Acer, Hemos probado...|12 febrero 2018 11:24 am

Acer Switch 5, un convertible ligero, capaz y realmente cómodo


Acer switch 5

El mercado de los convertibles 2 en 1 (tableta y portátil) sigue en alza gracias a las propuestas cada vez más potentes y versátiles de fabricantes como Acer. Son dispositivos que ya no solo ofrecen la opción de llevar nuestros documentos y gestionarlos en cualquier parte. Ahora también ofrecen mejores características también para el ocio, más comodidad para trabajar sobre cualquier superficie y opciones para cualquier tipo de usuario. Ya se necesite teclado o no. El Acer Switch 5 es uno de esos convertibles que consiguen llevar todo esto en un dispositivo realmente transportable, elegante y, lo más importante, suficientemente potente.

Nos encontramos con una tableta-ordenador portátil de 12 pulgadas con acabados metálicos y diseño elegante. Es potente para navegar por varias páginas de Internet mientras escribimos documentos como esta review y aprovechamos programas de edición fotográfica, todo a la vez. Algo que hay que agradecer a su procesador Intel Core i7 de última generación y a sus 8 GB de RAM. Todo ello con una autonomía de cerca de 10 horas. Un dispositivo silencioso que hace uso de la tecnología de refrigeración líquida que lo hace silencioso.

Y no nos olvidamos de los periféricos que lo acompañan: un teclado-funda ergonómico sobre el que la escritura poco o nada tiene que envidiarle a un portátil más grande, y un lápiz óptico que amplía aún más las posibilidades de este dispositivo. Diapositivas, diseño, dibujo o escritura se llevan a cabo de forma realmente cómoda, con un ritmo de trabajo que no se ve alterado si se desacopla o se conecta el teclado.

Ficha técnica Acer Switch 5

Pantalla 12″, QHD de 2.160 x 1.440 píxeles (multitouch con 10 puntos)
Cámara principal 1 megapíxel (1.600 x 1.200 píxeles) AF
Cámara para selfies 1 megapíxel
Memoria interna 512 GB disco duro sólido
Ampliación Mediante USB o discos duros externos
Procesador y memoria RAM Dos núcleos 2,7 GHz, 8 GB
Batería Dos celdas de 4.870 mAh, carga completa en unas dos horas
Sistema operativo Windows 10 Home
Conexiones Bluetooth, GPS, USB de tipo C, USB 3.0, lector de huella dactilar
SIM No
Diseño Metal
Dimensiones 292,90 mm x 201,80 mm x 9,60 mm (0,9 kg en modo tableta y 1,27 kg en modo portátil)
Funciones destacadas Desbloqueo con huella dactilar, refrigeración líquida, peana plegable retráctil, uso de lápiz óptico, sensor de luminosidad
Fecha de lanzamiento Disponible
Precio 1.400 euros

 

Ahora bien, todo este equipo, además de otras cuestiones que detallamos en este análisis, tiene un coste. Su precio es de 1.400 euros. Una seña más de que el producto se enfoca al área profesional o a aquellos usuarios que necesiten un dispositivo realmente cómodo, pequeño y capaz para trabajar, dibujar o disfrutar del ocio en cualquier parte. Pero vamos a contaros cómo ha sido nuestra experiencia con el Acer Switch 5…

Diseño elegante y útil

Es el punto clave de este dispositivo, no nos cabe ninguna duda. Y es que hace años nadie se imaginaría que escribir sobre un teclado-funda imitaría tan bien las sensaciones de un portátil completo y robusto. O que una tableta delgada y ligera ofreciese potencia suficiente para trabajar como en un ordenador de sobremesa de oficina. El Acer Switch 5 hace todo esto y, además, lo hace con elegancia por muchos de sus detalles de diseño.

diseño elegante y útil

Apreciamos cuestiones como el acabado rugoso de sus aristas, su biselado y su cuerpo metálico. Su dorso es sencillo, plano y sin dibujos ni marcas más allá del logotipo de Acer. Tan solo la cámara en la esquina superior izquierda rompe el minimalismo del diseño, aunque encaja a la perfección. Su frontal cuenta con la pantalla de 12 pulgadas con marcos de menos de 2 centímetros y el aspecto clásico de una tableta. Todo ello en un cuerpo de 292,90 mm x 201,80 mm x 9,60 mm y que no supera los 0,9 kg de peso en su versión tableta. Es decir, sin el teclado. Y de 1,27 kg si le sumamos todos los periféricos que llegan en la caja (lápiz y teclado).

