Uber y la NASA desarrollarán un control aéreo automático para los taxi dron

Cada día se habla más del uso de drones para repartir paquetes, incluso como taxi. Pero nadie dice que en realidad eso no será posible hasta que haya algún control aéreo capaz de absorber ese tráfico. Además de los límites legales actuales. Precisamente para eso se han alíado la NASA con Uber. Para desarrollar un control de tráfico aéreo automatizado capaz de evitar colisiones y permitir ese nuevo negocio.

Una necesidad real

Da igual que sea Amazon para enviar paquetes, Telepizza para darte la cena o Uber para llevarte físicamente al aeropuerto. Todos los futuros vehículos aéreos ligeros necesitarán algún tipo de control de tŕafico para evitar accidentes. Para no chocar con edificios, contra aviones u otros aparatos voladores pilotados, o contra otros de su especie. Precisamente la NASA está desarrollando un sistema de control de tráfico aéreo para drones no tripulados junto a otras organizaciones. Uber es el más significativo de ellos, y el plan es que esto esté listo para empezar las pruebas en 2019.

Uber NASA drones 04

Tráfico aéreo a baja altitud en el futuro

Uber ha hecho ya varios anuncios de su intención de impulsar un servicio de taxi dron aéreos, el uberAIR. No está claro cuándo habrá un sistema de control capaz de monitorizar la cantidad de estos vehículos que podrían ponerse en marcha. Sí lo está que prefieren todos evitar los pilotos: para paquetes la ventaja es obvia, para taxis eliminar el piloto permite añadir otro pasajero más…

Uber con la NASA

Fue en la reciente conferencia sobre aviación de principio de mayo en Los Angeles. Uber anunció que ha firmado un acuerdo de colaboración con la agencia espacial americana. Les han dado información de primera mano sobre cómo piensan empezar el servicio uberAIR. Será como proyecto piloto en Dallas-Forth Worth (Texas). A cambio, la NASA preparará simulaciones de tráfico aéreo sobre la localidad tejana en horas punta. Compararán datos para ver cómo funciona, y prepararán el siguiente paso: Los Angeles y Dubai. Allí espera tener Uber en marcha sus taxi dron para 2020.

Uber NASA drones 01

Uber busca áreas urbanas con más de dos millones de personas y una densidad de más de 2.000 habitantes por milla cuadrada. Tienen que ser ciudades con territorios amplios en los que un taxi dron sea una ventaja notable en desplazamiento. Esperan poderse mover a una velocidad entre 240 y 320 km/h, de ahí el interés en conectar puntos alejados en grandes poblaciones. Y cuentan con volar entre puntos concretos, no desde (ni hacia) cualquier parte. Serán “nodos” o zonas de recogida o bajada, como “paradas”.

Los taxis aéreos de Uber

En la misma conferencia Uber ha desvelado cómo serán sus taxis aéreos. Será drones eléctricos y esperan que estén totalmente desplegados en 2023. Despegarán y aterrizarán en vertical, alcanzarán esos 320 km/h y volarán a unos 300 metros. Lo harán entre determinados tejados de edificios habilitados como plataformas de aterrizaje y despegue.

Uber NASA drones 02

Estos drones podrán recorrer unos 100 kilómetros con cada carga de batería. Estarán equipados con cuatro motores con hélices para el despegue y aterrizaje vertical, más un quinto motor y hélice como propulsión. Uber espera que sean autónomos aunque al principio irán siempre pilotados por un humano.

El control de la NASA

La agencia americana empezó a trabajar en 2015 en un sistema de control de tráfico aéreo. Se trataba de centrarse en el tráfico por debajo de los 120 metros. Eso no lo controla la administración federal de aviación (FAA) americana, ni otros organismos de otros países. Por eso la ley permite volar drones o aeromodelos hasta esa altura solamente (equivale a 400 pies).

Uber NASA drones 03

Drones voladores para diferentes tareas

La NASA empezó impidiendo que los drones se alejaran más allá de la vista del piloto. En una segunda fase, permitían alejarse fuera del alcance visual, respetando ciertas áeras (edificios o poblaciones) de forma automática. Este año están probando tecnologías que impiden que se acerquen unos a otros o se crucen sus trayectorias. Y el año que viene, la última fase, permitirá que sobrevuelen zonas pobladas. Eso está ahora prohibido por la FAA, pero es el paso necesario para que el reparto sea una realidad futura. Cuando eso funcione, la NASA pasará el sistema a la FAA para ver cómo compatibilizarlo con los vuelos controlados con pilotos humanos.

La realidad…

De todos modos falta mucho para que un control de tráfico aéreo automático permite volar drones a diario. Habrá sensores en el suelo, otros en los propios drones, pero cuando haya muchos en vuelo a la vez los sistemas podrían saturarse fácilmente con tanta información. Pasarán años antes que de la FAA apruebe algo así y seguro que no será tan rápido como los Uber o Amazon quisieran. Ahora mismo puede haber entre 5 y 6.000 drones volando a la vez en el espacio aéreo americano. Esto se multiplicará por 100 cuando estos servicios funcionen.

Hay muchas incógnitas, como qué espacios reservar en zonas habitadas para tomas en casos de avería o emergencia. Ahora mismo en Estados Unidos hay casi diez veces más drones registrados que aviones y avionetas. Para dar una autorización la FAA puede tardar 90 días, y el primer objetivo del nuevo sistema es que sirva para baja altura y responda en 90 segundos. A final de año algo así debería estar funcionando para cubrir unos 500 aeropuertos y aeródromos.

Uber NASA drones 05

Amazon, UPS o DHL no tienen tanta paciencia… pero no les quedará mucho remedio. Para los responsables del programa de la NASA quedan unos 10 años para que el sueño de Amazon sea realidad. Y eso con suerte, que no haya incidentes en las pruebas y que ningún dron mate alguna persona o choque con algún avión. Podrá haber un reparto concreto, o incluso un traslado de pasajeros específico de un punto a otro, pero no “tráfico” hasta que el sistema que lo controle sea seguro.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,