Samsung Galaxy A9 2018, mi experiencia tras 3 semanas de uso

Cuatro cámaras en la parte trasera. Pantalla de 6,3 pulgadas. 6 GB de memoria RAM. 128 GB de almacenamiento. Y un bonito diseño que combina metal y cristal con colores degradados. Estas son las armas con las que quiere competir el Samsung Galaxy A9 2018 en la gama media-alta de los terminales Android. ¿Serán suficientes para triunfar?

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

El Samsung Galaxy A9 es el primer móvil con cuatro cámaras en su parte trasera, lo que deja claro que Samsung busca destacar en el apartado fotográfico. Sin embargo, el A9 es mucho más que cuatro lentes. Es un móvil muy completo y que tiene muy poco que envidiar a los terminales más top del mercado. He tenido ocasión de pasar casi tres semanas utilizando el Samsung Galaxy A9 2018 como móvil principal y aquí os voy a contar cómo funciona y qué me ha parecido.

Ficha técnica Samsung Galaxy A9 2018

Pantalla Panel Super AMOLED de 6.3 pulgadas, resolución FHD+ de 2.220 x 1.080 píxeles
Cámara principal Cuatro sensores:
· Principal de 24 MP, f/1.7
· Sensor de profundidad de 5 MP, f/2.2, enfoque dinámico
· Teleobjetivo de 10 MP, f/2.4, zoom óptico 2x
· Sensor Ultra gran angular de 8 MP, f/2.4, 120 grados
Cámara para selfies 24 MP, f/2.0
Memoria interna 128 GB
Ampliación MicroSD (hasta 512GB)
Procesador y memoria RAM Octa-Core (cuatro a 2.2 GHz y cuatro a 1.8 GHz)
Baterí­a 3.800 mAh con carga rápida
Sistema operativo Android 8.0 Oreo
Conexiones 4G LTE, GPS, WiFi 802.11 ac de doble banda MIMO, Bluetooth v5.0, USB Tipo C, jack 3.5 mm
SIM Dual Nano-SIM
Diseño Metal y cristal, colores: negro, azul y rosa (los dos últimos con degradado)
Dimensiones 162.5 x 77.0 x 7.8 mm, 183 gramos
Funciones destacadas Lector de huellas
Always on Display
Botón Bixby
Desbloqueo facial
Fecha de lanzamiento Disponible
Precio 600 euros

 

¿Cuatro cámaras son mejor que dos (o que una)?

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 cámaras

Quizás sea una de las preguntas que más te hayas repetido al conocer la existencia de un móvil con cuatro cámaras. ¿Son necesarias? ¿Para qué queremos cuatro cámaras en un terminal? Necesarias está claro que no son, pero sí nos pueden ofrecer una versatilidad que no encontramos en otros móviles.

Y es que no todas las lentes del Samsung Galaxy A9 2018 tienen la misma funcionalidad. Por un lado tenemos el conjunto habitual que vemos en un sistema doble. Es decir, un sensor principal acompañado por un sensor de profundidad que se encarga del conocido efecto bokeh. En el A9 de esto se encargan un sensor de 24 megapíxeles con apertura f/1.7 y otro de 5 megapíxeles con apertura f/2.2. Este último es el que nos proporciona el enfoque dinámico, del que luego os hablaré.

Los otros dos sensores nos ofrecen otro tipo diferente de fotografía. De hecho, no trabajan en conjunto con los dos primeros, sino que tendremos que seleccionarlos en la app cámara para utilizarlos.

Por un lado tenemos un teleobjetivo con 10 megapíxeles de resolución y apertura f/2.4. Este nos permite tener un zoom óptico 2x. Por otro lado, también se ha incluido un sensor ultra gran angular con 8 megapíxeles de resolución y apertura f/2.4. Con este último podremos tomar fotografías con un angular de 120 grados.

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 cámara frontal

Pero el conjunto fotográfico del Samsung Galaxy A9 2018 no se cierra aquí. En la parte frontal tenemos un sensor de 24 megapíxeles con apertura f/2.0, al que no le falta un completo modo de belleza.

¿Queréis ver cómo se comparta este sistema de cuatro cámaras en la vida real? Ahora os lo cuento, pero primero echemos un vistazo rápido a la aplicación.

