Un Ferrari a pedales 3
Acceder al circo de la Fórmula 1 es muy complicado. Llegar a él requiere mucho esfuerzo, sacrificio y dedicación, y en numerosas ocasiones los futuros pilotos deben introducirse en este mundillo desde que son unos churumbeles. Una buena forma de meterles el gusanillo por las carreras a esa tierna edad puede ser poner en sus manos este magní­fico Ferrari FXX a pedales fabricado por Berg Toys.

Puede que no tenga las fantásticas prestaciones de los de verdad, pero aún así­ se trata de un vehí­culo de juguete de primera categorí­a. Está equipado con una transmisión de siete velocidades, ordenador de a bordo, frenos de disco, asiento de piloto profesional con arneses de seguridad y unas ruedas dignas del mejor monoplaza de todos los tiempos. Vamos, que si no es por su tamaño, nosotros estarí­amos encantados de conducir en él hasta la oficina.

Un Ferrari a pedales 3

El único problema que le encontramos a esta maravilla de la ingenierí­a automovilí­stica infantil es su desproporcionado precio. Y es que, al igual que ocurre con sus hermanos mayores, este coche está orientado a una clientela elitista con una cartera bien forrada de billetes. El modelo estándar cuesta 730 dólares él solito (496 euros), pero es que el coste de la versión exclusiva se dispara por las nubes: 2.200 dólares (¡¡casi 1.500 euros!!).

Claro que, con una máquina de esta categorí­a, que no te extrañe si el niño se convierte en el campeón absoluto de todas las competiciones del colegio, o que humille a todos los segway tuneados del barrio. Quién sabe, igual termina convirtiéndose en el sustituto de Michael Schumacher en la escuderí­a del Cavallino Rampante. De momento, seguro que triunfa entre los asistentes al futuro parque temático que Ferrari inaugurará en 2009.

Ví­a: Bornrich

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,