El lado oscuro de Amazon y su Amazon Prime Day

La celebración del Amazon Prime Day, 48 horas de rebajas exclusivas para clientes Prime de la tienda de Amazon, no solo han traído precios bajos y oportunidades de ahorro en numerosos productos. Sindicatos laborales y propios empleados de la tienda han aprovechado estas fechas tan significativas para poner en primer plano las condiciones de trabajo en las que se encuentran, ejerciendo su derecho a huelga.

Amazon Prime: precios bajos y protestas laborales

Todo comenzó en un almacén que tiene Amazon en Minnesota: los trabajadores anunciaron que harían un parón de 6 horas durante la celebración del primer día del Prime Day, 15 de julio para demandar mejores condiciones salariales y de trabajo. Este año el Prime Day venía con novedades que, presumiblemente, aumentarían el volumen de trabajo de los empleados, puesto que se aumentaría de uno a dos días y se prometían entregas en venticuatro horas. A este estado se le sumarían otros como Seattle o Nueva York, extendiendo sus ramas hasta el viejo continente: países como Alemania han asegurado que irán a la huelga durante 48 horas, involucrándose en la protesta 7 almacenes de todo el país. En España han sido los trabajadores del almacén situado en Alcalá de Henares en Madrid los que irán a la huelga durante dos días.

devolución al comprar en Amazon

Condiciones laborales de Amazon según un infiltrado

¿En qué condiciones alegan los trabajadores de Amazon que se encuentran? Según cuentan ellos mismos, los objetivos de productividad marcados por los de Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, son inhumanos e imposibles de conseguir. En Reino Unido, en el pasado mes de abril de 2018, un periodista se infiltró en uno de los almacenes que tiene la empresa en el país y vivió en primera persona cómo era trabajar allí. Según su propio testimonio, aseguró que muchos empleados debían recorrer el almacén completamente (unos 13 kilómetros) para llegar a uno de los dos únicos aseos disponibles. Cada trabajador, además, era ‘obligado’ a andar 16 kilómetros diarios como parte de su productividad y todo lo que bajara de esa cifra se consideraba tiempo perdido.

Debido a esto, muchos empleados aseguraban tener que orinar en botellas puesto que perdían mucho tiempo teniendo que trasladarse a los baños. Según una encuesta entre los trabajadores de Amazon, confeccionada por un grupo especializado en cuestiones laborales llamada ‘Organize’, el 74% de los empleados evitaban ir al baño para no recibir amonestaciones. Más de la mitad aseguraba, además, haber sufrido depresión y ansiedad desde que comenzó su trabajo en la empresa.

Amazon ofrece 9.000 euros a los empleados que repartan paquetes

Otro informe aseguraba que Amazon obliga a sus empleados a trabajar 10 horas diarias con dos descansos de 30 minutos. Las visitas al baño eran debidamente cronometradas mediante dispositivos. El periodista infiltrado asegura haber vivido momentos de tensión cuando fue testigo del colapso de un trabajador cuando fue avisado de que debería trabajar 55 horas semanas durante las fiestas de Navidad. En España, los trabajadores también realizan un descanso de 30 minutos, de los cuales 15 paga la empresa. Más detalles escabrosos: muchos empleados eran alentados a no denunciar lesiones en el trabajo para evitar posibles inspecciones. Algunos empleados lesionados en varias ocasiones eran al final despedidos de su trabajo.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,