Mi experiencia de uso con el Xiaomi 14 Ultra tras un mes de uso

Xiaomi se ha esforzado en pisar el acelerador con sus móviles más avanzados de su familia. Se nota con las prestaciones y posibilidades (y también precio) de móviles como el Xiaomi 13 Pro, y por supuesto lo ha hecho en el aspecto fotográfico con el nuevo Xiaomi 14 Ultra. Pues bien, lo he podido probar como móvil de cabecera durante todo un mes para contarte mi experiencia de uso en el día a día, tanto para hacer fotos como para desenvolverse con el uso de redes sociales, juegos y productividad.

Eso sí, antes de meternos en harina, te contaré que este Xiaomi 14 Ultra no es para todo el mundo. En primer lugar por su precio, que es de 1.500 euros. Y en segundo lugar por su naturaleza fotográfica. Y es que sí, hace muy bien casi cualquier retrato o escena que se le ponga por delante. Y, como es lógico, ni la cámara ni un coste tan elevado son las prioridades de todos los usuarios. Pero ¿merece realmente la pena? ¿está justificado su precio? Te lo cuento a lo largo de este análisis.

Xiaomi 14 Ultra
PantallaPantalla líquida integral AMOLED WQHD+ de 6,73″
Resolución: 3.200 x 1.440 píxeles
Tecnología LTPO y AdaptiveSync Pro
Tasa de refresco dinámica: 1-120 Hz
Frecuencia de muestreo táctil: hasta 240 Hz
Brillo típico: 1.000 nits;
Brillo máximo: 3.000 nits
Pantalla HDR profesional, compatible con UltraHDR, Dolby Vision, HDR10+
68.000 millones de colores
Gama de colores: DCI-P3
Modo de lectura adaptable
Modo diurno
Certificación de luz azul reducida de TÜV Rheinland
Certificación de tecnología sin parpadeos de TÜV Rheinland
Cristal de protección Xiaomi
ProcesadorSnapdragon 8 Gen 3 de 4 nm
GPU Qualcomm Adreno
Cámara traseraLente óptica profesional LEICA VARIO-SUMMILUX 1:1,63-2,5/12-120 ASPH
Sensor principal de 50 MP Sony LIT-900 de 1″, con apertura variable f/1,63 – f-/4,0
Sensor secundario: teleobjetivo Leica de 50 MP con apertura focal f/1,8
Sensor terciario: periscopio Leica de 50 MP con apertura focal f/2,5
Sensor cuaternario: ultra gran angular Leica de 50 MP con apertura focal f/1,8
Grabación de vídeo
720p a 30 fps
1080p a 30 fps o 60 fps
4K a 24, 30, 60 o 120 fps
8K a 30 fps
HDR hasta 4K a 30 fps
Dolby Vision hasta 4K a 60 fps
Cámara frontalSensor principal de 32 MP con apertura focal f/2,0
Grabación de vídeo
720p a 30 fps
1080p a 30 o 60 fps
4K a 30 o 60 fps
HDR con Dolby Vision hasta 4K a 30 fps
Memoria RAM y almacenamiento16 GB de memoria RAM LPDDR5X
512 GB de almacenamiento interno UFS 4.0
BateríaBatería de 5.000 mAh
Carga rápida HyperCharge de 90 W (cargador incluido en la caja)
Carga rápida inalámbrica HyperCharge de 80 W (cargador inalámbrico no incluido)
Cable USB tipo C 3.2 Gen 2
ConectividadSIM doble (2 nano SIM)
Bandas de red: Hasta 5G
Wi-Fi 7
Bluetooth 5.4
Sistema de pagos NFC
GPS, Galileo, GLONASS, Beidou, NavIC
Audio2 altavoces estéreo
Matriz de 4 micrófonos
Dolby Atmos
Compatible con MP3, FLAC, APE, AAC, OGG, WAV, AMR y AWB
Certificación Hi-Res y Hi-Res Audio Wireless
Funciones destacadasSensor de huellas digitales en pantalla
Desbloqueo facial por IA
Sistema de refrigeración IceLoop de doble canal de Xiaomi
Sensores de proximidad y luz ambiental, acelerómetro, giroscopio, brújula electrónica, emisor de infrarrojos, barómetro, sensor de parpadeo, motor de vibración lineal de eje X y enfoque automático por láser
Sistema operativoXiaomi HyperOS
DiseñoColores: blanco y negro
Dimensiones y pesoDimensiones: 161,4 x 75,3 x 9,2 mm
Peso: 219,8 gr
Fecha de lanzamientoDisponible
Precio1.500 euros

Diseño más trabajo pero con un perfil muy grueso

El Xiaomi 14 Ultra ha mejorado enteros respecto a su antecesor, en cuanto a diseño se refiere, al César lo que es del César. Adiós a la joroba a mitad de cuerpo y hola a una construcción más fina, más ergonómica y de más calidad. Y también hola a un diseño que parece de móvil habitual o prémium. No obstante, también hay peros o cuestiones que comentar en cuanto a su diseño final.

