Huawei Freebuds 3 (8)

Huawei FreeBuds 3 Accesorio Móvil del añoHuawei ha lanzado con estos Freebuds 3 su versión de auriculares libres de cables y con sistema de cancelación de ruido, una novedad de este otoño. A primera vista la estética es muy “AirPod”, blancos o negros y con una tija hacia abajo. No necesitan adaptadores porque se apoyan hábilmente en el pliegue del oído, y vienen con un compacto estuche que los recarga. Unas baterías con otras, en uso normal podemos estar una semana sin enchufarlos. Y cuentan con la “magia” de un sistema de cancelación de ruido que nos ha gustado tanto como su sonido escuchando música, o su comodidad para mantener conversaciones. También el precio nos parece bueno: 180 euros.

Construcción

La miniaturización sigue logrando incluir cada vez más tecnología en menos espacio. Este tipo de auriculares es un buen ejemplo porque en el mismo volumen que un auricular estándar encontramos muchos más componentes. Está el pequeño altavoz o “driver” que convierte las señales eléctricas en sonido, y cierto recinto acústico (espacio) necesario. Está el chip que recibe las señales Bluetooth con su antena. Además el chip que gestiona el sonido, en este caso con cancelación de ruidos entre otras funciones que veremos. También un sensor táctil para poder controlarlos con “toques” de dedo. Y por supuesto la batería que alimenta todo eso. Unas cuantas cosas, como vemos.

tuexperto RECOMENDADO 300En los Huawei Freebuds 3 diríamos que dentro de todos estos componentes hay dos estrellas. Es decir tres destacan por su eficacia: la parte acústica (altavoz y recinto) que como veremos está a buen nivel, y el chip que controla todo (un Kirin A1). El altavoz o driver es grande para lo habitual en auriculares, con 14 mm de diámetro. El chip es responsable de varios parámetros destacables de este auricular: su buena cobertura Bluetooth, su baja latencia (perfecto para vídeos o jugones). También el rendimiento del sistema de cancelación de ruidos, que analizaremos más adelante. Un buen truco para la baja latencia es que cada auricular recibe de forma independiente su señal (no llega a uno los dos canales y luego se distribuyen).

Huawei Freebuds 3 (22)

Huawei Freebuds 3 por dentro

La conexión Bluetooth con móviles Android o iOS fue estable, de hecho aguantó estar un piso por debajo (notable). Con ordenadores tuvimos menos éxito: con PC y Windows 7, fallaba el controlador y no conseguimos conexión de sonido. Con Windows 10 sí se conectaron sin problema, pero necesitamos ajustar el nivel de reproducción. Tanto el volumen general como del programa de música usado: podían llegar a saturar (si estaban demasiado altos), y nos convenció poco cómo sonaban. Como luego (móvil) funcionaron perfectos, no insistimos mucho, pero para este uso (ordenador) convendrá perder un rato en encontrar el ajuste óptimo.

Peso y autonomía

Cada auricular pesa menos de 5 gramos (4,5 declaran) y su parte más larga (la “tija”) mide 4 centímetros. La parte que apoya en el oído tiene unos 2 centímetros de ancho y no llega a esa cifra de alto y profundo. Es un tamaño algo mayor que el de un clásico auricular de oreja y se coloca igual: apoyándose en la base del canal auditivo. Así, la salida queda alineada con la entrada del oído, y hemos visto que el diseño acierta con todo el mundo.

Lo dejamos probar a bastantes personas de diferentes edades y tamaños de oreja, y nadie se sintió agobiado ni con sensación de que se le fueran a caer a la mínima. Según Huwaei simulan la cabeza de un delfín: no sabemos de nadie que se coloque cabezas de delfín en los oídos… pero el caso es que han acertado. Moviéndose con ganas se quedan un poco sueltos pero no llegamos a perderlos (caerse) ni una vez. El estuche es circular con unos 6 centímetros de diámetro y poco más de 2 de espesor, en blanco (o negro) lacado, algo delicados.

Huawei Freebuds 3 (21)

Disponibles en blanco (probados) o negro, lacado brillante en ambos casos

La batería es correcta: da para unas cuatro horas y en nuestro caso aunque no la llegamos a agotar del todo, diríamos que la cifra es realista. Al guardarlos en el estuche se cargan bastante rápido y eso complica medir bien su autonomía sueltos. El estuche da para cargarlos cuatro veces y también nos parece una cifra realista. En una semana de uso bastante intensivo, no nos hizo falta “enchufarnos”. Por cierto, el estuche también se puede cargar sin enchufarse: es compatible con la carga inalámbrica Qi (pero no disponíamos de emisor para probarla). En cuanto a resistencia, al ser ligeros si se caen el golpe es suave pero sobre todo son IPX4: no sumergibles pero sí aguantarán salpicaduras, lluvia o sudor.

