Toda la verdad sobre las certificaciones 4K y el subpixel blanco

Las certificaciones 4K son una buena forma de diferenciar los televisores que ofrecen una gran calidad de imagen de otros más modestos. Y es que hoy en día todos cuentan con resolución 4K y sistema HDR. Esto hace más difícil para los usuarios saber qué modelos ofrecen un mejor rendimiento. Sin embargo, no todas las certificaciones 4K son iguales. Así que es importante saber qué tipo de pruebas realizan y si realmente garantizan que el televisor tenga una gran calidad de imagen.

Por otro lado tenemos “la polémica” del subpíxel blanco. Algunas marcas hablan del subpíxel blanco como una característica negativa para la calidad de imagen de un televisor. De hecho, se están utilizando lupas en algunos puntos de venta para visualizar ese subpíxel blanco y comunicar que el hecho de que el píxel sea RGB (sin subpíxel blanco) genera mejores colores, luminosidad y nitidez. Sin embargo, esto no es así. Vamos a intentar aclararlo.

Más y mejores píxeles

toda la verdad sobre las certificaciones 4K y el subpixel blanco resoluciones

No se puede negar que cuantos más píxeles tenga una pantalla, mejor tendrá que ser la calidad de imagen. El píxel es la unidad mínima de imagen y cuanto más pequeño sea, mayor cantidad de ellos cabrán en la pantalla del televisor y podrán mostrar detalles más finos de la imagen. De ahí que la resolución de los televisores se haya ido incrementando con el paso de los años. Hemos pasado de la Definición Estándar o SD (720 x 575 píxeles) a los actuales 4K (3840 x 2160 píxeles), pasando por la HD (1024 x 720 píxeles) y Full HD (1920 x 1080 píxeles). Dentro de poco el estándar pasará a ser el 8K.

Pero, la cantidad de píxeles, ¿es todo lo que realmente importa para conseguir la mejor calidad de imagen? La respuesta es no. Con un televisor 4K actual de 65 pulgadas, a unos 30 cm de distancia de visionado, los detalles muy finos se pueden reproducir y ver fielmente. Sin embargo, son más difíciles de percibir a medida que nos alejamos de la pantalla entre 1 y 2 metros.

toda la verdad sobre las certificaciones 4K y el subpixel blanco colores

Por el contrario, nuestro ojo sí es capaz de percibir, incluso a varios metros de distancia, diferentes tonalidades de colores, escalas de brillos, e incluso el parpadeo de una imagen en movimiento grabada a 50 fotogramas por segundo o menos. Por eso, las tecnologías asociadas a las pantallas de los televisores siguen mejorando, no sólo para incluir más píxeles sino para que estos sean de “Mejor Calidad”.

Esto nos lleva a preguntarnos, ¿qué son los píxeles de “Mejor calidad”? Son píxeles capaces de reproducir espacios de color cada vez mayores. También rangos dinámicos de luminosidad y escalas de grises superiores con intervalos más pequeños.

toda la verdad sobre las certificaciones 4K y el subpixel blanco HFR

Píxeles capaces de reproducir imágenes a mayor velocidad para mostrar más nítidas las imágenes en movimiento. En definitiva, píxeles que nos permitan conseguir reproducir una imagen lo más parecida a como la veríamos con nuestros propios ojos. O bien, con las tonalidades y dinámica exacta a como el director de cine quiere que veamos esos contenidos.

Este es el motivo por el que, cuando repasamos las características de un televisor vemos otros términos destacados. Por ejemplo, es muy común leer en los carteles publicitarios términos como WCG (Wider Color Gamut), BT.2020 o el ya conocido HDR (High Dynamic Range).

toda la verdad sobre las certificaciones 4K y el subpixel blanco procesador

Para que un televisor sea capaz de trabajar con la resolución 4K, los diferentes formatos HDR y con 10 o incluso 12 bits, necesita un procesador de imagen potente. Un chip como los Alpha 9 y Alpha 7 de LG, presentes en sus televisores OLED y SuperUHD con Nanocells respectivamente. En concreto, los procesadores Alpha 9, presentes en los televisores OLED C8 y superiores, son los únicos hasta la fecha capaces de recibir por antena señales de televisión UHD 4K, con HDR, HFR, WCG BT.2020 y sonido Dolby Atmos.

Como hemos visto, la relación de calidad entre las señales de vídeo en UHD y las pantallas 4K no se reduce únicamente a la cantidad de píxeles en la pantalla. También entran en juego otros estándares como los espacios de color, los formatos HDR, HFR y el número de bits entre otros.

¿Cómo sabemos qué modelos cumplen todas estas características? Con las certificaciones 4K

toda la verdad sobre las certificaciones 4K y el subpixel blanco certificaciones 4K

Son varias las empresas certificadoras de pantallas de televisión que permiten certificar si un televisor 4K es compatible con las señales UHD de mayor calidad. Algunos ejemplos son UL en Estados Unidos, Intertek en UK o TÜV en Alemania.

Pero entre ellas podemos destacar Eurofins, una empresa de certificaciones 4K reconocida en toda Europa. Certifica tanto la resolución de la pantalla de un televisor 4K, como su compatibilidad con respecto a la capacidad de reproducir señales en UHD. Esto incluye WCG, HDR y HFR, tanto para señales conectadas al televisor por HDMI, como por USB, Streaming y Antena.

Lo que debemos saber es que no todas las empresas de certificaciones 4K son iguales. Algunas se centran solo en aspectos de la pantalla. Otras, incluso, son empresas de Autocertificación. Es decir, es el propio fabricante de televisores el que realiza sus propias pruebas, presentando un informe definitivo para la obtención del certificado. Como es lógico, estas son menos exigentes, por lo general, y menos objetivas.

Calidad de imagen y eficiencia energética: RGBW

toda la verdad sobre las certificaciones 4K y el subpixel blanco RGBW

Para conseguir reducir el consumo energético sin perder calidad de imagen, algunos televisores han empezado a incorporar un 4 subpíxel de color blanco o W, a los tradicionales R, G, B.

Estas pantallas son las denominadas RGBW, algunas de las cuales, en modelos de gama alta, son compatibles además con HFR (100 Fotogramas por segundo), HDR Dolby Vision, HDR Technicolor y sonido Dolby Atmos. Y, por supuesto, son televisores 4K, compatibles con señales de vídeo UHD, a 10bit, WCG, HDR,

En definitiva, a la hora de elegir qué televisor comprar debemos poner atención tanto en la resolución como en la compatibilidad con los formatos de mayor calidad. La generación de pantallas WRGB aporta un mejor contraste y definición, optimiza un 38% la luminosidad del brillo, mejora el volumen de color y reduce el consumo energético. Además, es conveniente verificar las certificaciones 4K.

Otras noticias sobre... ,