Lenovo Legion i7 Slim, un portátil gaming con un cuerpo de foto

Para posar en uno de esos anuncios del antes y después de los anuncios para adelgazar milagrosamente. El Lenovo Legion Slim 7i es un portátil que rompe definitivamente las barreras de diseño entre los ultrabooks y los equipos gaming. Hablamos de un modelo de 15 pulgadas con apenas 1,8 kilos de peso y 1,79 milímetros de grosor. Un peso que ya es más propio de los portátiles ultraligeros pensados para llevar a cualquier parte.

Pero, además, consigue este peso sin renunciar a las características técnicas propias de los equipos para jugones. En su interior puedes encontrar procesadores Intel Core i9, tarjetas gráficas dedicadas hasta la NVIDIA GeForce GTX 2060 o hasta 2 TB de almacenamiento en formato SSD PCIe según la configuración que escojas. Y todo ello complementado por su pantalla, que te ofrece dos variantes entre un panel Full HD pero con 144Hz o uno 4K pero con los típicos 60Hz.

Lenovo Legion Slim 7i 1

Por cierto, también el teclado del Slim 7i expresa esta posición entre dos mundos: tienes una configuración con el típico teclado retroiluminado en color blanco y otra con iluminación RGB que te permite jugar con distintos colores en las teclas. Por todo ello, el Lenovo Legion Slim 7i viene dispuesto a revolucionar los límites del mercado gaming. Llegará a las tiendas españolas a partir del mes de octubre a un precio de salida de 1.800 euros. Te contamos sus principales características.

Lenovo Legion Slim 7i de lado

Características del Lenovo Legion Slim 7i

Lenovo Legion Slim 7i
Pantalla Pantalla Full HD de 15,6″ con 300 nits a 144Hz compatible con Dolby Vision
Pantalla 4K UHD de 15,6″ con 600 nits compatible con Dolby Vision
Procesador y memoria RAM Hasta Intel Core i9-10980HK
Hasta 32 GB de RAM
Memoria interna Hasta 2 TB en formato SSD PCIe
Gráficos Hasta NVIDIA GeForce RTX 2060
Sonido 2 altavoces de 2W compatibles con Dolby Atmos
Autonomía Hasta 7,75 horas de uso
Conexiones 2 x USB 3.2 tipo A
Lector de tarjetas 4 en 1
2 x Thunderbolt 3
Bluetooth 5.0
WiFi 6
Sistema operativo Windows 10 Home
Colores Negro
Diseño y dimensiones Metal
35,6 x 25 x 1,79 centímetros (1,86 kilos)
Funciones destacadas Teclado con tecnología anti-ghosting
Lector de huellas dactilares en el botón de encendido
Microperforaciones en el teclado para mejorar la ventilación
Fecha de lanzamiento Octubre
Precio Desde 1.800 euros

Lenovo Legion Slim 7i por detras

Cuando el diseño deja de estar reñido con la potencia

Es el gran atractivo del nuevo Lenovo Legion. Su apellido slim (delgado) no es un eufemismo. Este modelo de 15 pulgadas tiene un peso de tan solo 1,86 kilos (muchos portátiles multimedia e incluso algunos ultrabooks están por encima en este formato) y se mantiene en un grosor de 1,79 centímetros. Eso lo hace muy fácil de transportar y llevar a cualquier parte. La compañía mantiene el mismo concepto que hemos visto en otros modelos gaming de la firma, con una zona que sobresale por detrás de la pantalla y donde encontramos varios conectores.

Lenovo también ha querido destacar dentro de su diseño la presencia de pequeños orificios en la zona del teclado pensados para mejorar la salida del aire. Según Lenovo, llega a doblar la cantidad de aire que llega hasta la CPU y la GPU, lo que debería traducirse en una mejor refrigeración. Eso sí, todavía hay que esperar a probar este modelo en un uso real ya que no es sencillo evitar el sobrecalentamiento en un equipo tan delgado. Sin abandonar el teclado, tenemos que comentar que hay opción de tenerlo retroiluminado en blanco o bien con una iluminación RGB más atractiva (y con toda seguridad más cara). Tampoco podía faltar tecnología anti-ghosting, para evitar que se quede atascado cuando le damos órdenes con mucha rapidez.

Por cierto, el botón de encendido también funciona como lector de huellas para que solo nosotros podamos acceder al mismo. Y esta privacidad también está presente en la cámara web, que cuenta con un obturador para poder esconderla de forma física cuando no la estemos usando. El sonido corre a cargo de dos altavoces con una potencia de 2W, que ofrecen un sonido envolvente y son compatibles con Dolby Atmos (este sistema es capaz de identificar la posición de los objetos en el espacio y hacernos creer que el audio proviene de distintas posiciones).

