla. ¿Podrá justificar el aumento del precio con respecto al modelo de 2018? He tenido la oportunidad de probar el Poco F2 Pro durante algo más de tres semanas par dar respuesta a esta pregunta.

El análisis del Poco F2 Pro se ha realizado durante la cuarentena por coronavirus. Es por ello que algunas pruebas relacionadas con la experiencia real de uso se han visto limitadas. Estas pruebas muestran resultados en autonomía, conectividad y fotografía que pueden diferir con respecto al uso cotidiano del dispositivo en condiciones normales.

Ficha técnica

Poco F2 Pro
Pantalla 6,67 pulgadas con resolución Full HD+, tecnología AMOLED, contraste 5.000.000:1 y 1.200 nits de brillo
Cámara principal Sensor principal Sony IMX686 de 64 megapíxeles y apertura focal f/1.7 con grabación en 8K
Sensor secundario gran angular de 13 megapíxeles y apertura focal f/2.2 con 123º de amplitud
Sensor terciario de 5 megapíxeles con lente telefoto y macro combinadas
Sensor cuaternario de 2 megapíxeles focal f/2.4 para el bokeh
Cámara pasa selfies Sensor principal de 20 megapíxeles
Memoria interna 128 y 256 GB de tipo UFS 3.1
Ampliación A través de tarjetas micro SD de hasta 2 TB
Procesador y memoria RAM Snapdragon 865
GPU Adreno 650
6 y 8 GB de memoria RAM
Baterí­a 4.700 mAh con carga rápida 33 W
Sistema operativo Android 10 bajo MIUI 12
Conexiones 4G LTE, WiFi 6 802.11 b/g/n/ac, GPS, Bluetooth 5.1, NFC, USB tipo C y jack de 3.5 milímetros
SIM Dual nano SIM
Diseño Construcción en metal y cristal
Colores: azul y blanco
Dimensiones 163,3 x 75,4 x 8,9 milímetros y 219 gramos
Funciones destacadas Sensor de huellas dactilares en pantalla, conectividad 5G, desbloqueo facial mediante software, cámara retráctil, carga rápida de 33 W
Fecha de lanzamiento Disponible
Precio Desde 530 euros

Diseño todo pantalla que sorprende (a costa del peso)

El Poco F2 Pro llega al mercado de 2020 como el único todo pantalla de verdad. Sin muescas. Sin agujeros. Solo con un mecanismo retráctil que acciona la cámara cada vez que la iniciamos, lo que le permite a la compañía obtener un ratio pantalla cuerpo de aprovechamiento del 92,7%. Es un hecho, el teléfono logra sorprender y para bien. La experiencia de inmersión sin protuberancias en la pantalla es la aspiración de todo el mercado de smartphones. Pero con tecnología actual, todo tiene un precio, el peso.

pocophone poco f2 pro analisis 2

El teléfono pesa la friolera de 219 gramos. Con la funda que trae de serie (de bastante buena calidad, por cierto), este peso se acentúa aún más en mano, a lo que hay que sumarle el tamaño de la pantalla, que roza las 6,67 pulgadas. Es un hecho, es un móvil muy pesado y grande, por lo que no es apto para todos los públicos. He de reconocer que al principio me era una molestia, pero finalmente he acabado acostumbrándome.

Mi experiencia con el Poco F2 Pro tras tres semanas de uso 1

Si hablamos de la parte trasera del terminal, el acabado de la carcasa en ‘azul neón’ (así le ha llamado la marca) es bastante llamativo a la par que elegante. Con la incidencia de la luz del Sol, el tono varía ligeramente. Eso sí, al ser cristal brillante el teléfono es todo un imán para las huellas. Quizá lo más molesto de su trasera es el módulo de cámaras, que sobresale lo suficiente para provocar cierta holgura en superficies. Por lo demás, la sensación general del teléfono no dista en absoluto de la de un teléfono de gama alta, con el aliciente de la protección Corning Gorilla Glass 5 ante caídas y arañazos.

