¿Por qué ha fracasado Mixer, la alternativa a Twitch que pagó millonadas a streamers?

A principios de esta misma semana saltaba una noticia que nos pilló a todos por sorpresa. Microsoft echaba el cierre de Mixer, su plataforma de contenidos en streaming, ante la imposibilidad de plantarle cara a gigantes como Twitch y Youtube.

La compañía seguirá ofreciendo su servicio hasta el 22 de julio, momento en el cual pasará a formar parte de Facebook Gaming, el gran proyecto de Mark Zuckerberg que incluye livestreamings y transmisiones de vídeo pregrabadas, y que también busca convertirse en la plataforma líder en contenido de vídeo.

Pero, ¿qué pudo haber pasado para que Mixer haya tenido que echar el cierre tras solo 4 cuatros años desde su creación? ¿Qué pasará ahora con la plataforma tras su integración en Facebook Gaming? Repasamos brevemente la historia de la plataforma de Microsoft para intentar dar respuesta a todas estas incógnitas.

Cierre prematuro

Esta aventura arrancó en agosto de 2016 cuando Microsoft absorbió a la empresa Beam y la rebautizó como Mixer con la firme promesa de crear un servicio potente que permitiese a los jugadores la retransmisión en directo de sus partidas desde Windows 10 o Xbox One, e interactuaran con los espectadores en vivo. Además, también se encontraba disponible para dispositivos iOS y Android.

Si bien imitaba gran parte de los servicios que ya ofrecían otras plataformas, el principal valor diferencial de Mixer frente a la distinguida competencia residía en darle más peso a los espectadores, que contaban con muchas más opciones de interactuar, jugar e incluso ver a sus creadores de contenido favoritos de manera simultánea.

Pero la idea no acabó cuajando, con un lento crecimiento en el número de suscriptores en comparación con la reina del streaming Twitch, propiedad de Amazon. Pero, quizás la explicación más plausible sobre el fracaso de Mixer, podemos encontrarla en boca de su máximo responsable, Phil Spencer. 

Durante el anuncio del cierre de Mixer, el director de Xbox reconocía que la empresa comenzó demasiado tarde buscando competir con un gigante como Twitch, fuertemente asentado con una sólida comunidad. En algún momento durante estos 4 años, quedó claro que el tiempo y recursos necesarios para hacer crecer su propia comunidad no se correspondía con la visión que tenían los de Redmond para seguir con las operaciones.

Inversiones millonarias en streamers

En su carrera por comerle la tostada a Twitch, Microsoft invirtió muy fuerte en Mixer, sobre todo en 2019. Solo durante ese año, se firmaron acuerdos de exclusividad con mega estrellas Como Ninja o Shroud, quien por aquel entonces era el streamer más popular de Twitch.

Desgraciadamente, las altas expectativas de Microsoft se dieron de bruces con la cruda realidad. Tras la millonaria operación con el acuerdo de exclusividad con Shroud, se filtró a través de un reporte publicado en Streammetrics que sólo el 15% de los espectadores en Estados Unidos se mudaron a Mixer junto con el streamer. Su público se desplomó de casi 720 mil espectadores únicos a poco más de 230 mil después de la transición entre plataformas. O, dicho de otra manera, el streamer perdió prácticamente dos tercios de su público.

Un caso similar ocurrió con Ninja, cuyo debut en Mixer vino acompañado desgraciadamente con un descenso importante en cuanto al número de seguidores. Además, aquí hablamos de un acuerdo de exclusividad que tenía que igualar las ganancias estimadas del streamer, las cuales ascendían a 10 millones de dólares, entre ingresos por publicidad, subscripciones y participación en eventos.

Estas operaciones, buscaban potenciar la plataforma y darle un ambiente más exclusivo a este tipo de creadores de contenido. Una inversión que esperaban recuperar a la larga, por supuesto, pero desgraciadamente no vino acompañada de los resultados esperados, habiéndose perdido varios millones por el camino.

twitch

Bajo el paraguas de Facebook Gaming

A partir del 22 de julio todas las aplicaciones y sitios web de Mixer serán redirigidos a la plataforma Facebook Gaming. Desde ese momento, la aplicación quedará deshabilitada en Xbox One, con la esperanza de que la transición sea lo más cómoda posible para todos los usuarios, streamers y espectadores por igual.

Pero, ¿qué puede hacer Facebook Gaming con la recién absorbida Mixer? En un escenario donde la clara ganadora es Twitch, en cuanto a cantidad de horas vistas, seguida no muy de cerca de Youtube Gaming; Facebook Gaming arranca su nueva andadura con tan solo un 6% de la horas vistas que aglutinaba Twitch al cierre del año 2019, si sumamos la marte de Mixer. Le queda un largo camino por delante.

El objetivo de aliarse con la red social de Mark Zuckerberg reside básicamente en la enorme audiencia con la que cuenta las redes sociales de Facebook, así como integrar Facebook Gaming en Project xCloud, con la idea de que cuando un usuario esté viendo a un streamer, pueda disfrutar de ese mismo juego en la nube con tan solo un clic.

 

A su favor tiene el hecho de contar con fichajes como el de DisguisedToast, ZeRO, NexxuzHD, o incluso Lolito FDEZ. Aunque, por otro lado, parece que Ninja y Shroud se bajan del barco tras el cese de Mixer, y no se espera que continúen bajo el paraguas de Facebook Gaming. Y eso que según la información compartida por algunos insiders, Facebook habría puesto sobre la mesa sumas multimillonarias para prolongar el contrato de exclusividad con muchos de los streamers que venían colaborando con Mixer.

El campo de batalla del streaming de videojuegos está que arde, y ya se ha cobrado su primera víctima con Mixer. Los restantes jugadores, Amazon, Google y Facebook, librarán una cruenta batalla por alzarse como el primer puesto. Sea como sea, esperemos que nosotros como espectadores, siempre ganemos.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,