xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-23

Mucho antes de la llegada oficial de Xiaomi a España, sus terminales ya pisaban nuestro territorio. El estraperlo era el único método viable, las tiendas chinas estaban en alza y esperar varios meses por un teléfono era lo normal. Entre todos los smartphones que ofrecía la firma asiática, había uno que destacaba por encima del resto. El Mi Note, el primero, era su apuesta más gama alta; montaba un procesador de la serie 800 de Qualcomm, su cámara prometía y el tamaño no era para todas las manos. Su renovación llegó más pronto que tarde, el Mi Note 2 mantenía la esencia de gama alta e introducía una pantalla mínimamente curvada.

La llegada del Mi Note 3 lo cambió todo, la familia Mi Note se alejaba de la gama alta para entrar por la puerta pequeña de la gama media. Tras esto, la calma. Aunque no faltaron los rumores de un posible Mi Note 4, pero Xiaomi tenía otros planes para esta familia. Y, hoy se han desvelado. Xiaomi trae de vuelta al mundo de los vivos a su “Note”, pero se salta varias generaciones numéricas. Os presentamos al Xiaomi Mi Note 10, un dispositivo que continua la estela de su antecesor, pero con una apuesta clara: la fotografía. Porque claro, con cinco cámaras en su trasera, lo más destacable no iba a ser su pantalla, ¿no? Habiendo tenido la suerte de pasar varios días con el Mi Note 10 como mi dispositivo principal, os cuento mi experiencia en este análisis.

Ficha técnica del Xiaomi Mi Note 10

Pantalla Panel curved AMOLED de 6.47 pulgadas con resolución FHD+, formato 19,5:9, 60 Hz, Corning Gorilla Glass 5, Contraste: 400.000:1, compatible con HDR, 600 nit (HBM), 430 nit (typ), espacio de color DCI-P3
Cámara principal Cinco sensores:
· Sensor principal: 108 MP, píxeles de 1.6 µm, f/1.69, OIS, 1/1.33″ super sensor, AF, 7P lentes, FOV 82º
· Teleobjetivo: 12 MP, píxeles de 1.4 µm, f/2.0, x2 zoom óptico, 6P lentes
· Teleobjetivo: 5 MP, f/2.0, OIS, x5 zoom óptico, x10 zoom híbrido, x50 zoom digital
· Ultra Gran Angular: 20 MP, f/2.2, FOV 117º
· Macro: 2 MP, píxeles de 1.75 µm, distancia de enfoque 2cm hasta 10cm
Vídeo 4K 30fps, FullHD 60fps, FullHD 30fps, HD, Súper Estabilización
Cámara para selfies 32 MP, píxeles de 1.6 µm, f/2.0, agrupación de píxeles 4 en 1, Vídeo FHD
Memoria interna 128 GB UFS 2.1
Ampliación No
Procesador y memoria RAM Qualcomm Snapdragon 730G, 6 GB de RAM
Adreno 618
Baterí­a 5.260 mAh, carga rápida 30W
Sistema operativo MIUI 11 bajo Android 9 Pie
Conexiones WIFi 802.11ac 2×2 MIMO de doble banda, Bluetooth 5.0 (AptX, AptXHD, LDAC), NFC, Google Cast, 4G LTE Cat.18
SIM Dual Nano SIM
Diseño  Corning Gorilla Glass 5 tanto en la trasera como en la pantalla, acabado brillante, marco de aluminio, pantalla curvada.
colores: negro, blanco y verde
Dimensiones 157.8 x 74.2 x 9.67 mm, 208 gramos
Funciones destacadas Pantalla AMOLED 3D
Lector de huellas óptico integrado en pantalla
Batería de gran capacidad
Cinco cámaras traseras
Sonido Hi-Res
Fecha de lanzamiento 10 de noviembre de 2019
Precio 128 GB: 550 euros

Curvas, notch y trasera de cristal

Las curvas parecen estar de moda, las hemos visto durante mucho tiempo en los terminales de Samsung. Pero desde hace un par de años, se han extendido a otros dispositivos: Huawei P30 Pro, OnePlus 7T Pro. Ahora, siguiendo esta línea de diseño, llega el Xiaomi Mi Note 10. Su frontal tiene una pantalla con una curva pronunciada en cada lateral. Además, tenemos lo de siempre: marcos reducidos y notch en forma de gota que irrumpe la parte superior. Volvamos a las curvas, pasa lo de siempre: son extremadamente bonitas y crean un efecto llamativo, pero a la hora de ver contenido este se deforma en estos laterales. También está el problema de los colores que, en la curva del panel, tendrán destellos y reflejos. Como broche de oro a este frontal, la huella está integrada en la pantalla.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-10

