Mi experiencia con los Samsung Galaxy Buds Pro tras una semana de uso

Ya es tradición. Con una nueva familia de móviles, en este caso los Samsung Galaxy S21, aterriza una nueva generación de auriculares inalámbricos o true wireless, como los llaman los más expertos. Esta vez se trata de los Samsung Galaxy Buds Pro, y he podido probarlos ya durante toda una semana como auriculares de cabecera. Unos dispositivos que aseguran una cancelación de ruido del 99% que, además es inteligente. Todo ello presumiendo de graves y con una autonomía correcta de hasta 18 horas con toda esta tecnología activa. Pero ¿merece la pena dar el salto por 230 euros? Te cuento mis experiencias a continuación.

Samsung Galaxy Buds Live, experiencia de uso tras un mes

Así es el silencio virtual al 99%

Samsung ha conseguido, según sus datos, alcanzar el silencio virtual al 99% gracias a la tecnología de cancelación de ruido de sus Galaxy Buds Pro. Y puedo dar fe que el nivel más alto de cancelación acaba con ruidos como la llegada del metro, el tráfico y otros muchos elementos similares. Es realmente sorprendente la capacidad para eliminar tu entorno de la ecuación y que te centres en la música o el podcast que estás escuchando. Tanto que he llegado a asustarme. Pero para eso está el modo ambiente.

silencio virtual

Lo bueno es que Samsung permite regular todo esto. Por un lado he encontrado la posibilidad de gestionar una cancelación de ruido alta o baja desde la aplicación Samsung Wear. Aunque lo mejor es alternar entre el modo ambiente y sus diferentes niveles de paso de sonido. Un punto que me ha gustado es que puedes pasar de la cancelación al modo ambiente con una pulsación larga del auricular. Lo malo es que, para gestionar los cuatro niveles del modo ambiente sí debes ir hasta la aplicación en el móvil. Y aquí ya escoger cuánto sonido del exterior quieres que se cuele.

La experiencia es realmente buena y de calidad. Y es que, si de verdad quieres aislarte, los micrófonos externos y el interno de estos Buds Pro y todo el software que lo acompaña cumplen realmente bien. Solo importa la música que escuchas. O incluso nada si lo que deseas es desaparecer entre tanto ruido. Todo ello sin sensación de pitidos o sonidos que anulen tus capacidades auditivas y que den dolor de cabeza. El resultado es el verdadero silencio virtual.

aptos para cantar pero no para canturrear

Aptos para hablar, pero no para canturrear

Una de las novedades de los Samsung Galaxy Buds Pro es la detección automática de conversaciones. No para cotillear lo que hablas, sino para regular la cancelación de ruido o el modo ambiente, además de la reproducción, y poder tener una conversación sin extraerte el auricular de la oreja. Y es realmente cómodo y útil. Salvo si te gusta cantar.

función Galaxy Buds Pro

Durante estos días he aprovechado esta función, que hay que gestionar en la aplicación Samsung Wear, con algunos encontronazos. Por un lado he descubierto que funciona bien. Basta con que hables unas palabras para que el nivel de la música y la cancelación de ruido bajen y puedas escuchar a la persona a la que saludas. Sin embargo, cuando lo he necesitado al encontrarme a un contacto en el metro, el ruido del entorno parece haber dificultado la tarea a los Buds Pro y he tenido que retirarme uno de los auriculares para escuchar a la otra persona. Pero lo que peor he llevado ha sido tararear o hacer ruidos guturales intentando seguir la melodía de la canción que escuchaba y que se activara esta función. Con lo que perdía casi todo el volumen de la música y me quedaba en un coitus interruptus musical.

Es, sin duda, una función básica para auriculares que tienes que encajar en tu oreja y que no se retiran tan cómodamente como otro tipo de dispositivos. Y es útil y práctico. Aunque quizá haya que pulir un poco más su funcionamiento. Eso sí, si como yo cantas todo lo que te llega al oído más vale que desactives esta característica.

Samsung Galaxy Buds Pro

Sonido rotundo sin que te vibren las orejas

Samsung ha mejorado la tecnología de sonido respecto a sus Galaxy Buds+ con dos altavoces por cada auricular. Uno de 6,5 milímetros para reproducir los sonidos medios y agudos y otro de 11 milímetros destinado a ser el subwoofer para los graves. Y es algo que se nota durante la escucha notablemente.