pocophone poco f2 pro analisis 8

En cuanto al módulo retráctil, la velocidad de apertura nos permite alternar entre cámara delantera y cámara trasera sin mucho tiempo de demora. Como el Xiaomi Mi 9T, teléfono hermano del Poco F2, viene acompañado por una luz LED que se activa cuando accionamos la cámara. La diferencia con respecto al Mi 9T es que ahora podemos configurar el color de la luz a nuestro gusto. Curiosamente esta luz también sirve como LED de notificaciones, algo que cada vez empieza a ser menos común pero que es digno de agradecer.

Pantalla que brilla por su calibración pero que se olvida de un pilar fundamental

El Pocophone no logró destacar en su salida al mercado por la calidad de su pantalla. La empresa parece haber tomado nota de ello instalando un panel que apuesta por la calidad en lugar de los números. En concreto, el teléfono consta de una pantalla AMOLED de 6,67 pulgadas con resolución Full HD+, 800 nits de brillo máximo, rango de color NTSC al 98%, contraste 5.000.000:1 y una frecuencia de muestreo táctil de 180 Hz.

pocophone poco f2 pro analisis 3

Alejado de datos técnicos, lo cierto es que la pantalla destaca por su nivel de calibración y calidad en los colores. De hecho, no tiene nada que envidiar a la pantalla del Galaxy S20+ que pude probar hace unas semanas. Me atrevería a decir incluso que los colores son más reales y menos saturados. No era algo que esperaba, a decir verdad, pero Xiaomi ha hecho un buen trabajo en este aspecto.

Donde sí encuentro un margen de mejora importante con respecto a otros paneles es en el nivel de brillo máximo. Es cierto que no tendremos ningún problema a la hora de visualizar la pantalla en exteriores, pero no logra brillar tanto como la cifra inicial nos adelanta. También hay que pegar un tirón de orejas a la marca por la frecuencia del panel. La compañía ha optado por mantener los 60 Hz tradicionales, algo que no se entiende si el eslogan principal del teléfono es “Rendimiento fluido. En busca de la experiencia definitiva”. Partiendo de los 530 euros me hubiese esperado un panel con al menos 90 Hz.

pocophone poco f2 pro analisis 6

Pero ninguna de estas carencias ha logrado defraudarme tanto como la respuesta del panel táctil. A pesar de que el terminal cuenta con 180 Hz, la sensibilidad de la pantalla es nefasta. Sí, nefasta. Escribir con el teclado nativo sin cometer faltas de ortografía es prácticamente imposible. En los bordes de la pantalla este problema se acentúa aún más, con una respuesta casi inexistente. He probado a instalar varios teclados, pero la experiencia ha sido la misma.

La sensación general en este aspecto ha sido bastante negativa, más aún cuando he tenido que trabajar con el teléfono para enviar correos o contestar a conversaciones de otros colaboradores. Me consta que es un problema generalizado en la marca, por lo que no creo que sea solventable por medio de una actualización de software.

Experiencia de gama alta con una versión de MIUI muy verde

Mirando la hoja de especificaciones  del Poco F2 Pro podemos esperarnos una experiencia de usuario digna de gama alta. Snapdragon 865, 6 GB de RAM, 128 GB de almacenamiento interno de tipo UFS 3.1… En otras palabras, el teléfono vuela.

pocophone poco f2 pro analisis 5

En aplicaciones y juegos el desempeño del terminal ha sido más que satisfactorio. El cambio entre aplicaciones es ágil a pesar de los 6 GB de RAM se puede antojar escasos para algunos. Las transiciones, la respuesta del sistema y las animaciones ayudan a mejorar esta experiencia. Aunque quizá lo más destacable del teléfono, sin desmerecer todo el conjunto, es su gestión de la temperatura.

Mi experiencia con el Poco F2 Pro tras tres semanas de uso 2

A la izquierda, puntuación del Poco F2 Pro en Antutu. A la derecha, velocidad de lectura y escritura de la memoria interna.

