Samsung Galaxy M30S, experiencia de uso tras 10 días

Samsung ha conseguido mejorar su catálogo de gama media para intentar competir con Xiaomi y otros fabricantes que ofrecen terminales económicos a un precio reducido. Y no solo lo han hecho con los Galaxy A, también con la gama Galaxy M, que destaca por tener un precio más económico y una gran autonomía. El Galaxy M30S es uno de los modelos más recientes, un móvil que llega con un apartado fotográfico destacable y una enrome batería. Todo ello, sin sacrificar ni en precio ni en peso. He podido probar este terminal durante unas semanas. ¿Qué ofrece? ¿Es mejor que Xiaomi? Este es mi análisis con opinión personal.

Diseño

Uno de los puntos fuertes del Samsung Galaxy M30S es su diseño. No es el terminal más bonito, ni con los mejores acabados, teniendo en cuenta su precio sabemos que no compite frente a la gama alta o a la gama media Premium (para eso están los Galaxy A). El M30S destaca por su poco peso, 180 gramos. A priori podría parecer algo normal en un dispositivo, pero debemos tener en cuenta el tamaño de batería: 6.000 mAh.

¿Cómo han conseguido añadir una batería tan grande en un dispositivo poco pesado y que se ve delgado? Aquí está el truco, la trasera del Galaxy M30S es de policarbonato. Esto hace que el dispositivo pese menos, ya que el cristal es un material bastante pesado y teniendo en cuenta el tamaño de batería, seguro que supera los 200 gramos de peso (ya excesivo en un dispositivo de gama media y con este tamaño de pantalla). El otro truco es que los marcos laterales son una continuación de la parte trasera. Es decir, es la misma pieza. Por lo tanto, los marcos también son de policarbonato y del mismo color. Esto no solo ofrece una mayor ergonomía a la hora de sujetar el terminal, sino que también hace que se vea más delgado. Podemos ver la diferencia del grosor colocando el dispositivo en una superficie plana, con la pantalla hacia arriba. Tiene unos marcos de 9 mm.

La trasera tiene un acabado brillante con diferentes colores que la hace más llamativa. Tenemos el módulo de cámara en la parte izquierda, con la triple lente en un rectángulo de color negro. Este no sobresale del borde. Justo en el centro está el lector de huellas dactilares. Es rápido y está en un espacio adecuado para poner el dedo y desbloquear el terminal. Eso sí, hubiese preferido el lector de huellas bajo la pantalla, como ya cuenta el Galaxy A70, pero esto hubiese incrementado el precio. La botonera de volumen está en la zona derecha, junto con el botón de encendido y bloqueo. En la parte izquierda nos encontramos el slot para alojar las bandejas Nano SIM. Tenemos tres ranuras: dos de ellas para añadir una SIM (es compatible con dual SIM) y la tercera ranura sirve para alojar una memoria SD y ampliar el almacenamiento del terminal. La parte inferior del marco está ocupada por el altavoz principal y el puerto USB C para la carga y transferencia de archivos.

En el frontal destaca su gran pantalla de 6.5 pulgadas. Encontramos una muesca de tipo gota donde se aloja la cámara para selfies, así como el altavoz para las llamadas en la zona superior. En la parte inferior hay un pequeño bisel, pero los botones de navegación están directamente en la pantalla.

El Samsung Galaxy M30S no es el terminal más bonito del mercado, pero su diseño no deja indiferente. La trasera tiene un color llamativo que imita al cristal, aunque al tacto se nota que es policarbonato. Aun así, es bastante cómodo en la mano. Además, es resistente. Si bien este tipo de materiales hace que el terminal se raye con facilidad, el acabado de este color disimula muy bien las pequeñas ralladas del día a día. Sorprende su delgadez y peso pese a la gran batería que incorpora.