Pero del diseño sobresale, por encima de todo, la pestaña que hace de peana para la tableta. Es en forma de U y se integra a la perfección con el resto del cuerpo del dispositivo. Tanto que a veces nos puede costar encontrar una rebaba para tirar de dicho soporte y extenderlo. Es retráctil y automático. Es decir, cuenta con una posición estándar que mantiene la pantalla erguida y casi vertical, pero podemos empujar suavemente ésta para inclinarla hasta los 165 grados de inclinación. Todo ello con una robustez que nos ha conquistado. Y es que la pantalla se mueve y tiembla menos que en un portátil al uso, y la posición queda fija a pesar de poder retraer esta peana con solo tirar de la pantalla hacia nosotros hasta esa posición inicial fija. Solo hay que empujar con algo de resistencia la peana hacia su posición inicial para incorporarla en el cuerpo de la tableta, donde no sobresale ni rompe con el diseño general.

En nuestra experiencia hemos podido escribir sobre cualquier tipo de superficie plana sin problemas. Cristal, madera, plástico… en ningún lugar se nos resbala ni nos hace temer por la integridad del dispositivo. Nos ha resultado especialmente útil para escribir sobre mesas bajas, o para ver películas en cualquier superficie con comodidad. Al inclinarlo en cualquier ángulo, hemos evitado reflejos y visionados incompletos. No nos dedicamos al dibujo o al diseño, pero disponer de una pantalla con tanta versatilidad en cuanto a inclinación y con posiciones que no se alteran ligeramente, ha de ser realmente cómodo para este trabajo.

diseño

Periféricos a la altura

Este 2 en 1 de Acer llega preparado para cualquier tipo de tarea nada más sacarlo de la caja, y es que lo acompañan el ya mencionado teclado-tapa, muy útil para su traslado a cualquier lugar y para usarlo en modo portátil, y un lápiz óptico o stylus capaz de aprovechar su posición de caballete para dibujar o escribir como si fuera un lienzo. Pero veamos en detalle nuestra experiencia con estos elementos.

Sobre el teclado pocas cosas negativas hay que decir. Se trata de una tapa semi-rígida que se aprovecha como teclado completo y como superficie de protección para la pantalla del Acer Switch 5 cuando se transporta plegado. La superficie de este teclado es aterciopelada, lo que hace que sea suave al tacto y ofrezca personalidad al acabado del aparato. Pero de lo que más hemos disfrutado han sido de sus teclas de tipo chiclet. Es un teclado completo que nos permite escribir como si estuviéramos ante un portátil al uso.

periféricos a la altura

Las teclas tienen algo de recorrido, y su rigidez hace que sepamos casi siempre si hemos pulsado suficientemente fuerte para conseguir que las letras aparezcan en la pantalla. Todo ello, además, retroiluminado, permitiéndonos escribir ante cualquier situación sin problemas ni errores en las pulsaciones. Su ratón táctil o trackpad también está a la altura, con la opción de poder personalizar y ajustar su sensibilidad desde los ajustes de Windows. Una vez hechos unos cambios en el menú, podemos olvidarnos del ratón físico.

Si tenemos que sacarle alguna pega a este teclado es que, tras unos cuantos segundos en desuso se apague automáticamente. Esto nos obliga a pulsar alguna tecla o el trackpad y, después, volver a utilizarlo. Una experiencia que nos puede frustrar si usamos intermitentemente este elemento, ya que a veces perderemos pulsaciones en nuestra redacción solo por activarlo de nuevo. Por lo demás, las sensaciones son las de estar ante un teclado de portátil al uso, con teclas de función para controlar todo el dispositivo sin pulsar la pantalla táctil. Más aún cuando su doble barra magnética permite elevar la parte superior ligeramente para ofrecer una posición más ergonómica para la escritura.