En juegos, la temperatura no excede los límites previsibles en un teléfono de semejantes características. De hecho, la firma ha puesto especial hincapié en el sistema de refrigeración del Poco F2 Pro, con una cámara de vapor que ocupa casi el 28% del cuerpo. He probado a hacer varios tests en Antutu y la temperatura ha alcanzado los 32º C como máximo. Para poner en contexto esta cifra, el Galaxy S20+ que probé hace unas semanas llegaba a situarse en los 40º C. Ahí es nada.

Pero no es oro todo lo que reluce. Los fallos de MIUI en este terminal son numerosos. Por ejemplo, el feed de Google que se muestra con el launcher pierde la proporción y muestra una interfaz mucho más amplia de lo que debería, por no mencionar los múltiples errores en las traducciones de los menús o la gestión de notificaciones de MIUI.

fallo miui poco f2 pro

Errores de MIUI en la interfaz. La primera captura muestra una notificación en inglés, mientras que la segunda muestra las notificaciones que ya han sido eliminadas. La última captura muestra un feed de Google distorsionado y que no se corresponde con el tamaño real de la pantalla.

Esto último es especialmente molesto, pues algunas de las notificaciones se quedan ancladas en la barra de notificaciones incluso después de haber accedido a la notificación en cuestión. Bien es cierto que el desempeño del sistema es correcto, pero al teléfono le faltan un par de actualizaciones para ser todo lo estable que se espera de un móvil con semejantes especificaciones.

Un macro que parece un microscopio y un conjunto fotográfico que no está a la altura

Llegamos al apartado que despierta mayor interés entre el público. El conjunto fotográfico de este Poco F2 Pro se apoya en cuatro sensores en la parte trasera de 64, 13, 5 y 2 megapíxeles. La configuración de lentes nos deja con el siguiente esquema: sensor principal, lente gran angular, lente macro y sensor de profundidad para el modo Retrato. Comencemos con el primer sensor.

pocophone poco f2 pro analisis 12

La calidad que nos proporciona este sensor en fotografía diurna es bastante correcta. Las fotos a plena luz del Sol muestran el detalle que se espera en un sensor de semejantes características. Los colores que nos arrojan las imágenes son algo pálidos y ‘lavados’ para mi gusto, aunque bastante más fieles a la realidad que lo que la tendencia está marcando actualmente en el mercado, con niveles de saturación y contraste excesivos. En lo que respecta al rango dinámico, sí que se echa de menos un detalle más marcado en sombras al hacer contraluces. Las zonas con mayor contraste de luces se muestran más oscurecidas de lo que cabría esperar.

Fotos con sensor principal.

Esta misma carencia se traslada también a las imágenes capturadas durante la noche. El desempeño del sensor en este escenario es bastante pobre. Cuando hay presencia de luces artificiales, la cámara logra levantar las luces, no obstante, cuando la luz es más bien escasa el teléfono no es capaz de levantar la exposición.

foto camara poco f2 pro 42

Foto sin modo Noche

foto camara poco f2 pro 43

Foto con modo Noche.

foto camara poco f2 pro 38

Foto sin modo Noche

Mi experiencia con el Poco F2 Pro tras tres semanas de uso 3

Foto con modo Noche

foto camara poco f2 pro 37

Foto sin modo Noche

foto camara poco f2 pro 36

Foto con modo Noche

foto camara poco f2 pro 60

Foto sin modo Noche

foto camara poco f2 pro 59

Foto con modo Noche

El modo Noche tampoco ayuda a levantar esas luces. De hecho, el resultado final ensucia bastante las imágenes al no ser capaz de estabilizar la escena. No he encontrado referencia a un estabilizador óptico en las especificaciones técnicas, por lo que dudo que cuente con un sistema de estabilización dedicado.

Fotos en modo Retrato. El trabajo de desenfoque y detección de cuerpos de la cámara es bastante bueno.

