Samsung Galaxy Tab S, la hemos probado

tuexperto RecomiendaLa compañí­a surcoreana Samsung presentó hace ya algún tiempo la Samsung Galaxy Tab S 10.5, una tableta de alta gama que busca posicionarse como el complemento ideal para las personas que necesitan un sustituto para el tradicional ordenador portátil. Estamos ante una tableta que incorpora una pantalla Super AMOLED de 10.5 pulgadas con una resolución de 2.560 x 1.600 pí­xeles, y entre algunas de sus especificaciones técnicas internas nos encontramos con una memoria RAM de 3 GigaBytes o el sistema operativo Android en su versión de Android 4.4.2 KitKat. Hemos tenido la oportunidad de realizar una prueba de la Samsung Galaxy Tab S 10.5 (en su versión con conectividad WiFi y 16 GigaBytes de almacenamiento interno), y en esta ocasión vamos a analizar punto por punto todas sus caracterí­sticas para tratar de descubrir qué es lo que realmente nos ofrece Samsung con esta tableta disponible en el mercado español por un precio de 500 euros.

Samsung Galaxy Tab S, la hemos probado

Diseño

La Samsung Galaxy Tab S 10.5 se presenta con un diseño similar al de algunos móviles de gama alta de Samsung tales como el Samsung Galaxy Note 3 o el Samsung Galaxy S5. Esto quiere decir que en la parte trasera de la Galaxy Tab S 10.5 nos encontramos con una carcasa de plástico microperforado que busca asemejarse al cuero, y aunque resulta evidente a primera vista el tipo de material del que se trata, esta carcasa trasera resulta ser muy ergonómica en el sentido de que crea una superficie antideslizante que permite sujetar con firmeza la tableta incluso con una sola mano.

El material protagonista en la Samsung Galaxy Tab S 10.5 es el plástico. Aún así­, todas las piezas de esta tableta presentan un acabado de calidad que se evidencia en detalles tales como el marco con aspecto metálico de color dorado, el cual recorre todo el alrededor de la tableta tanto en la versión con la carcasa de color gris como en la versión con la carcasa de color blanco. Las medidas de este terminal están establecidas en los 247.3 x 177.3 x 6.6 milí­metros, y mención aparte merece el reducido grosor de esta tableta, el cual presenta un tamaño inferior incluso a muchos móviles de gama alta del mercado. El peso de la Samsung Galaxy Tab S 10.5 está establecido en los 465 gramos, lo que se traduce en un peso muy contenido para el tipo de dispositivo ante el que nos encontramos.

Si echamos un vistazo a todas las conectividades fí­sicas con las que cuenta la Samsung Galaxy Tab S 10.5 veremos que en la parte superior de la tableta tenemos el botón de bloqueo de la pantalla, el botón de volumen y el sensor de infrarrojos (el cual, entre otras funciones, permite utilizar la tableta como mando a distancia). En la parte izquierda se encuentran ubicados el altavoz y la salida minijack de 3.5 milí­metros, mientras que en la parte derecha tenemos otro altavoz, una ranura para tarjetas microSD y una salida para el conector microUSB. En la parte frontal de la Galaxy Tab S 10.5, concretamente debajo de la pantalla, nos encontramos con el botón de Inicio (el cual también funciona como lector digital de huellas) y con los dos botones táctiles de Menú y Retroceso. Por último, en la parte trasera tenemos la cámara principal acompañada de su respectivo flash LED, el logotipo de Samsung y dos pequeños orificios destinados a permitir la utilización de la tableta en un soporte.

Samsung Galaxy Tab S, la hemos probado

Pantalla

La pantalla Super AMOLED de la Samsung Galaxy Tab S 10.5 es el plato fuerte de este terminal. Con un tamaño de 10.5 pulgadas, una resolución de 2.560 x 1.600 pí­xeles y una densidad de pí­xeles en pantalla de 288 ppi, esta pantalla presenta una gran calidad de imagen que se demuestra en una alta nitidez y en un brillo de pantalla adaptable a prácticamente cualquier tipo de entorno (interiores, exteriores de noche, exteriores a plena luz del sol, etcétera).

