Tipos de cables USB y cuál necesito

El puerto USB se ha convertido en una seña de identidad de los ordenadores y es uno de los más usados. Tanta es su popularidad, que su uso se ha extendido a muchos otros dispositivos como televisores, tablets, smartphones, videoconsolas y muchos más. En este artículo os hablamos de los diferentes tipos de cable USB que existen.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

La gran polivalencia del puerto USB ha provocado la aparición de diferentes tipos de conectores, cada uno con sus características particulares. Esta variedad permite que el estándar USB se pueda adaptar a la perfección a todos los dispositivos que implementan esta famosa conexión.

Los diferentes tipos de cables USB y sus usos más típicos

Los cables USB se diferencian por el tipo de conector que usan en sus extremos, a continuación, te explicamos sus características más importantes.

Cable USB A

El cable USB A es el más común y el más antiguo. Se trata del típico conector que todos conocemos, y que está presente en nuestros ordenadores desde hace muchos años. Una característica de este conector es que tiene una lengüeta que se sitúa en la parte inferior, por lo que no es un puerto simétrico.

Lo anterior es la causa de que cada vez que vas a usar un cable USB A, tengas que mirar la posición de la lengüeta para orientarlo de forma correcta, pues de lo contrario será imposible conectarlo. En las primeras versiones la lengüeta era blanca o gris, mientras que a partir de USB 3.0 se ha vuelto azul para distinguirlo mejor.

Cable USB B

El cable USB B prácticamente no se usa más allá de las impresoras y algunos monitores que se conectan al PC mediante un puerto USB para gestionar algunas de sus funciones. Se caracteriza por ser un conector muy robusto y asimétrico. En las versiones USB 3.x es de color azul, mientras que en las anteriores era blanco o gris. Estos cables suelen tener un extremo USB B y el otro USB A.

Cable USB 2.0

Ejemplo de un cable para impresora, con un extremo USB B y el otro USB A

Cable USB mini B

Cable USB Mini B

Mantiene las mismas características que el USB B, pero es algo más pequeño, por lo que se adapta mejor a dispositivos más compactos. Es posible que lo veas en algunos discos duros externos con bastantes años a sus espaldas. Hace bastantes años era muy común verlo en dispositivos como cámaras de fotos o de vídeo. Es el conector que utiliza el DualShock 3 de la Playstation 3, si has tenido una seguro que te acuerdas de él.

Cable USB micro B

Cable USB Micro B

Es una versión aún más reducida del USB A y es muy usada en la actualidad. Es el que encontramos en la mayoría de los smartphones del mercado, mandos de consolas, discos duros y tablets. El mando de la Playstation 4 utiliza este tipo de conector para recargar la batería.

Cable USB C

Cable USB C

El cable USB C ha sido el último en llegar al mercado. Su principal característica es que el conector es totalmente simétrico, por lo que se ha acabado el tener que mirarlo para colocarlo de forma correcta. Otra de sus ventajas, es que puede suministrar hasta 100W de energía en las versiones más modernas, por lo que es suficiente para alimentar una gran cantidad de dispositivos sin la necesidad de conectar un cable dedicado a la corriente.

Es importante señalar que un cable USB no tiene porque tener el mismo tipo de conector en ambos extremos, es decir, podemos tener un cable que sea USB C por un extremo y USB A por el otro extremo.

Tipos de cable USB

Los diferentes tipos de conector USB. De izquierda a derecha: micro-USB tipo B, mini-USB tipo B, USB tipo B, USB tipo A hembra y USB tipo A macho. Wikipedia.

Distintas generaciones del puerto USB

El puerto USB ha pasado por varias generaciones, siendo la diferencia más importante entre ellas el ancho de banda que ofrece. La primera versión apenas alcanzaba una velocidad de 12 Mbps, mientras que el actual USB 3.2 alcanza unos impresionantes 20 Gbps. USB 4.0 será la próxima actualización de este estándar, su llegada está prevista para finales de 2020, y ofrecerá un ancho de banda de 40 Gbps.

Velocidad de las generaciones de USB

USB 1.0

12 Mbit/s

USB 2.0

480 Mbps

USB 3.0

5 Gbps

USB 3.1

10 Gbps

USB 3.2

20 Gbps

USB 4.0

40 Gbps

Una característica de USB es que todas las generaciones de puertos son compatibles entre si, por lo que no hay problemas para conectar un dispositivo USB 3.2 en un puerto que sea USB 2.0. Esto significa que es posible conectar dos dispositivos con distintas generaciones del puerto USB, en este caso ambos funcionarán a la velocidad del puerto más antiguo.

Consejos para comprar cables USB

Los cables USB no tienen un precio muy elevado, pero siempre es posible encontrar alguna gana navegando por Internet. Los cables de bajo coste tienen una menor calidad de fabricación y no son recomendables.

Un cable USB de mala calidad puede provocar interferencias en la transmisión de los datos, haciendo que estos lleguen corruptos, que la transferencia sea mucho más lenta o incluso que nuestro smartphone deje de cargar. Los cables de buena calidad tienen un apantallado interno para evitar todos estos problemas, además de que el recubrimiento de plástico de la parte externa es mucho más duradero.

Los más críticos en este aspecto son los cables USB C. Estos son capaces de transmitir una gran cantidad de corriente por lo que deben ser seguros. Un cable de mala calidad puede hacer que nuestro dispositivo reciba más energía de la que puede soportar, haciendo que sus circuitos acaben fritos. Este problema ha sido bastante habitual en los smartphones con puerto USB C.

Por último, si vuestro smartphone es compatible con tecnologías de carga rápida, asegúrate de que el cable USB C que vas a adquirir también lo es. De lo contrario, puede pasar que no aproveches la carga rápida o peor aún, que el cable se incendie por sobrecalentamiento. Es algo muy serio que no debe tomarse a la ligera.

Otras noticias sobre...