iPhone 11 Pro Max tras tres meses de uso, pros y contras del móvil de Apple

Hace dos años decidí dejar de utilizar iPhone. La principal razón era la limitación de los terminales de Apple frente al gran catálogo de móviles Android que podemos encontrar en el mercado. En 2017, si querías un iPhone, tenías que ceñirte a una doble cámara, una pantalla con un notch gigantesco, y un sistema operativo limitado. Después de dos años, he vuelto a utilizar un dispositivo de la manzana como móvil principal. Comencé con el iPhone 11, el nuevo modelo de doble cámara que tiene un precio de 810 euros. Y del que además, te conté mi opinión personal. Tras unas semanas con el dispositivo, decidí pasarme al modelo Pro Max. Ya hace tres meses de eso, así que es tiempo suficiente para contarte mi experiencia y lo mejor y lo peor de este móvil de Apple.

¿Por qué pasé del iPhone 11 al iPhone 11 Pro Max? Fueron varios los motivos que me llevaron a pagar más por un móvil de la misma compañía, y que prácticamente tienen las mismas prestaciones. En primer lugar, echaba de menos esa tercera cámara. Puede parecer una tontería, pero pasé de un Huawei P30 Pro (móvil con cuádruple cámara) a un iPhone 11 (doble cámara). Echaba en falta ese zoom óptico que el iPhone 11 no podía darme de ningún modo. Bueno, de forma digital, pero con una pérdida de calidad bastante importante. Además, es una lente que uso mucho en el día a día.

Otro de los puntos fue la pantalla. Si bien, en términos de calidad la del iPhone 11 me parecía más que suficiente, este modelo más económico no cuenta con un panel OLED, por lo que los negros no son puros, y también echaba en falta esos tonos algo saturados y la posibilidad de ahorrar algo más de autonomía con el modo oscuro de iOS 13 activado. Sí, se consigue ahorrar hasta un 30 por ciento en paneles OLED en comparación con el modo desactivado.

Iphone_11_04

Y el tercer motivo es ese extra de batería que tiene el iPhone 11 Pro Max. La batería del iPhone 11 es increíble, pero el 11 Pro Max tiene hasta 923 mAh más que el modelo normal (según estiman los benchmarks). Este plus de batería me resulta muy útil cuando estoy fuera de casa y sin el cargador a mano. Sobre todo porque el móvil es el dispositivo electrónico que más uso.

Después de tres meses de uso, ¿ha merecido la pena este cambio?

Lo mejor del iPhone 11 Pro Max

El iPhone 11 Pro destaca en muchos apartados. Tiene un buen rendimiento, un desbloqueo mediante Face ID perfecto y un sonido estéreo de muy buena calidad. Pero también tiene otros aspectos donde destaca por encima de otros terminales. Para mi, esto es lo que más me ha gustado del buque insignia de Apple.

Su batería

Si tengo que quedarme con una característica del iPhone 11 Pro Max, es su batería. Como he comentado, el móvil es mi herramienta principal de trabajo, lo uso a todas horas: para llamadas, contestar correos, consultar los mensajes del equipo, responder WhatsApp, actualizar las redes.. todo lo hago a través del iPhone. Después de un día intensivo consigo llegar a casa con un 40 – 50 por ciento de autonomía. Sin pasarlo por el cargador desde la pasada noche. Durante estos tres meses de uso no he echado en falta el cargador.

La salud de la batería apenas se ha visto afectada durante estos más de 90 días de uso. Actualmente está en un 98 por ciento. Algo normal teniendo en cuenta que ha bajado un 2 por ciento, y que calculando que el iPhone tenga 2 años de vida útil (es lo que suelo durar con un dispositivo), cuando finalice mi tiempo con el 11 Pro Max tendrá una salud de XX por ciento. Suficiente para venderlo después a través de algún portal de segunda mano.

En cuanto a la carga, yo suelo usar un cargador inalámbrico de Huawei, que como tiene certificación QI, se puede cargar cont total normalidad. Si bien es cierto que la potencia de este cargador es de 15 vatios, y que el iPhone 11 Pro Max llega hasta los 7W, la base optimiza la potencia y acrga al máximo permitido en el terminal, por lo que la batería no se ve afectada. En alguna ocasión, sobre todo cuando estoy de viaje, utilizo el cargador de 18W que viene en la caja. En aproximadamente 30 minutos conseguimos cargar el 50 por ciento de la batería, algo que no está nada mal.