Respecto al lápiz táctil hay que destacar la fluidez con la que recorre y transmite el trazo a la pantalla. Es una sensación muy similar a la de usar un bolígrafo de gel realmente fluido sobre un papel. El lápiz óptico que incluye Acer en su equipo cuenta con dos botones, y nos llama la atención que incluya una pequeña pila tipo AAA para dotar de energía a este periférico. Con estos dos botones, según la herramienta de dibujo utilizada, se nos permite alternar entre distintos tipos de pinceles, lápiz y goma u otras opciones similares sin perder tiempo. Es un lápiz elegante en el diseño, sencillo y muy robusto, por lo que casa a la perfección con el aspecto general del dispositivo. Además, en la caja, llega con un repuesto de la punta en caso de que un uso intensivo desgaste la punta original que trae de serie.

caja

Por cierto, el teclado cuenta con un soporte lateral en el que introducir y anclar el lápiz óptico para llevar todo el equipo junto de forma cómoda. Todo un acierto para el diseño y la experiencia en el transporte del Acer Switch 5.

Trabajo y ocio, dos en uno

Aunque el Acer Switch 5 esté enfocado al ámbito profesional, tanto por precio de producto como por diseño y potencia, no deja de ser una tableta con soporte para aprovecharlo como pantalla de reproducción de películas y series. Y es que sus 12 pulgadas de panel dan pie a una experiencia de lo más satisfactoria cuando se usa de forma individual, quedándose algo corta si queremos ver películas o diapositivas con más personas. La tecnología es IPS, lo que nos ofrece un gran brillo, algo que nos ha sorprendido en nuestra propia experiencia. Y es que subir el brillo al máximo en interiores puede llegar a ser incluso molesto, por lo que, en exteriores, resuelve sin ningún problema. Recordamos que es una pantalla táctil que detecta hasta 10 pulsaciones al mismo tiempo.

La pantalla es uno de los puntos fuertes del Acer Switch 5, no solo por ser una de las herramientas básicas en caso de usar este 2 en 1 solo como tableta, sino por la calidad de imagen conseguida. Sus 12 pulgadas ofrecen imágenes a una resolución máxima de QHD, es decir, 2.160 x 1.440 píxeles, dos veces la calidad FullHD, algo que los que se dedican al diseño o dibujo sabrán apreciar especialmente. Desde luego nuestra experiencia ha sido más que satisfactoria para la reproducción de documentos y películas, con brillo de sobra para su correcto visionado tanto en exteriores como en interiores. Aunque no nos ha gustado tanto que la interfaz de Windows se vea tan reducida, ya que nos hace difícil pulsar sobre iconos en la barra de herramientas, o discernir a cierta distancia las notificaciones y avisos que puedan surgir.

Pero para poder disfrutar de toda la experiencia, un equipos así necesita un procesador capaz de mover todos estos contenidos sin trabarse con esa alta resolución de pantalla. Y el procesador Intel Core i7-7500U de dos núcleos que incorpora el modelo del Acer Switch 5 que hemos probado lo ha demostrado. Sí, sólo dos núcleos, pero que se mueven a 2,7 Ghz de velocidad de reloj, lo que casa con los portátiles propiamente dichos. Y le otorga un potencial suficiente para mover programas de oficina como Word, Excel o PowerPoint, pero también para aprovechar herramientas más exigentes como Photoshop. En nuestra experiencia apenas hemos sufrido parones. Tan solo en algunas ocasiones cuando hemos desencajado o acoplado el teclado y el sistema ha tenido que adaptarse al modo tableta u ordenador. Pero hemos podido llevar a cabo el trabajo de una redacción sin problemas ni atascos. Ahora bien, no es un dispositivo para jugar, así que descarta los videojuegos como una opción viable que funcione de forma fluida.