Estos Galaxy Buds Pro no van a hacer que te retumben las orejas como si estuvieras al lado de un subwoofer al uso, pero ecualizando la música para que potencie los graves desde la aplicación Samsung Wear he tenido algunos momentos intensos escuchando música. Reggaetón, R&B o algún tráiler de película con sus inconfundibles “bbbbrrrr” de tensión sí ofrecen esa sensación de vibración y potencia en los oídos. Los graves se marcan y potencian el conjunto de lo que estás escuchando, y esto ya es una importante diferencia respecto a otros auriculares más baratos que hay en el mercado. Puede que sea algo falseado o no tan intenso como lo que se disfruta con unos auriculares de diadema más grandes, pero las sensaciones están ahí. Y da gusto oírlas.

sonido rotundo

Con ello, además de los códecs y ecualización de sonido de Samsung, y por supuesto su cancelación de ruido, disfrutar de la música o incluso de la textura de la voz en podcast es posible e incluso recomendable. Los estándares que se están consiguiendo en las últimas generaciones de auriculares inalámbricos en cuanto a calidad de sonido en general es asombrosa. Y estos Buds Pro de Samsung, en particular, son una buena apuesta para ello.

Por cierto, Samsung no se ha olvidado de las llamadas telefónicas. Y ha mejorado estos Galaxy Buds Pro con cámaras y filtros de aire que, junto a los micrófonos externos, limpian el sonido de tu voz durante las conversaciones. En mis llamadas no he tenido ningún problema a la hora de hacerme oír, como era de esperar. Pero ahora sé que ni siquiera durante una caminata rápida los bufidos del viento va a ser un problema en esta situación.

Samsung Galaxy Buds Pro, ficha técnica

Samsung Galaxy Buds Pro
Color Phantom Violet, Phantom Black, Phantom Silver
Dimensiones y peso Auricular: 19.5 x 20.5 x 20.8 mm, 6.3g
Estuche de carga: 50 x 50.2 x 27.8 mm, 44.9g
Altavoz 2 vías (11mm woofer + 6.5mm tweeter)
Micrófonos 3 micrófonos (2 exterior + 1 interior) + Voice Pickup Unit + Wind Shield (protección contra viento)
Cancelación de ruido y sonido ambiente ANC (cancelación): reduce hasta el 99% del ruido de fondo, ajustable en 2 niveles
Sonido ambiente: amplificación hasta +20dB, ajustable en 4 niveles
Detección de voz
Batería Auriculares: 61 mAh
Estuche de carga: 472 mAh
Tiempo de reproducción 5 horas / Total 18 horas (ANC encendido)
8 horas / Total 28 hours (ANC apagado)
Tiempo de conversación 4 horas / Total 14.5h (ANC encendido)
5 horas / Total 17.5h (ANC apagado)
Carga 1-hora de reproducción / 5-minutos de carga rápida
Carga inalámbrica certificada por Qi
Conectividad Bluetooth 5.0
Códec: Scalable (Samsung propietario), AAC, SBC
Sensores Acelerómetro, Gyro, Proximity, Hall, Touch, Voice Pickup Unit (VPU)
Compatibilidad Android 7.0 o superior, RAM 1.5GB superior
Resistencia IPX7 (resistente a salpicaduras)
Fecha de lanzamiento 14 de enero, ya disponible
Precio 230 euros

 

Control táctil, cuerpo ligero y, además, resistentes

Samsung ha innovado en el diseño de estos auriculares. Queda atrás ese modelo de judía que algunos, como un servidor con sus pequeñas orejas, no podía disfrutar. Vuelve al formato botón con estos Buds Pro. Y, gracias a las piezas de silicona del agarre (con varios tamaños dentro del paquete), resultan realmente cómodos aunque tus orejas sean pequeñas. Mucho mejor si son grandes y entran de lleno en la cavidad auditiva. Sus 6,3 gramos por auricular hace que, si los has ajustado bien, ni se muevan ni pesen. Con un par de días de uso me he acostumbrado a que estén ahí durante horas sin problemas ni molestias.

Además, Samsung lo ha pensado todo (o casi todo) para mantenerlos en las orejas durante un tiempo prolongado. Me refiero al control táctil, que permite la reproducción, el cambio entre cancelación de ruido y sonido ambiente y otros detalles con solo usar un dedo. El único pero que le encuentro aquí es que no se puede bajar o subir el volumen a menos que uses el móvil. Existe un modo para gestionar el volumen con el control táctil, pero supone sacrificar alguna otra función como el cambio de cancelación de ruido a modo ambiente. Sería ideal que Samsung permitiera algún tipo de gesto para multiplicar las posibilidades táctiles de su control y sumar la gestión del volumen a lo que ya permite hacer.