Una pantalla brillante

Iphone_11_pro_max_02

Sin duda, la pantalla del iPhone 11 Pro Max es una de las mejores que podemos encontrar en un móvil. Eso sí, no es un tamaño para todos los gustos. Personalmente, la pantalla del modelo Max (6.5 pulgadas) me parece un tamaño adecuado, pero para muchos usuarios puede ser exageradamente grande. Si es el caso, el iPhone 11 tiene una pantalla más compacta (5.8 pulgadas), y cuenta con exactamente la misma resolución, así como densidad de píxeles y brillo. En este caso, me voy a centrar un poco más en la del modelo Pro, que es la que he probado.

La pantalla del 11 Pro Max cuenta con tecnología OLED. Además de aportar unos tonos más saturados, nos permite ahorrar algo más de autonomía con el modo oscuro activado. La nitidez de la pantalla es excelente. Los colores son muy precisos y los ángulos de visión son asombrosamente buenos. No hay ningún tipo de interferencia ni sombra. El brillo también es uno de sus puntos fuertes: más de 1.200 nits que nos permiten ver todo el contenido a plena luz del día. Se disfruta mucho viendo contenido multimedia y jugando a juegos en este terminal.

La cámara: versatilidad y facilidad

El apartado más importante del iPhone: su cámara. En este caso, su triple cámara. El modelo Pro cuenta con tres lentes. Son prácticamente idénticas a las que vemos en el iPhone 11 (modelo normal). Pero con la diferencia de que este modelo tiene una tercera cámara teleobjetivo.

La primera cámara tiene una resolución de 12 megapíxeles. En un sensor angular y nos permite tomar fotografías normales. La segunda lente es un sensor ultra gran angular. También de 12 megapíxeles. Este captura imágenes con un ángulo más abierto, obteniendo más información en la imagen. Por último, el sensor teleobjetivo; un zoom 2x en formato óptico y hasta 5x en formato digital para capturar detalle en las zonas de mayor distancia.

Ya lo comentaba en el análisis del iPhone 11, y lo vuelvo a hacer: la cámara del nuevo móvil de Apple es impresionante. Sorprende lo que es capaz de hacer con solo pulsar un botón. Los resultados son excelentes en cuando a detalle, color, nitidez, interpretación de las sombras y exposición. Además, con la característica de Deep Fusion, que maximiza el detalle en determinadas zonas, se consiguen muy muy buenos resultados. Una de las novedades de esta cámara es que se incluye el modo noche. Se activa de forma automática, y añade mayor luz y color a la escena. Si bien pierde algo de detalle, los resultados salen mucho mejor parados que con el modo desactivado.

gran_angular_iphone_11_pro

La lente ultra gran angular también ofrece muy buenos resultados: aquí destaca el buen color de las imágenes y lo bien que interpreta el angular, sin distorsión en los cantos ni nada parecido. Eso sí, en situaciones nocturnas la calidad empeora considerablemente. Por último, el sensor teleobjetivo capta muy buen detalle y realiza un enfoque perfecto.

La grabación de vídeo también es un punto importante: una lente con unos muy, muy buenos resultados a la hora de capturar vídeo en resolución 4K, con una exposición de colores correcta y una estabilización de 10. Además, en la cámara frontal contamos con los ‘Slofies’, una función que nos permite crear selfies a cámara lenta con resultados muy divertidos.

Lo que he echado en falta en la cámara del iPhone 11 Pro Max es un modo profesional. Una función en la cámara donde pueda ajustar el ISO de forma manual, cambiar la exposición o corregir el balance de blancos. Si bien hay apps de terceros que hacen eso, una buena te obliga a pagar para realizar algunas funciones, y la experiencia no es la misma que con la cámara principal.

Su ecosistema: una tentación cara, pero con sus motivos

Ipad_air_2_02

iPad Air, uno de los productos más interesantes del ecosistema de Apple.

Cuando adquirí el iPhone 11 Pro Max, sabía que podía caer en la tentación del ecosistema (así es como lo llamo). ¿Por qué tentación? La respuesta es sencilla. Apple te vende un producto (en este caso, el iPhone 11 Pro Max), pero te muestra su mejor acompañante (el Apple Watch) y todo lo que pueden hacer juntos: sincronización con la app de Salud, posibilidad de recibir llamadas y notificaciones en el reloj… O incluso, escuchar música sin necesidad de llevar el iPhone encima. Ah, pero para esto es necesario unos Airpods. Aquí está la segunda tentación. ¿Sabes qué quedaría bien con el iPhone y los Airpods? ¿Y con ese año de Apple TV+ que te han regalado con la compra de tu iPhone? Sí, un Apple TV. Lo mismo sucede si pensamos en productividad. El iPhone es una buena herramienta para el trabajo, y con el Mac se combina muy, muy bien (transferir archivos, copiar texto, sincronización de contactos…).

Afortunadamente, ya tenía algunos productos de Apple antes de adquirir este iPhone. Usaba los Airpods en Android y el Macbook Pro para trabajar. Además del iPad para el entretenimiento y el trabajo fuera de casa. Si bien hay puntos negativos, que contaré en su determinada sección, veo muchas bondades a este ecosistema.

Todo se sincroniza a la perfección con mi ID de Apple. Puedo tener mis contactos en cualquier dispositivo, conectar los Airpods con el iPhone o iPad rápidamente, copiar un texto en el mac y pegarlo en el iPhone. O incluso, compartir una imagen con los dispositivos que tengo encendidos. Todo de forma inmediata. Es sin duda, lo que más me ha convencido del ecosistema de Apple: lo bien sincronizado que está todo. En Android es imposible copiar un texto del móvil a la tablet, y los auriculares se deben conectar a través de bluetooth (a excepción de algunos fabricantes con sus propios auriculares). Además, compartir imágenes y archivos en Android es una tarea más complicada, ya que tienes que conectar un cable. O bien, utilizar alguna app de terceros para compartir archivos.

Lo peor del iPhone 11 Pro Max

No son todo maravillas en el modelo Pro del iPhone 11. También tiene sus puntos negativos, y durante estos tres meses de uso estos son los que he encontrado.

Su precio

Precios_iphone_11_pro_max

Precios de las diferentes versiones del iPhone 11 Pro Max.

El precio del iPhone 11 Pro Max es un punto negativo. Y eso que tengo en cuenta diferentes factores:

  1. Es un terminal de gama alta: actualmente modelos de la competencia, como el Samsung Galaxy Note 10, Huawei Mate 30 Pro o Google Pixel 4, están a un precio similar: 1.010 euros, 1.100 euros y 1.000 euros respectivamente. Por lo tanto, podría parecer que el iPhone no tiene un precio muy desorbitado
  2. En comparación con el iPhone Xs Max, el precio no ha subido. El modelo del año pasado salió a la venta por 1259 euros. Mientras que el 11 Pro Max también se puede encontrar por este precio.

Entonces, ¿es barato o no es barato? No, es un terminal caro. Si bien es cierto que la competencia tiene un precio similar, los terminales mencionados cuentan con una versión mínima de 256 GB de almacenamiento interno. Exceptuando al Pixel 4, que tiene 128 GB de almacenamiento. El iPhone 11 Pro Max, con sus 64 GB, tiene un precio de 1.260 euros. La versión de 256 GB sube hasta los 1430 euros. Hay una diferencia de 330 euros respecto a la misma versión del Mate 20 Pro.

El diseño

Iphone_11_pro_max_03

Aquí no hay mucho que mencionar. El diseño del iPhone 11 Pro Max no es el más bonito, ni el más novedoso. Se mantiene el gran notch qcon el mismo frontal que hace dos años. La trasera cambia a un tacto más agradable, pero con un módulo de cámara que afea al terminal. Además, durante estos tres meses de uso la pantalla del terminal se ha rallado con bastante facilidad. En ningún momento ha recibido golpes o caídas, tan solo la rutina del día a día.

Lo que no me gusta del ecosistema

He querido mencionar el ecosistema como un punto positivo, por su increíble optimización, rapidez y sencillez de uso. Pero también como un punto negativo. Principalmente porque el ecosistema está muy limitado. Es decir, la sincronización de contactos solo se lleva a cabo en los dispositivos de Apple. El Apple Watch, uno de los accesorios más interesantes para el iPhone, solo se puede usar con el iPhone. Si quieres controlar un dispositivo inteligente desde la app Casa y a través de Siri, deberás limitarte a accesorios Premium que tienen un coste elevado. Por lo tanto, es un gran ecosistema, pero está muy limitado a un número determinado de productos.

iOS 13

Realmente, me apena mencionar que iOS 13 es una de las peores características del iPhone. Pero lo cierto, es que debe estar aquí. No por que tenga malas prestaciones, al contrario. Pero esta versión si que incorpora importantes bugs y fallos. Apple tiene que estar lanzando parches cada dos por tres para solventar estos errores. Y nosotros, los usuarios, debemos actualizar el terminal. No es molesto cuando lo haces una vez cada cierto tiempo, sobre todo si sabes que esa actualización va a contar con nuevas características. Pero recibir más de una actualización cada dos semanas para solventar errores de la anterior, sí que resulta incómodo.

Rumores mencionan que iOS 14, la próxima versión del sistema operativo de Apple, se centrará más en la estabilidad y menos en las novedades y características.

Newsletter tuexperto.com

Pon tu e-mail en el recuadro

Otras noticias sobre... ,