Pero la nitidez de la pantalla no solamente se refleja en el momento de visualizar ví­deos e imágenes, sino que también se evidencia en el momento en el que leemos algún tipo de texto. Si ajustamos el brillo a un nivel lo suficientemente moderado como para que no nos resulte molesto a la vista podemos llegar a utilizar incluso la Samsung Galaxy Tab S 10.5 como lector de textos sin notar ninguna fatiga durante horas. De hecho, mencionando el uso de lectura de textos de esta tableta cabe destacar la presencia del “Modo lectura“, el cual permite ajustar los parámetros de la pantalla para leer documentos de texto sin sufrir fatiga ocular. Para activar este modo simplemente debemos deslizar hacia abajo la barra de notificaciones, pulsar sobre la opción de “Modo lectura” para activarla, pulsar sobre el botón de “Ajustes” que se nos aparecerá en una ventana emergente, pulsar sobre el icono del lápiz ubicado en la parte superior derecha de la pantalla y, por último, elegir las aplicaciones en las que queremos que se active el modo de lectura. De esta forma, cada vez que abramos alguna de esas aplicaciones la tableta automáticamente adaptará la configuración de la pantalla para permitirnos leer con comodidad cualquier tipo de texto.

La respuesta táctil de la pantalla es excelente, y no es de esperar menos teniendo en cuenta el tipo de producto ante el que estamos. El funcionamiento del botón de Inicio es muy suave, mientras que las dos teclas táctiles de Menú y Retroceso responden a la perfección a nuestras pulsaciones.

Uno de los aspectos más criticados de la Samsung Galaxy Tab S 10.5 es su escáner digital de huellas, ubicado en el botón de Inicio. Resulta que, principalmente debido a los problemas de espacio del panel inferior, tanto en esta tableta como en el Samsung Galaxy S5 el lector de huellas está integrado de tal forma que para detectar una huella es necesario que deslicemos el dedo sobre el botón. Esto quiere decir que para desbloquear la tableta deberemos deslizar ligeramente el dedo sobre el botón de Inicio desde arriba hacia abajo.

Si estamos acostumbrados a los lectores digitales de otros fabricantes probablemente necesitaremos algún tiempo hasta acostumbrarnos al funcionamiento del lector de huellas de la Samsung Galaxy Tab S 10.5, aunque una vez hayamos entendido su funcionamiento no deberí­amos encontrarnos con mayores problemas para desbloquear la pantalla (o para verificar nuestra cuenta de Samsung o realizar pagos con PayPal, dos de las funciones adicionales que tiene este lector de huellas). Por otra parte, esto no quita que Samsung deba plantearse incorporar un nuevo tipo de lector digital de huellas en los próximos terminales de la gama Galaxy para así­ conseguir agilizar el proceso de desbloqueo de la pantalla.

Samsung Galaxy Tab S, la hemos probado

Cámara y audio

La cámara principal de la Samsung Galaxy Tab S 10.5 incorpora un sensor de ocho megapí­xeles (con una apertura de f/2.4) acompañado por un flash LED. Aunque pueda parecer que se trata de un sensor demasiado sencillo para el tipo de producto ante el que nos encontramos, en nuestra prueba hemos podido comprobar que la cámara principal de la Galaxy Tab S 10.5 se defiende con mucha fuerza ante las fotografí­as tomadas en escenarios al aire libre. De hecho, tanto en tomas cercanas como en capturas de paisajes podemos obtener una muy buena calidad de imagen influenciada por la ayuda del autoenfoque, el cual se encarga en cada momento de enfocar automáticamente la escena a la que estamos apuntando con la cámara de tal forma que lo único que tenemos que hacer para inmortalizar una escena es pulsar sobre el botón virtual de la cámara.

