Mi experiencia de uso y de juego con el Lenovo Legion Slim 7i

Aunque Lenovo no lo ha traído todavía a España, ya nos ha dejado una unidad de muestra para comprobar las virtudes del que es uno de los portátiles gaming más ligeros y compactos del mercado. Me refiero al Lenovo Legion Slim 7i, una versión refinada del Lenovo Legion Slim 7 que viene con más potencia gráfica si cabe. En el caso de la unidad de prueba prestada ha sido una tarjeta gráfica Nvidia GeForce RTX 2080 Súper Max-Q Desing. Pero ¿es un portátil apto para largas sesiones de juego? ¿Se puede personalizar? ¿El sistema de refrigeración responde? Te aclaro todas estas dudas sobre el Legion Slim 7i a lo largo de esta review.

Lenovo Legion Slim 7i, un portátil gaming con un cuerpo de foto

Lenovo Legion Slim 7i

Lenovo Legion Slim 7i
Pantalla Pantalla Full HD de 15,6″ con 300 nits a 144Hz compatible con Dolby Vision
Pantalla 4K UHD de 15,6″ con 600 nits compatible con Dolby Vision a 60Hz
Procesador y memoria RAM Hasta Intel Core i7-10750H
Hasta 32 GB de RAM
Memoria interna Hasta 2 TB en formato SSD PCIe
Gráficos Hasta NVIDIA GeForce RTX 2080 Super Maz-Q Design
Sonido 2 altavoces de 2W compatibles con Dolby Atmos
Autonomía Hasta5 horas de uso eco
Conexiones 2 x USB 3.2 tipo A
Lector de tarjetas 4 en 1
2 x Thunderbolt 3
Bluetooth 5.0
WiFi 6
Sistema operativo Windows 10 Home
Colores Negro
Diseño y dimensiones Metal
35,6 x 25 x 1,79 centímetros (1,86 kilos)
Funciones destacadas Teclado con tecnología anti-ghosting
Teclado RGB Corsaire con iCUE
Q-Control 3.0 para gestionar la refrigeración
Fecha de lanzamiento Por conocer
Precio Por conocer

Luces. Muchas. Por todas partes

Si hay algo que he disfrutado especialmente durante los primeros días de uso de este Lenovo Legion Slim 7i ha sido la personalización de su teclado y el resto de apartados con luces RGB. Y es que cuenta con un sistema iCUE de Corsaire de lo más detallado. Si eres usuario gaming habitual y experto ya sabrás que este sistema permite personalizar al máximo detalle la experiencia visual. Desde programar qué teclas quieres iluminar hasta elegir un patrón de colores e iluminación para cada juego, detallando de paso teclas macro y pudiendo descargar perfiles creados por otros usuarios más duchos en esto de la personalización. Vaya, las posibilidades son abrumadoras para los nuevos usuarios.

Luces

Yo, por el momento, he podido disfrutar de diferentes tipos de animaciones lumínicas que no solo muestran el portento visual en el teclado, sino también en las rejillas de los ventiladores, en algunos puertos, el logotipo de la carcasa y en una franja que rodea todo el perfil frontal inferior del portátil. Es una auténtica discoteca si juegas a oscuras. Sin embargo, poder hacer que todo sea multicolor, monocromático, con pulsaciones y programaciones de activación y desactivación hace que puedas disfrutar de todo esto a tu manera. Durante estos días de prueba he disfrutado del arcoíris que viene por defecto, pero también he encontrado el efecto lluvia para lograr disfrutar del color sin tanta extravagancia. Aunque también he buscado perfiles en Internet para que mi teclado parezca la pantalla de carga de la película Matrix. Las opciones son de lo más variadas. Y siempre puedes desactivar esta retroiluminación u optar por algo más sutil como la clásica luz blanca o de algún color fijo. El caso es que tienes todas las opciones de tu mano.

iCUE

Por cierto, el programa iCUE viene preinstalado en este Lenovo Legion Slim 7i, por lo que solo tienes que abrirlo y empezar a jugar con sus opciones de personalización. Desde crear nuevos perfiles, hasta descargarlos, elegir que se iluminen solo unas teclas… Eso sí, tómatelo con calma e investiga sobre el tema. La experiencia y la curva de aprendizaje de este programa no es para todos los públicos. Y es que no solo tendrás que dominar el tema de la creación de perfiles, sino también conocer cómo darles prioridad o programarlos para que los diferentes juegos se iluminen de diferente manera. No es el programa más accesible del mundo, pero si inviertes varias horas pronto aprenderás a gestionarlo todo como tú quieras.

macros

Eso sí, si también estás interesado en la personalización de teclas macro para grabar acciones o secuencias de botones en teclas concretas del teclado (te recuerdo que este portátil cuenta con teclado completo, incluido el numérico), tendrás que hacerlo a través del programa Lenovo Vantage que también viene preinstalado. Y es que la personalización visual y la personalización de macros llegan por partes separadas. Eso sí, Lenovo ha hecho un trabajo mucho más accesible y cómodo con este programa. Así, todo está explicado y tutorizado para que sepas lo que estás haciendo y cómo tienes que guardar estas secuencias para usarlas durante la partida. Un punto positivo para Lenovo, un punto negativo para Corsaire (aunque su sistema es útil cuando eres un verdadero experto y quieres personalizarlo absolutamente todo).