Ficha técnica del Samsung Galaxy M30s

Samsung Galaxy M30s
Pantalla 6,4 pulgadas, 20:9 Fullvision, FHD+ Super AMOLED de 1.080 x 2.400 pí­xeles , 411 ppp
Cámara principal
Sensor principal gran angular  de 48 MP, f/2.2, PDAF
Sensor secundario ultra gran angular, f/2.2
Tercer sensor de profundidad con 5 MP y f/2.2
flash LED, modo panorámica y HDR, video 1080@30fps
Cámara pasa selfies 24 MP f/2.0, modo HRD, video 1080@30fps
Memoria interna 64 GB / 128 GB
Ampliación Ampliable con tarjetas microSD de 1 TB
Procesador y memoria RAM Exynos 9610 de ocho núcleos (cuatro a 2,3 GHz y otros cuatro a 1,7 GHz), memoria RAM de 4 GB y 6 GB
Batería 6.000 miliamperios con carga rápida
Sistema operativo Android 9 Oreo: One UI
Conexiones BT 5.0, GPS, USB 3.1 de tipo C, radio FM
SIM nanoSIM
Diseño cristal y plástio
colores azul, negro y blanco
Dimensiones
Funciones destacadas Lector de huellas dactilares, carga rápida de 15W
Fecha de lanzamiento Septiembre
Precio 4 GB + 64 GB 177 euros
6 GB + 128 GB 215 euros
precios al cambio

La batería del Samsung Galaxy M30S

galaxy_m30s_notch

El Samsung Galaxy M30S tiene una batería de 6.000 mAh, ¿es para tanto? Primero hay que dejar claro que no todo es la capacidad, aunque es un punto muy importante, el nivel de batería de un móvil también influye en el tamaño de pantalla, su resolución, la potencia del procesador y la optimización, y la configuración de software. Por ejemplo, una pantalla OLED con modo oscuro gasta menos batería que una pantalla LCD con el modo oscuro, ya que los negros del panel OLED son píxeles apagados, lo que quiere decir que estos no funcionan y no consumen autonomía. Ya se ha demostrado que podemos ahorrar hasta un 30 por ciento de batería con el modo oscuro.

Por suerte, el Galaxy M30S tiene un panel AMOLED, y One UI permite un modo oscuro, pero realmente no es necesario, ya que su autonomía es más que suficiente para aguantar los dos días con un uso muy, muy intensivo sin ningún problema. Y a un uso intensivo me refiero realmente intensivo, con juegos, vídeos en YouTube a máxima resolución, navegación por redes sociales y más. Con un uso más moderado podemos llegar hasta los 3 días sin pasar por el cargador. Con un uso más suave podemos llegar hasta las 20 horas de pantalla activa. ¿Qué pasa con la carga? Admite carga rápida de 15W, pero como es una batería de gran tamaño, tarda bastante en cargarse. Podemos conseguir el 50 por ciento en 60 minutos y el 100 por ciento de la carga se realiza pasadas las 2 horas.

El Samsung Galaxy M30S puede ofrecer batería a otros terminales como si se tratara de una Powerbank, solo necesitamos un cable USB C a USB C, conectarlo a dos terminales y activar el modo de carga.

El rendimiento del Samsung Galaxy M30s

samsung_galaxy_m30s_2

Samsung ha decidido añadir un procesador propio a este dispositivo. En concreto, el Exynos 7 9611. Es el mismo chip que incorpora el Galaxy A50S, un modelo que por el momento solo se comercializa en la India. En este caso está acompañado con 4 GB de memoria RAM y un almacenamiento de 128 GB, que además es ampliable a través de micro SD. Un detalle del procesador es que es compatible con las cámaras a 64 megapíxeles. Sin embargo, la de este Galaxy M30S es de 48 megapíxeles.

Pero centrémonos en el rendimiento, ¿qué tal se comporta el Galaxy M30S en el día a día? Lo cierto es que para tareas básicas, como redes sociales, WhatsApp, navegar por internet, compras por el móvil y poco más, funciona perfectamente. El terminal es capaz de realizar procesos de forma rápida y sin ningún tipo de corte, aunque en alguna ocasión, sobre todo cuando nos manejamos rápidamente por el terminal (al compartir fotografías, pasar de app en app…) si que vemos algo de LAG.

En juegos básicos también funciona bien, aunque le cuesta más trabajo. También he visto que al terminal le cuesta esforzarse cuando le exigimos tareas algo más complicadas, como juegos algo más potentes o un uso más intensivo. Por lo tanto, podríamos decir que en rendimiento cumple si el uso que le vas a dar al terminal es básico. Es decir, fotografías, navegación por redes sociales y algún que otro juego puntual. En el caso de que quieras algo más, tal vez se quede corto. Esto no quiere decir que no puedas jugar a juegos como Asphalt o Call Of Duty, de hecho, puede correrlos sin ningún problema. Sin embargo, no a la máxima resolución, y esto es un punto negativo porque el panel tiene mucho que ofrecer.

