Bose Soundlink Revolve

Aunque hay cada día más opciones para elegir altavoz Bluetooth, Bose nos ofrece algo diferente con su Soundlink Revolve. Además de un diseño elegante y robusto (acabado en metal y goma dura) suena con una potencia inesperada y en todas direcciones. El “sonido 360 grados” se hace aquí realidad y eso, junto a su resistencia a los elementos, lo hacen ideal para terrazas o piscinas en verano. Está en oferta por 160 euros (PVP 200 euros).

Una vía y tres altavoces internos

Para conseguir ese sonido auténticamente “360 grados” Bose monta en horizontal un altavoz circular en la parte inferior del Revolve, dirigido hacia abajo. Allí, en su base, está un difusor acústico circular que distribuye el sonido en todas direcciones. Este altavoz es todobanda, es decir reproduce graves, medios y agudos. Realmente lo que se “expande” en todas direcciones son medios y agudos, y para los graves recibe la ayuda de dos altavoces rectangulares (pasivos) situados en la parte superior del cuerpo del Revolve.

Esta distribución física, más la “magia” electrónica de Bose a la hora de procesar y ecualizar las señales, convierten estos altavoces en algo digno de escuchar. Si lo pruebas, solo te quedará elegir cuál de su gama te quedas… Haz esto: pon música que tenga todas las frecuencias (el ritmo de una batería más una guitarra y una voz), déjalo en una mesa y anda alrededor. No serás capaz de apreciar ningún cambio de tonalidad mientras suena. Eso es, exactamente, eso del “sonido 360 grados”.

Sin cables

El Bose Soundlink Revolve tiene una batería que podremos cargar por su puerto micro USB, o con una base opcional. La batería anuncia 12 horas de autonomía y por nuestra experiencia con altavoces Bose sin cables no se quedará corta. La conectividad, además del USB y aparte de una entrada estéreo auxiliar (el típico jack de 3’5 milímetros) es Bluetooth.

Si quieres Wifi te tienes que ir a modelos como el Bose Home Portable Speaker pero si piensas usarlo lejos de casa y de cobertura Wifi, Bluetooth será más práctico (y más barato). Como sabes esto te permite enlazar el móvil u otro dispositivo compatible y enviar música con facilidad, a distancias de hasta diez metros aproximadamente.

Sin manos

Conectado a nuestro móvil, el Bose Soundlink Revolve tiene un botón dedicado a “llamar” a los asistentes. Ya sea Siri (iOS) o Google (Android) no hará falta tener el móvil cerca para pedirle otra música o preguntar lo que sea al altavoz, y que “ellas” nos obedezcan o respondan.

También sirve como práctico “manos libres” para las llamadas telefónicas. Estando en familia, quien haya tenido un Bose Revolve durante el confinamiento habrá podido mantener conversaciones en grupo más fácilmente. Gracias a su sonido 360 grados y a su sensible micrófono, la familia podía estar alrededor de la mesa hablando con los primos, tíos, abuelos…

Compacto y robusto

Este altavoz mide apenas 15 centímetros de alto por 8 de diámetro,pero pesa 660 gramos. Su carcasa exterior es metálica, en aluminio de una sola pieza, rematado por arriba donde están los botones por una sección de goma resistente. Por debajo también lelva goma y una rosca por si queremos ponerlo en un trípode (es la medida de las cámaras).

Bose Soundlink Revolve (2)

Resistente a salpicaduras de agua

Es resistente a salpicaduras de agua, es decir certificado IPX4. No podemos tirarlo al agua, no es sumergible, pero sí tenerlo al lado de la piscina en verano, o en el baño en invierno. Además Bose destaca que el altavoz es resistente a caídas (leves). Gracias a su estructura y las partes de goma, aguanta caídas sin sufrir daños (eso confesamos que no lo hemos probado).

Newsletter tuexperto.com

Pon tu e-mail en el recuadro

Otras noticias sobre... , ,