iluminación RGB

Diseño frío al encenderlo, pero cálido al jugar

Otra de las sensaciones iniciales más llamativas es el frío de su carcasa. Y es que Lenovo ha sabido diseñar este Legion Slim 7i con un cuerpo completamente de aluminio. Interesante tanto por el acabado elegante y sencillo que han logrado (al menos cuando las luces LED están apagadas), pero sobre todo por funcionar como un gran disipador de calor. Muy necesario en un cuerpo tan compacto como 356 mm x 250 mm x 17,9 mm. Sí, su perfil no llega a levantar ni 2 centímetros de grosor. Cualidades realmente sorprendentes para un portátil gaming.

diseño frío

Con ello, tocarlo cuando ha estado completamente apagado da incluso sensación de frío. No de frescor. De verdadero frío. Una jugada inteligente, en principio, pero que se torna algo cálida al poco tiempo. Y da igual que estés jugando a títulos gráficamente exigentes como juegos triple AAA o usándolo para trabajar con documentos y navegar por Internet. Esta sensación de frescor dura poco cuando el ordenador está encendido.

No voy a decir que se calienta o se hace incómodo en el uso, porque no es verdad. Pero tras horas de juego el portátil se calienta. Y es lógico teniendo en cuenta su cuerpo compacto y su material, que cambia de temperatura rápidamente. ¿Esto supone que su sistema de refrigeración no sea útil? Para nada. Al menos durante mis sesiones de juego no ha ocurrido ningún problema con el aspecto de la temperatura. Pero no esperes que un portátil gaming realmente compacto no se caliente o no ponga sus ventiladores a funcionar. Lo bueno es que, per se, se trata de un portátil bastante silencioso. Además, el sistema Q-Control de Lenovo se puede configurar para disfrutar de una experiencia silenciosa o a pleno rendimiento en cada momento.

El sistema de refrigeración de este Lenovo Legion Slim 7i cumple con creces. Son dos ventiladores de 82 aspas de polímero con cuatro salidas traseras de calor. Por supuesto hay un conducto de refrigeración líquida y dos sistemas de disipadores de aletas de cobre mejorados para expulsar todo el calor que puedan producir la placa y la tarjeta gráfica Nvidia. Y la verdad es que funciona realmente bien con un uso normal. El sistema es realmente silencioso mientras trabajas con documentos y demás. Pero, evidentemente, empieza a funcionar en cuanto juegas a algún título o exiges algo de rendimiento gráfico al ordenador: mover elementos pesados en Adobe Photoshop o Premiere.

El ruido de estos ventiladores nunca ha tapado el del sistema de sonido. Pero está ahí. Lo bueno es que lo puedes gestionar también a tu gusto. Lenovo ha incluido el sistema Q-Control 3.0 para gestionar si queremos un funcionamiento silencioso, automático o enfocado al rendimiento. Por lo general he optado siempre por el modo automático. Basta con pulsar la tecla de función + Q para cambiar entre estos tres modos. Algo que se refleja con tres colores diferentes en el botón de encendido del portátil: blanco para automático, azul para silencioso y rojo para rendimiento.

Q-Control 3

Ahora bien, si quieres jugar a tope con el máximo frescor vas a escuchar el zumbido del ventilador. Y no es desagradable ni tapará el sonido de los altavoces. Pero has de ser consciente de que estará ahí durante la partida. Lenovo ha hecho un gran trabajo de ingeniería, pero de momento toca expulsar el calor de componentes potentes en un cuerpo pequeño, y no hay otra forma más efectiva por el momento.

Pantalla gaming y sonido envolvente

En el aspecto audiovisual este Lenovo Legion Slim 7i llega para hacer disfrutar al usuario. No tengo ninguna duda de ello tras la experiencia de estos días. Y es que el panel es brillante y luminoso y, lo mejor, es que cumple con el requisito de los 144Hz que se ha instaurado en el mercado gaming profesional. Vaya, que las partidas con shooters o juegos donde la velocidad de refresco de pantalla marque la diferencia van a estar de tu lado. Además, el panel alcanza la resolución 4K, aunque en pos del rendimiento siempre he jugado a títulos en FullHD, para disfrutar de ese extra de velocidad que permite su ficha técnica. Algo que en 15,6 pulgadas puede notarse algo más, pero que sigue siendo una calidad realmente buena en el tema visual.

Pantalla gaming

Por cierto, has de saber que este panel cumple al 100% con el estándar de color sRGB y que cuenta con tecnología Dolby Vision, por lo que tanto las escenas luminosas como las oscuras, o incluso en las que hay un gran contraste, se muestran detalladas. Da igual si juegas a títulos repletos de oscuridad como el Resident Evil 7, aunque te cueste ver qué es lo que se mueve en el fondo, verás que hay algo acechándote entre las sombras.

