10 imágenes de los rincones de la Tierra más espectaculares

Enorme es el mundo que nos rodea. Hoy en dí­a, gracias a Internet y los documentales, podemos viajar por el planeta y encontrar todo tipo de faunas y floras, sin movernos del sofá. Desde Google Earth a fotógrafos profesionales, podemos elegir nuestro tipo de paisaje y disfrutar de él, solo con un click.

Aún con todo hay algunas zonas de la Tierra que todaví­a nos sorprenden por su belleza, su dureza y su pureza. En esta redacción nos hemos decidido a rescatar algunas de esas imágenes para vuestro disfrute.  Sobrecoge ver lo grande que es el mundo, y más teniendo en cuenta que somos solo una mota de polvo en el Universo.

Colinas de chocolate (Filipinas)

montañas de chocolate filipinas

Ví­a: Rough Guides

En las variadas islas Filipinas hay una, la isla Bohol, donde se encuentra esta maravilla de la naturaleza. Bautizadas como las colinas de chocolate (chocolate hills), parecen puñados de cacao amontonados que se alargan en una extensión de más de 50 kilómetros cuadrados. Que nadie se los intente comer, porque realmente es hierba seca.

Fuertes Maunsell (Reino Unido)

maunsell fortress

Ví­a: Rough Guides

No todo lo que mostramos tiene que ser un prodigio de la naturaleza. Estas fortalezas marinas, nombradas por su creador, Guy Maunsell, también merecen un hueco. Fueron creadas por el ejército inglés durante la Segunda Guerra Mundial para defenderse de ataques del continente.

Desde lejos, parecen sacados de un cuadro de Dalí­ o de alguna pesadilla de Tim Burton. ¿No os da la sensación que de un momento a otro, esas patas se van a empezar a mover?

Isla de Socotra (Yemen)

Volvemos a las maravillas naturales, y ahora viajamos hasta la República de Yemen, en concreto a una pequeña isla llamada Socotra. Ese pedazo de tierra oculta algunas maravillas en flora que hacen pensar que estamos realmente en otro planeta.

En la isla de Socotra conviven hasta 700 especies únicas en el mundo. Y sus parajes, como podéis ver, parecen sacados de un cómic de Moebius. No, nadie ha recortado esos árboles, son así­. Es, simplemente, otro misterio más de este mundo en el que vivimos.

Cañon de Bryce (EEUU)

bryce canon

Ví­a: Wikipedia

El Cañon de Bryce se encuentra en el Parque Nacional de Utah, en EEUU. Es absolutamente espectacular porque  nos muestra un anfiteatro natural y gigantesco. En él, las figuras geológicas rojas, blancas y naranjas (llamadas ‘hoodoos’) parecen espectadores que esperan a una función que nunca empieza. O tal vez ya ha empezado, sólo que nosotros no somos capaces de verlo…

Cueva de Fingal (Escocia)

Volvemos al Reino Unido. En este caso nos vamos a Escocia. Más especí­ficamente, a una isla inhabitada de Escocia, la Isla de Staffa. Allí­ podemos encontrar esta misteriosa cueva, la cueva de Fingal. Formada por curiosas figuras geométricas de basalto, parece el hogar de los enanos de El Señor de los Anillos.

Los techos con forma de arco generan una profunda reverberación en la voz del que se atreva a hablar allí­ dentro. Nosotros, si podemos elegir un sitio para las vacaciones, preferimos algo con un poquito más de sol.

Parque Yellowstone (EEUU)

No, no es el fin del mundo. No se han abierto las puertas del infierno ni estáis contemplando el Ojo de Sauron. Esto que tenéis aquí­ es una visión aérea de un gigantesco Geyser en el Parque Nacional de Yellowstone. Este monumental parque ocupa espacio de tres estados (Wyoming, Montana y Idaho) y es de los pocos lugares del mundo que albergan Geyseres en la actualidad. ¿Una zambullidita?

Bosque de bambú de Sagano (Japón)

10 imágenes de los rincones de la Tierra más espectaculares 1

ví­a: Pinterest

Un interminable bosque de bambú nevado. ¿Se os ocurre imagen más relajante? Es bastante difí­cil. En Sagano, Japón, encontramos esta increí­ble zona con enormes árboles de bambú. En los últimos años, se ha convertido en una de las principales atracciones turí­sticas de la zona, a las afueras de Kyoto. Por ello, envidiamos a los primeros afortunados que disfrutaron de este paraje en absoluta calma y tranquilidad. Debe ser una limpieza espiritual absoluta.

Las Montañas del Arco Iris (China)

En el Parque Nacional de Danxia, en China, esconde un paisaje que parece sacado de un sueño. Se llaman las Montañas del Arco Iris, y podéis imaginar fácilmente por qué: 300 kilómetros cuadrados de montañas “pintadas” de todos los colores.  Los diversos minerales y reacciones quí­micas naturales han creado lineas perfectas que recorren las montañas en una armoniosa paleta de colores. Sólo hay otro lugar igual en todo el planeta: las montañas de Vinicunca, en Perú (foto de portada).

Cuevas de cristal de Svmnafellsjvkull (Islandia)

Y es que no todas las cuevas tienen por qué dar miedito. Un ejemplo claro de ello es este paraje de ensueño, las  cuevas de cristal de Svmafellsjvkull, en Islandia. Vivir rodeado de temperaturas tan bajas permite la creación de maravillas como ésta. El hielo ha ido abriéndose paso por el interior de la tierra, y el paso de los años ha hecho el resto. La belleza del frí­o más absoluto. No olvidéis la bufanda.

Los Castillos de Algodón (Turquí­a)

En la provincia de Denizli, Turkí­a, encontramos esta espectacular construcción natural. Consiste en una serie gigantesca de terrazas de agua termal. Es una especie de escalera de agua que se mantiene totalmente inalterable, tanto con nieve como con sol. Un spa natural donde no se necesita ningún masaje para estar en paz con el mundo.

Esperamos que os hayáis quedado tan maravillados con estos sitios como nosotros al descubrirlos. Sólo saber que existen ya es increí­ble. Conseguir visitar al menos uno en nuestra vida deberí­a ser un reto para cada uno de nosotros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.