Perfil sonoro y ajuste

El cómodo ajuste de los Huawei Freebuds 3 en el oído tiene más “historia” cuando escuchamos música de forma crítica. Es igual que con intra-auriculares, donde hay notables diferencias según el nivel de inserción o el adaptador usado. Aquí no hay inserción ni adaptadores, pero los matices sonoros cambian mucho según cómo los llevemos. Si nos los ajustamos, digamos “bien colocados”, el auricular cierra bien el canal auditivo. Si no, o si los llevamos colocados mientras nos movemos bastante o andamos, se quedarán ligeramente menos bien ajustados.

Huawei Freebuds 3 (7)

En el primer caso, es decir con una colocación perfecta, bien ajustados, los Huawei Freebuds 3 sorprenden positivamente. Ofrecen un sonido claro, preciso, y con un fundamento en graves sobresaliente. De hecho, rozan lo que consideramos grave excesivamente rico o exagerado, algo cada día más habitual. La gente se ha habituado a un perfil sonoro en “V”, con graves hinchados y agudos resaltados. Eso lo único que hace es enmascarar donde está el alma de la música, los medios, y camufla también soluciones mediocres. Nada de eso en los Huawei: su respuesta es casi lineal, con un ligero pero agradecido resalte en grave si, como indicamos, el ajuste es perfecto.

Si no es así, si llevamos un rato con ellos puestos andando y se han “soltado” ligeramente, el perfil cambia. Al perder ajuste con el oído, se pierde un poco de ese peso extra en graves. El sonido pasa a ser casi lineal, con una ligera pérdida de potencia en bajas frecuencias que puede depender del oído. Basta un toquecito para recolocarlos, que vuelvan a ajustar perfecto y recuperaremos el perfil sonoro completo de estos auriculares.

Música

¿Y cómo es ese perfil sonoro? Lo hemos anticipado antes: neutro con el punto justo de sal en graves. Eso les da un tono tirando a cálido perfecto con la mayoría de música. Y con música rítmica contar con un grave bien presente siempre ayuda a apreciarla mejor. Además es un grave rápido y preciso: nada que ver con auriculares de grave hinchado, o altavoces cuyo bass-reflex convierte el grave en una nota monótona que acaba comiéndose el resto de frecuencias.

La mejor muestra de cómo nos gustaron los Huawei escuchando música es que los llevamos puestos la mayor parte del tiempo. Los días y semanas que duró nuestra prueba, nos acompañaron tanto en el ambiente de oficina (donde pronto veremos cómo ayudaron a eliminar ruidos) como por las tardes, en casa y con silencio ambiental. Pudimos dar muy buenos repasos a las excelentes listas de “descubrimientos” de Spotify, uno de los puntos fuertes de este servicio de música en línea. Íbamos escuchando pistas y enlazando a otras de lo que más nos gustaba, sin darnos cuenta cómo pasaba el tiempo. A veces perdíamos la pista de qué estábamos escuchando o cómo habíamos llegado a eso, pero… era sencillamente música gracias a los Freebuds 3.

Cancelación de ruidos

Una de las características destacadas de los nuevos auriculares de Huawei es la reducción de ruido ambiente. Mejor dicho, la “cancelación”: estos sistemas funcionan captando el ruido ambiente y lanzando un sonido equivalente pero con fase invertida. La cancelación (de ahí el nombre) que se produce en el oído dejaría un teórico silencio. Como hay un pequeño desfase temporal entre el sonido directo y el procesado, y por la calidad de micrófono, electrónica y auricular, el sistema puede ser más o menos eficaz.

Es algo que poco a poco van incorporando cada vez más auriculares de todo tipo, y una buena idea. El método habitual o “popular” de aislarse con auriculares es subir el volumen, una receta perfecta para quedarse sordo en poco tiempo. No lo hagas. El oído se acostumbra a un nivel cada vez más alto, pero se va perjudicando. Un buen truco para saber si estamos escuchando demasiado fuerte es hacer un chasquido de dedos. Con auriculares abiertos, con el brazo extendido, y si son cerrador o intrauriculares, con la mano a un palmo del oído. Si no oímos el chasquido porque la música lo enmascara, es que está demasiado alta y pronto oirás mal.

Los Huawei Freebuds 3 se apoyan en el oído pero no llegan a introducirse en el canal auditivo. No son por tanto totalmente “intra”-auriculares y por lo tanto su aislamiento físico o natural es bajo. A cambio, su sistema electrónico es sorprendentemente eficaz. Se activa y desactiva fácilmente: doble toque en el auricular izquierdo (seguido del anuncio de si está “on” u “off”). Funciona como los mejores que hemos probado y sorprende la “magia” de la electrónica. Los ruidos constantes de baja frecuencia desaparecen: ventiladores, disco duro de un ordenador cercano… se esfuman.

 

A medida

El sistema puede ajustarse a través de la aplicación del móvil, aunque les falta poner si atenúa más o menos al mover el dial. Pero lo notas enseguida: basta hacer la prueba con un ordenador “soplón” (y con discos duros mecánicos) cerca. Cuando lo dejas atenuar mucho, puede desorientar si no estás escuchando música. El silencio aparente “juega” entre tus oídos y hasta marea de lo potente que es el efecto, curioso.

