leyendas urbanas

Las historias que se contaban alrededor del fuego, durante un campamento de verano, han cambiado. La llegada de Internet ha propiciado que multitud de historias terrorí­ficas, truculentas y misteriosas nazcan a su amparo. Es un territorio en el que parece que las leyes de la lógica aún tienen que desarrollarse, un mundo virtual en el que todo puede suceder. Si a esto le sumamos el carácter viral de sus mensajes y que hay gente con muchí­sima imaginación y tiempo libre, es de suponer que las leyendas urbanas se hayan multiplicado exponencialmente.

Vamos a contarte algunas de las leyendas urbanas nacidas al amparo de Internet que nos han parecido más estremecedoras y terrorí­ficas. Deja paso a historias que te pondrán la piel de gallina, a lo que se conoce como ”creepypastas”: las leyendas urbanas más terrorí­ficas de Internet.

Los cuartos rojos o ”red rooms”

Hay una parte de internet que pocos conoces. Pocos se atreven a entrar. Muchos de los que entran, además, no lo hacen con la mejor de las intenciones. Es un sitio, dicen, repleto de anuncios en los que es posible contratar a un asesino a sueldo o comprar drogas duras. También, donde se trafica con pornografí­a infantil. Un caldo de cultivo excelente para cualquier leyenda urbana. Como esta de los cuartos rojos.

Los cuartos rojos, o ”red rooms” son habitaciones en las que se tortura a gente. Gente anónima que es secuestrada, trasladada a estas habitaciones y torturadas hasta la muerte. Y tú eres su público. Tú puedes ver el ”espectáculo”, como si se tratase de un show porno, y pagar por un tipo de tortura en especial.

ANNA is sad

Una página aparentemente inofensiva, que incluso apela a la solidaridad de la gente, puede convertirse en algo perturbador, simplemente por el hecho de estar incluida en la deep web. Aún, a dí­a de hoy, no se conoce cuales son los motivos de dicha página.

La página es muy sencilla. Tanto, que la sospecha vení­a, precisamente, de las razones de por qué una página así­ estaba en la deep weeb: un GIF en blanco y negro de una serie de anime, en el que se ve a una adolescente desolada, llorando, una música muy triste y la siguiente leyenda:

“ANNA is sad… Please HELP and DONATE bitcoins for a good reason” (ANNA está triste… Por favor, ayuda donando bitcoins por una buena causa).

Seguido por un código en color verde para hacer la donación. Luego, las instrucciones: donar, enviar un mail a una dirección y recibir un regalo. Sí­, donas y recibes un regalo. ¿Qué extraño, verdad? Muchas son las especulaciones: que si se trata de una página que promueve la anorexia (ANNA es el nombre que reciben las páginas en las que se promueven los trastornos alimenticios).

Para rizar aún más el rizo, la página está clasificada como ”contenido adulto”. ¿Por qué razón, si tan solo es una página para donar dinero a una chica que  parece estar pasándolo mal? De momento, no se sabe lo que oculta la página de ANNA is sad.

Suicidemouse.avi

Uno de los creepypastas más legendarios de Internet junto con el Slenderman. Un video en el que se puede ver a Mickey Mouse andando por la ciudad puede llegar a convertirse en una pieza macabra de terror tan perturbadora que incita al suicidio a todos aquellos que lo ven entero. En el ví­deo, podemos ver como el mí­tico roedor de Disney anda apesadumbrado, triste. Como si arrastrara una depresión inmensa. Algo impropio de un personaje como éste. Según cuenta la leyenda, todo el que ve de principio a fin este ví­deo cae en una espiral de muerte y autodestrucción.

El ví­deo también se puede usar, cuenta la leyenda de la deep web, para invocar al demonio. Se escribe en un papel ”Suicidemouse.avi”. A continuación, se encienden dos velas negras, una colocada en la S de Suicide y otra en la E. Cogemos un peluche de nuestra infancia y lo colocamos en la parte superior del papel. Por último, decimos en voz alta ”Suicidemouse.avi quieres jugar conmigo” 5 veces mientras damos play al ví­deo.

Aquí­ tenéis el ví­deo. Es realmente perturbador, sobre todo por los sonidos estridentes y la deformación de imagen que presenta a medida que avanza. Si decides verlo entero o incluso hacer el ritual, recuerda que es bajo tu responsabilidad.

La inexpresiva

creepypastas

Uno de los relatos más inquietantes y misteriosos que hemos podido ver en Internet. Una mujer llega a un hospital al haber tenido un accidente. Nada extraño, aparentemente. Lo raro de todo es el rostro de la mujer, un rostro aliení­gena, sin cejas, inexpresivo. Llegó con un vestido blanco, manchado de sangre y un gato atrapado entre sus dientes, muerto. En el momento en que soltó al gato, ella se desmayó fulminantemente.

La prepararon para la sedación. En ese momento, la inexpresiva se libró del personal médico con todas sus fuerzas, esbozando una terrorí­fica sonrisa que dejaba a la vista unos dientes afilados como agujas. Se fue directa al médico y le clavó los dientes en el cuello, arrancándole la yugular. El doctor la miró, preguntándose quién serí­a. Ella le respondió:

“Yo… soy… Dios”

No se sabe nada de la procedencia de esta fotografí­a, por lo que muchos creen que esta leyenda urbana tiene más de realidad que de mito. ¿Quién sabe la verdadera historia?

El hombre sonriente

Imagina que estás aburrido en casa y no puedes dormir. Sales a dar un paseo por la noche y, al girar la esquina, te encuentras con una misteriosa figura, bailando claqué, enchaquetado, sonriéndote. Pasas de largo y la sospechosa figura decide seguirte. Decide seguirte por siempre jamás. Un usuario de YouTube decidió contar la terrible historia en un estupendo corto que aquí­ te enlazamos.

Slenderman

En un especial sobre creepypastas no podí­a faltar la historia del hombre alto: el slenderman fue creado en un foro de la página web Something Awful y es representado por una figura desmesuradamente alta y delgada, vestida de negro, con brazos enormes y sin rostro. Se dice que acosa a los niños, secuestrándolos y sometiéndolos a las más terribles torturas. Hay numerosas obras de ficción basadas en su mitologí­a: una de las más famosas es la web serie “Marble Hornets”, una de las más terrorí­ficas que se pueden ver en Internet.

Aquí­ arriba os dejamos con la serie. Recomendamos verla a oscuras y con auriculares. La experiencia puede ser realmente escalofriante, hasta el punto de dudar si lo que estamos viendo es una obra de ficción o si, por el contrario, tiene algo de real.

El suicidio de Calamardo

Te dejamos con otro de los creepypastas más mí­ticos de la historia de Internet. En este caso tenemos como protagonista a Calamardo, personaje de la serie de animación Bob Esponja. Cuenta la leyenda que un extrabajador de Nickelodeon, canal donde se emite esta serie juvenil, recordaba un episodio, prohibido por los productores, en los que se podí­a ver a Calamardo interpretando música. Todos los personajes lo abuchean. Luego, puede verse a Calamardo en la cama, deprimido por su actuación, echándose a llorar. Posteriormente, comienza a echar sangre por los ojos de una manera exagerada y se suicida, pegándose un tiro en la boca.

Este episodio fue mostrado a los productores que lo rechazaron en cuanto lo vieron. Además, habí­an insertado imágenes de niños con disparos. Un usuario de YouTube ha recreado el episodio con todo lujo de detalles. Nunca se supo si el episodio existió en realidad o no.

Cuéntanos tu leyenda urbana de Internet favorita en la sección de comentarios. Esperamos que pases una buena noche.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp