Canon EOS 250D, la hemos probado

Aunque parece que las cámaras sin espejo se están llevando toda la atención del mercado (y mejorando rápidamente en ventas), algunos fabricantes como Canon siguen “creyendo” en los modelos réflex. Incluso en los dispositivos destinados a la gama de entrada. Por eso año tras año lanzan nuevos modelos que sutiles mejoras respecto al modelo al que sustituye. Este es precisamente el caso de la Canon EOS 250D, que fue presentada hace unos meses y que llega para sustituir a la Canon EOS 200D.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

La Canon EOS 250D es una cámara para principiantes. Y, siendo sinceros, no ofrece demasiados cambios respecto a su predecesora. Los más importantes son el cambio del procesador, pasando al DIGIC 8, y la incorporación de la grabación de vídeo con resolución 4K. Eso sí, con los habituales “peros” que encontramos en prácticamente todas las cámaras de Canon. Así pues, tenemos un sensor de 24.1 MP, enfoque Dual Pixel CMOS AF, pantalla articulada y buena conectividad. Hemos querido probarla durante algunos días para ver cómo se comporta.

Ficha técnica Canon EOS 250D

SensorCMOS APS-C de 24,1 megapíxeles
Procesador de imagenDIGIC 8
ObjetivoMontura EF
Enfoque· Mediante visor óptico: sistema de detección por diferencia de fases de la formación de imagen secundaria TTL con sensor AF dedicado, 9 puntos de enfoque
· Mediante visión en directo en pantalla LCD: sistema AF Dual Pixel CMOS. Píxeles de detección de fase incorporados en el sensor de imagen, 143 puntos de enfoque
Sensibilidad ISO100 – 25600, ampliable hasta 51200 ISO
Disparo continuoHasta 5 fps en JPEG + RAW
VisorPentaespejo, cobertura del 95%, ampliación 0,87x
PantallaTFT Clear View II de 3 pulgadas, formato 3:2, ángulo variable, aprox. 1 040 000 píxeles sRGB
Ví­deoHasta 4K a 30 fps
ConectividadWiFi, Bluetooth, mini HDMI, micrófono externo, Hi-Speed USB
Baterí­aLP-E17
AlmacenamientoSD, SDHC, SDXC (compatible con UHS Speed Class 1)
Dimensiones122,4 x 92,6 x 69,8 mm
Peso451 gramos
DisponibilidadDisponible
Precio700 euros (con objetivo EF-S 18-55mm f/4-5.6 IS STM)

 

DISEÑO Y MANEJO

hemos probado Canon EOS 250D lateral

A nivel de diseño también tenemos un dispositivo muy similar al que conocimos hace dos años. De hecho, Canon lleva mucho tiempo manteniendo un diseño muy parecido en todas sus cámaras réflex. La Canon EOS 250D llega en tres acabados, con un modelo totalmente negro, uno que combina blanco con plata y un tercero de color plata con detalles marrones. Yo he tenido ocasión de probar este último y la verdad es que es bastante llamativo.

hemos probado Canon EOS 250D empuñadura

Lo primero que llama la atención al coger la cámara es su peso. Es una cámara muy ligera, con un cuerpo bastante ergonómico. En la zona de la empuñadura y en la parte de descanso del pulgar es donde tenemos los toques marrones. Estos son de un material similar a la piel y bastante cómodos.

hemos probado Canon EOS 250D botones

En cuanto a los mandos y controles, se han reducido respecto a los modelos de gama más alta. Por ejemplo, tenemos una sola rueda de control, situada justo encima del botón de disparo. Tras ella localizamos el botón ISO y un botón que nos permitirá apagar la pantalla.

hemos probado Canon EOS 250D trasera

En la zona que queda sobre el pulgar está el dial de modos y también el botón de encendido, que ha cambiado de diseño respecto a su predecesora. El resto de botones pasan a la parte trasera. A la derecha de la pantalla tenemos el botón AV, la habitual cruceta y los botones de Play y Papelera. Además, sobre la pantalla hay un pequeño botón para cambiar entre pantalla y visor.

