Google Pixel 3 XL, primer contacto tras cinco días de uso con el móvil

El Pixel se ha convertido en uno de esos móviles fetiche. -Casi- todos los periodistas tecnológicos hablan maravillas de él, pero a la hora de la verdad apenas se venden un puñado en España. Con esa perspectiva, tenía muchas ganas de acercarme por primera vez al Google Pixel 3 XL, un equipo con una buena ficha técnica y, sobre todo, una cámara que ha dado mucho que hablar.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Sus características principales incluyen una pantalla OLED de 6,3 pulgadas con resolución 2K, diseño en cristal y metal en los laterales y una cámara principal de 12 megapíxeles con muchas funciones y añadidos. Y es en estos añadidos de software y procesamiento de la imagen en donde más brilla el Google Pixel 3 XL. Claro que su precio va a seguir siendo una barrera para los usuarios que piensen en hacerse con un móvil de gama alta. Nada más y nada menos que 950 euros.

Estas son mis primeras impresiones del móvil tras haberlo usado como terminal principal durante cinco días. ¿Merecerá la pena toda la buena prensa que han generado sus antecesores?

https://youtu.be/IHrrVz1ujv4

Ficha técnica del Google Pixel 3XL

Pantalla 6,3 pulgadas, QHD+ de 1440 x 2960 pí­xeles (2K), 18,5:9 OLED, compatible con HDR
Cámara principal 12 megapí­xeles, f/1.8, ví­deo 4K, OIS en vídeo e imagen, Dual Pixel PDAF, píxeles de 1,4um
Cámara para selfies 8 megapí­xeles, f/1,8, ví­deo Full HD, 8 megapíxeles cámara secundaria con gran angular f/2.2
Memoria interna 64 GB/128GB
Ampliación Servicios en la nube (Google Drive, Google Fotos, etc.)
Procesador y memoria RAM Qualcomm Snapdragon 845 (4 núcleos a 2,5 GHz y 4 núcleos a 1,6 GHz), 4 GB de RAM, Adreno 630
Baterí­a 3430 mAh, carga rápida
Sistema operativo Android 9.0 Pie
Conexiones BT 5.0, GPS, USB de tipo C, NFC
SIM nanoSIM
Diseño Cristal y metal, certificado IP68, lector de huellas dactilares, carga inalámbrica
Dimensiones 158 x 76.6 x 7.9 milí­metros, 184 gramos
Funciones destacadas Asistente inteligente de Google, Siempre escuchando, Pantalla siempre encendida (Always On Display)
Fecha de lanzamiento Octubre
Precio 1050 euros para la versión de 128 GB y 950 euros para la versión de 64 GB

 

Google-Pixel-3-XL camara

La cámara del Pixel 3 XL no apasiona sobre el papel, pero luego sorprende por la calidad en el procesado de la imagen

Una cámara llena de buenos detalles

No nos engañemos. El primer vistazo a la ficha técnica de la cámara puede ser hasta un motivo para que muchos usuarios no se atrevan a comprar este móvil. Es una sola cámara. Con una resolución de 12 megapíxeles (aunque con píxeles más grandes que captan más información). Y sin súper cámara lenta, una función que está dando bastante juego en muchos equipos de gama alta.

Pero es una cámara para ir descubriendo día a día, que te sorprende en muchos aspectos. Por ejemplo, cuando te enfrentas al modo retrato. Hay que recordar que este modo retrato o bokeh está pensado para mantener un objeto o una persona enfocada y difuminar el resto. Para conseguir este efecto, lo más natural es contar con una doble cámara que pueda jugar con este doble campo. El Pixel 3 XL se vale de software para analizar la imagen y crear el efecto de desenfoque, pero hay que reconocer que los resultados dan la talla -y mucho-.

De hecho, son muchos los móviles que cuentan con este modo a través de software, pero es el primero que realmente me hace dudar si tiene una sola cámara o dos.

Otro de los apartados que me ha parecido muy potente es el del zoom. La cámara cuenta con un zoom de hasta cuatro aumentos que apenas pierde calidad. A veces si hay algo más de problema en enfocar, pero la mayoría de las veces puedes sacar una foto nítida como si estuvieras usando un objetivo tipo telefoto como los que usan el Samsung Galaxy Note 9 o el iPhone XS. Hasta ahí tampoco resulta tan sorprendente, pero lo que sí me ha parecido rompedor es el rendimiento del zoom del vídeo. Es muy poco habitual que un vídeo con 4x en un móvil tenga tanta nitidez. Sin duda, trataré de sacarle todo el jugo en los siguientes días a la hora de escribir la review final.