Pantalla del Samsung Galaxy M30S

samsung_galaxy_m30s_003

Y ya que hablo de la pantalla, continúo centrándome en detalle en este panel de 6.38 pulgadas. Un tamaño extraño pero que convence a gran parte de los usuarios. No es excesivamente grande, pero tampoco pequeño. El panel en cuestión tiene tecnología AMOLED y cuenta con una resolución Full HD+. Es una pantalla propia de Samsung, y lo cierto es que cumple muy bien en prácticamente todos sus aspectos.

Tal vez el punto más negativo sea la falta de brillo en exteriores. Echo en falta algo más de brillo cuando la luz del sor da directamente al terminal. Sin embargo, sorprende los buenos colores, nitidez y ángulos de visión. Es un dispositivo en el que se disfruta viendo contenido multimedia. La densidad de píxeles es más que decente para ver contenido multimedia y jugar a juegos, y los colores, pese a que son saturados por el panel AMOLED, convencen.

La pantalla del Galaxy M30S ofrece diferentes opciones dentro de los ajustes del sistema. No tenemos la opción de bajar a HD+, como si vemos en otros dispositivos de gama alta. Aunque lo cierto es que no es necesario, ya que su batería puede aguantar esta resolución. Lo que si vemos es la posibilidad de cambiar los tonos a mas cálidos o fríos, dependiendo del gusto de cada usuario. También podemos activar el modo nocturno, que amarillea los colores para evitar la vista cansada. No hay que emparejarlo con el modo oscuro, ya que este modo oscurece los colores a tonos más negros, mientras que el modo nocturno cambia la tonalidad de la pantalla

Cámara: no destaca, pero cumple

m30s_samsung

La triple cámara del Samsung Galaxy M30s

Samsung rebaja el precio de estos modelos recortando en el apartado fotográfico. Lo cierto es que la cámara del Galaxy M30s no destaca, pero cumple muy bien en la mayoría de situaciones. En primer lugar, veamos qué ofrece este sensor. Nos encontramos con una triple cámara principal. La lente primaria es de 48 megapíxeles. Como viene siendo habitual, no dispara en esta resolución tan alta, ya que ocuparía mucho espacio en el almacenamiento (una fotografía en 48 megapíxeles pesa unos 15 MB). De forma predeterminada saca las fotografías a 12 megapíxeles. Además de esto, nos encontramos con una segunda cámara ultra gran angular de 8 megapíxeles. Por último, una lente con profundidad de campo de 5 megapíxeles.

¿Hay mucha diferencia entre el gran angular y el ultra gran angular? Esta última lente consigue captar más información en la imagen, ya que su ángulo es más abierto que el sensor angular. La primera lente también consigue mucha información, pero no cubre los cantos como lo hace la cámara de 8 megapíxeles. A continuación podemos ver las diferencias entre ambas lentes.

1x

Fotografía normal

angular

Fotografía gran angular.

Los resultados de la cámara principal son buenos en líneas generales. En condiciones lumínicas aceptables, como exteriores, los resultados son más que decentes para postear y compartir en redes sociales, con un detalle correcto y unos colores bien interpretados. La exposición es buena, aunque se echa en falta una mejor interpretación en condiciones de contra luz. En interiores se mantienen esos buenos resultados, aunque baja algo el detalle por la falta de luz natural. Echo en falta algo de brillo en algunas escenas. En situaciones nocturnas, como es normal, pierde bastante detalle y color. Aun así consigue tomar fotografías decentes.

El sensor ultra gran angular también consigue buenos resultados en el día. El nivel de detalle es correcto y los resultados son muy similares a la lente primaria, pese a que esta tiene una menor resolución. El ángulo es bastante bueno y no vemos esa desformación en los cantos que sí se pueden apreciar en otros modelos del mismo precio. Además, Samsung tiene en las opciones de edición una opción que quita ese efecto ‘ojo de pez’, aunque recorta en la imagen. En interiores vemos algo más de ruido y en situaciones nocturnas esta cámara queda prácticamente inservible, ya que no recoge tanta luz como el sensor principal y es muy complicado que recoja la información de los cantos.