El estabilizador digital de imagen también supone un importante complemento para esta cámara, ya que nos garantiza una buena nitidez tanto en las fotografí­as como en los ví­deos, lo que resulta fundamental teniendo en cuenta que el gran tamaño de esta tableta hace que cualquier mí­nimo movimiento durante la realización de una fotografí­a o un ví­deo quede plasmado en la cámara. Ahora bien, siendo conscientes de que una tableta no es un producto destinado principalmente hacia el apartado fotográfico, ¿por qué Samsung no implementó en la Samsung Galaxy Tab S 10.5 un estabilizador óptico de imagen, tal y como sí­ ha hecho con el Samsung Galaxy Note 4? Ambos terminales son la muestra de más alta gama de Samsung dentro de sus respectivas categorí­as, y ciertamente el detalle del estabilizador óptico de imagen ayudarí­a a darle a la Galaxy Tab S 10.5 un motivo más para posicionarse como uno de los mejores productos de su categorí­a.

Las fotografí­as que tomemos con la cámara principal pueden alcanzar una resolución máxima de 3.264 x 1.836 pí­xeles con el formato 16:9, aunque si queremos sacrificar el formato por un 4:3 (es decir, reducir el ancho de la imagen) podemos alcanzar una resolución máxima de 3.264 x 2.448 pí­xeles. En el caso de los ví­deos, la resolución máxima para el formato 16:9 es de tipo Full HD, lo que se traduce en una calidad de 1.920 x 1.080 pí­xeles a una velocidad de 30 fotogramas por segundo. Entre algunas de las opciones adicionales de esta cámara nos encontramos con el modo HDR, el geoetiquetado o la detección de rostros, además de otras opciones dentro de la aplicación de la Cámara tales como el temporizador, el visor remoto, la cuadrí­cula o el control por voz.

La cámara secundaria, ubicada en la parte frontal de la Samsung Galaxy Tab S 10.5, incorpora un sensor de 2.1 megapí­xeles y también permite realizar grabaciones de ví­deo con una resolución de 1.920 x 1.080 pí­xeles. Se trata de una cámara pensada en las videollamadas, ya que ofrece una calidad de ví­deo lo suficientemente aceptable como para mantener una reunión a distancia a través de la tableta.

En lo que se refiere a la calidad de sonido, los dos altavoces laterales de la Samsung Galaxy Tab S 10.5 son capaces de ofrecer una intensidad de aproximadamente 90 dB. Si a ello le sumamos la estratégica ubicación de los altavoces (ubicados en la parte superior de los laterales de forma que no existe la posibilidad de que tapemos alguno de ellos al sujetar la tableta con las dos manos) obtenemos como resultado una buena calidad de sonido tanto en lo que se refiere al volumen máximo como en lo que se refiere a la nitidez del audio.

Samsung Galaxy Tab S, la hemos probado

Potencia y memoria

La versión con conectividad WiFi de la Samsung Galaxy Tab S 10.5 incorpora un procesador Exynos 5 de ocho núcleos que responde a la denominación de 5420 y funciona a una velocidad de reloj dividida en dos grupos: cuatro núcleos Cortex A-15 funcionando a 1.9 GHz y otros cuatro núcleos Cortex A-7 funcionando a 1.3 GHz. La capacidad de la memoria RAM está establecida en los 3 GigaBytes. En nuestras pruebas hemos podido apreciar un buen rendimiento de la tableta no solamente en la navegación por la interfaz, sino también durante la ejecución de aplicaciones que puedan requerir la máxima potencia (desde juegos como RE-VOLT hasta sesiones intensivas de navegación por Internet, incluyendo reproducción de ví­deos integrados y similares). Además de ello, la multitarea funciona de forma muy fluida, permitiéndonos ejecutar dos aplicaciones de forma simultánea al mismo tiempo que intercambiamos una aplicación y otra desde el menú de aplicaciones en segundo plano.

La capacidad de almacenamiento interno, en el caso de la versión de 16 GigaBytes, se transforma en un espacio real de aproximadamente 11 GigaBytes debido a los ficheros instalados de serie en la tableta. A través de la ranura para tarjetas de memoria microSD es posible introducir una tarjeta con un espacio de almacenamiento máximo establecido en los 128 GigaBytes, lo que supone una capacidad más que suficiente para almacenar todo tipo de ficheros multimedia sin ocupar el espacio de la memoria interna.