Huawei Freebuds 3 capturas (10)

Ajuste del nivel de cancelación de ruidos en la aplicación Huawei AI Life

Pero pon música y en lugar de escuchar cómo trabaja el sistema, éste pasa a un segundo plano invisible y te deja disfrutar. Lo mejor es que, en un ambiente silencioso donde puedas apreciarlo bien, la diferencia entre tenerlo activado o inactivo apenas se aprecia en la calidad percibida de la música. No se pierde claridad ni transparencia de detalles en agudos, no se pierden ritmos, no se altera el timbre de las voces… buen trabajo.

Es posible que cada uno deba ajustar el nivel de atenuación a su gusto, oído y circunstancia. No a todos nos apoyan por igual los auriculares en el oído, como ya vimos al comentar sobre su sonido, y eso cambia mucho la percepción. Tampoco todos luchamos contra el mismo ruido de fondo: no es lo mismo una oficina tranquila, en casa solos frente al ordenador, o en el tren o avión… Cuando nos hablan se escucha perfectamente, algo atenuado el tono nada más. Y si andamos en bici, no escucharemos un coche que se acerca pero sí una bocina. Comparado con el aislamiento de unos intrauriculares buenos, es más seguro por lo tanto y menos incómodo al no escuchar los ruidos del propio cuerpo.

De charla

Que los auriculares ofrezcan buen sonido es perfecto para escuchar música, pero es la mitad de su uso habitual. Muchas personas los usan más para hablar que para música: ya sea conversaciones telefónicas o conferencias de Skype (u otro). Para ser eficaces, además de reproducir bien las frecuencias medias (voz) son importantes los micrófonos y la electrónica. Los micrófonos deben ser capaces de capturar nuestra voz, cosa no fácil al estar alejados de la boca. Y deben ser selectivos, evitando por ejemplo el ruido del aire si corremos o hace viento. La electrónica deberá filtrar también esos ruidos y si las dos cosas están bien diseñadas y trabajan al unísono, perfecto.

Probamos los Huawei Freebuds 3 en varias circunstancias: con móvil Android, iOS y ordenador. Charlando telefónicamente o por Skype. La recepción siempre fue buena, con la ventaja de poder usar la cancelación de ruidos si teníamos ruido de fondo. La emisión, es decir nuestra voz, no siempre fue tan perfecta. Si hay ruido de fondo el sistema de cancelación no lo elimina (solo funciona para escuchar) y se filtra. Además siempre nos decían que se nos escuchaba “un poco lejanos”. Los auriculares cuentan con micrófonos en sus puntas, pero quedan algo alejadas de la boca y la sensación cuando escuchamos a alguien con ellos puestos, para probar, era precisamente ésa. Si con música la nota de la prueba fue alta, para conversar aprueban, sin más.

Conclusiones

Nos han gustado mucho los Huawei Freebuds 3 mientras los hemos podido disfrutar. Por un precio muy razonable tenemos unos auriculares fáciles de usar y sin problemas de batería. El sistema de cancelación de ruidos es muy eficaz, perfecto para trabajar más tranquilos en ambientes poco tranquilos. El sonido nos ha convencido, y para charlar son suficientes (tampoco son peores que la media de sus rivales).

¿Qué mejoraríamos? Anotamos algunas cosas: sería perfecto que el cuerpo del auricular estuviera recubierto en parte o todo de un material más adherente (silicona o goma) para que se mantuvieran en posición. Ahora, tan suaves y brillantes, al movernos pueden descolocarse ligeramente con facilidad, lo que los limita un poco para practicar deportes. También sería genial poder tener más control táctil (las opciones son limitadas). O detalles como que pudiéramos elegir cómo funciona la cancelación de ruido, dejando filtrar voces por ejemplo. Estas últimas pueden llegar en actualizaciones, quién sabe. Ah, y más colores: el blanco es ya el estándar, está bien tener el negro (muy delicado) como opción, pero mejor con más alternativas.

Poco más les podemos pedir, porque como decíamos en lo más importante cumplen con nota alta. La batería dura (y el estuche los mantiene a tope), el sonido es de muy buena calidad, el sistema de cancelación de ruido es muy bueno, y son cómodos y muy fáciles de poner y quitar. Y tienen de los mejores precios del mercado (180 euros): totalmente recomendables.

 

Huawei Freebuds 3

Tipo Auriculares de oído totalmente wireless
Conexiones Bluetooth 5.1, procesador Kirin A1
Altavoces internos, dimensiones y peso Driver dinámico de 14,2 mm.
41,5 x 20,4 x 17,8 mm (por casco) – 4,5 gramos
⌀60,9 x 21,8 mm (funda) – 48 gramos
Batería 30 mAh por auricular (4 horas)
410 mAh estuche de carga (ofrece cinco cargas completas de los auriculares = 20 horas)
Controles Táctil en ambos auriculares L y R, aplicación Huawei AI Life
Tecnologías Bluetooth, cancelación de ruido activa y ajustable
Colores Blanco o Negro brillante
Precio 180 euros

 

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,