Aplicación Cámara de Samsung

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 app cámara modo normal

Samsung pone a disposición del usuario una aplicación Cámara completa, pero a la vez sencilla de utilizar. Colocando el móvil en horizontal, tenemos el disparador, el acceso a la galería y el botón para grabar vídeo en el extremo derecho. Justo encima vemos algunos accesos directos, como Ajustes, el cambio de cámara, algunos filtros, el flash o el botón para usar la pantalla completa.

Si seguimos de derecha a izquierda lo siguiente que encontramos es un deslizador para cambiar entre la cámara principal, el ultra gran angular y el zoom 2x. Y a la izquierda del todo de la pantalla tenemos los diferentes modos que ofrece la cámara.

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 app cámara modo pro

De entre los modos disponibles podemos destacar el modo Pro, que viene a ser el modo Manual de Samsung, para mi gusto algo falto de opciones. También tenemos el modo “Enfoque dinámico”, que traducido a otros móviles sería el modo Retrato.

Por otro lado, tenemos un modo llamado “Optimizador de escenas”, que utiliza el sistema de IA para, en teoría, mejorar las fotografías adaptándolas a la escena que detecta el terminal. Y digo en teoría porque su efecto es muy ligero. Simplemente se limita a saturar un poco más algunos colores.

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 app cámara modo ar emoji

Por último, vale la pena señalar que el Samsung Galaxy A9 2018 cuenta también con los AR Emoji. Desde este modo podremos crear nuestro Emoji personalizado para enviarlo o publicarlo en redes sociales y apps de mensajería.

Lo único que no me ha gustado de la app Cámara de Samsung es que no ofrece la posibilidad de activar y desactivar el HDR desde la interfaz principal. Para hacerlo tendremos que entrar en Ajustes, lo cual no es nada práctico.

Las cuatro cámaras en acción

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 foto buena luz

El Samsung Galaxy A9 2018 ofrece tres tipos de fotografía gracias a sus cuatro sensores. Con la cámara principal (entiendo por tal el conjunto formado por los sensores de 24 y 5 MP) conseguimos una buena calidad de imagen. Si disparamos con luz abundante, la cámara es capaz de mostrar colores realistas e imágenes nítidas.

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 foto nublado

En contraluz o situaciones más complejas podemos echar mano del HDR, que funciona muy bien y puede salvarnos las zonas de sombra o cielos quemados. El resultado también es bastante bueno en amaneceres y atardeceres, siendo muy recomendable su uso.

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 foto noche

Cuando la luz empieza a desaparecer, como suele ser habitual, la cosa se complica. El ruido hace acto de presencia y se pierde nitidez, lo habitual en casi todos los terminales. Con luz artificial tenemos algunos fallos, como la aparición del efecto acuarela y pérdida acentuada de nitidez.

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 foto retrato

El modo Retrato (Enfoque dinámico) se puede utilizar con cualquier tipo de objeto, no está limitado a personas. Eso sí, debemos cumplir una distancia mínima de 1-1.5 metros, avisándonos la propia aplicación de ello. Sin embargo, de lo que no nos avisa es de cuando hemos cumplido esa distancia. Así pues, para saber si estamos a la distancia correcta, tendremos que pulsar sobre el objeto a enfocar. Si estamos bien colocados, aparecerá un cartel que nos avisa de que el Enfoque Dinámico está listo.

Podremos ajustar el grado de desenfoque, tanto antes como después de realizar la foto. Eso sí, cuanto más desenfoque menos preciso será el recorte, pudiendo desenfocar parte de la imagen que no debería estarlo.

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 foto gran angular

En cuanto a los otros dos objetivos, siempre debemos tener en cuenta que son mucha menos luminosos que el principal. El gran angular nos aporta un punto de vista diferente de la escena gracias a sus 120 grados. La calidad de imagen que consigue este sensor es bastante buena, muy similar a lo visto en el sensor principal.

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 foto zoom

Y en lo que se refiere al zoom 2x, me ha decepcionado un poco. Se pierde nitidez al utilizarlo, pero lo más llamativo es que los colores están bastante lavados, con menos fuerza.

Cámara frontal

Samsung ha gastado todos sus sensores en la parte trasera, así que la cámara para selfies solo cuenta con uno. Concretamente un sensor de 24 megapíxeles con apertura f/1.9.

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 foto frontal modo normal

Esta cámara ofrece unos resultados que se sitúan dentro de la media. Con buena luz se consigue una fotografía nítida, con colores algo apagados. El sistema HDR vuelve a funcionar bastante bien en las situaciones complicadas, pudiendo mejorar bastante una fotografía.

