El bitcoin y los pagos en Internet serán controlados por Hacienda

La impunidad en Internet tiene los dí­as contados. Al menos, esa es la intención del gobierno. La última resolución de la Agencia Tributaria, publicada en el BOE, así­ lo manifiesta. A través de El Paí­s hemos podido tener conocimiento de este texto, que incide directamente en el impacto que la tecnologí­a tiene en nuestros patrones de consumo.

El auge del bitcoin, las compraventas (y alquileres) por Internet, así­ como los medios electrónicos de pago… todo ello determina un nuevo modo de comerciar que, en muchos casos, escapa al control fiscal. Hasta ahora.

Contra el crimen y la evasión

Hacienda es consciente del papel que tienen las redes para llevar a cabo actividades delictivas, principalmente a través de la deep web. Es por ello que la entidad afirma que dedicará unidades de investigación y medios especializados en intentar rastrear este tipo de comercio virtual, el que consideran “uno de los desafí­os más exigentes de la actualidad”.

Aparte, la Agencia Tributaria también reconoce cómo la tecnologí­a blockchain y las criptomonedas como el bitcoin han centrado muchas de las nuevas operaciones económicas en Internet. Por último, Hacienda pondrá el ojo en el uso, ya masivo, de medios de pago digitales, desde tarjetas de crédito a monederos electrónicos a apps.

El objetivo es monitorizar al máximo este tipo de actividades para evitar que se usen para la evasión fiscal, ya sea por empresas o por particulares.

El Govern pagó a Amazon y Google con Bitcoins para costear el referéndum

El comercio electrónico, en el punto de mira

Internet ha revolucionado la forma de pagar, pero también de prestar servicios. Si estos nuevos modos no son controlados, a menudo eludirán el pago de impuestos. Es por eso que la Agencia Tributaria promete realizar “actuaciones de control sobre aquellos fabricantes o prestadores de servicios que comercialicen sus bienes o servicios a través de Internet, para detectar la posible existencia de tramas fraudulentas constituidas con patrones creados para defraudar”.

¿Qué puede significar esto? Pues que ciertas actividades como los alquileres de Airbnb, los pagos por Paypal, o las compras y ventas de segunda mano en apps como Wallapop (quien ya recibió un aviso) vayan ahora a estar monitorizados, con el objetivo de que no se puedan utilizar para financiar economí­a sumergida. También se nos ocurren otros servicios como Blablacar o Cabify, aunque estos ya han estado en el foco de investigación en el pasado.

wonga tarjetas

Más medios para mantener el control

Utilizar los medios electrónicos para evitar el pago de impuestos, moviendo fondos al extranjero es otro de los objetivos primordiales de Hacienda. Por esto, en este nuevo plan de control, el SII (Suministro Inmediato de Información) del IVA va a ser fundamental para facilitar las investigaciones.

Este método consiste en el procesamiento en tiempo real de todas las facturas que las grandes empresas van emitiendo. Cotejando estos datos con los del proyecto CRS (Common Reporting Standard) de la OCDE, se pretende identificar todas las operaciones que puedan buscar mover cantidades grandes de dinero a través de diferentes medios y paí­ses, cazando así­ posibles intentos de fraude.

Con estos medios, Hacienda quiere cerrar el cerco a todo un universo de actividades comerciales que, a una gran velocidad, han ido haciéndose populares en negocios y el dí­a a dí­a. Esta forma de comerciar tiene todaví­a un gran margen para operar fuera del control tributario, pero tal vez a partir de 2018, las cosas empiecen a cambiar en nuestro paí­s.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , ,