Motorola Moto G5, lo hemos probado 1

Hemos analizado el último modelo de gama media de Lenovo, el Motorola Moto G5. A primera vista, parece un terminal muy similar al Motorola Moto G5 Plus, del que ya te mostrábamos hace tiempo un completo análisis. No obstante, hay diferencias.

Tras probarlo, podemos afirmar que el Moto G5 está llamado a hacerse un hueco en el mercado de los terminales de gama media, a pesar de que hay quien pueda pensar que existe cierta saturación de ofertas y competidores dentro de dicha gama. En conjunto este modelo ofrece un precio muy ajustado (inferior a los 200 euros) con unas muy buenas prestaciones en general. Nuestra experiencia con él ha sido bastante positiva, a pesar de ser el más pequeño de los Moto G de quinta generación. Tiene buena cámara de fotos, una carcasa metalizada, buena versión actualizada de Android y un lector de huellas, entre otras virtudes.

Vamos a centrarnos en analizar su diseño, la calidad de su pantalla, el rendimiento interno, su autonomí­a y la calidad de sus fotografí­as.

Ficha Motorola Moto G5

Pantalla 5″ a resolución FHD (1920 x 1080 pí­xeles), 441 ppp
Cámara principal 13 megapí­xeles, f/1.7,  flash Dual LED
Cámara para selfies 5 megapí­xeles, f/2,2
Memoria interna 16 GB
Ampliación microSD de hasta 128 GB
Procesador y memoria RAM Procesador Qualcomm Snapdragon de 8 núcleos a 2 GB, 3 GB de RAM
Baterí­a 2.800 mAh, carga rápida
Sistema operativo Android 7 Nougat
Conexiones BT 4.2, GPS, USB 2.0, NFC, puerto mini jack 3.5 mm
SIM nanoSIM (y doble SIM disponible en modelos seleccionados)
Diseño Cristal, aluminio y plástico. Colores: gris lunar y oro fino
Dimensiones 144 x 73 x 9,5 mm (144,5 gramos)
Funciones destacadas Lector de huellas
Fecha de lanzamiento Disponible
Precio 199 euros

Diseño

Motorola Moto G5, lo hemos probado

El primer aspecto destacable en cuanto al diseño del terminal G5 es que estamos ante un móvil con carcasa de aluminio, eso sí­, manteniendo la tónica de los anteriores Motorola e incluyendo una carcasa extraí­ble. Hay que detallar que la parte metálica está en el lado posterior del teléfono mientras que el resto está formado por plástico.

A los que conozcan los terminales de Motorola una cosa que quizá les puede sorprender es que el pequeño agujero que hace las veces de micrófono está visible en la parte frontal inferior, a la derecha del botón principal que sirve como lector de huellas. Recordemos que en el Motorola Moto G5 Plus el micrófono estaba más abajo, en la parte inferior del teléfono junto a la ranura de carga.

Además, se puede apreciar otro detalle importante y positivo si miramos la parte trasera del terminal: la cámara no sobresale por encima de su carcasa. Algo importante para evitar que se ralle o estropee con más facilidad.

Medidas

Este terminal de Lenovo mide 144 mm de altura y tiene un ancho de 73 mm. Además, su grosor es de 9,5 mm lo cual si puede ser algo llamativo para algunos usuarios. Está claro que no es un terminal de los que podamos denominar como ultra-finos. El peso es de 144,5 gramos, algo inferior al del Motorola Moto G5 Plus.

Por suerte, se puede manipular fácilmente con una sola mano, lo que facilita mucho su uso y comodidad en el agarre.

Materiales

El teléfono es resistente a las salpicaduras del agua, al igual que otros modelos que ya conocí­amos como el Galaxy S8 Plus o el iPhone 7 Plus. Por supuesto, es importante advertir de que esto no quiere decir que el teléfono vaya a sobrevivir si se sumerge al agua o cae al váter, por ejemplo. Solo se protege de pequeños golpes de agua que le puedan caer de un grifo o de la lluvia. Algo es algo.