El camino tiene como punto final la trasera, pero antes hagamos una parada en los laterales del Xiaomi Mi Note 10. Toda la botonera se encuentra en el lateral derecho, la posición es típica: botones de volumen encima del botón de bloqueo. Ambos botones se sienten robustos y no bailan demasiado. La bandeja para la SIM se aloja, también, en este lateral, aunque más cerca del marco inferior. Al retirarla del cuerpo del Mi Note 10, veremos dos ranuras, pues soporta Dual SIM, pero no hay espacio para una tarjeta microSD. Siguiendo nuestra ruta, en el marco inferior lo primero que vemos es el jack para auriculares que forma un sándwich junto con el altavoz y donde el USB de tipo C es el relleno. Con un salto olímpico nos vamos al marco superior, aquí, solo habitan dos elementos: micrófono para reducir el ruido de las llamadas y el sensor de infrarrojos.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-21

Hemos llegado al final del viaje, la trasera del Xiaomi Mi Note 10, construida en cristal y con la protección, al igual que su pantalla, de Corning Gorilla Glass 5. El acabado es brillante y, en nuestra unidad, de color negro. El resultado es una superficie a la que se le quedan las huellas marcadas con mucha facilidad. Xiaomi ofrece otros acabados más llamativos y menos elegantes: turquesa y blanco perlado. En esta trasera se alojan las cinco cámaras, todas colocadas en vertical y en el lateral izquierdo. Hay tres grupos, el primero consta de tres sensores en una capsula que sobresale de la trasera. El segundo es una lente que se encuentra justo debajo de esta capsula, pero no sobresale tanto en comparación. El tercer grupo es una lente que está completamente integrada en la trasera del Mi Note 10.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-17

Apartándonos del apartado estético, toca hablar de las sensaciones en mano y con un punto importante, el peso. El Xiaomi Mi Note 10 no es especialmente compacto, pero estamos más que acostumbrados a terminales de estos tamaños. Pero en su interior encontramos una batería de gran capacidad y, como es lógico, repercute en el peso del dispositivo. En mi experiencia es una sensación que tienes las primeras horas con el Mi Note 10, una vez pasado el día solo te acuerdas de sus 208 gramos cuando coges un teléfono más ligero. En términos generales, las sensaciones son buenas. Es resbaladizo, tanto por los materiales utilizados en su construcción como por la pantalla curvada; pero se siente premium, solido y sobre todo bien construido.

Pantalla correcta y sonido Hi-Res, pero solo por auriculares

Adelantábamos las curvas de la pantalla, pero nos guardábamos los detalles para este apartado. El Xiaomi Mi Note 10 monta un panel AMOLED de 6,47 pulgadas con resolución FullHD+. Siendo más técnicos, son 2.340 x 1.080 píxeles, el formato o ratio es de 19,5:9 (más largo que ancho), el contraste de color es 400.000:1, la gama de colores es DCI-P3 y cuenta con soporte para contenido HDR, pero no HDR10 o HDR10+. En cuanto al brillo, de base tenemos 430nit. Pero, gracias a MIUI, con el modo HBM (High Brightness Mode) en determinados momentos la pantalla alcanza los 600nit.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-18

Ahora, después de todos los tecnicismos y datos, pasemos a hablar de la experiencia de visualización que ofrece esta pantalla. Acostumbrado a distintas calidades de paneles AMOLED, Xiaomi ha elegido uno que está a la altura del terminal. Pocas pegas puedo sacarle a la pantalla, la reproducción de colores es adecuada, el brillo en exteriores es totalmente solvente incluso en situaciones complicadas, los ángulos de visión son un punto fuerte, no hay distorsión de color y el efecto arcoíris es mínimo. Siendo puntilloso, el mayor inconveniente de la pantalla son las curvas. Estas, deforman el contenido, crean reflejos y hacen pequeños cambios de color.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-16

Xiaomi todavía se mantiene firme a la tendencia de prescindir del puerto para auriculares, el Xiaomi Mi Note 10 es una prueba de ello. Reafirma la presencia de este conector con la compatibilidad de audio Hi-Res. Sonido de máxima fidelidad, tal y como los artistas hayan creado, sin ningún tipo de perdida. No deja de ser un detalle para los más audiófilos, aquellos con servicios de streaming como Tidal y auriculares de calidad. Hago hincapié en la necesidad de auriculares, más que nada, porque el altavoz es casi anecdótico. Tenemos solo uno, no apunta hacia nosotros, su nivel de volumen está en la media y no consigue transmitir una sensación de calidad.

Snapdragon 730G, el preferido de la gama media premium

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-19

Pese a parecer un terminal de gama alta, el Xiaomi Mi Note 10 tiene entrañas de gama media premium. Este último termino tiene más que ver con sus acabados y su diseño, porque en su interior nos encontraremos con un Qualcomm Snapdragon 730G, 6GB de RAM y 128GB de almacenamiento no ampliable. Especificaciones correctas y que conseguirán ofrecer un rendimiento más que satisfactorio en la mayoría o totalidad de las situaciones. Y, la experiencia corrobora la hoja técnica. Pero hay ciertos matices de los que hablaré a continuación.

El Qualcomm Snapdragon 730G es potente, son 8 núcleos con velocidades de hasta 2,2 GHz. Y, sí abrir aplicaciones, moverse entre ellas, usar dos al mismo tiempo es algo que no supone ningún problema. A esto le ayuda la cantidad de RAM que monta. Pero hay ciertas tareas en las que no es tan solvente y, donde se nota que no es un gama alta. Por muy extraño que resulte, donde más se resiente este procesador es al usar la cámara, bueno, las cámaras. La razón principal es la combinación de cinco lentes, pero al tener una de 108 megapíxeles la exigencia es todavía mayor.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-06

Bien es cierto que al Xiaomi Mi Note 10 le hacen falta un par de actualizaciones para llegar al mismo nivel de madurez que otros dispositivos de Xiaomi. Pero es solo el apartado fotográfico el que ofrece una experiencia que no está a la altura del rendimiento general. Me doy cuenta de ello al pasar entre las diferentes lentes, realizar una fotografía a máxima resolución o al grabar un vídeo. No es todo lo fluido que debería ser, hay cierto lag o incluso bloqueos de la aplicación. Ha habido dos momentos en los que el terminal no ha podido seguir mis peticiones y como resultado la aplicación quedó bloqueada, de tal manera que la única solución fue reiniciar el dispositivo para volver a usar la cámara. Xiaomi tomará cartas en el asunto y conseguirá mejorar la experiencia a base de optimización, pero por el momento no es todo lo buena que debería ser; del rendimiento fotográfico hablaré en su correspondiente apartado.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-08

No puedo terminar este apartado sin hablar de su comportamiento a la hora de jugar. La Adreno 618 no es la más potente del momento, pero consigue mover todos los juegos que le propongamos. En algunos, Call Of Duty Mobile o PUBG, tendremos que sacrificar la calidad visual en favor de unos fps más estables. Se puede jugar a todo, pero hay que tener claro que no con los máximos gráficos en los juegos más exigentes.

Autonomía marcada por una gran batería

En el deposito tenemos capacidad para 5.260mAh, una cantidad más propia de una tableta que de un dispositivo móvil. El repostaje llega con tecnología que acelera la espera, son 30W los que admite el cargador; con una hora habremos rellenado el deposito en su totalidad. El comportamiento es el esperable, no hay sorpresas. El Xiaomi Mi Note 10 está hecho para afrontar las jornadas sin ningún tipo de temor, no va a dejarte tirado.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-05

Dentro de mi experiencia y mi uso, el Xiaomi Mi Note 10 me dado alrededor de 6-7 horas de pantalla en jornadas de 30 horas y cargándolo al 30%. Si hubiese querido exprimirlo hasta sacarle todo el jugo, habría conseguido 10 o incluso más horas de pantalla. No lo he visto necesario. Lo he puesto a prueba con redes sociales, servicios de streaming, juegos y la batería no se ha inmutado. La conjunción de una batería de gran capacidad, con un procesador eficiente y una pantalla con una resolución conservadora nos arrojan buenos resultados.

Biometría precisa, correcta y funcional

Los lectores de huellas integrados en pantalla llegaron para quedarse, no hay terminal que se precie que no disponga de uno. Los hay peores y mejores, ultrasónicos u ópticos. En el caso particular del Xiaomi Mi Note 10 es óptico y es de los mejores que he probado. Yendo al grano, no es que sea el más rápido (la animación tiene la culpa), pero es el que menos atención humana requiere. Si con otros terminales tenemos una curva de aprendizaje en la que hay un ensayo-error a la hora de colocar el dedo, en el Mi Note 10 esto no existe. Sí, tienes que acertar en la zona; pero la posición del dedo no es el factor limitante.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-24

La magia ocurre detrás de la pantalla, ahí, el sensor se despliega generando una superficie de actuación mayor a la que estamos acostumbrados. Esto se traduce a una experiencia gratificante. La zona iluminada espera nuestra huella, no importa si nuestros dedos están mojados o si no acertamos en la colocación, con que una pequeña parte de la huella que hemos registrado esté en la zona de desbloqueo, esta nos dará paso a los secretos del Mi Note 10.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-11

El lector de huellas no es el único método para desbloquear el terminal. En el Mi Note 10 tenemos también desbloqueo facial, que se realiza utilizando la cámara para selfies. No hay ningún sensor especifico que escanee nuestro rostro, por lo tanto, no es tan seguro como el que encontraremos en un Pixel 4 o en el iPhone 11. Pero es un complemento interesante y que cumple con su función, hay momentos en los que es de utilidad. Si sois propensos a tener las manos manchadas o vivís en zonas en las que llueva mucho, como es mi caso, este desbloqueo compensará los momentos en los que el lector no os reconozca la huella. Con iluminación deficiente se apoya de un fogonazo de luz para iluminar el rostro y hacer la lectura del mismo.

Cinco cámaras traseras con un sensor de 108 megapíxeles

El apartado clave de este Mi Note 10, sus cinco cámaras traseras. El conjunto fotográfico sobre papel pinta espectacular, una cámara para cada situación. Pero vayamos por partes, primero el sensor principal. Sí, son 108 megapíxeles y los podremos usar en su totalidad en su modo especifico. Pero para mayor comodidad, la cámara usará la agrupación de píxeles y se nos quedará un tamaño de 27 megapíxeles; tiene estabilización óptica de imagen (OIS), el tamaño del sensor es de 1/1.33” y su focal es 1.69. Con todos los datos sobre la mesa, vamos a ver cómo se comporta.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-14

La descabellada cantidad de megapíxeles cumplen con su función, tenemos imágenes muy grandes. Su peso es considerable, por lo que entenderéis la imposibilidad de subirlas a máxima resolución. Si las queréis ver a tamaño completo, podéis acudir a Flickr (siempre que hayáis terminado el análisis). Ahora, su comportamiento en casi todas las situaciones es el adecuado. Tenemos colores fieles, contraste, detalle y poco ruido. El rango dinámico es algo que Xiaomi todavía no domina, aun así, las fotografías consiguen tener ese contraste y viveza en situaciones complicadas. Todo esto que he dicho, es refiriéndome a las fotos de día. De noche, mantiene unos resultados correctos, pero no es ningún alarde. El modo nocturno tampoco mejora en gran medida las fotografías con iluminación deficiente. Aunque me he visto usando el modo de 108 megapíxeles antes que el modo nocturno.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-31

Modo 108 megapíxeles.

El segundo sensor del Xiaomi Mi Note 10 es un la lente telefoto, zoom óptico con hasta dos aumentos. No tiene estabilización óptica, es de 12 megapíxeles con focal 2.0. A la hora de realizar fotografías es el zoom que más me he visto usando, hay otro, porque es el más cómodo puesto que la mayoría de objetos están a una distancia dentro de lo normal. Partiendo de esa base, su comportamiento es bueno. Pese a no tener estabilización óptica, no se nota en exceso el movimiento y, además, los resultados obtenidos tienen contraste, detalle y un rango dinámico en la media.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-27

Sensor principal 108 mp, tomada a 27 mp

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-28

Objetivo telefoto x2

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-29

Objetivo telefoto x5

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-30

Objetivo telefoto x5, pero con zoom de 50 aumentos

Tercer sensor, ya solo nos quedan dos más. Este es otro objetivo telefoto, pero esta vez con cinco aumentos ópticos, diez combinando digital con óptico y hasta cincuenta siendo completamente digital. Con sus 5 megapíxeles, focal 2.0 y estabilización óptica; es el que más juego aporta. Los cinco aumentos al ser ópticos y tener OIS arrojan una calidad excelente, la perdida es casi nula y pese a enfocar objetos distantes no hay movimientos bruscos. Los diez aumentos híbridos ofrecen resultados con menor nitidez y donde las vibraciones o movimientos dificultan encuadrar lo que queramos fotografiar, incluso con todo esto las fotos resultantes son validas en cuanto a calidad. No me he visto teniendo la necesidad de hacer este tipo de fotografías tan a menudo, pero de verme en esa tesitura el Mi Note 10 cumpliría perfectamente.  También cumple cuando llevamos el zoom hasta los 50 aumentos, es enteramente digital y, si, no hay tanta nitidez y los movimientos son cada vez peores, pero las fotografías son aceptables; puedes leer un cartel que esté a mucha distancia sin problema.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-36

Cuarto sensor y penúltimo: ultra gran angular. Es de 20 megapíxeles con focal 2.2 y con un ángulo de visión de 117 grados. Poco hay que decir de un sensor de estas características, ofrece la posibilidad de tener un mayor campo de visión en las fotografías. Las fotografías hechas con este sensor tienen como inconveniente el suavizado, es mínimo, pero existe. Aparte de eso, las esquinas de las fotografías quedan curvadas y ofrecen un efecto ojo de pez, que a mi personalmente me agrada. Los colores son buenos, no tienen la misma viveza que los del sensor principal, pero no son planos y con el HDR activado dan un efecto bastante atractivo.

Quinto y último sensor: cámara macro. Este sensor añade un modo casi anecdótico o más como si fuese un “juego”, me he visto forzado a usar este sensor de 2 megapíxeles y con distancia de enfoque de 2 cm a 10 cm. En un comportamiento natural es de los sensores que menos aportan, pocas veces hay necesidad de hacer una fotografía a esas escalas, pero cuando la hay; el sensor cumple lo que promete. Tenemos buen detalle, ampliación y un efecto desenfoque agradable.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-32

Hablemos de lo que ocurre de noche con los sensores del Xiaomi Mi Note 10. En general, todos pierden calidad. Esto es más por el procesado, Xiaomi todavía tiene este apartado como una tarea pendiente. Aparece el ruido, perdida de detalle y el famoso efecto acuarela. Pero son usables, no me he visto no usando alguno de estos sensores porque el resultado fotográfico nocturno me desanimase a ello. Destaco el gran angular, aunque suavice todavía más no es el desastre que vemos en otros terminales.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-33

Modo nocturno en el sensor principal.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-34

Ultra gran angular.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-35

Sensor x5, zoom hasta los 50 aumentos.

Vídeo a múltiples resoluciones y con un modo de Súper Estabilización

El Xiaomi Mi Note 10 puede grabar a casi todas las resoluciones esperables, la única que se le escapa es el 4K a 60fps. Una resolución y calidad de vídeo que todavía se reserva a la gama alta. Además, podemos grabar con las cuatro lentes principales. No podemos cambiar entre ellas, pero sí seleccionar al principio el modo de vídeo con la lente que queramos. La estabilización óptica consigue que los vídeos sean estables, pero tienen en algunos momentos cierto vaivén que no deberían tener. A resoluciones 4K y 30fps noto saltos entre los fotogramas o que no va tan fluido como debería. El modo Súper Estabilización hace un muy buen trabajo, elimina la mayoría de los movimientos bruscos. Su único inconveniente es que no maneja bien los colores y hay un efecto gelatina cuando encuadramos rápidamente a otros objetos.

MIUI 11, las notificaciones ahora son mejores

Al inicio de mi experiencia con el Xiaomi Mi Note 10, la versión de MIUI era la décima y corría por encima de Android 9. Tras pasar unos días la actualización llegó, MIUI 11, pero la base Android seguía siendo la misma. Xiaomi no tardará en actualizar este terminal a la ultima versión del sistema operativo de Google, pero habría sido interesante que llegase con Android 10. Ahora, hablemos de MIUI. Os seré sincero, mi relación con esta “capa” es complicada, aunque su undécima versión ha servido como terapia de pareja.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-02

Primero lo bueno: MIUI 11 ha arreglado, en parte, el problema que existía con las notificaciones. Atrás quedaron los días en los que los iconos desaparecían de la barra superior, si bajábamos la cortina para consultar las nuevas que nos habían llegado. Ahora, por mucho que miremos nuestras notificaciones; mientras no las abramos, estas se van a mantener. Tendremos tanto el icono en la barra superior como la notificación en la cortina.

