Cómo aumentar la velocidad de la conexión a Internet

A todos nos preocupa en mayor o medida la velocidad de Internet. Si cuentas con un buen servicio, una red de fibra o ADSL que te permite disfrutar de una navegación con soltura, pero observas cierta lentitud, es posible que tengas que estudiar otros aspectos. En algunos casos, la ubicación del router, el navegador, algún plugin o complemento puede estar perjudicando. Eso sin contar la posibilidad de que algún vecino te haya pirateado la WiFi y esté haciendo uso de ella sin que lo sepas. Ahora bien, ¿cómo puedes poner todo esto en orden para que Internet vaya más rápido? Te damos todas las claves.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Ten en cuenta la ubicación del router

Si vives en una casa muy grande y notas que Internet parece que va a pedales, es posible que esto tenga mucho que ver con la posición del router. Intenta colocarlo en un lugar próximo a donde te sueles conectar. Además, si tienes posibilidad conecta el equipo mediante el cable de red, evitando la WiFi. De este modo, la conexión será más rápida y estable. Ten en cuenta que la señal WiFi es muy sensible y en muchas ocasiones está muy determinada por los obstáculos que hay a su paso: puertas, paredes, pasillos… Si no tienes más remedio que tener el router lejos de donde tienes el ordenador, te recomendamos que instales un repetidor. Funcionan muy bien y suelen ser una opción perfecta para casas de planta baja u oficinas.

velocidad conexion

Cambia de navegador

Otra opción para mejorar la velocidad de Internet es cambiar de navegador. Google Chrome o Firefox están entre los favoritos por consumir pocos recursos. Además, ambos son una buena idea para sitios que cuentan con muchos elementos de JavaScript y Flash. De hecho, Firefox, incluso, dispone de extensiones que te permiten bloquear este tipo de elementos hasta que tú los habilites. En este sentido, un gran complemento es AdBlock Plus, que elimina los anuncios molestos en determinadas webs que invaden la pantalla con publicidad. Pero si lo usas, recuerda no bloquear los de tuexperto.com donde siempre hemos tenido mucho respecto al lector 😉 También puedes probar el complemento Fasterfox Lite, que da al navegador Firefox opciones para disfrutar de más velocidad.

Tengas el navegador que tengas, asegúrate que siempre esté instalada la última versión. Además, es muy recomendable que no solo instales en tu ordenador un único navegador. Descarga otros y compara la velocidad. Por ejemplo, puedes alternar Chrome o Firefox, con el nuevo Microsoft Edge o Safari. El objetivo es que tú mismo observes cuál es el que mejor rinde en tu equipo y con cuál te merece más la pena navegar.

navegadores

Comprueba que nadie te está robando la WiFi

Generalmente, si te estás robando la WiFi es muy probable que sea porque no has cambiado la contraseña que viene de serie. Hay muchos programas que pululan por la red y que son capaces de hackear la red a partir de esta primera clave que venía por defecto con tu router.

Aunque es bastante complicado robar una conexión WPA2 si has cambiado la contraseña, se han dado casos en los que usuarios se han saltado este sistema de seguridad, haciendo uso de la WiFi sin que el propietario tuviera ni idea. Es cierto que es mucho más seguro que el anterior protocolo WPA, pero no está de más que hagas una serie de comprobaciones si quieres quedarte del todo tranquilo de que nadie ha accedido a tu router.

Para comprobar que no hay extraños usando tu conexión, lo primero que tienes que hacer es apagar todos los dispositivos que tengas conectados y luego fí­jate en las luces del router. Si tras hacer esto sigues viendo parpadear la luz de actividad, no hay duda, alguien está usando la linea sin tu permiso. Otra forma de comprobarlo es entrando en la web de configuración del router y ver la lista de dispositivos que hay conectados a tu red. Comprueba que únicamente están los que usas en casa.

Teniendo en cuenta esto, y para evitar que nadie te robe la WiFi, cambia la contraseña que viene por defecto. Pon una en la que se alternen letras, números y minúsculas con mayúsculas. Además, procura que no tenga una extensión corta. Lo recomendable es entre 8 y 10 caracteres. También te aconsejamos que ocultes el nombre de la WiFi. Es decir, que nadie pueda encontrarla al buscar en las redes disponibles. Aquí te explicamos cómo puedes llevarlo a cabo.

WiFi Oculta

Cambia el canal del router

Uno de los factores que pueden estar afectando a la velocidad de tu conexión a Internet es el canal del router. Si vives en un edificio, es muy normal que haya interferencias en la red, puesto que puede haber varios vecinos usando el mismo canal. Este puede ser uno de los motivos de que se esté produciendo esa lentitud o, incluso, algunos cortes. Por tanto, no pierdes nada en cambiarlo para comprobar qué tal te va al hacerlo.

Para ello, puedes instalar inSSIDer. Este programa escanea las redes inalámbricas y los canales asociados. Es muy sencillo de utilizar.

  • Solo tienes que localizar tu conexión inalámbrica en la lista, buscar el canal por el que transmite, y compáralo con los otros canales que están en uso.
  • Si ves que en el que estás lo utilizan una gran mayoría de usuarios, no lo dudes, cámbialo. Conéctate a la dirección IP de tu router, busca el canal de transmisión en los ajustes y elige una alternativa en la lista desplegable.

dispositivos conectados

Comprueba si hay conflicto con otros dispositivos

Si en tu casa tienes muchos dispositivos conectados a la vez a la misma red WiFi, varias tabletas, ordenadores o móviles, es posible que se esté un produciendo un conflicto que esté afectando a la velocidad. De ahí que notes que la conexión te va más lenta de lo normal. Para evitar esto una buena idea, si aún no la has llevado a cabo, es comprar un router 802.11ac de doble banda. Estos modelos transmiten a dos bandas de frecuencias distintas (2.4 y 5 GHz), por lo que desde la configuración son capaces de conectarse a una u otra. Conecta, por ejemplo, los dispositivos más viejos a la de 2.4 Ghz y los más modernos a la de 5 GHz. De este modo, evitarás interferencias entre ambas.

Otras noticias sobre...