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 foto frontal modo retrato

En cuanto al modo retrato, consigue un desenfoque bien logrado, siempre que no le pongamos en una situación muy compleja. Si estamos en un entorno con menos luz, como podéis ver en la foto aparecerán los fallos. Además, tendremos que mirar directamente a la cámara, ya que si no lo hacemos no hará el desenfoque.

Os dejo por aquí una galería de fotografías tomadas con el Samsung Galaxy A9 2018 para que veáis qué tal se comporta en diversas situaciones.

Galería de fotos hechas con el Samsung Galaxy A9 2018

 

Vídeo con o sin estabilización

Y para cerrar el análisis de la cámara os quiero hablar del apartado de vídeo. El Samsung Galaxy A9 2018 permite grabar con resolución 4K y Full HD. Si decidimos grabar con resolución 4K obtendremos una imagen con más definición, colores realistas y un buen nivel de contraste, pero perderemos la estabilización electrónica.

Si vamos a grabar un vídeo con movimiento quizás nos interese más optar por la resolución 1080p. Obtendremos una buena calidad de imagen y contaremos con la posibilidad de usar HDR, efectos de vídeo y la comentada estabilización electrónica. Lo cierto es que esta última se nota bastante y vale la pena tenerla activada.

Metal, cristal y bonitos colores degradados

Hemos empezado por la cámara porque es uno de los grandes atractivos del Samsung Galaxy A9 2018, pero no el único. Este año Samsung ha dado un paso hacia delante en la gama media-alta, dotando a sus terminales de pantallas más grandes y mejores materiales.

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 trasera

El A9 cuenta con marcos metálicos y cristal 3D en su parte trasera. Una parte trasera que se curva a los lados, muy al estilo de la gama S aunque con una curvatura menos pronunciada. Las cuatro cámaras están colocadas en la parte superior izquierda y en posición vertical. Tenemos los cuatro sensores formando un solo conjunto con fondo negro. Bajo ellos el pequeño flash LED. Estas no sobresalen prácticamente nada, así que el terminal no queda cojo al dejarlo sobre la mesa.

En este modelo Samsung vuelve a colocar el lector de huellas en la parte trasera. Está situado en el centro y ligeramente hundido. Además, luce un color ligeramente diferente al resto de la trasera del móvil. Y hablando de colores, el A9 2018 está disponible en negro, azul y rosa. Los dos últimos ofrecen un bonito acabado degradado, muy llamativo.

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 lateral

Los botones únicos botones del terminal están colocados en los marcos. En el derecho (mirando el móvil de frente) tenemos los botones de volumen y el de encendido. Al otro lado tenemos el botón de Bixby, sin mucho uso actualmente ya que el asistente de Samsung solo habla inglés. No obstante, parece que muy pronto estará disponible en español.

La bandeja de las tarjetas está colocado en la parte superior y en la inferior tenemos el jack de 3.5 mm para los auriculares y el conector USB de Tipo C para la carga.

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 pantalla

La parte frontal está gobernada por un gran panel de 6,3 pulgadas del que luego hablaremos. No tenemos muesca, ya que Samsung ha preferido utilizar unos pequeños marcos negros tanto en la parte superior como en la inferior. Ambos tienen un tamaño de un centímetro, proporcionando así la simetría que muchos usuarios demandan.

Las dimensiones completas del Samsung Galaxy A9 2018 son de 162.5 x 77.0 x 7.8 milímetros, con un peso de 183 gramos. Es un terminal bonito, cómodo de usar y con un acabado bastante llamativo. No tiene nada que envidiar a nivel de diseño a los móviles de la gama alta.

Pantalla de gran tamaño con tecnología Super AMOLED

El Samsung Galaxy A9 2018 cuenta con un panel Super AMOLED de 6,3 pulgadas. Este ofrece una resolución FHD+ de 2.220 x 1.080 píxeles, suficiente para conseguir una agradable experiencia de visualización.

No tengo el dato de brillo máximo, pero sí os puedo decir que no he tenido ningún problema para ver el contenido incluso con el sol incidiendo de forma directa. Eso sí, el control automático del brillo funciona regular. Han sido varias las ocasiones en las que en entornos oscuros la pantalla deslumbraba en exceso.

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 opciones pantalla

Samsung cuida mucho sus pantallas, así que ofrece bastante opciones de configuración. Desde Ajustes podremos cambiar el modo de pantalla para adaptar los colores a nuestro gusto personal. También modificar el balance de color, para conseguir una tonalidad más fría o más cálida. E incluso activar las “Opciones avanzadas” y cambiar los colores de forma individual.

