Elegir entre Bose Sport Earbuds o Frames Tempo para hacer deporte

Bose ha lanzado novedades «sonadas»: las gafas Frames Tempo y los auriculares Sport Earbuds destacan por su orientación deportiva. Los auriculares son novedad junto a los Quiet Comfort Earbuds que analizamos recientemente, con cancelación de sonido, pero orientados más al deporte y con un precio más asequible (200 euros). Las gafas Frames Tempo por su parte (280 euros) marcan una evolución respecto de las otras gafas Bose y también se orientan a quien practica deportes… ¿qué argumentos hay a favor de unos y otras?

Gafas Frames Tempo

Como las otras Bose Frames, las Tempo son unas gafas con sonido pero no unos auriculares. En las patillas está la electrónica y sendos microaltavoces que proyectan sonido hacia nuestros oídos, pero no tenemos nada en las orejas. Por eso la escucha es «natural»: la música nos llega igual que el resto de sonidos a nuestro alrededor, como si lleváramos a cuestas unos altavoces. Bose lo llama Open Ear Audio y consigue que escuchemos música pero también conversaciones (móvil) con gran nitidez y riqueza. Y solo si alguien se acerca mucho a nosotros podrá escuchar la música que tengamos: a un volumen normal a partir de un metro o dos ya no se escucha nada gracias al sistema de proyección.

En las nuevas Tempo Bose ha montado unas patillas algo más gruesas y se nota en la batería, que pasa de las 5 horas de las otras Frames, hasta 8 horas de autonomía. En lugar de usar un cable específico (si lo pierdes o lo rompes, mal asunto) las Tempo usan un conector de carga USB-C estándar. Los cristales son polarizados y las gafas son resistentes al agua y sudor (IPX4). Respecto de los cristales, existen en color naranja (para luz brillante) o azul (para luz menos fuerte y zonas sombreadas) aunque los originales son bastante universales y no demasiado oscuros. También podemos cambiarlos por unos graduados. Se controlan con un botón y la patilla derecha táctil, además de aceptar órdenes por voz.

Bose Sport Earbuds

Son lo último de Bose junto con los Quiet Comfort, en este caso diseñados para quien busca auriculares totalmente sin cables y practica deportes, y la cancelación de ruido no hace falta. Por su colocación en el oído ya consiguen de todas formas algo de aislamiento «pasivo» , y para que ese ajuste sea bueno conviene probar más de un adaptador. Permite ajustarse al oído sin riesgo de perderlos incluso con movimientos bruscos, fácil de conseguir con la guía interactiva de la aplicación Bose. Tienen un aspecto robusto y son resistentes a la humedad, también IPX4 como las gafas (no sumergibles).

La matriz exterior de micrófonos sí usa un sistema de cancelación de ruido ambiente (o viento): nos permitirá mantener conversaciones sin que nuestro interlocutor tenga problemas. Eso y su control táctil (en ambos auriculares) permite usarlos y responder llamadas sin preocuparnos del móvil. Los Bose Sport Earbuds cuentan con una batería capaz para cinco horas de autonomía, y en el estuche se cargan hasta dos veces sin necesidad de buscar un enchufe. En total, pues, dan para unas 15 horas.

¿Cuál es mejor para hacer deporte?

Pues… depende del deporte. Para todo lo que sea bastante estático o «indoor», como por ejemplo ejercicios con pesas y gomas, bici elíptica, flexiones, estiramientos… es decir «en gimnasio» los Earbuds son mejores porque unas gafas siempre nos estorbarán. Además de que llevar unas gafas de sol en interior queda un poco extraño. Definitivamente las gafas no valen para esto aunque suenen muy bien.

Bose Sport Earbuds (3)

Pero en cuanto salimos a la calle, mientras todavía se pueda, la cosa cambia. Las Bose Frames Tempo nos han enamorado tanto para andar, correr o montar en bici, incluso a caballo. La sensación de tener los oídos «libres» y sin embargo estar escuchando música, nuestro programa de radio o podcast favorito, es inigualable. Y hasta para mantener conversaciones que no sean inaplazables, o aprovechar ese rato para charlar con familia o amigos, son geniales. En bici o a caballo poder estar pendiente del entorno es importante por seguridad, y no necesitar tener el móvil a mano una enorme ventaja en esas situaciones.

Frames Tempo

Dos perfiles de sonido

Además del uso en sí, hay claras diferencias en el sonido. Aunque Bose siempre equipa a sus productos de una ecualización marca de la casa, que compensa cómo escuchamos cada rango de frecuencias según el volumen, y compensa también los puntos flacos del auricular o altavoz, los Sport Earbuds y las Frames Tempo tienen perfiles sonoros muy diferentes. Si te gusta la música con graves marcados, rítmicos y potentes, los auriculares te gustarán más: el sellado con el oído favorece que las notas graves nos lleguen más potentes.

Las gafas proyectan muy bien el sonido pero no pueden competir con eso al dejar el oído abierto. A cambio, el sonido es más natural, es como si escucharas unos altavoces, con una escena «abierta» y más amplia, con la música fuera de tu cabeza. Los graves están pero no exagerados sino ligeramente suavizados… pero nos ha gustado mucho cómo suenan. Además, no fatiga nada su sonido, y con los auriculares aun teniendo cuidado con el volumen te cansan antes. Es importante no pasarse nunca con auriculares cerrados, hay que poder escuchar el chasquido de los dedos a un palmo o está demasiado fuerte. Con las gafas es casi imposible llegar a ese punto.

Bose Sport Earbuds (1)

Difícil elección

Con un peso de 50 gramos, las gafas son cómodas (hay tres adaptadores para el puente de la nariz) y aunque presionan bastante lateralmente (o tenemos la cabeza muy grande) así se quedan muy aseguradas y no tuvimos ni un susto (es más fácil perder otras gafas). El extra que nos parece la guinda es poderlas usar conduciendo, como vimos en su día ya que no llaman la atención, no distraen (importante) y sí son útiles. Con ellas se olvida uno de la radio del coche, y también valen en moto aunque ahí los micrófonos solo recogen nuestra voz a baja velocidad y según qué casco puede pelearse con la parte guresa de las patillas.

Los auriculares Sport Earbuds no tienen rival en el gimnasio (aunque sea casero) respecto de las gafas, pero también tienen ventajas, además de un precio notablemente inferior. Con su estuche ofrecen casi el doble de autonomía que las gafas, y eso si hay algún viaje de por medio (tren o avión) puede ser determinante: es más complicado llevarnos las Frames Tempo de viaje. Y además no nos ayudarán a evitar ruidos (de nuevo, tren o avión favorable a los auriculares). Según viajemos con frecuencia o no, y hagamos más deporte en casa o gimnasio que fuera en la calle o el monte… nos vendrán mejor las gafas o los auriculares, se complementan muy bien… ¡Mejor las dos cosas!

Tempo

 

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,