Hablando de la estabilización, el trabajo de la compañía a la hora de grabar vídeo con la cámara principal es bastante bueno, al menos durante el día. Aquí el teléfono se vale de un sistema a digital para estabilizar las escenas. El autoenfoque es francamente bueno, así como el nivel de detalle.

Especial mención al modo Estable de la cámara, que añade un plus de estabilización a las escenas sin necesidad de recurrir a un timbal. Cabe destacar, además, la inclusión de un modo que nos permite grabar en 8K a 24 FPS y en 4K a 60 FPS. La estabilización en estos dos modos brilla por su ausencia, aunque se agradece el empeño de la compañía en este apartado.

Por desgracia, el buen trabajo de Xiaomi durante el día se ve empañado al grabar por la noche al no encontrarnos con un sistema de estabilización óptico. Los resultados al grabar vídeo son muy pobres. Al estabilizar por medio de software, los artefactos visuales cuando nos movemos son numerosos. El enfoque de los objetos se mantiene, sí, pero el nivel de luminosidad no deja ver las escenas con claridad. En definitiva, una cámara poco eficiente en este aspecto.

Estas mismas sensaciones se trasladan también al modo de fotografía de 64 megapíxeles. Aquí Xiaomi habilita la captura a la resolución nativa del sensor para tomar imágenes con una resolución de 9.248 x 6.936 píxeles. Ya hablé en detalle de este tipo de sensores tras probar el Redmi Note 8 Pro en el respectivo artículo en tuexperto.com. La experiencia general es la misma: aporta poco y no presenta ninguna diferencia tangible con respecto a las imágenes capturadas en 16 megapíxeles.

foto camara poco f2 pro 70

Foto original

imagen a 16 megapixeles

Foto recortada de la imagen capturada a 16 megapíxeles

imagen a 64 megapixeles

Foto recortada de la imagen capturada a 64 megapíxeles

Toca hablar del sensor secundario de 13 megapíxeles. Este sensor está dotado de una lente gran angular con 123º de apertura, lo que a priori nos aporta mayor versatilidad. Y así es. Durante el día, las fotografías son decentes. El nivel de detalle es bueno, aunque el brillo y la saturación se descontrolan un poco por la aberración cromática presente en este tipo de lentes. El rango dinámico también sufre, con unos resultados más pobres aún si cabe que los resultados del sensor principal.

foto camara poco f2 pro 45

Foto 1x

foto camara poco f2 pro 46

Foto 0,5x

foto camara poco f2 pro 38

Foto 1x

foto camara poco f2 pro 41

Foto 0,5x

foto camara poco f2 pro 61

Foto 1x

foto camara poco f2 pro 62

Foto 0,5x

Y la razón de ello es la apertura focal del sensor (f/2.4), una apertura que juega en contra cuando la luz es escasa. En otras palabras, la cámara en escenas nocturnas es poco usable. En vídeo sucede lo mismo que con el sensor principal. La estabilización y el nivel de detalle durante el día son buenos. No ocurre así durante la noche, donde la cámara es prácticamente inservible.

Pero si hay una cámara que me ha sorprendido esa es la que viene acompañada por una lente macro. Y eso que siempre he estado en contra de este tipo de sensores. La experiencia fotográfica con este sensor es única en el mercado. Ofrece un nivel de detalle y enfoque similar incluso al una lente macro profesional. Incluso es capaz de diferencia la orografía de nuestros dedos o los pliegues de la piel, con un bokeh muy natural y una definición nunca antes vista en un teléfono móvil. Por si esto no fuera poco, la compañía ha habilitado la grabación de vídeo para grabar escenas con este sensor. Los resultados son idénticos a los que ofrece la cámara por sí sola en fotografía.

Fotos con el sensor macro.

