Acusan ahora a los drones chinos de robar datos

Que Donald Trump, el presidente de los Estados Unidos, le tiene el ojo puesto a China es una realidad. Y esta inquina no parece que vaya a ser resuelta pronto. Sin ir más lejos, en las últimas horas se ha materializado el bloqueo de Google al fabricante Huawei, por orden expresa – o recomendada – del gobierno norteamericano.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

El caso es que ahora hemos sabido que el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos también se ha fijado en otra cuestión que, según sus teorías, pondría en jaque la seguridad de la nación y de sus ciudadanos. Tal como revela el medio CNET y según las hipótesis de este departamento, los drones fabricados en China estarían ejerciendo como espías sobre el cielo norteamericano.

El gobierno estadounidense está preocupado por los drones comerciales que están al alcance de todos aquellos que quieran comprarlos en Estados Unidos, puesto que podrían estar equipados para robar datos o incluso infectar las redes con malware.

De ahí que se haya emitido un aviso expreso para que los norteamericanos dejen de comprar y no usen drones fabricados en China. Uno de los fabricantes que estaría en el punto de mira del Departamento de Seguridad Nacional sería DJI, una compañía que tiene un extenso catálogo de drones. Algunos de los más famosos son el DJI Spark o el DJI Mavic Air.

drones chinos

“Cuidado con comprar drones”

Aunque esto suene a un capítulo más de esta guerra comercial iniciada contra China, la agencia DHS de Seguridad, Ciberseguridad e Infraestructura también ha emitido una alerta de la industria, advirtiendo a los usuarios sobre los peligros de comprar drones chinos.

Consideran que “pueden contener componentes capaces de comprometer tus datos y compartir información con servidores a los que sería posible acceder por parte de terceros, fuera de lo que podría considerarse responsabilidad de la compañía fabricante”. Además, consideran que estos equipos podrían transmitir datos no cifrados y ser los responsables de poner en jaque la seguridad de una red.

Por su parte, el fabricante de drones DJI ha explicado que la seguridad es la base de sus tecnologías y que no pondrían nunca en riesgo a los usuarios. En declaraciones a CNET han explicado que la seguridad de sus tecnologías ha sido verificada de manera independiente por el gobierno de Estados Unidos, la cual cosa entraría en contradicción con los argumentos que esgrimen ahora las autoridades estadounidenses en contra de esta firma en particular.

Explican en un comunicado que ofrecen a sus clientes toda la información sobre los datos que recopilan y también sobre la forma en que se almacenan y se transmiten.

Explican, por otra parte, que a los clientes que forman parte de organizaciones gubernamentales y que necesitan infraestructuras de seguridad más complejas, se les ofrecen garantías complementarias, de modo que, entre otras cosas, los drones que usan no pueden transmitir datos por internet.

donald trump guerra contra china

La guerra comercial de Trump contra China

Por si esto fuera poco, en las últimas horas hemos sabido que los principales fabricantes de componentes del mundo también se han unido al veto de Trump, de modo que dejarán de proporcionar chips a Huawei de ahora en adelante.

No obstante, en las últimas horas Trump ha proporcionado a Huawei un pequeño indulto. El Departamento de Comercio de Estados Unidos ha creado una licencia temporal que seguirá vigente hasta el 19 de agosto para que la firma pueda mantener las redes y ofrecer a los dispositivos las actualizaciones de software que consideren pertinentes. Nada más.

Otras noticias sobre... ,