Samsung Galaxy Buds+, experiencia de uso tras una semana

Hay veces que la renovación de un gadget no aporta ningún cambio sustancial. Y otras, como en el caso de los Samsung Galaxy Buds, los auriculares dan un salto necesario para convertirse en un accesorio caro pero con muchos atractivos. Los Samsung Galaxy Buds+ dan el estirón en una característica clave, como es su autonomía. Nada más y nada menos que 11 horas de uso con una sola carga (y 22 horas con la carga extra de la caja). Los anteriores Buds se quedaban en seis y trece horas respectivamente.

Además, también se ha mejorado el desempeño de estos auriculares durante las llamadas con la inclusión de un nuevo micrófono exterior para que tu voz se escuche de forma más nítida. Este era uno de los puntos que más dudas dejaban en la primera generación. Lo que sí se mantiene es la mano de AKG en la calidad de audio con un altavoz de dos vías (un woofer para cubrir mejor los medios y graves y un tweeter para los agudos).

Pero quizás uno de los mayores atractivos de estos auriculares son su facilidad de uso, sobre todo si tienes un móvil Samsung. Nada más abras la caja, si tienes un móvil Samsung Galaxy cerca verás aparecer un mensaje en pantalla para emparejar los Samsung Galaxy Buds+. Lo del plug and play nunca fue tan real, y eso que estos auriculares no hay que enchufarlos a ninguna parte. Esta vez me adelanté a la propia firma y me hice con estos auriculares a través de la tienda online de Samsung. Su precio oficial es de 180 euros. Esta ha sido mi experiencia con los Samsung Galaxy Buds+ tras una semana intensa.

Samsung Galaxy Buds+ en oreja

Ficha técnica Samsung Galaxy Buds+

Colores Azul, blanco y negro
Tamaño – Auriculares: 17.5 x 22.5 x 19.2 milímetros por auricular
– Estuche de carga: 38.8 x 70 x 26.5 milímetros
Peso – Auriculares: 6,3 gramos por auricular
– Estuche de carga: 39,6 gramos
Conectividad Bluetooth v5.0
Sensor Acelerómetro, Sensor Hall, Sensor de proximidad
Batería Once horas de música por cada auricular (85 miliamperios)
Once horas de música adicionales a través de la caja de carga (270 miliamperios)
USB USB de tipo C
Micrófonos Dos micrófonos externos y un micrófono interno
Compatibilidad A partir de Android 5.0
Sonido Sonido con factura de AKG, altvoces de dos vías (tweeter y woofer)
Funciones Detección automática de colocación en el oído, posibilidad de activar Google Assistant con un solo toque, compatibilidad con Spotify, pausa y reproducción de pistas, modo ambiente, buscar los auriculares, ecualizador
Tipo de carga Carga inalámbrica
Asistente inteligente Google Assistant, Bixby
Fecha de lanzamiento Disponible
Precio 180 euros

 

Samsung Galaxy Buds Plus+ con caja

Una autonomía sobresaliente

Hay que reconocer que Samsung ha hecho un trabajo excelente en este punto. Sin hacer más grandes la caja ni los auriculares, la compañía coreana ha conseguido potenciar la autonomía desde las 13 horas de los Buds originales a las 22 horas de los Galaxy Buds+. El dato es todavía más interesante si solo nos fijamos en los auriculares, en los que el salto va desde las seis hasta las once horas. Casi el doble de tiempo de uso por cada carga.

Samsung Galaxy Buds Plus autonomia

En estas, hay que decir que lo de las 22 horas es un tiempo teórico que es muy difícil que se cumpla en un uso normal. De hecho, mi experiencia se acerca más a las diez-doce horas de tiempo total con el volumen a medias y uso habitual de llamadas. Con todo, solo he tenido que cargar la caja una vez durante la semana que llevo con los Samsung Galaxy Buds+. Hablando de carga, otra de las grandes ventajas es la carga rápida con la que cuenta. Según los datos de la firma, con 3 minutos de carga basta para tener una hora de música, y con 10 minutos el tiempo sube a las tres horas.

