jugar en chromecast 2020

En julio de 2013, Google lanzaba al mercado uno de los productos más revolucionarios dentro del mercado de los televisores. El Chromecast no solo se convirtió en un estándar, también sirvió de precedente para que Amazon y otros fabricantes diseñaran sus propios TV Stick. Siete años más tarde, la tercera iteración del mítico aparato de Google sigue manteniendo la filosofía del Chromecast original: servir de puente para duplicar contenidos de nuestro teléfono móvil o tablet al televisor. Y es que a pesar de que las posibilidades que nos ofrece el Chromecast en su tercera versión son las mismas que las que nos ofrecía el dispositivo lanzado en 2013, las mejoras que Google ha ido presentando a lo largo de estos años han viajado por el camino de la optimización.

Llegados a este punto, muchos usuarios siguen preguntándose si el Google Chromecast sirve para retransmitir juegos desde el móvil y convertir nuestro televisor en una pequeña consola. Para dar respuesta a esta cuestión, he jugado a varios títulos desde mi teléfono móvil para probar la solvencia del aparato a la hora de retransmitir juegos, sobre todo en lo que respecta a la latencia y la propia respuesta del dispositivo. La pregunta es la siguiente: ¿es el Google Chromecast un dispositivo preparado para jugar desde el smartphone?

Las pruebas han sido realizadas con juegos compatibles con Google Chromecast, con emuladores de consolas y con títulos desarrollados de manera nativa para Android que no han sido adaptados a Google Chromecast. Todas las pruebas se han ejecutado bajo una red WiFi de 2,4 GHz, ya que es el estándar de las versiones 1 y 2 (el Chromecast 3 soporta redes de 5 GHz) y era la red más óptima tanto por señal como por distancia al router. El dispositivo de pruebas ha sido un OnePlus 6T con Snapdragon 845 y 8 GB de RAM. La versión de Chromecast utilizada ha sido la tercera (Chromecast 3).

Convierte tu Google Chromecast en una consola con estas aplicaciones

Probando Google Chromecast con emuladores de consolas

El primer escenario de pruebas está formado por dos emuladores de consolas. En concreto, las dos aplicaciones que he probado con el teléfono son Dolphin Emulador y Drastic, ambos emuladores de Wii y Nintendo DS respectivamente. Para duplicar el contenido del teléfono a la pantalla del televisor, he recurrido a las opciones de duplicación de pantalla de Android (Enviar pantalla desde Ajustes o Proyectar pantalla desde Google Home).

Prueba del Chromecast con Dragon Ball Budokai Tengaichi 3 en Dolphin Emulador.

La experiencia de juego obtenida a través de las opciones nativas de Android ha sido similar en las dos aplicaciones. En juegos como Dragon Ball Z Budokai Tengaichi 3, las propias mecánicas de lucha nos limitan a la hora de responder rápidamente a un ataque. Y es que a pesar de que la latencia nos permite jugar con cierta solvencia, la experiencia en juegos que demanden una respuesta rápida por parte del usuario queda ligeramente empañada por los tiempos de respuesta del Google Chromecast.

Si optamos por juegos más casuales, como los de la saga Zelda o Pokémon, la experiencia se torna mucho más agradable, al ser títulos que no requieren tanta respuesta como los juegos de lucha o carreras. En este caso, la latencia del aparato no se aprecia tanto y nos permite disfrutar de los juegos en mayor o menor medida. Al fin y al cabo, retraso a la hora de manejar a los personajes a través de la pantalla del teléfono móvil siempre estará presente. A esto hay que sumarle que el propio aparato llega a saturarse en alguna que otra ocasión, llegando a provocar ligeros cortes en el sonido, además de retrasos en la imagen.

La experiencia con juegos compatibles con Google Chromecast

Si hablamos de títulos compatibles de manera nativa con el sistema de Google, el catálogo queda reducido a unas pocas aplicaciones. De los pocos títulos compatibles con Chromecast, quizá los más populares son Just Dance Now y Angry Birds Friends, junto con otros juegos como Alien Invaders. De hecho, la lista general se resume a estos títulos:

  • Fitflap
  • Cast Games
  • Heist
  • Just Dance Now
  • Emoji Party
  • Wheel of Fortune
  • Cardcast
  • Twitch
  • DrawParty for Chromecast
  • Tankcast
  • Up Down Fish
  • Angry Birds Go!
  • Cast-a-Draw
  • JUMP AND BUMP
  • DEER HUNTER 2018
  • Tricky Titans
  • Floating Brains
  • Snake Game (With Chromecast)
  • Alien Invaders
  • Chess

Más allá de la disponibilidad de juegos compatibles con Chromecast, la experiencia con los títulos mencionados inicialmente ha sido bastante similar a la que obtenido con emuladores, al menos en lo que respecta a la latencia, es decir, el tiempo que tarda en enviar la señal al dispositivo. Por ejemplo, en Alien Invaders, podemos ver que la nave espacial tarda unos pocos milisegundos en cambiar de lado cuando pulsamos sobre el mando de control.

Prueba del Chromecast con Alien Invaders.