Por supuesto contar con 8 GB de memoria RAM ofrece una experiencia fluida. Algo que comprobamos al navegar por las carpetas y menús del sistema Windows 10 Home que incluye de serie. No hay parones, no hay cargas desesperantes y no hay ralentizaciones acusadas. Algo que es de agradecer. Además, su disco duro de 512 GB de tipo sólido también ayuda a dar velocidad al aparato en sí. Apenas es necesario esperar dos segundos para que el Acer Switch 5 se encienda y se muestre operativo para empezar a trabajar con él.

Decimos que es un dispositivo tanto para trabajar como para el ocio gracias a su versatilidad. Desacoplar el teclado nos permite saltar al instante al modo tableta, controlando todo con la pantalla táctil y transportando el dispositivo de forma más ligera, aunque sin proteger el frontal. La peana también nos ofrece posiciones verticales (apoyando la tableta sobre el lateral) en caso de que sea necesario. El sistema, gracias a los sensores incluidos, reconoce la posición y adapta los contenidos para mostrarlos en vertical. Práctico para leer documentos, por ejemplo. Todo ello ofreciendo siempre una calidad de sonido digna de los dispositivos móviles más avanzados gracias a las tecnologías incluidas por Acer. Solo son dos altavoces pero que, con la tecnología Acer Smart Amplifier que mejora la salida de los sonidos y con Acer TrueHarmony. Todo esto consigue evitar el sonido enlatado y, además, ofrecen agudos y graves definidos. Algo que nos ha hecho prescindir de auriculares en nuestra experiencia como tableta para ver películas.

tableta

En caso de querer volver al modo portátil para escribir o usar el trackpad en lugar de la pantalla táctil, el teclado magnético se acopla rápida y fuertemente. Además, hay que destacar que cuenta con una segunda banda magnética que permite elevar ligeramente la parte superior del mismo. Esto consigue que el teclado quede en una posición ergonómica y no plana sobre la superficie, haciendo aún más agradable el tecleado y evitando el dolor de muñecas o dedos si se usa durante mucho tiempo.

Lector de huella y otras funciones extra

Pero el Acer Switch 5 no llega solo con potencia y diseño para hacer más cómodo y vistoso el trabajo o el ocio. Su completo apartado de conectividad y sus funciones extendidas hacen que sea un dispositivo que va más allá de su objetivo principal. Algo que hemos descubierto durante nuestros días de experiencia con él.

Por ejemplo, si queremos darle un extra de seguridad al equipo, más allá de nuestra cuenta y contraseña, podemos usar la huella dactilar para encender y desbloquear el Acer Switch 5. Gracias al sistema Windows Hello de Windows 10 y al lector de huellas dactilares incluido en el botón de encendido, podemos usar nuestra yema para este fin. Un detalle que, de nuevo, enfoca este producto hacia el ámbito profesional, donde la seguridad de los documentos contenidos puede ser vital.

lector de huellas

Tampoco pasan desapercibidos los aspectos multimedia incluidos. Como toda tableta o portátil que se precie incluye un sistema de micrófonos capaces de ofrecer cancelación de ruido para que las videollamadas o los mensajes de audio que se envíen a través del Acer Switch 5 sean claros y nítidos. También se incluyen dos cámaras, una posterior y otra frontal. Ambos sensores son de 1 megapíxel, con la diferencia de que la cámara posterior cuenta con enfoque automático. Las imágenes resultantes son de 1.600 x 1.200 píxeles, por lo que ofrecen calidad de sobra para las videollamadas o para capturar algún detalle. No hemos tenido ningún problema a la hora de retratarnos o de videollamar a compañeros. Eso sí, cuanta más luz mejores resultados visuales.

Aparte de esto, y como es habitual en los equipos de Acer, este 2 en 1 llega cargado de herramientas propias de la compañía. Hablamos de programas que suelen pasar desapercibidos y que se centran en ofrecer opciones de recuperación de contenidos, accesos directos a documentos del aparato o una herramienta de gestión para la buena salud del dispositivo.