Por otro lado, tenemos la opción de activar el “Filtro de luz azul” para reducir la fatiga visual. Y, por supuesto, no falta la función “Always on display” que, aunque ha perdido algo de protagonismo porque no ha avanzado demasiado, sigue siendo bastante útil.

En general, podríamos decir que la pantalla del Samsung Galaxy A9 2018 es buena, sin sobresalir por encima de las demás. Ofrece unos ángulos de visión correctos y una buena sensibilidad táctil. Eso sí, es muy fácil realizar toques accidentales cuando sostenemos el móvil con una mano, ya que los bordes laterales son muy estrechos.

Mucha RAM con un procesador algo anticuado

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 juego

Los datos técnicos del Samsung Galaxy A9 2018 son bastante llamativos. Primero porque vemos que cuenta con un procesador de ocho núcleos, cuatro funcionando a 2,2 GHz y otros cuatro a 1,8 GHz. Aunque últimamente el fabricante coreano prefiere no informar del modelo de procesador, hemos averiguado que la versión internacional del A9 de este año está equipada con el Snapdragon 660 de Qualcomm. Es un procesador que ofrece un buen rendimiento, pero que se lanzó el año pasado.

Sin embargo, Samsung ha equipado al A9 con 6 GB de memoria RAM, una cifra bastante alta. Además, cuenta con 128 GB de almacenamiento interno. Una cifra que podremos ampliar utilizando una tarjeta Micro SD de hasta 512 GB.

El rendimiento general del terminal es bueno. La multitarea funciona con soltura y, aunque tenemos un pequeño lag al abrir aplicaciones pesadas, este no es nada molesto. También es relativamente rápida la carga de los juegos, así que la experiencia con el terminal es satisfactoria.

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 test rendimiento

Pero para los amantes de los números, en la imagen de la parte superior podéis ver los resultados de los test AnTuTu y Geekbench. En el primero el A9 2018 ha conseguido 141.566 puntos, mientras que en AnTuTu alcanza los 5.877 puntos para el test Multi-Core. Está en la línea de terminales como el BQ Aquaris X2 Pro.

Experiencia Samsung

El Samsung Galaxy A9 2018 llega con Android 8.0 Oreo de base. Pero, como bien sabréis, la capa de personalización de Samsung es bastante intrusiva. En cuanto a aplicaciones preinstaladas, tenemos desde las apps propias de Samsung hasta el paquete Office, Facebook o la mayoría de apps de Google. Nada descabellado.

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 funciones avanzadas

Además, la capa de personalización de Samsung ofrece algunas funciones avanzadas propias de la compañía. Por ejemplo, tenemos la función Smart Stay, que mantiene la pantalla encendida mientras la miras. También tenemos la opción de operación a una mano, que ajusta el tamaño y el diseño de la pantalla para poder controlar el móvil con una sola mano.

Por otro lado, tenemos el “Gestor del sensor digital“, que permite abrir y cerrar el panel de notificaciones usando el sensor de huellas digitales. Otras como “Deslizar palma para capturar” son bastante curiosas. Y otras como “Smart Alert” son bastante útiles, ya que nos avisará mediante una vibración al coger el móvil de que tenemos llamadas perdidas o mensajes.

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 biométricos

Antes de finalizar con el software, vale la pena destacar el apartado de seguridad. El Samsung Galaxy A9 2018 cuenta con lector de huellas que, sinceramente, no me ha acabado de convencer del todo. En realidad, no es que funcione mal en algunas ocasiones, es que el desbloqueo no es todo lo rápido que debería y, a veces, parece que no haya hecho caso.

Por otro lado tenemos un sistema de reconocimiento facial. El sistema registra bastante rápido la cara, pero luego tarda entre 2 y 3 segundos en realizar el desbloqueo facial. Quizás no os parezca demasiado tiempo en un principio, pero cuando te acostumbras al desbloqueo instantáneo de otros móviles se nota. Además, falla mucho si utilizamos gafas y tendremos que “encender la pantalla” para que el sistema haga el escaneo de la cara. Es decir, acabaremos optando por el lector de huellas casi seguro.

Muy buena autonomía

Una pantalla de gran tamaño, mucha memoria RAM y cuatro cámaras que alimentar, así que necesitamos una buena batería. El Samsung Galaxy A9 2018 equipa una batería de 3.800 miliamperios, superando así incluso al Samsung Galaxy S9+.