Samsung Galaxy Tab S, la hemos probado

Sistema operativo y aplicaciones

El sistema operativo instalado de serie en la Samsung Galaxy Tab S 10.5 corresponde a Android en su versión de Android 4.4.2 KitKat, mientras que la interfaz ha sido desarrollada por Samsung y responde a la denominación de TouchWiz. El hecho de que el sistema operativo Android de esta tableta venga acompañado por la interfaz de Samsung no supone ningún problema de fluidez, y de hecho gracias a la interfaz de TouchWiz nos encontramos con una enorme variedad de aplicaciones y opciones adicionales destinadas a mejorar la experiencia de uso del usuario.

Las aplicaciones instaladas de serie con las que nos encontramos al encender por primera vez la Samsung Galaxy Tab S 10.5 son las siguientes: Contactos, Mis Archivos, Internet, Calendario, Correo electrónico, Música, Ví­deo, Cámara, Galerí­a, Ajustes, Calculadora, Reloj, Ayuda, S Voice, Samsung Apps, Watch ON, SideSync 3.0, Remote PC, WebEx, Búsqueda de Google, Búsqueda por voz, Gmail, Google+, Play Music, Play Movies, Play Books, Play Kiosco, Play Games, Hangouts, Chrome, Fotos, Maps, YouTube, Play Store, Drive, Ajustes de Google, Businessweek+, Dropbox, Evernote, Flipboard, Hancom Office Viewer, NYTimesOrbyt y Modo Niños (el cual activa una configuración automática que prepara la tableta para que sea utilizada por un niño).

Por otra parte, desde la barra de notificaciones también tenemos la posibilidad de acceder a estas opciones: WiFi, Ubicación, Sonido, Rotar pantalla, Bluetooth, Adaptar pantalla (permite elegir el tipo de colores que queremos visualizar a través de opciones como Cine AMOLED, Foto AMOLED o, simplemente, pantalla adaptable), Ultra ahorro (permite activar el modo ultra-ahorro de baterí­a), Multi window (permite visualizar y utilizar dos aplicaciones de forma simultánea en la pantalla), Caja de herramientas (permite poner un icono siempre visible en la pantalla a través del cual podemos acceder rápidamente a aplicaciones como la Cámara o la Galerí­a), Screen Mirroring, Sincronización, Modo lectura, Smart stay (permite apagar la pantalla en el momento en el que dejemos de mirarla), Smart pause (lo mismo que la anterior opción pero activada a la pausa automática de ví­deos), Ahorro energí­a, Modo bloqueo, Modo avión, Modo privado y Sensibilidad táctil (permite utilizar la pantalla incluso con guantes).

Samsung Galaxy Tab S, la hemos probado

Autonomí­a

La Samsung Galaxy Tab S 10.5 incorpora una baterí­a no-extraí­ble cuya capacidad está establecida en los 7.900 mAh. La autonomí­a que podemos obtener de esta tableta depende enormemente del uso que hagamos de ella, aunque de media podemos establecer una autonomí­a real en uso de entre 8 y 10 horas para un uso activo de la tableta. Por otra parte, si echamos un vistazo a las cifras oficiales de Samsung también nos encontraremos con otras cifras tales como, por ejemplo, las 132 horas de autonomí­a en reproducción de música.

El apartado realmente interesante de la Galaxy Tab S 10.5 en lo que a autonomí­a se refiere reside en los dos modos de ahorro de baterí­a que incorpora esta tableta. El primero de ellos es el Modo de ahorro, el cual permite al usuario restringir ligeramente el rendimiento y/o activar la escala de grises (es decir, mostrar todo el contenido de la pantalla en blanco y negro). Pero si lo que necesitamos es obtener autonomí­a adicional de forma urgente, el modo que nos interesa es el Modo de ultra ahorro de energí­a. Este modo no solamente permite activar de forma simultánea las dos anteriores opciones (restricción de rendimiento y escala de grises), sino que además también desactiva por completo el Bluetooth y restringe el uso de determinadas aplicaciones. Para que nos hagamos una idea de la eficacia de este modo, Samsung informa que con un 50% de baterí­a y con esta opción activada podemos obtener una autonomí­a de hasta 30-40 dí­as en reposo.