Y junto al apartado visual está el sonoro, que no se queda atrás en este Legion Slim 7i. Sobre todo porque durante estos días de pruebas lo he disfrutado sin necesidad de auriculares (aunque con ellos es como se consigue la máxima calidad). Se trata de un sistema de altavoces doble con una potencia de 2 watios cada uno. Vaya, que el volumen para un uso personal es más que de sobre. Te aseguro que cubre sin problemas el sonido del sistema de ventilación de este portátil, y que su potencia no se desvirtúa ni distorsiona si quieres pasarte un poco de decibelios durante la partida.

pantalla

Aunque ha sido más la experiencia Dolby Atmos la que me ha gustado vivir sin necesidad de auriculares. Los juegos que están optimizados con sonido espacial reproducen las voces de los personajes desde uno y otro lado, dependiendo de su ubicación respecto a tu alter ego en el juego. Y esto se escucha a viva voz a través de los altavoces, pudiendo entender qué personaje o desde qué lado nos hablan sin necesidad de mover la cámara. O incluso moviéndola para conseguir notar que esta tecnología funciona a la perfección. Mucho más cómodo para personas a las que los auriculares suelen acabar molestándonos en las orejas. Y que hacen que la experiencia de juego sea mucho más completa.

Juegos a ultra y con RTX, pero batería al mínimo

Sí. Si no has visto arriba la ficha técnica ya te digo que sí, vas a poder jugar a los juegos de los últimos años en ultra o, por lo menos, con elementos tan visuales como el ray tracing o una buena gestión de sombras y partículas. De ello se encarga la Nvidia GeForce 2080 Super Max-Q Design. Lo más potente en ámbito de portátiles gaming que ha pasado por mis manos. Y se nota. Claro que si lo acompañan 32GB de memoria RAM y todo está gobernado por un procesador de última generación como el Intel Core i7 10750H con núcleos a 2,60GHz el buen rendimiento está asegurado.

juegos en ultra

Y todo ello sin olvidarnos de que esta tarjeta es compatible con la moda gráfica más actual: el trazado de rayos o ray tracing que hace que los reflejos y luces luzcan hiperrealistas. Algo que he podido comprobar en juegos como Fortnite o Doom Eternal. Títulos que están bien optimizados y que funcionan con todas las opciones gráficas en alto o ultra sin problemas ni caídas de frames.

Claro que todo depende también del juego. Algunos títulos que he probado como Hellblade Senua’s Sacrifice se disfruta con todo lujo de detalle y agilidad de, por lo menos, 60Hz, pero cae de vez en cuando con picos inversos momentáneos que no tienen ninguna razón de ser. Otros títulos exigentes como los sandbox tipo GTA V no te permiten jugar con todas las características al máximo, pero puedes sacrificar algo de distancia de visionado y posprocesado para disfrutar en FullHD con las texturas y sombras al máximo y un rendimiento completamente estable. Es lo bueno de jugar en un ordenador, que puedes adaptarlo a lo que necesites y exijas. Todo ello con una ficha técnica que cumple. Siempre teniendo en cuenta que se trata de un portátil prácticamente igual de fino que uno que no es gaming.

 

Ahora bien, quien parece que se ha visto afectado en toda esta ficha técnica por cuestiones de diseño y potencia es la batería. Obviamente, para jugar con el máximo rendimiento es mejor hacerlo conectado a la corriente. Lenovo cuenta con sistemas de protección de la batería para evitar su desgaste antes de tiempo. Pero con todo ello no he disfrutado de una gran autonomía en este Lenovo Legion Slim 7i. Sin estar conectado a la corriente, y con un uso de trabajo con documentos y navegación por Internet la autonomía se reduce a unas cuatro horas. Menos, evidentemente, si nos ponemos a jugar. Dependiendo del juego.

Lo positivo en el punto de la autonomía es la carga rápida de su adaptador de 230 watios. Y es que podemos volver a tener unas cuantas horas de autonomía solo con unos cuantos minutos de carga. Todo ello si hemos activado esta función desde Lenovo Vantage, donde conocer todos los detalles de la autonomía y otros aspectos del portátil. Cumple así en caso de que necesitemos ese chute de energía, pero está claro que un portátil gaming sigue siendo más efectivo si está conectado a la corriente.

adaptador de 230 watios

Conclusiones

En definitiva, Lenovo ha logrado una obra de ingeniería digna de admirar. Toda la potencia de un portátil gaming avanzado en un diseño compacto y ligero que apenas pesa unos 2Kg. Y que puede ser tan formal y elegante como un portátil para trabajar, pero también tan vistoso como una bola de discoteca gracias a todas las luces RGB que integra.

Es potente, bastante silencioso y cuenta con una experiencia de juego y audiovisual sobresaliente. Los peros llegan relacionados con la autonomía. Pero hay que entender el concepto global de este portátil. Y es que, de momento, no se puede tener un diseño compacto y una gran batería. Pero para solucionar el problema, o intentarlo al menos, hay una carga rápida realmente potente.

Conclusiones

Eso sí, de momento desconocemos el precio oficial de este portátil que llegará a España próximamente. Cuando lo haga será la opción gaming más portátil y cómoda que tengamos en el mercado.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,