En la parte delantera tenemos una cámara doble para selfies. La gran ventaja es que el segundo objetivo es gran angular, por lo que podremos hacer un selfie de grupo sin que nadie quede fuera de la foto.

El Google Pixel 3 XL

El Google Pixel 3 XL tiene un grosor de 7,9 milímetros y un peso de 184 gramos

Un diseño que no te va a enamorar

El Google Pixel 3 XL es un móvil que no te va a enamorar al primer vistazo. No tiene un aspecto revolucionario ni especialmente elegante, y sus laterales y parte trasera te van a dar la impresión de ser de un móvil de gama media o incluso baja. No por la calidad de los materiales ni por que esté mal hecho, pero (por lo menos en la unidad en blanco) la construcción recuerda peligrosamente a los móviles chinos de hace un tiempo que usaban carcasa de plástico.

Google-Pixel-3-XL lateral y trasera

Aunque muchas veces no lo parezca, la trasera del móvil está construida en cristal

Nada más lejos de la realidad. El Pixel 3 XL utiliza cristal en la parte trasera y un marco metálico. Pero el caso es que la compañía lo ha tratado de tal forma que parece otro material, con un tacto suave que resulta agradable al cogerlo aunque no tanto al mirarlo. De hecho, en la parte superior donde se aloja la cámara trasera si tenemos el típico efecto cristal. Lo malo es que en un primer impacto recuerda al de una de esas pegatinas de protección, y más de uno y dos amigos lo han intentado quitar de forma inconsciente al enseñarles el móvil.

La gran ventaja de este cristal pulido de la parte trasera es que no se quedan las huellas, algo que sí sufren la mayoría de móviles de gama alta como el Huawei P20 Pro, el Samsung Galaxy S9+, etc.

El toque diferencial también lo pone el botón de encendido-apagado, que en la configuración que hemos probado aparece en verde. El lector de huellas se sitúa en la zona trasera justo por debajo de la cámara, mientras que los altavoces frontales se sitúan en una fina línea en el marco inferior de la pantalla y en la parte superior de la ceja (enseguida hablo de la ceja).

google pixel 3 xl notch

La ceja del Pixel es… prominente

Lo cierto es que el audio del móvil me ha dejado más de una duda. Aunque es bastante potente, da una sensación de sonido enlatado que me ha parecido de otra época. A través de auriculares puedes escuchar sonido en alta definición de 24 bit, aunque tienes que tener en cuenta que no hay jack para auriculares. La buena noticia es que Google ha incluido unos auriculares con USB tipo C en la caja del móvil.

Y ahora sí. La ceja del Google Pixel 3 XL es grande. Muy grande. Es muy probable que no te entusiasme. En mi caso, me he acostumbrado bastante rápido, y al usar distintas apps lo que se hace es añadir un marco en negro a los dos lados de la ceja para que no se note. No es el elemento más atractivo del teléfono, pero tampoco me ha supuesto tantas pegas como esperaba.

Google-Pixel-3-XL caja movil

Google incluye unos auriculares para USB tipo C en la caja

Muchos añadidos de software y funciones de Android 9

No hay duda de que Google es fundamentalmente una compañía de software. Y eso se nota enseguida al usar su Google Pixel 3 XL. La compañía del buscador ha querido personalizar su uso con una buena cantidad de funciones propias. Por ejemplo, el peso que tiene el Asistente de Google en la ecuación. No solo en el propio móvil. Si te haces con su base de carga inalámbrica (vendida por separado) tendrás un pequeño asistente inteligente en la mesilla de noche.

El Asistente tiene hasta su propio acceso directo si aprietas la parte inferior del móvil con la mano a los dos lados. Eso sí, por lo menos no se ha incluido un botón dedicado. Si no te gusta el asistente, podrás convivir sin problemas sin él. ¿Y qué hace el Asistente de Google? A través de la voz puedes acceder a todo tipo de funciones, desde abrir aplicaciones, hacer búsquedas en Internet, configurar alarmas y recordatorios o incluso dejar que Google te cuente una retahíla de chistes malos. Las posibilidades son -casi- infinitas, aunque en mi caso sigo sin habituarme a cambiar el uso normal del teléfono.

aplicaciones-google-pixel-android-9-02

Ruidos de naturaleza de la rutina de buenas noches

También es interesante la configuración de una serie de rutinas que se activan al hablarle al asistente. Por ejemplo, si le das las buenas noches podrás configurar la alarma del día siguiente y escuchar el canto de los grillos en el campo antes de quedarte dormido. Y un “buenos días” estará seguido de la información del tiempo por la mañana y las noticias de la radio. Como es de esperar, todas estas rutinas son personalizables.