La fluidez es otro punto fuerte de MIUI, las transiciones y animaciones están más pulidas que nunca. Navegar por los menús es una experiencia placentera, todo se abre cuando se tiene que abrir; ni un segundo antes, ni un segundo después. El lavado de cara es mínimo, pero al mismo tiempo las pinceladas que se han dado son precisas. Es cada vez menos asiática y más de Mountain View, pese al largo camino que todavía le queda por recorrer.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-09

Ahora, lo malo: si tenemos notificaciones en la pantalla de bloqueo y desbloqueamos el móvil, al volver a bloquearlo estás habrán desaparecido. MIUI 11 ha traído varias mejoras a las notificaciones, pero algunos problemas se mantienen. Sigue estando cargada de opciones, aplicaciones y menús con submenús casi infinitos en su interior. Que llegue cargada de aplicaciones preinstaladas puede tener cierta lógica, consigue ofrecer todo lo que el usuario pueda necesitar sin que tenga que pensar en ello. El problema es ofrecer por encima de sus posibilidades, no necesito dos calendarios o dos navegadores; con lo de Google me llega.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-04

Lo peor, a mi parecer, es la publicidad. No aparece siempre, pero basta con que aparezca una sola vez para que sea algo que me moleste. Suele estar presente al abrir las carpetas, hay aplicaciones recomendadas o cuando desinstalamos o instalamos una aplicación. Pero en esos momentos, los anuncios son banners de lo que sea, es indiferente. MIUI no es para los amantes del minimalismo, es una capa que funciona muy bien y que en el día a día se comporta estupendamente, pero detalles como la publicidad o el diseño me impiden recomendarla a los amantes de Android Stock.

¿Te acuerdas del Mi Note? Ha vuelto, con cinco cámaras en su trasera

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-13

Todo lo bueno se acaba, hemos llegado al final del análisis y con ello toca concluir todo lo expuesto acerca del Xiaomi Mi Note 10. Pero quitémonos un peso de encima, el precio: 550 euros para el único modelo que llega a España (6GB de RAM y 128GB de almacenamiento) La familia Mi Note vuelve, lo hace por la puerta mediana; porque lo que todos esperábamos era un gama alta con todas las letras. Un retorno por todo lo alto para marcar de nuevo el rumbo y competir contra terminales como el Mate 30 de Huawei o el Note 10 de Samsung. Pero Xiaomi sigue jugando a un juego que se me escapa, su gama media premium cada vez cuenta con más integrantes que compiten entre sí.

Sí, ninguno lleva las cinco cámaras que monta el Mi Note. Pero solo un usuario muy especifico conseguirá sacar el máximo partido a esta característica. Además, ha quedado claro que más no siempre es mejor; es cierto que la versatilidad y los resultados arrojados son buenos. Pero esto no compensa el paquete general, no deja de ser un gama media con aires de gama alta. Además, en esta competición no solo están presentes terminales de Xiaomi, se unen otros participantes como OnePlus con su 7T. Que pese a faltarle dos lentes para igualar el conjunto fotográfico y tener menos zoom, en sus entrañas es un gama alta con un precio que dista 50 euros.

xiaomi-mi-note-10-analisis-note-xiaomi-12

El Mi Note 10 es un regreso esperado, pero que queda empañado por su precio y por la ingente cantidad de buenos terminales de la propia empresa que abundan en el mercado. La carta que ha jugado Xiaomi es el apartado fotográfico y, tras ver los resultados puedo decir que es entendible. El inconveniente es que la jugada es casi una justificación al precio. Sí, ofrece la novedad de las cinco cámaras y el resto de características acompañan: materiales premium, rendimiento solvente, lector de huellas en pantalla y una gran batería. Pero resulta difícil recomendar este terminal a su precio de salida, seguramente tras el paso del tiempo y las ofertas sea una opción más a tener en cuenta dentro de este rango. Por el momento, la decisión queda en manos de cada usuario y del partido que le puedan sacar a esas cinco cámaras.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,