conectar pc a tv mejor opcion 2020

Los televisores actuales han puesto de moda multitud de términos que tienen relación con la calidad de imagen. 4K, UHD, Dolby Vision, HDR, HDR10+, 10 bits… La cantidad de siglas puede ser abrumadora para cualquier usuario de a pie, llegando a ser confusos en algunos casos. Y es que mientras que los términos 4K y UHD hacen mención a la resolución de la pantalla (3.840 x 2.160 píxeles aproximadamente), el resto de siglas tienen que ver con certificaciones de terceros, unas certificaciones que aseguran un mínimo de calidad en contenidos compatibles con estos estándares. Pero, ¿qué implican realmente a la hora de ver contenido a través del televisor? Hemos tomado nota de algunos de los términos más populares de 2020 para darles por fin una explicación.

HDR10 vs HDR10+, ¿qué diferencias hay y por qué son importantes en tu TV?

El término HDR hace referencia a las siglas High Dynamic Range, es decir, alto rango dinámico. A su vez, el rango dinámico hace referencia a la cantidad de colores y tonos que una imagen es capaz de representar (muy a grandes rasgos). Una imagen con un rango dinámico pobre obviará detalles donde los contrastes son altos, como las luces y las sombras.

tecnologia HDR elegir televisor con Dolby Vision HDR10

HDR10 es la evolución de este término aplicada a la reproducción de imágenes. Hay tres diferencias principales con respecto al HDR10+. La primera tiene que ver con el nivel de brillo máximo. Y es que mientras que el primero es capaz de ofrecer un nivel de brillo de hasta 1.000 nits, la segunda puede proyectar hasta 4.000 nits como máximo. Es decir, un televisor con HDR10+ será cuatro veces más luminoso que un televisor con HDR10.

La otra gran diferencia tiene que ver con el algoritmo que gestiona los metadatos de la imagen. A grandes rasgos, los metadatos contienen información básica de la imagen, como el brillo o los colores. Los metadatos aplicados a los televisores con HDR10 son estáticos. Esto quiere decir que no varían durante la reproducción de un cierto tipo de contenido compatible con HDR10. Por el contrario, los metadatos de los televisores compatibles con HDR10+ son dinámicos. De hecho, pueden variar de fotograma a fotograma.

Por ejemplo, a la hora de reproducir imágenes con sombras, el brillo de las imagen descenderá para dar prioridad a los colores mostrados en pantalla. En televisores con HDR10, el nivel de brillo se mantendrá estable en todo momento, independientemente de la escena que se muestre en pantalla.

movistar plus canales iptv

Algunos servicios de streaming son compatibles con HDR10.

La última diferencia de HDR10 frente a HDR10+ es la compatibilidad con el estándar x265 HEVC. Este códec promete reducir a la mitad el ancho de banda empleado a la hora de reproducir contenido en streaming a la par que mejorar la calidad final de imagen. De esta forma, el consumo de Internet del televisor a la hora de ver contenido en HDR10+ en aplicaciones como Netflix será, literalmente, la mitad.

Dolby Vision: la licencia de pago que promete mejores prestaciones

Es muy importante no confundir este término con su homólogo Dolby Atmos, que hace referencia a la certificación de sonido de la misma empresa. Partiendo de esta premisa, hay una diferencia esencial entre el estándar HDR en sus diferentes variantes y el estándar Dolby Vision: el primero es gratuito y el segundo es de pago. Esta diferencia repercute directamente en el precio final del producto. Es un hecho, los televisores compatibles con Dolby Vision cuestan más que los televisores compatibles con HDR10 o HDR10+.

Más allá de estas diferencias, el estándar Dolby Vision representa un salto de calidad de imagen importante en comparación con el resto de estándares. El primero tiene que ver con la profundidad de color: 12 bits frente a los 10 bits del HDR10 y HDR10+. De esto hablaremos en posteriores apartados para dar explicación a ambos términos.

tecnologia HDR elegir televisor con Dolby Vision diferencias HDR

Otra de las diferencias que Dolby Vision guarda con sus homólogos tiene que ver con el nivel máximo de brillo. Los televisores con esta certificación pueden alcanzar los 10.000 nits teóricos. Sí, has leído bien. Por desgracia, los televisores comerciales suelen rondar los 4.000 nits. Esta cifra está reservada para algunos modelos con resoluciones 8K de varios miles de euros.

La última diferencia de Dolby Vision está relacionada con el Tone Mapping. Se trata de un sistema que analiza en tiempo real la colorimetría de las imágenes para mostrar en todo momento el color y tono más cercano al de la imagen que se está intentando representar. Debido a que el abanico de colores es limitado, el televisor intentará reproducir un tono muy similar al de la fuente de emisión. La clave de este sistema en el estándar Dolby Vision es que el mapeo se realiza de una forma mucho más consistente que el mapeo del HDR10, al depender exclusivamente del hardware. Es decir, la imagen en los televisores compatibles con Dolby Vision será muy similar entre sí, mientras que la imagen en los televisores con HDR10 puede diferir de un modelo a otro. De cara a los editores de vídeo, este sistema les concede la ventaja de ajustar aún más los colores de la imagen en base al estándar de Dolby. De ahí que sea el más popular de la industria cinematográfica.

10 bits y 12 bits: cuando la profundidad de color determina la calidad de imagen de la TV

Primero fueron los 8 bits, después los 10 bits y ahora los 12 bits. Estos términos determinan la profundidad de color de una imagen, es decir, la cantidad de colores que un televisor es capaz de reproducir. Fuera de datos técnicos tenemos que quedarnos con la idea de que un televisor con 12 bits es capaz de reproducir un abanico de colores mucho más amplio que uno de 10 bits.

Esta cantidad de bits está asociada, por lo general, con el uso de estándares. Por ejemplo, los estándares HDR10 y HDR10+ deben usar sí o sí una profundidad de color de 10 bits. Por el contrario, los televisores con certificación Dolby Vision cuentan con 12 bits. De ahí la diferencia de precios entre televisores con distintos estándares.

Conclusión: HDR10 para televisores baratos y Dolby Vision para televisores caros

Y no es algo que diga yo, sino que puede apreciarse claramente en el catálogo de televisores de las marcas. Basta con echar un vistazo a las pegatinas impresas sobre los carteles promocionales de las TV.

QLED 8K 2020

Televisor de Samsung 8K.

Si el televisor no cuenta con ninguna pegatina que haga mención a la calidad de imagen, el televisor será compatible con el estándar HDR10 o HDR10+. Los modelos compatibles con Dolby Vision deberán llevar sí o sí una pegatina que certifique dicha integración. Casualmente suelen ser modelos que superan los 1.000 euros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,