Ya se venden más televisores 4K que Full HD, y no es sólo cuestión de tamaño

Cada día se venden televisores 4K más grandes. Durante el segundo trimestre de 2017 una marca como Samsung empezó a vender más televisores con resolución 4K UHD que modelos Full HD. Y para el último mes del año pasado (2017) las cifras eran aún más espectaculares. Se vendían algo más del doble de televisores 4K que Full HD, y sólo uno de cada cinco tenía resolución HD Ready. El motivo está claro: las pantallas se venden cada vez más grandes, y a mayor pantalla mayor resolución se necesita para no perder calidad de imagen.

Recordemos que un televisor de resolución estándar (SD) tenía apenas 400.000 píxeles. De ahí pasamos a la alta resolución (Full HD) con 2 millones de píxeles. Y ahora al 4K UHD, que son 8 millones de píxeles. Pero no es sólo una cuestión de tamaño y resolución. Los televisores de nueva generación UHD ofrecen más ventajas en colores o brillo.

NEXT-for-QLED-part2_1_main_1

Ventas de televisores Samsung en 2017

Más tamaño, más píxeles

Está muy bien desear un televisor más grande, una pantalla mayor. Pero si no tiene la calidad necesaria el resultado será decepcionante. Es algo que pasó en las primeras generaciones de televisores planos, que no daban mejor imagen que un televisor de tubo tradicional. Por eso el aumento del tamaño medio de pantalla en venta, que no ha parado de crecer, ha llevado consigo un aumento en la resolución y calidad de imagen.

Del Full HD que en un momento dado pareció perfectamente suficiente para el entorno doméstico hemos pasado al Ultra High Definition o 4K (3.840 x 2.160 píxeles). Una pantalla a partir de unas 60 pulgadas no debe tener menos resolución que ésa. Y pronto habrá otro salto, con la resolución 8K que son 7.680 x 4.320 píxeles y se hará necesaria en pantallas mayores. Ya existen televisores con esa resolución y pronto estarán en el mercado.

Comparación de resoluciones

Comparación de resoluciones

Además de resolución y tamaño, hay otros dos factores a tener en cuenta a la hora de analizar un televisor. Son en qué condiciones se usa, y con qué material. Es decir cómo se ha grabado o producido lo que vemos.

Colores, luz y ambiente

Aquí hay algunas preguntas que hacerse, la primera ¿en qué condiciones se verá el televisor? La diferencia de luz ambiental entre la mañana, el día o la noche son muy grandes. Y según la zona geográfica, más todavía, pues hay zonas con más luz y casas más “abiertas”. En función de eso, habrá que ver si el televisor es capaz de mostrar los colores con la misma viveza durante un soleado día que por la noche. Según un estudio estadístico, en Estados Unidos y Europa la gente ve la tele con más frecuencia en un ambiente muy luminoso, tanto como 79 lux.

NEXT-for-QLED-part2_2_main_2

Cantidad de luz y hora del día viendo TV

Además de la resolución, será necesario que el televisor que elijamos sea capaz de mostras colores y contraste realistas con esa luz. El ejemplo del estudio que analizamos es Samsung, cuyos QLED se han desarrollado con eso en mente. Un factor importante en relación a esto es el llamado volumen de color. Es decir, si el televisor puede representar todos los colores a cualquier nivel de brillo. Las QLED ya han recibido dos años seguidos la distinción que los certifica como capaces de eso al cien por cien. Es gracias a su fabricación capaz de alcanzar brillos de 2.000 knits (entre 3 y 4 veces más que televisores convencionales).

La tecnología rival (OLED) no ofrece tanto brillo pero sí un excelente contraste, útil con menos luz ambiente. Es gracias a que su tecnología permite apagar cada píxel y con ello alcanzar negros perfectos. Aún así las QLED de este año han mejorado sus niveles de negros manteniendo su alto brillo. Ha sido gracias a la tecnología “Direct Full Array”. Esto usa más bloques LED de iluminación posterior que en otras tecnologías similares. Así controla mejor las escenas oscuras. Por otra parte, el High Dynamic Range (HDR) ha obligado a todos los fabricantes a superarse.

Escalar contenidos

Cada vez es más frecuente contar con contenidos nativos en resolución 4K UHD. Netflix o YouTube y otros proveedores ya lo ofrecen en muchos casos. Pero estamos lejos de que se generalice. Filmar y producir en esa calidad es caro y al final la mayor parte de lo que vemos es, con suerte, HD a secas. Y muchas veces ni eso: emisiones en resolución estándar. El problema es que eso, visto en una gran pantalla es… horrible. Y uno se pregunta para qué compró un televisor tan grande.

8k ai samsung

Pero algunos algoritmos capaces de escalar contenidos están obteniendo por fin resultados buenos de verdad. En el caso de Samsung lo llaman “4K Q Engine. A partir de imágenes en resolución SD (400.000 píxeles) o HD (2 millones de píxeles) escalan hasta los 8 millones de la pantalla 4K. Utiliza inteligencia artificial y aplica un algoritmo en cinco pasos. Son: análisis de la señal original, reducción del ruido, primera mejora del detalle, escalado a 4K, y segunda mejora del detalle. A final de año, darán un paso más: tecnología de IA para escalar 8K.

Full-HD-8K-4K_main_4

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,