Los Samsung Galaxy Buds+ también son compatibles con la carga inalámbrica a través de la caja, pero en este caso no podremos disfrutar de la misma velocidad de carga.

Samsung Galaxy Buds Plus auricular sacado

Sacarlos de la caja y listos

Es la gran sorpresa que me he llevado con estos auriculares. Y tiene que ver con que tengo la suerte de estar probando al mismo tiempo el Samsung Galaxy S20 Ultra. No sé si sucederá lo mismo con modelos Galaxy de gama media y entrada, pero con este terminal basta que abras la caja de los auriculares para que te aparezca en la pantalla un mensaje para sincronizar este wearable. Y ya está. Sin configuraciones extra, sin andar trasteando con el Bluetooth. Un gustazo. Desde entonces, y como pasa con otros modelos, basta sacarlos de la caja para que se activen de forma automática.

Estos auriculares cobran todo su sentido al combinarlos con la app de Samsung Galaxy Wearable. Desde aquí vas a poder controlar las distintas funciones de los Buds y comprobar su estado de carga. Eso es precisamente lo que se ve en la parte superior. Para que aparezca el estado de carga de la caja tendrá que tener al menos un auricular dentro y estar abierta. Justo por debajo está una de las funciones más avanzadas de los Galaxy Buds+, el modo ambiente. Este modo te permite escuchar lo que ocurre en el mundo que te rodea con tres niveles de intensidad. Hay que reconocer que es una función muy útil para saber cuándo te está hablando alguien (por ejemplo en la oficina), pero también requiere un periodo de adaptación. El sonido que te llega de fuera resulta algo enlatado y, por lo menos a nivel personal, me ha costado hacerme a ello sin sentirme incómodo.

Por cierto, una de las grandes ausencias en los Samsung Galaxy Buds+ respecto a rivales como los Freebuds 3 de Huawei es el modo de cancelación de ruido, para justo lo contrario.

Los Buds+ incluyen un sencillo ecualizador para potenciar aspectos como los graves, los agudos o el modo dinámico. Desde la app también se pueden controlar los distintos gestos táctiles de la almohadilla del auricular. De forma básica, tenemos un toque para parar y reanudar la canción, dos toques para pasar la canción y tres toques para ir a la anterior canción. El doble toque también sirve para responder o finalizar un llamada, y los tres toques para rechazarla. Siendo sincero, tengo que decir que las operaciones de un toque las domino sin problemas, pero a la hora de hacer los dos y los tres toques la cosa se complica. No me ha resultado sencillo hacerme con esos controles, quizás por tener menor agilidad en los dedos.

samsung galaxy buds almohadilla tactil

Estos auriculares también tienen un extra interesante con la inclusión de funciones al apretar de forma continuada uno de los dos auriculares. Por ejemplo, podemos configurar el auricular izquierdo para que al apretarlo active el asistente de voz (Google o Bixby) y el derecho para que abra la app de Spotify. Quizás más interesante me parece las opciones de subir y bajar volumen, o incluso la de activar el sonido ambiente.

Samsung también cuenta con un apartado en la app que se llama Labs. Se trata de funciones experimentales que pueden ir cambiando con el paso de las semanas. Ahora mismo están disponibles funciones para aprovechar el lateral del panel táctil, una opción para poner el sonido ambiente extra alto y otra para evitar el retardo del sonido en juegos del móvil.

Samsung Galaxy Buds Plus altavoces

Sonido con el sello de calidad AKG y llamadas mejoradas

Los auriculares Samsung Galaxy Buds+ se han creado con el sello de AKG. El audio es nítido y de calidad gracias al uso de un altavoz de dos vías, con un pequeño tweet para los agudos y un woofer para cubrir medios y graves. Es evidente que no van a tener los bajos que se pueden lograr con altavoces más grandes, pero para este tipo de auriculares cumple el expediente con nota. Eso sí, he llegado a echar en falta la función de cancelación de ruido que sí tenemos en modelos de precio similar como los Freebuds 3 de Huawei.