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 cargador

Esto se traduce en una autonomía realmente buena. En las tres semanas que llevo con el móvil no he tenido ni un solo día en el que haya tenido que cargar la batería antes de irme a dormir. Ni siquiera los días de uso intensivo de la cámara para hacer pruebas. En un día de uso normal, con redes sociales, mensajes, navegación, algún vídeo y alguna foto, he llegado a casa con un más de un 30% de batería disponible.

En cuanto a la carga, el Samsung Galaxy A9 2018 utiliza un conector USB de Tipo C compatible con la carga rápida. El cargador incluido permite cargar la batería al 100% en menos de dos horas desde vacío. Eso sí, a pesar del uso de cristal, no es compatible con la carga inalámbrica.

Audio Dolby Atmos descafeinado

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 altavoz

Para reproducir música en el A9 2018 tendremos dos opciones. Por un lado un pequeño altavoz situado en la parte inferior, junto al conector USB Tipo C. Sí, uno solo, el terminal no cuenta con sonido estéreo. Este consigue un sonido “del montón”. Se escucha bien, tiene bastante potencia, pero no destaca en nada frente a la competencia.

Por otro lado tenemos la posibilidad de conectar auriculares a su toma jack de 3,5 mm. Porque sí, en este modelo Samsung ha decidido mantener el conector de auriculares, lo que demuestra que el grosor del móvil no es un problema.

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 opciones de sonido

Al conectarlos, en los ajustes de Sonido y Vibración tendremos un apartado especial dedicado a las funciones avanzadas de audio llamado “Efectos y calidad de sonido”. Desde aquí podremos activar el Dolby Atmos, cambiar la ecualización o activar el “Optimizador UHQ” y el “Amplificador de tubo Pro“.

Una función que me ha llamado mucho la atención es “Adapt Sound“. Esta personaliza el perfil de sonido teniendo en cuenta nuestra edad. Y también me ha gustado la función “Sonido de aplicación independiente“, que permite reproducir el sonido de una aplicación concreta en un dispositivo de audio externo. Es decir, podemos decirle que, por ejemplo, el sonido que venga de Netflix lo reproduzca en la barra de sonido del salón.

Conclusiones y precio

Llegamos al final del análisis y toca sacar conclusiones. Samsung ha querido este año diferenciarse de la competencia a base de cámaras. De ahí que el Samsung Galaxy A7 2018 llegara con tres cámaras en la trasera, subiendo la apuesta a las cuatro cámaras con el Samsung Galaxy A9 2018.

¿Haremos mejores fotos por tener cuatro cámaras en lugar de dos? No, pero al menos tendremos más opciones. Lo cierto es que no está nada mal tener en un mismo móvil la posibilidad de hacer fotografías normales, fotos con zoom 2x y fotos con un gran angular. No obstante, estaría mejor si todos los sensores tuvieran la misma calidad de imagen.

hemos probado Samsung Galaxy A9 2018 final

En diseño no se le pueden poner muchos “peros” a este terminal. Es un móvil bonito, cómodo y elegante. Se ve enseguida que estamos ante un dispositivo premium. ¿Podrían haber apurado más los bordes superior e inferior de la pantalla? Está claro que sí, pero la simetría que se consigue así seguro que gusta a muchos usuarios.

La pantalla se ve genial y el terminal, a pesar de utilizar un chip del pasado año, funciona bastante fluido. Los pequeños “retrasos” en la apertura de aplicaciones que hemos comentado son mínimos y seguramente casi inapreciables por una gran parte de los usuarios.

Contamos además con una muy buena autonomía y un software que, podrá gustar más o menos, pero no cabe duda de que funciona perfectamente. Además, tenemos varias opciones añadidas “made in Samsung” que potencian la experiencia de uso.

¿Podría mejorar? Por supuesto. Podría contar, por ejemplo, con carga inalámbrica. También podría ser compatible con Samsung Pay. Las cámaras podrían ser mejores y el procesador más moderno. Pero entonces, probablemente, estaríamos ante un modelo de la gama S.

Quizás el mayor handicap del Samsung Galaxy A9 2018 sea su precio oficial de 600 euros. Ahora que llegamos a finales de año, podemos localizar modelos de gama alta con un precio muy similar o incluso inferior.

Noticias relacionadas

Otras noticias sobre... , ,