Silencioso gracias a la refrigeración líquida

Si te preguntas cómo consigue el Acer Switch 5 ser una tableta tan potente sin requerir los componentes y, por tanto, el espacio y volumen de un portátil al uso, hay una respuesta rápida: la refrigeración líquida. Y, por supuesto, aprovechar los avances tecnológicos en el desarrollo de chips y componentes integrados y cada vez más pequeños.

Acer ha incluido el sistema LiquidLoop dentro de este Switch 5. Se trata de un sistema de refrigeración que aprovecha los principios de evaporación y condensación de los líquidos para recoger el calor de los componentes internos y expulsarlos al exterior. Todo ello gracias a la estructura metálica del cuerpo del Switch 5 que se encarga de disipar este calor. Así que sí, el cuerpo de este 2 en 1 se calienta ligeramente durante su uso. Sin embargo, si se utiliza sobre su peana, como es la tónica habitual, evitaremos llevar este calor a la superficie de la mesa o a nuestro regazo. En cualquier caso, tras varias horas de uso, este calor no nos ha resultado una molestia, comparándose al calor que un móvil puede recoger al usar constantemente el GPS o cuando se está cargando y está siendo usado.

Pero lo mejor es que este sistema de refrigeración prescinde por completo de ventiladores, lo que hace que este aparato sea realmente silencioso. Prácticamente no oiremos ni los habituales ruidos electrónicos de otros aparatos similares. Además, tampoco se recoge polvo que deteriore los componentes internos en las corrientes de aire que generan los sistemas con ventiladores de aspas.

Autonomía y precio

No tenemos queja alguna sobre la autonomía de este Acer Switch 5. Desde luego decir que cuenta con más de 10 horas de autonomía, como afirma la marca, es tirar por lo alto las dos celdas de 4.870 mAh que incluye la tableta en su haber. Sin embargo, si hacemos un uso no demasiado intensivo del mismo y sabemos cómo ahorrar energía bajando el brillo de la pantalla o indicando que preferimos la eficiencia al rendimiento, es muy posible que aguante toda la jornada laboral sin problemas. Algo que hace que podamos aprovechar sus virtudes durante un viaje largo, por ejemplo. Eso sí, si mantenemos todas las conexiones activas, el brillo al máximo y un rendimiento alto con programas exigentes, es posible que la duración se vea reducida a unas 5 horas.

conclusiones

No nos ha convencido que no se incluya un sistema de carga rápida como sucede en los móviles actuales. Y es que ofrecería un servicio realmente útil y práctico al conjunto del dispositivo para evitar tener que transportarlo con el cargador. Que, por otra parte, no es demasiado grande ni pesado.

Todo esto, como decíamos al inicio del análisis, conlleva un precio. El equipo que ha pasado por nuestras manos, que es el que cuenta con la configuración más completa y avanzada, tiene un precio de 1.400 euros, aunque si buscas bien es posible encontrarlo a un precio más bajo.

Conclusiones

El Acer Switch 5 es un gran dispositivo. Hace realidad el deseo que imaginábamos hace tan sólo unos años de poder llevar un portátil o tableta potente y ligero a cualquier lugar. De hecho da un paso más en esa dirección. Y es que no solo el diseño es práctico ofreciendo la experiencia de una buena tableta o de un buen portátil según acoplemos o no el teclado magnético, sino que la experiencia de uso está mejorada. Nos referimos a detalles como la posición elevada del teclado, el lector de huellas incluido en el botón de apagado, la inclusión de un lápiz óptico en el equipo, una buena calidad de sonido para sus dos altavoces, etc. Elementos que multiplican las opciones de este aparato más allá de ser una oficina portátil. Todo ello con una peana realmente práctica y una potencia que ayuda a llevar a cabo cualquier tarea sin problemas. Eso sí, con un precio acorde con todas estas posibilidades y añadidos.

Lo mejor

Lo mejor

El diseño y su peana retráctil

Gran pantalla para trabajo y ocio

Potencia y solvencia

Puede mejorar

El teclado se apaga demasiado rápido y requiere doble pulsación para activar

Se agradecería una funda total para el dispositivo

Interfaz de Windows algo reducida que entorpece su uso táctil

Etiquetas:

Dejar un Comentario