Por cierto, el diseño de estos Galaxy Buds Pro no solo es compacto, ahora es más resistente al agua. Su certificación IPX7 permite que lo uses para entrenar, los laves después o, incluso, que los lleves puestos en la ducha. Básicamente este estándar asegura que los líquidos no dañan el dispositivo aunque lo sumerjas durante media hora a menos de un metro de profundidad. Algo que, al tratarse de un producto de prueba, no he probado hasta el límite. Pero resulta todo un punto positivo saber que, si necesitas aclarar o limpiar sus gomas o su superficie no necesitas tener especial cuidado. Basta con limpiarlo bajo el grifo del agua y listo. Todo un punto a favor.

Autonomía más que correcta en una caja muy compacta

El diseño de botón de estos Samsung Galaxy Buds Pro en forma de botón no solo es cómodo para que no cuelgue nada de la oreja, también lo es para que su caja contenedora apenas ocupe espacio. Tan solo 50 x 50,2 x 27,8 mm con un peso de unos 45 gramos. Es como la caja de un anillo, pero más tecnológica y con un diseño de esquinas redondeadas más atractivo. Pero lo interesante no es solo que sea pequeña y ligera, sino que en este cuerpecito ofrezca 472mAh para recargar los auriculares.

autonomía de 18 horas

En total, la autonomía de estos auriculares sube hasta las 28 horas (20 de la caja y 8 de los auriculares) de reproducción de música en modo normal. Es decir, sin usar la cancelación de ruido. Una buena media teniendo en cuenta la calidad de sonido y lo compacto del diseño. La autonomía se reduce a 18 horas (5 horas de los auriculares y 13 horas de la caja) si se usa constantemente la cancelación de ruido. Más que suficiente para disfrutar durante esta semana de uso en mis trayectos por la calle. Aunque lo más interesante es su tecnología de carga rápida, que ofrece hasta un hora de autonomía en solo cinco minutos de carga.

Se acabó el perder los auriculares… si tienes un móvil Samsung

Samsung me ha prestado el Samsung Galaxy S21 Ultra junto a estos Galaxy Buds Pro para probar, entre otras funciones, la posibilidad de buscar los auriculares perdidos. Gracias a la tecnología Bluetooth y UWB, la función SamrtThings Find te permite buscar estos auriculares cerca. Y lo sorprendente es que permite hacerlo de manera individual.

Samsung Galaxy S21 Ultra, el móvil más avanzado de Samsung hasta la fecha

Una vez vinculados y configurados desde SmartThings, los auriculares pueden localizarse sobre el mapa en caso de estar perdidos. Y, al usar esta función, el móvil hará de rastreador de señal para acercarnos a su ubicación. Como si fuera un sensor de películas de miedo con el que te acercas al punto clave. Desde aquí puedes usar el móvil para hacer sonar los auriculares y encontrarlos allí donde los habías perdido. No es el proceso más rápido y cómodo del mundo, pero la posibilidad está ahí y es de agradecer. La tecnología de banda ultraancha es muy precisa aunque la interfaz de SmartThings solo muestre si te estás acercando o alejando de los auriculares. Lo bueno es que permite hacerlo con diferentes dispositivos Galaxy, aunque estén desconectados del Bluetooth o estén apagados.

smartthing find

Conclusiones tras una semana de uso

Samsung ha sabido potenciar las posibilidades de sus auriculares true wireless y lo ha hecho volviendo al diseño cómodo para todos. El formato botón, su peso ligero, su certificación IPX7 y su control táctil son todo ventajas. Aunque es la cancelación de ruido y la posibilidad de regular el ruido ambiente lo que marca la diferencia. No se queda atrás la calidad de sonido, remarcando los graves para los apasionados de la alta fidelidad o quienes echan de menos el retumbar de un bajo en unos auriculares intraurales.

conclusiones

Pero es que, además, Samsung ha dotado de funciones extra a estos auriculares. Quizá no uses siempre la posibilidad de conectarlos al móvil y a la tableta para cambiar la escucha de uno a otro automáticamente. O que aproveches los auriculares en casa para crear la sensación del cine en casa como si tuvieras altavoces colocados por el salón. Lo bueno es que las opciones están ahí.

Claro que todo esto tiene un precio. Los Samsung Galaxy Buds Pro alcanzan los 230 euros. Aunque a tenor de lo comprobado durante esta semana es una cuantía más que justificada para los que quieran buen sonido y muchas posibilidades.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,