hemos probado Canon EOS 250D botón menú

Por último, en la parte derecha de la cámara tenemos los botones de Menú e Info. En cuanto a la parte frontal, me ha llamado la atención que han desaparecido el botón para levantar el flash y la luz de ayuda para el enfoque. Ahora para levantar el flash tendremos que hacerlo de forma manual, mediante dos pequeñas muescas que tenemos a ambos lados del flash.

hemos probado Canon EOS 250D conectores

Por lo demás, en la parte derecha de la cámara (mirando la cámara por la parte trasera) tenemos una tapa con los conectores HDMI y USB. Y en la parte contraria tenemos otra tapa con la conexión para el disparador remoto y el micrófono externo.

hemos probado Canon EOS 250D batería

Y, por último, en la parte inferior tenemos otra tapa con la batería y la tarjeta de memoria. Ambas comparten el mismo hueco. También tenemos, como es lógico, la habitual rosca para el trípode.

Visor y pantalla

La Canon EOS 250D incorpora un visor de tipo pentaespejo con una cobertura aproximada del 95% y una ampliación de 0,87x. Unos datos idénticos a los de otras cámaras de la misma categorí­a. Y lo cierto es que, teniendo en cuenta las mejoras de los visores ópticos, el visor de la EOS 250D se me ha quedado “algo corto”. Es un visor muy pequeño, tanto que a veces se hace difícil enfocar con él (y eso que mediante el visor solo tenemos 9 puntos de enfoque).

Más calidad y fiabilidad nos ofrece la pantalla. La Canon EOS 250D cuenta con un panel táctil TFT Clear View II de 3 pulgadas con formato 3:2 y 1.040.000 pí­xeles sRGB. La respuesta táctil es rápida y se ve correctamente incluso a pleno sol. Por otro lado, la pantalla es de ángulo variable, como suele ser habitual en las cámaras del fabricante. Esto significa que podremos abatirla y girarla para poder revisar el enfoque en casi cualquier posición. También será perfecta para grabarnos a nosotros mismos o hacernos selfies.

hemos probado Canon EOS 250D pantalla

Y teniendo en cuenta que estamos ante una cámara para principiantes, Canon ha vuelto a incluir el Modo Guiado. Con este modo activado la interfaz de usuario se vuelve mucho más visual, con constantes consejos para el usuario. Por ejemplo, si disparamos en el modo AV, la cámara nos mostrará un pequeño gráfico con la apertura. Al mover la rueda nos irá marcando qué efecto conseguiremos con el valor que estamos poniendo.

Enfoque y disparo

La Canon EOS 250D cuenta con dos sistemas de enfoque diferentes. El uso de uno u otro depende de si enfocamos con el visor o con el modo Live View.

Si optamos por el visor óptico tendremos un sistema de detección por diferencia de fases de la formación de imagen secundaria TTL con sensor AF dedicado. En este caso tendremos 9 puntos de enfoque de tipo cruz.

Si preferimos el modo Live View tendremos el conocido sistema AF Dual Pixel CMOS de Canon. Este utiliza píxeles de detección de fase incorporados en el sensor de imagen e incorpora 143 puntos de AF mediante selección automática de la cámara.

En cuanto a su rendimiento, ya hemos visto en otros análisis que el Dual Pixel funciona a las mil maravillas. Es capaz de enfocar de forma rápida incluso en condiciones complejas de luz.

Respecto a la velocidad de disparo, la ficha técnica de la EOS 250D marca una ráfaga máxima de 5 fps. Esto es así si disparamos en RAW, siendo muy superior si solo lo hacemos en JPEG. De hecho, me he cansado yo antes que la cámara para comprobar cuántas fotos hacía en ráfaga en este formato.