Mi experiencia de uso con el Xiaomi 14 Ultra tras un mes de uso 1

Lo más destacable en cuanto al diseño del Xiaomi 14 Ultra es su grosor. Porque sí, han conseguido que la mayoría del cuerpo tenga la forma de un móvil normal y corriente algo grueso (9,2 mm), pero el módulo de cámaras sobresale mucho y de manera muy prominente. A nivel usuario me ha parecido imposible de llevar sin carcasa: el cristal esta a ras de módulo y la protuberancia hace que se descompense y se desequilibre sobre superficies planas como una mesa. Y luego está el dilema de llevar un móvil de 1.500 euros sin funda y con su característica más valiosa al descubierto ¿Lo bueno? Que Xiaomi incluye una funda de plástico rígido muy capaz y que equilibra bastante el diseño. Seguirá inclinado sobre la mesa (el módulo sobresale mucho), pero al menos será más sutil y la cámara estará bien protegida.

Junto a eso, y como es lógico, el peso también se deja notar. En mi experiencia, este Xiaomi 14 Ultra no pesa más de lo que debería, pero sí está por encima de la media. Para mí es algo que denota calidad y que lo diferencia de un móvil que no tiene una característica prémium y diferencial como es semejante módulo de cámaras. Sus 220 gramos se hacen notar, pero tan sólo en un par de días es fácil acostumbrarse a ello. Como digo, lo que más he notado y lo que más me ha importado al llevarlo encima siempre ha sido el grosor, no el peso.

Mi experiencia de uso con el Xiaomi 14 Ultra tras un mes de uso 10

En cuanto a su construcción, y a pesar de los avances de Xiaomi en cuanto a diseño, no consigue alcanzar los estándares vistos en móviles de tope de gama de otras compañías como Samsung, que mantiene el liderazgo en este aspecto. Y es que me refiero a cuestiones como la calidad y la sensación al tacto de los materiales. Y también a la forma y detalle de las juntas. Aristas que se notan de más, huecos o ranuras entre las diferentes piezas y esos detalles que marcan la diferencia entre una construcción prémium y un móvil bueno, pero no el mejor.

En conclusión, el diseño del Xiaomi 14 Ultra ha mejorado en todos los aspectos del diseño, pero sigue un pequeño paso por detrás respecto a los grandes teléfonos de este año en cuanto al toque de calidad y materiales. Aunque sigue sin ser su misión, ya que la fotografía es la razón de ser de este móvil.

Mi experiencia de uso con el Xiaomi 14 Ultra tras un mes de uso 11
Textura de cuero en la trasera

Probablemente la cámara del año

Poco debate puede haber sobre el aspecto fotográfico con el Xiaomi 14 Ultra. Se nota que Xiaomi y Leica se han esforzado en cumplir, y con nota, con todos y cada unos de los objetivos de este móvil. Y es que no hay distancia focal o escena donde este Xiaomi 14 Ultra no haya satisfecho mis necesidades. El ultra gran angular de 50 megapíxeles, la cámara principal con sensor LYT-900 también de 50 megapíxeles, el teleobjetivo flotante de 50 megapíxeles y el teleobjetivo periscópico de 50 MP trabajan francamente bien en cada uno de sus campos. Y además, Leica se encarga de que haya cierta coherencia entre todos ellos para que no sobresalga uno sobre otro.

Mi experiencia de uso con el Xiaomi 14 Ultra tras un mes de uso 12

Da igual que retrates una escena amplia, que hagas un retrato o que cotillees algo desde muy lejos (nunca entenderé un teleobjetivo o un objetivo periscópico para otra cosa que no sea cotillear), en todos los ámbitos la fotografía es de notable o sobresaliente. Y, además, cuenta con virtudes como respetar los colores al cambiar de objetivo, o cuidar detalles como la definición o el rango dinámico. Este móvil fue concebido para fotografiar cualquier elemento y eso es lo más divertido que he podido hacer con él durante todo este mes.

En mi experiencia con este Xiaomi 14 Ultra, el objetivo ultra gran angular es realmente satisfactorio. El único gran angular que no me ha dado pereza usar porque desvirtúe las proporciones de la imagen, la definición y los detalles o que falsee los colores demasiado respecto a la imagen original. Como decía, el resultado, sobre todo en situaciones poco complicadas (que no sea un contraluz muy difícil, por ejemplo), siempre cumple. Y es que han conseguido un grado de definición de imagen que no suele estar presente ni siquiera en los móviles tope de gama.