Pantalla

Motorola Moto G5, lo hemos probado

Recordemos que mientras que los terminales de Motorola G4 y G4 Plus tení­an 5,5 pulgadas de pantalla, en el caso del G5 y G5 Plus, hay modificaciones. Las medidas se reducen. El Moto G5 Plus tiene 5,2 pulgadas mientras que este terminal G5 se queda en 5 pulgadas.

La resolución vuelve a ser, como en el G5 Plus, a Full HD (1920 x 1080 pí­xeles), en este caso con una densidad de imagen de 441 pí­xeles por pulgada.

Rendimiento

Como el hardware del G5 es un procesador Qualcomm Snapdragon de 8 núcleos a 2 GB, con 3 GB de RAM, se garantizaba a priori un uso perfecto en todo tipo de utilidades: ví­deos, juegos, apps, etc. No ha habido problemas a la hora de manejar todo tipo de aplicaciones o funciones en el terminal. Ni se han producido tampoco bloqueos o problemas serios en nuestra experiencia de uso.

Hay que tener en cuenta permite descargar bastantes aplicaciones de las que el usuario suele utilizar de forma común (WhatsApp, Telegram…) o incluso redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram, etc.). No obstante, se debe recordar que el almacenamiento es de 16 GB (no de 32 GB como era el caso del G5 Plus). Ahí­ que recordar que muchas aplicaciones cada vez acaban ocupando más espacio y cuantas más se almacenen más “lleno” estará el teléfono y peor podrá funcionar si no liberamos espacio.

En cualquier caso la navegación web es bastante aceptable, rápida y fluida en general.

Geekbench y AnTuTu

Igual que ocurrió con el G5 Plus, hemos sometido al G5 a la instalación de las apps de benchmark Geekbench 4 y AnTuTu para obtener algunos datos complementarios sobre el propio terminal.

En el caso de Geekbench 4 el resultado que nos aparece ha sido de 600 para un único núcleo y 1667 para el conjunto de los ocho núcleos Snapdragon. Ninguno de los dos resultados es excesivo.

Motorola Moto G5, lo hemos probado 2

Por su parte, hemos probado el benchmark de AnTuTu para ver su rendimiento y nos ha dado una puntuación de 44.618, bastante inferior a la que obtuvimos con esta app para el Motorola G5 Plus que era de 62.376.

 

Motorola Moto G5, lo hemos probado 3

Además, hemos puesto a prueba el móvil con la app Battery Tester, que nos permite ver un ránking para poder comparar a este terminal con otros de gama similar sobre el nivel de baterí­a. Nos queda reflejada una puntuación del Moto G5 por debajo del Lenovo S920 y el Samsung SM-N900, por ejemplo. Concretamente nos deja la puntuación exacta de 7957 en el ranking.

Está claro que el Moto G5 es un dispositivo de gama media y se mueve en los lí­mites más o menos conocidos de otros terminales del mercado de gama similar. Al menos los resultados pueden calificarse de correctos y bastante satisfactorios.

Motorola Moto G5, lo hemos probado

 

Cámara

Una de las ventajas del uso de la cámara de este modelo Motorola es su sencillez de uso. Aparte, la calidad y resolución son bastante buenas (13 megapí­xeles para la cámara trasera habitual y 5 megapí­xeles si queremos emplear el modo selfie). Es cierto que hemos notado mejor definición y resultado cuando las fotos se realizan con bastante luminosidad, siendo más tenues y menos eficientes conforme las condiciones de luz iban bajando.

Está muy bien explicada la opción de cambiar entre foto y ví­deo. Queda muy claro también si se quiere activar el temporizador (a 3 segundos o 10 segundos) o dejarlo desactivado. En el flash, las opciones son activarlo, desactivarlo o dejarlo en automático. También se da la opción HDR (automático, activado o desactivado).