¿Qué pasa con la lente de profundidad de campo? Esta sirve de apoyo a la cámara principal y está destinada a las fotografías con modo retrato. Esta cámara de 5 megapíxeles se encarga de reconocer el fondo para poder conseguir un mejor recorte, y lo cierto es que cumple su función muy bien. El modo retrato del M30S es bueno, con los resultados decentes de la cámara principal y un recorte correcto por parte del sensor de 5 megapíxeles.

 

retrato_of

Sin modo retrato.

retrato

Con modo retrato

En cuanto al selfie; buenos resultados sin ser lo mejor en su gama, pero más que suficiente para videollamadas o algún selfie ocasional. Lo mismo sucede con la grabación de vídeo. Permite grabar hasta en resolución Full HD, en condiciones de buena luz la calidad es correcta, pero el enfoque y la estabilización flojea bastante.

Samsung Galaxy M30s, galería de fotos.

El Galaxy M30s hereda una de las principales funciones que llegó con los Galaxy S9: los AR Emojis. Son unos stickers animados que podemos personalizar a nuestro gusto o semejanza y que utilizan la cámara frontal para detectar nuestras expresiones faciales e imitarlas. De esta forma podemos hacer vídeos o capturar imágenes para enviar a nuestros amigos.

Para crear un AR Emoji solo tenemos que hacernos una fotografía y seleccionar nuestro sexo y nuestra edad. Automáticamente el terminal creará un emoji animado parecido a nosotros que después podremos personalizar a nuestro gusto. Podemos cambiar el aspecto de nuestro rostro, el color de piel o de pelo, la ropa, accesorios etc. Además de poder hacer vídeos con los AR Emojis, se añadirá una galería de stickers con nuestro emoji para poder enviar a nuestros amigos a través de las redes sociales. En este caso la cámara trasera no permite jugar con los AR Emojis, aunque cuenta con un sensor de profundidad de campo. Eso sí sucede en los Galaxy Note 10+, por lo que por el momento se trata de una función exclusiva para la gama alta.

Aplicación de cámara

camara_m30s_modo_pro camara_m30s

Solo me queda hablar de la aplicación de cámara, que es muy similar a la que vemos en la mayoría de terminales Samsung. Una de las características que más me gusta de la app de cámara de Samsung es la posibilidad de ordenar los modos de la cámara. De esta forma puede tener las funciones que más uso a mano y poder eliminar aquellas que a las que menos accedo. Otra característica interesante es la de poder aplicar el formato HEIF, que guarda las imágenes con una mayor eficiencia para la imagen no ocupa tanto almacenamiento. Por lo demás, nos encontramos con los clásicos modos, como el profesional, el modo desenfoque, grabación de vídeo y los AR Emoji.

One UI: la interfaz de Samsung

Llegamos al apartado de software. Samsung siempre ha apostado por una interfaz propia, con sus aplicaciones, servicios y opciones. Cada año mejoran su capa de personalización con nuevas funciones. El cambio drástico llegó el pasado año con One UI, la actual capa de personalización que ya está en su versión número 2, y que desconozco si este dispositivo la recibirá. En teoría tendría que hacerlo, ya que se trata de un terminal anunciado este año y llega con Android 9.0 Pie.

One UI tiene un diseño muy diferente al resto de terminales Android. Los iconos tienen una forma cuadrada con cantos redondeados y la paleta de colores tiene unos tonos muy claros. Uno de los puntos negativos de esta interfaz es que llega con mucho Blodwrae, es decir con una gran cantidad de aplicaciones preinstaladas. La mayoría es de Samsung, y afortunadamente se pueden desinstalar. También tenemos aplicaciones de Microsoft, y estas lamentablemente no se pueden eliminar, sino que solo permiten desactivarlas (siguen ocupando espacio en el almacenamiento).