Mi experiencia de uso con el Xiaomi 14 Ultra tras un mes de uso 34

Pero es la cámara principal del Xiaomi 14 Ultra es la que más he disfrutado. La calidad y definición de prácticamente todas las situaciones me ha dejado realmente atónito. Sobre todo en un mercado donde los topes de gama empiezan a no ser tan diferenciables en cuanto a calidad fotográfica. Tan sólo algún procesado de más intentando aclarar escenas oscuras artísticas me han hecho levantar la ceja. De hecho, me pregunto si el procesado en este caso, donde la fotografía más técnica debería ser la clave principal de uso, era una ayuda o un peligro. Sin embargo, tanto en contraluces, como en planos cortos o con poca luz, los resultados son realmente buenos. Un color realista (que puedes falsificar con los filtros de Leica) y una gran definición en todos los casos son la clave de que me haya conquistado, además de un enfoque realmente rápido. Pero hay un inconveniente: hay aberraciones de luz creadas por las lentes cuando hay una fuente de luz potente en la escena. Sin embargo, puede ser parte del encanto o la firma de esta cámara.

Mi experiencia de uso con el Xiaomi 14 Ultra tras un mes de uso 35

En cuanto al teleobjetivo, la cosa también sorprende en el Xiaomi 14 Ultra. Consigue más definición que los competidores directos de Samsung y Apple. Aquí, la maestría de Xiaomi con el teleobjetivo y el objetivo periscópico, y los estabilizadores que ayudan a encuadrar cualquier elemento, marcan la diferencia. Yo nunca lo uso con el zoom al máximo para tomar fotografías, pero sí aprovecho para cotillear allá donde mi vista no llega. Y en este caso funciona a las mil maravillas. La calidad con el zoom al máximo se resiente, y la IA y el procesado inventa más de lo que debería. Vaya, hay veces que fotografías una escena, y el procesado incluye elementos, relieves y marcas que en realidad no existen. Por eso tiene poco sentido hacer fotografías a este nivel de aumento.

Mi experiencia de uso con el Xiaomi 14 Ultra tras un mes de uso 36

También se nota la mano de Leica más allá del filtro vívido o realista. Y es que puedes jugar con un modo profesional donde establecer todos los valores de sensibilidad ISO, velocidad de obturación, balance de blancos, enfoque y demás. Y, de hecho, puedes crear tu propio filtro para conseguir hacer fotografías con un mismo estilo o toque sin tener que configurarlo cada vez. Una gozada para los verdaderos fotógrafos que sepan lo que quieren y quieran explotar las posibilidades de un móvil en cualquier situación.

Mi experiencia de uso con el Xiaomi 14 Ultra tras un mes de uso 37

Y ojo, que la tecnología de Xiaomi en el apartado de cámaras no se queda sólo para el ámbito de la fotografía. De hecho, donde más me ha sorprendido este Xiaomi 14 Ultra es a la hora de grabar vídeo. Su enfoque rápido y delicado ha hecho que cualquier toma casual gane una calidad casi cinematográfica. A ello se le suma la nitidez que ya he catado en su fotografía y una estabilización que permite grabar con calidad sin palos ni estabilizadores. Además, cuenta con funciones como modo de director, donde se reconocen los rostros en una escena para centrar el foco en la cara de quien habla. Vaya, que si tienes inclinaciones de videógrafo, Xiaomi ha hecho muy bien los deberes y vas a disfrutar de esta cámara tanto o más que para hacer todo tipo de fotografías.

Mi experiencia de uso con el Xiaomi 14 Ultra tras un mes de uso 38

La potencia de un tope de gama con una capa que defrauda

Uno de los puntos más agridulces del Xiaomi 14 Ultra es el del rendimiento. Y es que, aunque incluye el procesador Snapdragon 8 Gen 3 y nada menos que 12 GB de RAM, el rendimiento flaquea debido a HyperOS. Sobre el papel, y en mi experiencia, la potencia no es problema. Este móvil mueve videojuegos exigentes y mantiene una gran multitud de apps abiertas en segundo plano. El problema viene en la capa de personalización.

Mi experiencia de uso con el Xiaomi 14 Ultra tras un mes de uso 39

A pesar de que la apuesta de Xiaomi por HyperOS era clara para mejorar el rendimiento, la cosa sigue sin estar del todo fina. Echo en falta poder cambiar el centro de control. La autonomía se resiente. La publicidad y las aplicaciones preinstaladas campan por doquier. En definitiva, y personalmente, empaña la experiencia de uso. O, al menos, no lo mejora respecto a MIUI, que adolecía precisamente de los mismos problemas.

