Cómo detectar el fraude en los correos de Gmail

Un nuevo fraude ha llegado a los correos de Gmail. Y es tan difí­cil de detectar, que  muchos están cayendo en él. En realidad, no es tan complicado evitar caer en este tipo de fraudes. Lo único que hay que tener es mucho ojo y vigilar cada movimiento que se hace mientras se lee un correo. También hay trucos esenciales para detectar el fraude en Gmail. Por ello, hemos preparado este especial, para que no vuelvas a caer en uno.

Trucos muy sencillos para evitar el fraude en Gmail

Averigua cuál es la URL a la que te enví­a

Mediante la copia prácticamente exacta de webs legí­timas, los criminales intentan que el usuario entregue sus datos sensibles. Por ejemplo, hay correos de Gmail de un falso Paypal que te pide que actualices tu tarjeta. Tú piensas que es Paypal y así­ lo haces. Das tu número de tarjeta, tu código de verificación. Todo. En estos momentos, tus datos son suyos. Como dijimos antes, las webs falsas son prácticamente idénticas, pero no exactamente iguales. Fí­jate en la URL.

url web legitima

Así­ puedes comprobar si la url es legí­tima

Antes de clicar sobre el supuesto enlace legí­timo, sitúa el cursor sobre el mismo. En la ventana, justo en la parte inferior, te aparece la dirección web completa del sitio al que vas a ir. Aquí­ es donde podemos ver bien el truco, ya que la dirección no es exacta. Por ejemplo, esta página que lees ahora mismo es www.tuexperto.com. Si quisieran engañarte con nuestra página, estarí­a construida de otra forma, por ejemplo, tuexperto.random.com. Si te fijas bien, verás que la página a la que vas a acceder pertenece a random.com y no a tuexperto.

En lugar de clicar en el enlace, escribe la URL

Otro supuesto. Siguiendo el ejemplo de antes, si en lugar de clicar sobre el enlace  escribes la página, notarás enseguida que algo no va bien. Es sencillo: siempre, el correo fraudulento que vas a recibir, es de un servicio que usas mucho. Muy a menudo. Un servicio cuya URL, seguro, te sabes de memoria. Ya sea de un banco, de un servicio de streaming, una tienda online… Siempre es mejor ir directamente a la página a la que se hace referencia en un correo que ir clicando directamente en enlaces. Te lo aseguramos.

Desactiva el autocompletado de formularios

autocompletado de formularios

Antes la seguridad que la comodidad

Es algo muy útil y que nos ahorra  mucho tiempo. Pero también es algo que puede ponernos en un compromiso. Cientos de formularios nos asaltan cada dí­a: nombre y apellidos, DNI, número de tarjeta… En bancos, tiendas, suscripciones a música y cine… Y es un rollo tener que escribirlos siempre que accedemos, ¿Verdad? Pero es sin duda peor que, por tenerlos guardados en tu PC, alguien pueda robártelos.

Y no solo robártelos: tener el autocompletado activo te hace ser más despreocupado a la hora de entrar en páginas. Un clic y listo. Esto te hace bajar la guardia y no estar lo suficientemente alerta. Te aconsejamos, por lo tanto, que desactives esta función, aunque sea una lata escribirlos una y otra vez.

Usa plugins del navegador

Muchos navegadores llevan incorporados complementos antiphishing que te ayudan a mantenerte alerta. En Chrome, por ejemplo, esta utilidad viene activada por defecto. También puedes bajarte complementos de terceros, como Web of Trust: un complemento con muy buena reputación que te indica el nivel de seguridad de la web a la que quieres acceder con un sí­mbolo al lado del resultado.

Al final, el mejor de los consejos que podemos darte es que, siempre, estés alerta. El phishing en los correos de Gmail puede estar donde  menos te lo imaginas. Abre bien los ojos y desconfí­a.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,