Hablemos, por último, de la cámara frontal, compuesta por un sensor de 20 megapíxeles. Con esta cámara sucede lo mismo que con el resto de teléfonos de la marca. Por defecto, Xiaomi aplica un modo Belleza nativo que lava los colores y la textura de la cara. Este modo se mantiene activo incluso si lo deshabilitamos de manera manual, lo que carece de sentido en el mercado europeo (en China este tipo de modos parece ser lo común). Si nos centramos exclusivamente en la calidad de las imágenes, lo cierto es que cumple con lo esperado si obviamos el detalle que acabo de mencionar.

Fotos con el sensor delantero. El buen trabajo de Xiaomi con el modo Retrato se mantiene.

Durante el día no tendremos ningún problema con los selfies excepto si la iluminación es muy agresiva (luz directa del Sol, luces incandescentes…). En tal caso, los tonos más claros se quemarán. Lo mismo sucede durante la noche pero al contrario. Si la luz es escasa, el nivel de detalle será inexistente. No es una buena cámara pero nos servirá para salir del paso. También en vídeo, donde la estabilización se mantiene incluso durante la noche.

La mejor autonomía en un gama alta de 2020

Donde el teléfono de Poco ha conseguido sorprenderme para bien ha sido en la autonomía. Echando un vistazo a la hoja de especificaciones nos encontramos con una batería de 4.700 mAh, una cifra, a priori, poco llamativa, sobre todo si tenemos en cuenta el tamaño del terminal. Lejos de cifras teóricas, lo cierto es que la autonomía del Poco F2 Pro ha logrado sorprenderme para bien.

De media, el teléfono ha sido capaz de aguantar los dos días de uso, con unas 10 horas de pantalla activa. En ocasiones he logrado estirar esta cifra hasta las 11 y media e incluso 12 horas. Otras veces he conseguido llegar hasta los tres días con un uso más comedido, lo que no es moco de pavo si tenemos en cuenta que la gama alta de este año se ha visto afectada por la inclusión de un módem 5G en el módulo central del procesador. En otras palabras, es el teléfono de gama alta con mayor autonomía, al menos en el momento de escribir estas líneas. Bien es cierto que las pruebas han estado limitadas por la cuarentena, aunque durante algunas salidas las cifras no han diferido mucho.

bateria autonomia poco f2 pro

¿Y qué hay de la carga del dispositivo? Las sensaciones en este aspecto son igual de positivas. El teléfono soporta una carga máxima teórica de 33 W, capacidad que replica el cargador para proporcionar la mayor velocidad sin necesidad de recurrir a cargadores de terceros. En números, el tiempo total de carga es de exactamente una hora, algo más si cargamos el teléfono desde el 0%.

Xiaomi, tenemos un problema con MIUI y los datos móviles

La hoja de especificaciones del teléfono augura una experiencia perfecta si hablamos de la conectividad del dispositivo. Lamentablemente, no ha sido así bajo mis pruebas. ¿La razón? La conectividad móvil.

pocophone poco f2 pro analisis 14

El nivel de cobertura en tanto en interiores como en exteriores es francamente bueno. De hecho, es uno de los teléfonos con mayor nivel de cobertura que he podido probar este año. Pero el problema no tiene que ver tanto con la cobertura, sino con la capacidad de conectarse a la red móvil para hacer uso de los datos.

Durante los primeros días de uso, la conexión a la red por medio de datos móviles (4G y 4G+) ha sido buena. Tras poco más de una semana, el terminal era incapaz de conectarse a los datos móviles. Probé a cambiar la SIM de compartimento y logré solucionar el problema. Dos días más tarde, volvió a arrojar el mismo error. La diferencia es que no he sido capaz de volver a hacer funcionar los datos móviles desde entonces. Ni cambiando de tarjeta SIM, ni configurando un APN nuevo, ni restableciendo los ajustes de red. Probablemente el error se habría solucionado restableciendo los datos de fábrica, pero considero que no sería justo. Tampoco he podido actualizar el dispositivo, dado que no ha recibido ninguna actualización durante el periodo de pruebas.