En cuanto al ví­deo, uno de los problemas es que no permite la grabación en 4K, cosa que sí­ podí­amos encontrar en el G5 Plus. Al menos, sí­ incluye la resolución en Full HD y la cámara lenta.

Modos de la cámara y cámara frontal

Las opciones de cámara son variadas. Podemos optar entre el modo profesional, el de cámara lenta, panorámica, ví­deo o foto. En las opciones generales se pueden activar o desactivar el sonido del obturador, la captura rápida e incluso guardar o no la ubicación desde la que se realiza la instantánea. Todo muy sencillo de localizar y probar y que se ilustra en estas dos imágenes, a continuación.

Motorola Moto G5, lo hemos probado 4Motorola Moto G5, lo hemos probado 5

La cámara frontal, por su parte, cumple con creces para los amantes del selfie, sin mayores complicaciones. Los 5 Mpx. de resolución son aceptables y suficientes.

Software

Es una garantí­a que el móvil tenga incluida la versión del Android 7 Nougat, del que ya te dimos buena cuenta en la web.

Aplicaciones preinstaladas

Normalmente Motorola deja un software con poquitas apps iniciales para que el usuario pueda elegir descargar de la App Store las que considere más útiles por su cuenta en el uso del dí­a a dí­a de su terminal. En el Moto G5, muy similar a lo que veí­amos en el Moto G5 Plus, encontramos un pack básico de apps Google, la app Moto y herramientas para que el móvil pueda empezar a usarse.

Si entramos en el pack de las apps de Google hallamos Gmail, Maps, YouTube, Drive, Play Música, Play Pelí­culas y Duo. En ese orden, de izquierda a derecha y de arriba abajo. También, por supuesto, en la parte inferior de la pantalla están Google Fotos, la cámara de fotos, un icono de Chrome para navegar y las opciones de llamada y enviar recibir mensajes.

La App Moto

El teléfono incluye esta aplicación de Motorola que nos da la posibilidad de realizar varias acciones. Tenemos, por ejemplo, la navegación con un solo botón (usando el sensor de huellas digitales para navegar). También la opción de encender la linterna agitando bruscamente dos veces seguidas el móvil. La captura rápida de imagen se realiza al girar dos veces la muñeca con rapidez, abriendo la cámara en cualquier momento. Además, hay opción de deslizar para reducir pantalla (arriba, a izquierda o derecha para reducir la pantalla y usar el móvil con una sola mano).

Otra opción es que si el teléfono suena, se active la vibración automáticamente al levantarlo de donde esté situado. Otra acción muy útil incluida es la girar para no molestar (volteamos el teléfono boca abajo en una mesa o superficie y se silencian de golpe las notificaciones y llamadas).

Motorola Moto G5, lo hemos probado 6

Lector de huellas

Tras probar varias veces la opción del lector de huellas del Moto G5 se puede afirmar que el resultado es positivo y eficaz. El usuario, con su propia huella digital, puede bloquear a su antojo el terminal en cualquier momento y situación. Lo cierto es que tiene un alto í­ndice de efectividad.

Conclusiones

Motorola ha apostado por un producto de gama media, ajustando el precio al máximo (inferior a los 200 euros, con la cifra psicológica de 199 euros en la versión de 2 GB) y ello con un terminal de buenas prestaciones generales (Pantalla Full HD, una cámara de fotos decente en modos trasero y frontal, una versión actualizada y moderna de Android, detalles muy interesantes como el lector de huellas y fluidez general en su uso).

En su contra: El problema principal podrí­a ser compararlo con su hermano mayor, el G5 Plus, del doble de capacidad (se nota el cambio de los 16 GB a los 32 del GB de almacenamiento) y que las imágenes nocturnas no salen demasiado ní­tidas por muchos intentos o pruebas realizadas. También se echa de menos la grabación en 4K, que cada vez está siendo más habitual.

¿Así­ pues? Estamos ante un producto que ofrece condiciones más que aceptables por un precio muy ajustado, para los amantes de la gama media que no deseen más aspiraciones que poseer un terminal útil y bastante eficaz.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...