5 tecnologí­as que mejoran nuestra salud y curan enfermedades, un dron ambulancia

Todos tenemos claro cuánto ha cambiado nuestras vidas la tecnologí­a. Gracias a los GPS ya no nos perdemos. Los móviles nos permiten llevar un potente ordenador en el bolsillo. Internet ha abierto las puertas a la comunicación global… ¿pero cuánto ha mejorado nuestra salud? ¿Cuánto ha mejorado la calidad de vida de las personas enfermas? Veamos cinco muestras de lo mucho que hemos ganado…

Exoesqueletos que dan movilidad

Muchas enfermedades degenerativas, pero también accidentes, pueden limitar la movilidad de una persona. El simple acto de levantarse es algo fuera del alcance de muchos enfermos o accidentados. Pero un exoesqueleto, es decir una estructura externa articulada y móvil, puede ser la solución perfecta.

mwc_exoesqueleto

Exoesqueleto demostrado en el WMC

En el reciente Mobile World Congress de Barcelona uno de estos exoesqueletos fue precisamente una de las estrellas. Presentado por Vodafone, es obra de la empresa Ekso Bionics y llevan varios años de desarrollo. Lo usan en sus centros de rehabilitación, por todo el mundo. En este caso, no sólo permite al paciente moverse, sino que le hace participar en su propia rehabilitación.

El esqueleto memoriza cada paciente, cuánta fuerza es capaz de aplicar y cuántos grados dobla sus articulaciones. Así­, no sólo le ayuda a levantarse y andar, sino que le “fuerza” poco a poco para que algún dí­a, si es posible, lo haga él solo. Pero el sólo acto de levantarse y andar, para quien quizás hace años que no lo consigue, emociona.

El dron que salva vidas

Los drones son otro artilugio tecnológico de moda: consiguen fotos y ví­deos espectaculares. Pero sabemos que tienen muchos otros usos, y uno de ellos está relacionado con su capacidad para llegar automáticamente a un punto determinado. Lo hacen por el aire, y posiblemente nadie pueda ser más rápido que ellos.

Por eso, son las ambulancias perfectas. De momento la tecnologí­a (ni las leyes) no les permite recoger al paciente y llevarlo al hospital más cercano. Pero hay otras formas de salvar vidas: una de las causas de fallecimientos más habitual sigue siendo un ataque cardí­aco. Al sufrirlo, cada minuto que pasa sin atención el paciente tiene un 10 por ciento menos de posibilidades de sobrevivir.

Ha surgido una nueva generación de drones-ambulancia. Capaces de llegar en muy pocos minutos al punto de atención, llevan un desfibrilador. Incluso puede haber un médico al otro lado viendo la situación y dando instrucciones a quien esté presente. Porque suele haber gente: hasta un 40 por ciento de paros cardí­acos se producen en gimnasios y centros deportivos.

Google Glass en el quirófano

Las gafas de Google tienen y tendrán en sus futuras versiones muchas aplicaciones, pero algo que enseguida surgió fue su utilidad médica. Las agendas de muchos médicos están colapsadas, y el espacio en un quirófano es limitado. Por ello, la idea de estar junto a un colega a través de sus gafas Google, es algo que ofrece muchas ventajas.

Anestesistas-con-Google-Glass-en-una-operacion

En el quirófano con las Google Glass

España fue pionera en este tema, y la primera intervención quirúrgica retransmitida con Google Glass fue aquí­ hace ya cuatro años. La clí­nica madrileña CEMTRO realizó una intervención de traumatologí­a en el que participaron más médicos, a distancia. Aunque Google dejó de fabricar sus gafas, se siguen usando y este uso es uno de los incentivos para que lleguen novedades en este segmento.

Piel sintética

Hace casi una década de las primeras pruebas de piel sintética a base de colágeno. Hoy en dí­a es algo todaví­a poco extendido, pero vital para pacientes que han sufrido grandes quemaduras. Con ellos es imposible un trasplante propio, y sin piel el cuerpo no sobrevive.

piel-sintetica-muy-real

Piel sintética

Pero hace poco se ha ido más allá: precisamente en España se ha desarrollado una impresora 3D capaz de hacer piel. Y además sabemos que la ayuda de robots puede ser vital para que esta piel, o incluso músculos o tendones, se desarrollen antes de ser usados en humanos.

Implantes impresos en 3D

Más allá de la piel, las impresoras 3D están mostrando todo un nuevo camino para la medicina. Empezaron a ser útiles con estructuras óseas: se escanea el paciente y se reconstruye lo que falta. Como el cuerpo es simétrico (o casi) es posible reconstruir una cara con un golpe lateral, o una mandí­bula. Luego se modela en 3D y se imprime en polvo de titanio. Y sobre el titanio se aplica hueso artificial, que conseguirá que el resto de tejidos se adapten.

Mandí­bula-de-titanio

La primera mandí­bula impresa en 3D

Así­ es como una señora de 83 años recuperó su mandí­bula hace cinco años: fue la primera. Y a partir de ahí­, el uso en odontologí­a, cirugí­a plástica, ayuda para cirugí­as de cuello… no tiene fin. De hecho, ya hay experimentos para generar órganos “bioartificiales”. Con orejas ha habido muchos éxitos, ¿qué será lo siguiente? Dicen que hay prototipos de riñones, huesos, ¡corazón!

odontologia-impresoras-3d

Dientes impresos en 3D

Otras noticias sobre... ,