Huawei

En las últimas horas no hay noticia tecnológica que haya resonado con más fuerza en los medios. Lo habrás adivinado: nos referimos al veto que Google ha impuesto a Huawei, después de anunciar que no proporcionará ningún tipo de soporte al fabricante de teléfonos.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

De este modo, y aunque los dispositivos actuales serán respetados, los nuevos equipos que sean lanzados al mercado no lo harán bajo el paraguas de Android, ni podrán usar aplicaciones tan populares (y necesarias) como Google Maps o Gmail, que forman parte del ecosistema de Google.

El caso es que el veto ha ido un poco más allá. Ahora los principales fabricantes de componentes del mundo han anunciado a sus empleados que no suministrarán chips al gigante chino hasta nueva orden. Entre ellos se cuentan marcas tan importantes como Intel Corp., Qualcomm Inc., Xilinx Inc. y Broadcom Inc.

trump

A la guerra comercial

La guerra comercial entre Estados Unidos y China está llegando muy lejos. El gobierno de Donald Trump puso a Huawei en la lista negra, acusándola de ayudar al gobierno de Pekín de facilitar el espionaje. De ahí que hayan querido interrumpir la posibilidad de que Huawei siga operando comercialmente en el país y de que participe en el despliegue de las redes 5G.

De este modo, aunque Huawei desarrolla sus propios módems y procesadores (seguro que ya conoces los Kirin), los tres mayores fabricantes de chips, según informa Bloomberg, habrían decidido romper relaciones.

En el caso de los teléfonos móviles, podría no haber problema, en el sentido de que el rival más importante de la firma china es Qualcomm y Huawei ya tiene sus propios procesadores adaptados. Los inconvenientes pueden llegar a la hora de desarrollar portátiles, porque los equipos que Huawei tiene actualmente en el mercado y que funcionan con Windows llevan integrados procesadores Intel.

qualcomm

Los fabricantes, bajo presión

Esta guerra comercial y política, liderada por Donald Trump, puede afectar seriamente, no solo a Huawei, sino a las empresas que hasta ahora le han proporcionado componentes. No hay que perder de vista que la firma china es prácticamente la segunda que más vende en el mundo: Apple, segunda en el podio (por ahora), consiguió vender 209 millones de iPhone en 2018, mientras que Huawei consiguió alcanzar la cifra de 202 millones.

Los fabricantes de procesadores y otros componentes se encuentran bajo una tremenda presión. No en vano, al cortar el suministro al fabricante, perderán a Huawei como cliente y todos los ingresos (que no son pocos) hasta ahora proporcionados.

Aunque evidentemente, en esta batalla Huawei también perderá. Hay muchas empresas estadounidenses que proporcionan componentes a la firma china, de modo que en pocas semanas, la industria tecnológica promete ponerse patas arriba.

La esperada adopción del 5G también podría sufrir serios retrasos. Existen muy pocos competidores capaces de proporcionar estas tecnologías, de modo que cualquier veto impuesto a Huawei podría frenar los avances que hasta ahora estaban previstos.

Otra cuestión que dependería de esta sería la venta de teléfonos móviles inteligentes 5G, que dada la no implantación de estas tecnologías (o el retraso en la misma), podría suspender la llegada y evidentemente la demanda de este tipo de dispositivos por parte de los usuarios.

Por el momento, lo único que sabemos a ciencia cierta es que Google seguirá proporcionando soporte a los dispositivos actuales de Huawei, es decir, los que actualmente se encuentren en el mercado. A partir de ahí, la firma china tendrá que ingeniárselas para sacar a relucir su sistema operativo alternativo, cosa que no le resultará fácil, muy a pesar de que dice contar ya con ese plan b.

Otras noticias sobre... ,