Samsung Galaxy Tab S, la hemos probado

Disponibilidad y conclusiones

La Samsung Galaxy Tab S 10.5 ya se puede adquirir en España por un precio de 500 euros para la versión WiFi de 16 GigaBytes de almacenamiento interno, mientras que el precio del resto de versiones varí­a en función de si escogemos la conectividad de WiFi o la conectividad de 4G LTE. Puede parecer un precio alto, pero estamos hablando de una de las tabletas más completas del mercado que no tiene ningún problema para plantar cara a otras alternativas tales como el iPad Air de Apple o la Sony Xperia Z2 Tablet de Sony.

Una gran pantalla, un rendimiento de alta gama y una autonomí­a apta para una jornada de uso son las principales bazas con las que la Samsung Galaxy Tab S 10.5 se presenta en el mercado de las tabletas. Esperemos que para las próximas versiones de este producto queden solucionados detalles tales como el funcionamiento del lector digital de huellas, el estabilizador de la cámara principal y, por qué no, la presencia de los materiales metálicos que esperamos que no tarden mucho tiempo en dejarse ver en las tabletas de la gama Galaxy.

Samsung Galaxy Tab S 10.5

Marca Samsung
Modelo Galaxy Tab S 10.5

 

Pantalla pantalla

Tamaño 10.5 pulgadas
Resolución 2.560 x 1.600 pí­xeles
Densidad 288 ppi
Tecnologí­a Super AMOLED
Protección

 

Diseño diseño

Dimensiones 247.3 x 177.3 x 6.6 milí­metros
Peso 465 gramos
Colores Blanco / Gris
Resistencia al agua No

 

Cámara camara

Resolución 8 megapí­xeles
Flash Sí­, flash LED
Ví­deo 1.080 pí­xeles
Funciones Autoenfoque
Estabilizador digital de imagen
Modo HDR
Geoetiquetado
Detección de rostros
Temporizador
Visor remoto
Cuadrí­cula
Control por voz
Cámara delantera 2.1 megapí­xeles

 

Multimedia multimedia

Formatos MP4/H.264/H.263/WMV/MP3/WAV/eAAC+/WMA/Flac
Radio No
Sonido Dos altavoces
Auriculares
Funciones

 

Software software

Sistema Operativo Android 4.4.2 KitKat
Aplicaciones extra S Voice
Remote PC
SideSync 3.0
WatchON
Aplicaciones de Google (Gmail, Hangouts, Chrome, etcétera)

 

Potencia procesador

Procesador CPU Exynos 5420 de ocho núcleos @ 1.9 y 1.3 GHz
Procesador gráfico (GPU) Mali-T628 MP6
Memoria RAM 3 GigaBytes

 

Memoria memoria

Memoria interna 16/32 GigaBytes
Ampliación Sí­, con tarjeta MicroSD de hasta 128 GigaBytes

 

Conexiones conexiones

Red Móvil Una versión con WiFi
Una versión con 3G (HSDPA a 21 Mbps / HSUPA a 5.76 Mbps) y 4G LTE
WiFi WiFi 802.11 a/b/g/n
Localización GPS GPS
Bluetooth Bluetooth 4.0
DLNA Sí­
NFC No
Conector MicroUSB 2.0
Audio Minijack de 3.5 milí­metros
Bandas GSM 850 / 900 / 1800 / 1900
HSDPA 850 / 900 / 1900 / 2100
LTE 800 / 900 / 1800 / 2600
LTE 850 / 2100
Otros Permite crear zonas WiFi

 

Autonomí­a bateria

Extraí­ble No
Capacidad 7.900 mAh
Duración en reposo
Duración en uso Entre 11 y 48 horas

 

+ info

Fecha de lanzamiento Ya disponible
Web del fabricante Samsung

 

Precio: desde 500 euros euros

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,