Por supuesto, hay algunas aplicaciones propias muy interesantes. Tenemos una app de Radio y otra de grabadora de voz que funciona muy bien. También hay una app de archivos que nos permite gestionar todos los archivos que nos encontramos en el almacenamiento interno y la memoria SD. Otra app interesante es la Galaxy Store, la tienda de aplicaciones propia de Samsung. Y es interesante porque podemos descargar apps que no están en Google Play, como Fortnite. También tenemos acceso a promociones y ofertas. Y hablando de juegos, la app de Game Laucnher es una de mis favoritas. Si bien el rendimiento no acompaña demasiado, esta aplicación nos permite saber cuánto tiempo pasamos con cada juego y nos da diferentes opciones para gestionar los videojuegos.

Más allá de las aplicaciones, One UI cuenta con modos muy interesantes. Uno de ellos el modo oscuro o modo noche (No es lo mismo que el modo nocturno). Esto hace que los colores blancos que encontramos en la interfaz pasen a tonos negros, incluidas las aplicaciones. Lo cierto es que está bastante bien implementado. Otra función destacable es la posibilidad de ver las notificaciones una ventana flotante del terminal para después poder responder de forma inmediata, sin necesidad de entrar en la aplicación. También podemos activar la mensajería dual. Es decir, clonar las principales aplicaciones de mensajería para poder utilizar dos cuentas en un mismo teléfono.

El Samsung Galaxy M30s permite cambiar la botonera de navegación por gestos. Estos “gestos” funcionan como unos botones de navegación ocultos en la parte inferior, por lo que para acceder a la navegación tenemos que deslizar desde la parte inferior hacia arriba, dependiendo del canto realizará una función u otra.

  • Parte derecha: función de retroceso.
  • Parte central: función de Home.
  • Parte izquierda: función de multitarea.

Es fácil acostumbrarse, pero personalmente no me parecen los más intuitivos. Además de estos gestos también tenemos la posibilidad de deslizar desde el lector de huellas dactilares para abrir el panel de notificaciones. Así no tenemos que hacer esa pequeña escalada en la pantalla.

Precio y conclusiones

galaxy_m30s_frontal

El Samsung Galaxy M30s está a la venta a un precio de 220 euros para la versión de 4 GB de RAM y 64 GB de memoria interna. Se puede adquirir de forma exclusiva en Amazon.

Samsung ha conseguido lanzar un terminal de gama media que sí compite con los Redmi de Xiaomi. Su punto fuerte es la autonomía. Difícilmente vamos a encontrar un móvil por este rango de precio con una autonomía tan agrande, y que además no sacrifique en peso, ergonomía y diseño. Y este es otro de sus puntos fuertes. El Galaxy M30S no es el terminal más Premium, pero sí que es muy bonito, llamativo y cómodo, que sobre todo es lo que importa. Además, bastante resistente.

Su pantalla también me ha dejado un buen sabor de boca, un panel AMOLED notable en cuanto a colores y nitidez y excelente en sus ángulos de visión, con una buena respuesta táctil y un modo noche muy bien conseguido.

Y como no, su triple cámara. De nuevo, tiene un punto negativo, y es que no es la configuración más versátil en un móvil por este rango de precio. Algunos terminales de Xiaomi cuentan con cuádruple cámara que añaden algún que otro añadido. Aun así, la cámara cumple perfectamente y personalmente, no necesito ningún modo más. El rey es el modo retrato, que consigue muy buenos resultados y además nos permite personalizar el nivel de desenfoque. Las fotografías normales, con la cámara principal, también son buenas. Tal vez echo en falta algo de brillo, como he comentado, pero no es nada que no se solucione con una rápida edición.

¿Qué puntos flacos tiene este terminal? Principalmente su rendimiento. Para el día a día puede resultar más que suficiente, pero cuando le exigimos algo más sí notamos una baja potencia y comenzamos a ver LAG y pequeños cortes. Otro punto negativo es su sonido, el nivel de volumen es alto, pero la calidad no es la más adecuada, semejándose a un terminal de un precio muy inferior. Y lo cierto es que es una pena, porque la pantalla es muy buena. Eso sí, podemos ponerle solución con unos buenos auriculares.

¿Merece la este terminal? Sí, si lo que buscas es batería ante todo, pero sin sacrificar en pantalla y en cámara. Porque en estos apartados cumple muy bien. También si quieres un diseño cómodo y bonito a la vista, y si eres un usuario con un uso medio en términos de rendimiento, como navegación por redes sociales, edición básica de fotografía y algún juego puntual.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,