Sharp y Sony preparan cámaras de doce megapí­xeles para los futuros móviles 3

La “guerra del megapixel” en las cámaras de los teléfonos móviles va subiendo el listón con el paso del tiempo. Hace sólo dos años los modelos con cinco megapí­xeles marcaban el “tope” del mercado, situado ahora en ocho megapí­xeles tras terminales como los Samsung Pixon e i8510 o los LG KC910 y KC780. La próxima medida podrí­a ser la de doce megapí­xeles, debido a las nuevos sensores de imagen que están desarrollando Sharp y Sony.

Ya el año pasado, Sony anunció la fabricación de un sensor CMOS de 12,25 megapí­xeles, pensado para su familia Cybershot tanto de cámaras compactas como de móviles orientados a la fotografí­a. La semana pasada, Sharp anunció un nuevo sensor CCD de 12 megapí­xeles (página traducida al española ví­a Google Traductor), cuyas primeras muestras estarán listas a finales de enero, para iniciar la producción masiva de 300.000 unidades mensuales desde marzo.

Sharp y Sony preparan cámaras de doce megapí­xeles para los futuros móviles 3

En este último caso, hablamos de sensores no excesivamente costosos (Sharp ha tasado las muestras provisionales en 4.000 yenes, unos 33 euros al cambio actual). Según la firma japonesa, “contribuirán a la miniaturización de las cámaras de alta resolución”, pues a la hora de la verdad proporcionarán “el mejor rendimiento de la industria”.

Habrá que ver si a Nokia, Samsung y el resto de grandes fabricantes de móviles les seduce la idea, pero la noticia vuelve a alimentar el viejo debate sobre la falsa asociación entre megapí­xel y calidad. Podrí­amos seguir aumentando indefinidamente la resolución (es decir, los megapí­xeles o millones de puntos para formar las fotos) de las cámaras de los móviles. Pero mientras no se trabaje en otros aspectos de la óptica, los resultados seguirí­an resultando igualmente pobres. Y esto es en lí­neas generales, pues en el mercado también podemos encontrar cámaras compactas de alta resolución que luego dejan mucho que desear a la hora de definir formas y colores.

foto-movil

Por supuesto que el megapí­xel tiene su influencia en la definición, pero en un sentido estricto su gran ventaja reside en que proporciona tamaños de impresión más grandes. A la hora de la verdad, es más importante incorporar una lente que posea una óptica de calidad. Algunos móviles recurren a firmas especializadas como Carl Zeiss (Nokia) o Schneider Kreuznach (LG). Y trabajar secundariamente en otros aspectos como la potencia del flash o la presencia del zoom óptico.

Especialmente significativa resulta la ausencia de este último. Los móviles fotográficos con zoom óptico siguen siendo una minorí­a anecdótica. En lugar de apostar por este punto del equipamiento, parece que los fabricantes prefieren seguir engordando los megapí­xeles, de forma que el zoom digital gane algo de utilidad (un móvil de 12 megapí­xeles podrí­a acercarse un poco al objetivo trabajando en resoluciones de 5 ó 6 megapí­xeles, por poner un ejemplo).

Con todo, no deja de ser cierto que las fotos con el móvil han mejorado en los últimos años. Pero para sustituir a una buena cámara compacta, la comodidad de llevar sólo un aparato en el bolsillo en lugar de dos tiene también bastante peso. Ya en 2006 el 75% de las fotos fueron tomadas en España con un móvil, pero la gran mayorí­a de ellas de baja calidad. La duda está en ver si el móvil podrá competir de tú a tú con una buena cámara compacta en términos de calidad. Hablar de competencia con las réflex digitales, orientadas al sector profesional, es una fantasí­a muy alejada de la realidad.

Ví­a: TechRadar

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,