Calidad de imagen

hemos probado Canon EOS 250D calidad de imagen foto 1

Canon EOS 250D 34 mm, f/14, 1/160, ISO 100 (JPEG directo de cámara)

Aunque estemos ante una cámara que recorta en diseño, materiales e incluso el visor, lo cierto es que sigue siendo una cámara que ofrece una calidad de imagen muy buena. La Canon EOS 250D cuenta con el conocido sensor CMOS APS-C de 24.1 megapíxeles, pero mejora su rendimiento gracias a la incorporación del procesador DIGIC 8.

hemos probado Canon EOS 250D calidad de imagen foto 2

Canon EOS 250D 40 mm, f/5.6, 1/500, ISO 200 (JPEG directo de cámara)

Las fotografías que consigue está cámara tienen mucho detalle y colores naturales. El rango dinámico es más que correcto y los colores son fieles a la escena real. Y eso que la he probado con un objetivo muy sencillo, el EF-S 18-55mm f/4-5.6 IS STM típico de los kits.

hemos probado Canon EOS 250D calidad de imagen foto ISO

Canon EOS 250D 20 mm, f/4.5, 1/500, ISO 1250 (JPEG directo de cámara)

La cámara es capaz de mantener unos niveles de ruido bastante aceptables. Como ya vimos en la EOS 200D, alcanza un ISO máximo de 25600, pudiendo forzar hasta los 51200 ISO. En cuanto al resultado, incluso a 6400 ISO tendremos un resultado perfectamente aprovechable.

Galería de fotos hechas con la Canon EOS 250D (todas son JPEG directas de cámara)

 

Vídeo

Una de las novedades más importantes de la Canon EOS 250D es la posibilidad de grabar vídeo con resolución 4K. Al menos si la comparamos con su predecesora, ya que los últimos modelos del fabricante ya eran capaces de hacerlo.

En concreto, podremos grabar con resolución 4K a 30fps durante un máximo de 29 minutos y 59 segundos. Eso sí, no nos libramos del recorte habitual de Canon. Las últimas compactas del fabricante, Canon PowerShot G5 X Mark II y Canon PowerShot G7 X Mark III, parece que han eliminado este recorte, así que esperamos que las próximas réflex y sin espejo de Canon también lo hagan. Pero de momento está presente.

Conectividad y autonomía

Aunque en el apartado de diseño ya hemos repasado la ubicación de los conectores, vale la pena señalar para qué podemos utilizar las conexiones WiFi y Bluetooth. Mediante la aplicación Camera Connect podremos conectar la cámara al móvil y transferir directamente las fotos de la tarjeta de memoria de la cámara a nuestro smartphone. Además, podremos utilizar el móvil como disparador remoto.

hemos probado Canon EOS 250D capturas

En lo referente a la autonomía, la Canon EOS 250D utiliza una batería recargable LP-E17. Esta ofrece, según la ficha técnica de la cámara, una autonomía de 1.070 disparos si usamos el visor y 320 si utilizamos el Live View.

De nuevo, la autonomía sigue siendo muy superior a la que ofrecen la gran mayoría de cámaras sin espejo. Os puedo decir que la cámara me llegó con la batería cargada y en toda la prueba no he tenido que cargarla ni una sola vez.

Conclusiones y precio

Un año más, Canon ha querido ofrecer a un público principiante una cámara sencilla, fácil de transportar y utilizar, pero que mantiene muchas de las características de los modelos de gama alta. Una cámara ideal para iniciarse en la fotografía réflex o dar un paso más allá de las cámaras del móvil o compactas.

hemos probado Canon EOS 250D final

Aunque la Canon EOS 250D no sea un revolución respecto a su predecesora, lo cierto es que mejora en dos aspectos clave. Primero en el procesador de imagen, ya que el DIGIC 8 cuenta con un punto más de calidad de imagen. Y, por otro lado, la posibilidad de grabar vídeo con resolución 4K.

Es cierto que es una cámara con algún “pero”, como por ejemplo el tener solo una rueda de control. Si la idea es lanzar una cámara para los que están aprendiendo fotografía, ¿no sería más lógico tener más controles que faciliten el disparo en manual? Por otro lado, lo de que el flash no se dispare en automático tampoco acabo de entenderlo. Y el visor es, como comentaba, de una calidad muy justa.

Pero son pequeños detalles que no deslucen la gran calidad de imagen que consigue la cámara. Eso sí, quizás el precio sí sea uno de sus grandes hándicaps. Y es que la Canon EOS 250D tiene un precio oficial de 700 euros con el objetivo EF-S 18-55mm f/4-5.6 IS STM.

Otras noticias sobre... ,