Lenovo Legion Slim 7i pantalla

Pantalla de primer nivel y gráficas NVIDIA

En cuanto a la pantalla, estamos ante un panel de 15,6 pulgadas con dos configuraciones con sus pros y contras. Por un lado, podemos integrar una pantalla Full HD con 144Hz de tasa de respuesta y 300 nits de brillo. Esta opción nos va a permitir disfrutar de imágenes más fluidas, lo que se va a notar sobre todo si solemos echar partidas en juegos de acción o carreras. En este caso, se cubre el 100% del espacio sRGB, por lo que tendremos una buena experiencia a nivel de color pero sin ser espectacular.

La segunda opción sube la resolución hasta la 4K UHD, dobla el brillo hasta los 600 nits y es compatible con VESA 400 HDR, pero también reduce la tasa de refresco a los típicos 60Hz. Es decir, renunciamos a una mayor fluidez pero a cambio nos llevamos el doble de brillo y cuatro veces más resolución. Esta pantalla cubre además el 100% del espacio Adobe RGB, por lo que disfrutaremos de colores más precisos y cercanos a la fuente original. La última opción es la menos interesante, ya que nos quedamos con una pantalla Full HD con solo 60Hz de tasa de refresco, 300 nits y también cubre el 100% del espacio sRGB. En los tres casos las pantallas son compatibles con Dolby Vision.

Dentro del apartado gráfico encontramos tarjetas dedicadas NVIDIA. La configuración básica parte de una tarjeta NVIDIA GeForce GTX 1650 Ti, con arquitectura Turing y 4 GB de memoria dedicada. En la configuración más potente se incluye una NVIDIA GeForce RTX 2060 con 6 GB de RAM dedicada y tecnología Turing de la firma. Pese a no ser de las gráficas más profesionales, nos va a ofrecer un rendimiento más que notable en la mayoría de juegos modernos. Por cierto, también tienes otra opción que consiste en complementar el rendimiento de este portátil a través del accesorio Lenovo Legion BoostStation, una estación que te añade potencia a través de una tarjeta gráfica adicional que puede llegar hasta la NVIDIA GeForce RTX 2080 Super 8 GB y dos unidades de almacenamiento con las que expandir el espacio.

El apartado técnico se completa con un procesador hasta Intel Core i9-10980HK, de ocho núcleos y hasta 5,3 GHz en los momentos de mayor necesidad energética. Si no lo exprimimos, para operaciones normales llega a una velocidad de hasta 2,4 GHz. Esta es la configuración más potente, pero también podemos optar por otros chips menos ambiciosos de las familias Intel Core i7 e Intel Core i5. Las opciones son: Intel Core i7-10875H, Intel Core i7-10870H, Intel Core i7-10750H e Intel Core i5-10300H. Todos ellos, como era de esperar, de la décima generación de estos chips. En este modelo no se puede optar por procesadores de tipo AMD, aunque la compañía asiática está llevando estos chips a algunos modelos de su gama profesional.

La RAM máxima es de 32 GB, aunque también hay otras opciones con 16 GB y 8 GB, mientras que el espacio interno puede llegar hasta los 2 TB en formato SSD PCIe (como hemos dicho antes, también se puede ampliar a través de la BoostStation). En caso de no optar por la configuración más avanzada hay opciones para 512 GB y 1 TB en este mismo formato.

carcasa lenovo legion slim 7i

Conexiones, autonomía y precio

En el campo de las conexiones, el Lenovo Legion Slim 7i cuenta con los básicos, aunque nos ha faltado la presencia de puertos HDMI o DisplayPort. Es verdad que esto se subsana a través de los dos puertos Thunderbolt 3 que pueden transferir la señal a la tele o a una pantalla con un adaptador, pero es menos cómodo. También contamos con dos puertos USB 3.2 de segunda generación. Las conexiones inalámbricas se completan con WiFi 6 y Bluetooth 5.0. Además, incluye Killer WLAN, que aumenta de forma muy notable el rendimiento de la red y sobre todo la estabilidad dentro de nuestras partidas de juegos online.

La autonomía de este modelo no impresiona, pero mantiene una cifra bastante razonable. Es evidente que sus 7,75 horas teóricas bajarán y mucho en cuanto pongamos el Lenovo Legion Slim 7i a pleno rendimiento, pero habrá que ver en cuánto tiempo de uso real se traduce. Para encontrar el Lenovo Legion Slim 7i en las tiendas españolas no habrá que esperar mucho, se baraja la fecha de octubre. Su precio de salida será de 1.800 euros, aunque tienes que estar preparado para subir bastante la inversión en el caso de optar por las configuraciones más avanzadas.

En definitiva, estamos ante un modelo rompedor en su combinación de un diseño muy ligero y unas características a la altura de un equipo gaming. Habrá que ver cómo aguanta el tipo a la hora de ponerlo a pleno rendimiento (me refiero en el aspecto de la temperatura que alcance), pero sobre el papel pinta que Lenovo ha vuelto a romper una barrera inaugurando una nueva hornada de modelos fronterizos entre los ultrabooks y los equipos gaming.

Lenovo Legion Slim 7i 4

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,