Mi experiencia de uso con el Xiaomi 14 Ultra tras un mes de uso 40

A favor siempre está la personalización y las herramientas extra que puedes ver en los ajustes, añadiendo funcionalidades como gestos y toques para activar funciones. Aquí no echo nada en falta, y sigo pensando que en origen la experiencia es buena. Pero toda esa publicidad y notificaciones extra sobran. Al menos para mí. Sobre todo en un terminal por el que se ha pagado 1.500 euros.

Mi experiencia de uso con el Xiaomi 14 Ultra tras un mes de uso 41

Corto de autonomía, largo de carga rápida

Otro de los puntos agridulces de este Xiaomi 14 Ultra viene por la batería. Xiaomi ha incluido 5.000 mAh de batería en el generoso cuerpo de este móvil, y debería ser suficiente para aguantar el día. Pero si, como yo, eres un usuario activo, ninguno de esos días pasará sin unos minutos de carga rápida antes de las 21:00 horas. Esto resulta algo decepcionante teniendo en cuenta el precio de este terminal.

Mi experiencia de uso con el Xiaomi 14 Ultra tras un mes de uso 42

De hecho, la pantalla y el GPS parecen beberse la batería de este Xiaomi 14 Ultra sin ningún tipo de problema o restricción. Algo que también tiene mucho que ver con la capa de personalización que debería gestionar todo esto con más eficiencia.

¿Lo bueno? Su carga rápida de 90 vatios. Con 17 minutos, una ducha, un café o un cambio de ropa tienes autonomía de sobra para acabar la jornada. ¿Lo malo? Que tendrás que ser ahorrativo durante todo el día o llevar encima el cargador.

Mi experiencia de uso con el Xiaomi 14 Ultra tras un mes de uso 43

La pantalla: la otra joya de la corona

Aunque el tamaño del panel es de 6,73 pulgadas, algo habitual, Xiaomi ha conseguido que su panel AMOLED destaque por encima de la media. Y es que ha conseguido picos de 3.000 nits de brillo, así que ver los contenidos en la pantalla de este Xiaomi 14 Ultra es realmente agradable: muchísimo color, brillo para superar los días más soleados, un gran contraste y un refresco de pantalla de hasta 120 Hz. Lo curioso es que la tecnología es LTPO para tratar de consumir poca batería cuando se ven contenidos estáticos que no necesitan gran actualización. Sin embargo, ya hemos visto que la autonomía no es el fuerte del Xiaomi 14 Ultra.

Mi experiencia de uso con el Xiaomi 14 Ultra tras un mes de uso 44

En mi experiencia lo ideal sería tener casi 3.000 nits de brillo de manera estandarizada y no solo en picos. Pero la verdad es que la pantalla se ve en cualquier situación realmente bien. Se sufre algún reflejo por el acabado brillante típico del cristal, pero poco más se necesita para que los contenidos sean disfrutables a pleno sol. Eso sí, alguna tecnología mate para el cristal como la que incorpora el Samsung Galaxy S24 Ultra debería empezar a ser obligatoria para que la legibilidad aumente y la vista cansada se reduzca.

Mi experiencia de uso con el Xiaomi 14 Ultra tras un mes de uso 45

Conclusiones tras un mes de uso del Xiaomi 14 Ultra

Me queda claro, tras un mes de uso, que el Xiaomi 14 Ultra no es para todos los usuarios. De hecho, es especial para los amantes de la fotografía móvil. Y, más aún, para los que quieren grabar vídeos con calidad casi de cine. Te lo vas a pasar bomba fotografiándolo absolutamente todo, sin importar que sean escenas, objetos o sujetos. Y si tienes conocimientos de fotografía digital, aún más, porque vas a tener el control absolutamente de todo para conseguir retratar con una experiencia y un resultado casi profesional.

Mi experiencia de uso con el Xiaomi 14 Ultra tras un mes de uso 46

Eso sí, su precio puede resultar elevado si piensas que estas comprando un móvil normal y corriente. Ni su diseño, ni su pantalla, ni sus cámaras, para bien y para mal, son de un tope de gama habitual. Algunos elementos están muy por encima del nivel, y otros quedan un paso por debajo. El problema, en realidad, es que sigue siendo muy Xiaomi, y arrastra algunos de sus lastres: construcción y software. Ahora bien, si tu objetivo es tener el móvil más capaz a nivel de fotografía, esta es tu elección; aunque tengas que desembolsar 1.500 euros seguramente te sorprenda para bien.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.