Por lo demás, el comportamiento del terminal con el resto de redes ha sido el esperado. El alcance del WiFi y el Bluetooth es bastante bueno, así como la estabilidad en la conexión. No he podido probar el NFC dada la situación actual, pero no dudo en su buen funcionamiento. Lo que sí es de agradecer es que Poco haya decidido mantener el infrarrojos para las funciones de mando a distancia.

Jack para los auriculares y un sonido que no logra destacar

La tendencia de eliminar el jack de 3,5 milímetros para los auriculares es cada vez más acentuada. Por suerte, Poco ha decidido mantener el puerto de conexión en el Poco F2 Pro, lo que supone un punto diferencial con respecto al resto de competidores. Personalmente es algo que agradezco, ya que cargar con adaptadores es todo un incordio.

pocophone poco f2 pro analisis 15

Si nos centramos meramente en el sonido, la experiencia proporcionada por el puerto es la esperable, con un volumen y una calidad más que aceptable. Lamentablemente, esta experiencia no se traslada a su único altavoz externo, el cual está ubicado junto al puerto de carga. El volumen de este es suficiente, aunque algo bajo con respecto a otros teléfono de gama alta. Los matices son también algo escasos, con poca presencia de bajos y unos agudos que se emborronan por las frecuencias medias.

La sensación general es que nos encontramos con un sonido plano. A esto hay que sumarle que el teléfono no cuenta con un segundo altavoz, lo que no se puede concebir en este rango de precios. No es un mal sonido, pero no se corresponde con lo que pagamos por el terminal de entrada.

Biometría que no defrauda

Los métodos de desbloqueo del Poco F2 Pro son dos. Por una parte, nos encontramos con el sistema de desbloqueo facial de su cámara delantera. He de reconocer que no lo he configurado en mis tres semanas de uso. ¿La razón? Su sensor de huellas funciona lo suficientemente bien para no tener que depender de la cámara. Es más, considero que el uso de la cámara para desbloquear el sistema es contraproducente, pues el tiempo que se toma en accionarse es tiempo que perdemos si queremos usar el dispositivo lo más rápidamente posible.

El desempeño del sensor de huellas en pantalla es bueno, de los mejores en su gama, me atrevería a decir. En ningún momento ha mostrado errores a la hora de reconocer los dedos registrados. Quizá no es tan rápido y eléctrico otros sensores en pantalla, pero el área de reconocimiento es bastante más amplia que otras opciones que he podido probar. Si en otros análisis he recomendado activar el desbloqueo facial para agilizar el acceso al sistema, en el Poco F2 Pro recomiendo directamente prescindir de él.

Conclusiones y opinión del Poco F2 Pro

Toca sacar conclusiones después de analizar en detalle el Poco F2 Pro. Hoy día el teléfono se puede comprar en la tienda oficial de Xiaomi por 500 euros a través de una promoción temporal. Por este precio nos llevamos un móvil con el mejor conjunto técnico de 2020, con 5G y con un diseño todo pantalla que ninguna otra marca ha conseguido replicar en sus respectivos terminales este año. La pregunta que tenemos que hacernos es la siguiente: ¿merece la pena desembolsar 500 euros por un teléfono con una cámara que no se encuentra a la altura y una pantalla cuya sensibilidad no proporciona una buena experiencia de uso?

pocophone poco f2 pro analisis 9

La respuesta a esta pregunta depende de las preferencias de cada usuario. Lo que es un hecho es que el teléfono ya no es tan irruptor como lo fue el Pocophone F1 en su época. Por este precio nos encontramos alternativas bastante dignas, aunque ninguna con semejante hoja de especificaciones. ¿Es el teléfono a recomendar en la gama alta este 2020? Posiblemente, pero Xiaomi tiene que empezar a cuidar más la experiencia de usuario si no quiere experimentar una huida de usuarios.

Personalmente descartaría este modelo por el problema con el táctil de la pantalla y la cobertura. Entiendo que este último puede tratarse de un problema puntual, pero no es algo que se puede dejar pasar en un móvil que sobrepasa los 500 euros en el momento de su salida.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,