Lo que sí tienen los auriculares de Samsung es un modo ambiente, que sirve para hacer más nítido el sonido alrededor de ti de forma que puedas seguir escuchando la música mientras te enteras de lo que sucede. En mi caso, lo he encontrado muy cómodo para saber cuándo me estaban hablando en la oficina, aunque reconozco que la sensación de este modo es de escuchar de forma enlatada. También es muy útil para que tu voz suene con más nitidez y la escuches por encima del ruido en una llamada.

Samsung Galaxy Buds Plus con caja y almohadillas

Hablando de llamadas, este es uno de los apartados en los que Samsung más ha mejorado los Buds+. La experiencia de los anteriores no era mala, pero en cuanto había algo de viento resultaba complicado hacerse entender. Con los nuevos Buds se añade un segundo micrófono exterior que mejora bastante la experiencia de las llamadas cuando las condiciones de tiempo no son las mejores.

Samsung Galaxy Buds Plus detalle oreja

Diseño elegante aunque bastante llamativo

Los Samsung Galaxy Buds+ se enfrentan al mismo dilema que otros gadgets similares: o te gustan o no te gustan. No son discretos y su diseño abombado los hace resaltar bastante cuando están puestos. Lo mismo que puede ocurrir con los Airpods o los Freebuds, que cuelgan de la oreja. Personalmente, este tamaño no me molesta, quizás porque mis orejas también son grandes. Ahora mismo, están disponibles en tres colores distintos: azul, blanco y negro. Me hice con la configuración en ese azul claro por ser algo distinto a lo que estoy acostumbrado.

Samsung Galaxy Buds Plus 15

Pero vamos a lo importante, ¿qué tal encajan en la oreja? Encajan muy bien. Con un pequeño giro los vas a tener fijados en la oreja y va a ser muy difícil que se te caigan por mucho que cabecees. Además, si ves que no terminan de encajar tienes la opción de cambiar la goma que rodea el auricular por otra de mayor tamaño o por otra más pequeña y con una forma ovalada sin el saliente que tienen las otras dos. Tras probar las tres opciones me quedo con la que viene de serie, es la más cómoda (al menos en mi caso).

Samsung Galaxy Buds+ opciones

A pesar de su tamaño, son auriculares ligeros y cómodos para usarlos durante largos ratos. Además, cuentan con protección IPX4 para que no se te estropeen con salpicaduras o lluvia ligera.

Samsung Galaxy Buds Plus caja cerrada

Precio y opiniones

No nos engañemos. Los auriculares Samsung Galaxy Buds+ son un gadget de “lujo” si lo comparamos con la gran mayoría de auriculares que pueblan el mercado. Hablamos de un precio oficial de 180 euros, aunque ya han surgido algunas ofertas para ahorrarse algunos euros en la compra. ¿Merece la pena? Depende de lo que estés buscando. Si no te va a doler en el bolsillo y quieres unos auriculares sin cables de buena calidad y con una autonomía estupenda los Buds son una gran opción. Y más si ya cuentas con un móvil Samsung, ya que la integración es excelente. Pero para la mayoría de los usuarios que no quieren invertir tanto existen en el mercado muchas alternativas potentes y baratas que no llegan al nivel de calidad de estos Buds, pero que están muy por debajo en precio.

Samsung Galaxy Buds Plus 16

Lo cierto es que Samsung ha hecho un gran trabajo para mejorar dos aspectos clave de estos auriculares: la autonomía y la calidad de audio en las llamadas, pero el precio puede convertirse en una barrera para que este gadget se convierta en un superventas.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,