Google-Pixel-3-XL ceja

Vista en detalle del notch o ceja del Pixel

Por otra parte, dentro de los añadidos propios de Android 9 tenemos el nuevo modo en el que se puede navegar entre las apps abiertas a través de gestos. Dichos gestos se realizan en la parte inferior de la pantalla. Es una forma bastante rápida de moverse, aunque he de reconocer que todavía no me termino de acostumbrar. Volveré a hablar de mis avances en la review completa del Google Pixel 3 XL dentro de unos días.

aplicaciones-google-pixel-android-9

Navegación en el Google Pixel 3 XL

Y no podía terminar este apartado sin hablar aunque fuera un par de líneas de la pantalla siempre encendida. Una función que nos han traído Samsung y LG y que debería convertirse en un “must” para todos los móviles. La comodidad de ver de un solo vistazo la hora y las últimas notificaciones no tiene precio. Sobre todo, si eres de los que mira compulsivamente el móvil a cada minuto para ver si ha llegado un nuevo WhatsApp o mensaje.

Conjunto técnico y autonomía

En las entrañas de este móvil no podía faltar un procesador de primera línea. En concreto, contamos con el Qualcomm Snapdragon 845 de ocho núcleos con cuatro núcleos a 2,5 GHz y otros cuatro a 1,6 GHz. Este procesador se combina con una memoria RAM de 4 GB y 64 GB de memoria interna.

La verdad es que para un móvil de primera línea quedarse en 4 GB de RAM puede considerarse una limitación, sobre todo en comparación a sus rivales. Aunque durante estos días probando el equipo no he llegado a tener ningún problema de parón o rendimiento menos fluido. Tengo la impresión de que los móviles han llegado a un punto tal de potencia que excede bastante lo que exigen las propias aplicaciones y juegos de la plataforma Android, por lo que no resulta difícil que tu móvil nuevo vaya fluido sea de gama alta o incluso media y media-baja.

Google-Pixel-3-XL autonomia

Este móvil aguanta sin problemas un día de uso

Dentro del campo de la autonomía, hasta el momento no tengo mucho que decir. Es un equipo que aguanta sin problemas un día de uso… Sin más. Todas las noches he tenido que cargarlo al acostarme pero tampoco me he tenido que preocupar por quedarme sin batería. Habrá que ver si aguanta el tipo en los siguientes días al enfrentarme a jornadas más intensivas.

Google-Pixel-3-XL pantalla

Este móvil cuenta con una pantalla OLED de 6,3 pulgadas

Pantalla OLED de gran tamaño

No hay duda de que es otro de sus atractivos. La pantalla del Google Pixel 3 XL es ideal para ver vídeos y películas. En primer lugar, por su propio tamaño, ya que las 6,3 pulgadas no permiten disfrutar de contenidos como si estuviéramos usando un pequeño tablet. Tampoco se queda atrás su resolución, que asciende a los 2.960 x 1.440 píxeles con una densidad de 523 puntos por pulgadas. Y para completar la oferta, es compatible con contenidos HDR. Eso sí, hay que tener en cuenta que todavía no hay tantos vídeos, películas o series con este formato, que mejora la vivacidad y fidelidad de los colores.

Todo ello con la tecnología OLED, una garantía para disfrutar de unos niveles de brillo mayores, colores más vibrantes y con un menor gasto energético que los paneles LCD.

Google-Pixel-3-XL pantalla siempre encendida

Los niveles de brillo del Google Pixel 3 XL son muy buenos gracias a su pantalla OLED

Precio y primeras opiniones

El Google Pixel 3 XL tiene un precio de 950 euros. En definitiva, estamos ante un modelo que tiene muchos secretos por descubrir, capaz de pelear con los grandes nombres del mercado. Sobre todo, por su cámara. A pesar de mis reticencias iniciales, tengo que reconocer que la cámara tiene mucha tela por cortar y hay apartados como el zoom o el modo retrato que sorprenden. ¿Llega al nivel de un Samsung Galaxy Note 9 o un Huawei P20 Pro?

Todavía es pronto para asegurarlo. Después de cinco días las sensaciones son muy buenas pero hay puntos que se quedan un poco cojos, como el propio diseño del móvil que no me parece tan premium como sus competidores (más por aspecto que por calidad de construcción) o el sistema de audio externo, que es de los que menos me ha convencido de los últimos móviles que he probado. Habrá que ver cómo avanzan mis impresiones en los próximos días para reflejarlo en la review final.

Otras noticias sobre... ,