¿Teletrabajo? Aíslate y disfruta con los Bose QuietComfort Earbuds

El teletrabajo ha llegado para quedarse, y hay que replantearse hasta qué ordenador usamos o qué auriculares preferimos. Si necesitamos movilidad y aislamiento, los nuevos Bose QuietComfort EarBuds pueden ser un aliado perfecto. Por 280 euros con estos Bose tendremos auriculares de gran calidad musical, capaces de cancelar cualquier ruido ambiente, y sin rival a la hora de permitirnos mantener conversaciones.

Bose QC Earbuds (3)

El tamaño justo

Los auriculares totalmente sin cables necesitan ser algo grandes porque cada uno debe contener su propia batería. Eso, además de la parte electrónica y por supuesto la acústica… Unas cosas con otras, algunos auriculares de este tipo acaban siendo excesivamente grandes: no es solo qué pareces llevándolos, es que incomodan al cabo de llevarlos muchas horas.
Bose ha conseguido con sus QuietComfort EarBuds un tamaño justo, no demasiado pequeño para perder prestaciones ni excesivamente grande o pesado. Miden menos de 4 centímetros de largo por poco más de 2,5 centímetros en las otras dos dimensiones, y pesan 8,5 gramos solamente.

Bose QC Earbuds (2)

Los Bose QuietComfort EarBuds por dentro

En la caja traen tres medidas de «puntas», que realmente son dos cosas: la copa del auricular que irá apoyada o ligeramente introducida en nuestro canal auditivo, y un «gancho» que irá apoyado en el borde de la oreja para sujetar el auricular. Conviene probar más de una de estas «puntas»: si nos queda pequeña el auricular no quedará bien fijado, y si es grande al cabo del rato nos molestará. Con la «justa» y gracias al blando material usado (silicona)… te olvidas que los llevas puestos, incluso corriendo no se te caerán. Además es lavable fácilmente.

Sin ruidos

Bose lleva muchos años trabajando en sistemas de cancelación de ruido, y con estos auriculares se han empleado a fondo. De hecho, el sistema es tan eficaz que permite «reducirlo» para poder apreciar algunos ruidos a nuestro alrededor. Se hace simplemente dando toques en el auricular izquierdo (tres niveles, en la aplicación hay ajustes más finos). De otra forma, sería inseguro para andar por la calle por ejemplo… En casa, teletrabajando, no habrá ruido que se nos resista: televisores, niños, la música del vecino, en verano ventiladores o aire acondicionado… Si los usamos para viajar nos sorprenderá el nivel de silencio posible en un avión o tren.

Pero la cancelación de ruido tiene otra vertiente: usando los Bose QuietComfort EarBuds para hablar. Ya sea por teléfono, o en alguna llamada (Skype, Zoom), la matriz de micrófonos del auricular derecho capta tu voz y el ruido ambiente, y la electrónica Bose elimina lo segundo de forma mágica. En plena calle y con viento, la gente creerá que estás en tu habitación hablando.

Calidad musical

Además del trabajo con la reducción de ruido, Bose tiene una reputación como experto en música que también vemos reflejada en estos auriculares QuietComfort. Como citamos antes es parte de la «culpa» de su tamaño, moderadamente grande, pero así ofrecen una excelente reproducción de graves. La puesta a punto acústica más el «savoir faire» de Bose a nivel de ecualización, para compensar frecuencias cuando escuchamos a bajo volumen, dan como resultado un sonido de lo mejor que hemos escuchado en auriculares sin cables.

¿Teletrabajo? Aíslate y disfruta con los Bose QuietComfort Earbuds 1

A través de la aplicación podremos hacer algunos ajustes pero tirando de Spotify, Tidal y TuneIn (radio) no tuvimos queja. El aislamiento pasivo (por las propias puntas que se meten en el oído ligeramente) y el toque de Bose a volumen moderado nos dejaron disfrutar de la música sin perder «contacto» con el ordenador (mensajes, llamadas o conferencias).

Batería, carga y caja

La batería de los auriculares QuietComfort da, oficialmente, para 6 horas de uso. Según el volumen y el nivel de reducción de ruido, eso puede cambiar, pero nos ha parecido una cifra conservadora (o será que escuchamos bajito y con poca cancelación) porque nos aguantaban una jornada de trabajo bastante más larga. Y en alguna ocasión, ante el aviso de baja batería, bastó dejarlos unos minutos en el estuche para aguantar hasta el final.

Bose QC Earbuds (4)

Precisamente el estuche sirve como en la mayoría de estos auriculares como punto de carga con su propia batería. En su caso, da para dos cargas completas (en teoría pues 6 más 12 son 18 horas en total). Estando en casa nunca apuramos tanto y el estuche casi siempre estuvo por encima del 50 por ciento… Por cierto que admite carga inalámbrica: perfecto si tenemos una base estándar en casa, bastará dejarla encima de vez en cuando para tener «reservas» seguras.

Control

Además de la aplicación Bose, diríamos que imprescindible para sacarles todo el partido a auriculares como estos QuietComfort tan capaces, los propios auriculares tienen control táctil. Aquí nos toca pedir algo: una aplicación para el ordenador (Windows 10 al menos). Sobretodo cuando los usas para teletrabajar, si tienes que retocar algo no tiene sentido tener que conectar al teléfono para eso cuando estás conectado al ordenador… Bose: con eso estaríamos en la «matrícula de honor». Dicho esto, lo cierto es que con el control táctil nos apañamos muy bien: en el auricular derecho, volumen o parada-reproducción (y coger llamadas). En el izquierdo, niveles de la cancelación de ruidos. Un último buen punto: si te quitas uno (llaman a la puerta o algo así), se para la música automáticamente.

Bose QC Earbuds (6)

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,