En cuanto a Angry Birds Friends, el juego parece haber dejado de soportar Google Chromecast de manera nativa. Antaño podíamos transformar el móvil en un mando al uso para controlar el lanzamiento de los pájaros desde la pantalla del teléfono. Ahora tenemos que recurrir a las propias opciones de duplicación de Android para ver el juego en el televisor, así ha sido bajo mis pruebas, al menos. En cualquier caso, la experiencia ha sido positiva, precisamente por el tipo de juego que es: un juego casual que no demanda una respuesta rápida ni de los controles del teléfono ni de la pantalla.

Prueba del Chromecast con Just Dance Now.

Con Just Dance Now, la experiencia ha sido más positiva incluso, ya que el juego se complementa a la perfección con Chromecast. El juego en cuestión recurre a los sensores de movimiento del teléfono para detectar el baile que se nos muestra por pantalla. Quitando las imprecisiones del sistema a la hora de detectar los bailes, lo cierto es que el juego es el perfecto ejemplo de aplicación optimizada para Chromecast, tanto por mecánicas como por el propio funcionamiento del juego.

Juegos nativos de Android y iOS: la prueba de fuego

Quizá la prueba que más sentido tiene a la hora de usar el aparato de Google como consola es la que tiene que ver con juegos desarrollados nativamente para Android y iOS, juegos que en su práctica totalidad no son compatibles con Chromecast. Las pruebas en este escenario se han realizado con dos de los títulos más populares de 2020: Call of Duty Mobile y Asphalt 9. ¿Qué tal ha sido la experiencia de juego?

Prueba del Chromecast con Call of Duty Mobile.

Lo cierto es que, una vez más, la latencia de la señal nos impide actuar con rapidez a la hora de mover a nuestro personaje, esquivar balas o derrapar en una curva. Aunque la experiencia con Asphalt 9 es algo más positiva por la propia mecánica del juego, tratar de responder rápidamente a nuestros oponentes en Call of Duty Mobile es algo poco menos que imposible. Cabe destacar que en este último he llegado a notar ciertos cortes tanto en la imagen como en el sonido, algo que parece ser habitual cuando la demanda gráfica es acusada.

Probablemente la experiencia sea mucho más positiva títulos como Stardew Valley, Minecraft o Animal Crossing. En definitiva, juegos con una demanda de acción baja por parte del usuario o bien con mecánicas de exploración o incursión.

Conclusiones, ¿se puede usar un Chromecast para jugar?

Tras conocer el comportamiento del aparato en todos los escenarios, toca sacar conclusiones. ¿Es válido el Google Chromecast para hacer de consola? Lo cierto es que depende.

Como hemos podido ver, el comportamiento del aparato no depende tanto de su compatibilidad con las aplicaciones, sino de la propia carga gráfica del teléfono. Prácticamente el rendimiento ha sido el mismo tanto en juegos de emulador como en juegos desarrollados nativamente para Android, algo que puede deberse al propio tratamiento que el procesador realiza sobre el proceso que mantiene activa la retransmisión a través de las opciones de Android.

Mi TV Stick vs Chromecast 3 vs Fire TV Stick Lite, estas son mis conclusiones tras probarlos durante un mes

Donde quizá el dispositivo muestra un mejor desempeño es en Just Dance Now, uno de los títulos con mejor adaptación al sistema de Google. Precisamente la carencia de títulos compatibles con Chromecast lo convierte en una opción sumamente limitada. La mayoría de juegos que se encuentran en la tienda de Google no cuentan con ningún tipo de compatibilidad, lo que nos obliga a recurrir a las opciones nativas de Android. Partiendo de este escenario, el uso del Chromecast como consola de juegos solo se hace recomendable si vamos a jugar a títulos casuales que no requieran de demasiado acción.

He probado a usar un Chromecast para jugar en la tele y esta ha sido mi experiencia 1

Juegos de aventuras, de acertijos, de mesa… Las mecánicas de lucha, disparos o incursiones quedan fuera de este escenario por los motivos mencionados anteriormente. Y lo mismo sucede si vamos a hacer uso de un emulador de consolas, ya sea de Playstation, Wii, NES o Nintendo DS. Títulos como Pokémon, Super Mario Bros o Zelda pueden ser perfectos para jugar en la tele del salón. Pero nada más.

Cabe destacar que las pruebas han sido realizadas bajo una red WiFi que no aprovecha todas las ventajas del aparato. Si recurrimos a una red WiFi de 5 GHz o el adaptador de Ethernet que la propia compañía tiene a la venta, probablemente la experiencia mejore de manera notable. Al fin y al cabo, todos estos elementos dependen de cada usuario: distancia del aparato al router, posibilidad de recurrir a un cable Ethernet, resolución del televisor (limitada a 1080p), velocidad de la red WiFi de 5 GHz, potencia de la señal…

Ficha técnica

Google Chromecast 3
Sistema operativo Google Chromecast
Resolución de pantalla admitida Hasta Full HD (1080p) a 60 FPS
Procesador y memoria RAM No disponible
Memoria interna No disponible
Ampliación No disponible
Puertos HDMI y micro USB para la carga
Conexiones WiFi ac
Sonido y vídeo Dolby Atmos (5.1 y 7.1)
Dimensiones 51,8 x 51,8 x 13,8 míletros y 40 gramos
Accesorios No disponible
Precio 40 euros

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.