Curiosidades|14 Marzo 2017 12:46 pm

Ser piloto de dron te puede conseguir trabajos insospechados


Ser piloto de dron te puede conseguir trabajos insospechados

Cuando llegó la revolución de los drones todo el mundo quería uno para hacer vídeos y fotos únicos hasta entonces. Tras el primer boom llegaron las limitaciones legislativas. Un dron es un vehículo aéreo y tenía que estar sujeto a la estricta normativa de esa actividad. Sobre todo tras algunos incidentes con aviones tripulados, y siempre con el pensamiento puesto en los malos usos.

La normativa, que no llegó al mismo tiempo ni a todos los países, en España es muy restrictiva. Para cualquier cosa que no sea puro recreo a distancias cortas y en zonas deshabitadas, hace falta una licencia oficial. Y así es como llegó un segundo boom: el de los anuncios de centros de enseñanza para obtener dicha licencia. No es muy complicado, en unas semanas se consigue. Ni demasiado caro, en torno a mil euros. Si ya se está en posesión de una licencia de piloto, ambas cosas se reducen a la mitad, aproximadamente.

El boom de centros para obtener la licencia de dron obedece a las posibilidades de trabajar en ello. La palabra “piloto” asociada a “trabajo” parece implicar “mucho dinero”: creció la demanda y se multiplicó la oferta. Pero ¿qué trabajos se le ofrecen realmente a un piloto de drones? Habrá cosas que te sorprenderán…

Dron para rescate salvamento

De fotógrafo a mensajero

Los primeros trabajos para pilotos de drones estuvieron en la industria audiovisual. Hacer fotos y vídeos desde el aire con un dron permite imágenes apenas vistas antes de esta tecnología. Sólo con helicópteros se podía hacer algo parecido, a un coste astronómico y en muchas ocasiones con imposibilidad física.

Pero en España la legislación ha limitado muchísimo este uso. A tal punto que muchos trabajos se realizan clandestinamente… Y es que no se puede sobrevolar ninguna zona poblada sin permiso previo y rara vez se otorgan permisos. A pesar de todo sigue siendo una de las aplicaciones favoritas por motivos evidentes.

Los drones han abierto de todas formas posibilidades a muchos más usos. En agricultura, por ejemplo, se están aplicando mucho: desde el control de plagas al seguimiento de cultivos. Con cámaras térmicas y capaces de medir la humedad del suelo, se optimizan cultivos controlándolos desde el aire. También sirven en zonas de reforestación, o para vigilancia forestal.

Dron vigila cultivos

Luego están otros usos de vigilancia: tanto policial, en almacenes o carreteras, para salvamento, pero también en obras. Un dron permite controlar grandes espacios ahorrando la necesidad de un circuito cerrado de vídeo con cámaras fijas. Y el trabajo no es sólo para el operador o piloto del dron: también se necesitan mecánicos, analistas de datos, programadores…

El próximo paso está cercano y será ¡mensajero! Amazon y otras compañías logísticas están esperando que les aprueben ese medio de transporte. Cuando sea realidad, alguien estará detrás del dron que te traerá tu paquete a casa. O tus medicamentos, que será otro uso para los drones repartidores (entregas urgentes). Habremos pasado de las motos a los drones.

En el ejército

Donde ya necesitan muchos pilotos de drones es en el ejército. De hecho un general americano declaraba la semana pasada que ya necesitan más pilotos de drones que de aviones. Sus modelos MQ-1 Predator y el MQ-9 Reaper tendrán más de mil operadores para final de año. Son más de los 889 que pilotan los transportes C-17 o los 803 pilotos de F-16 en servicio.

Dron militar Predator Reaper

Y es que también los ejércitos se fían cada vez más de los drones, que van a tener mayor peso en sus flotas. Según ese general: “Nunca pensé que diría esto cuando me alisté en las Fuerza Aéreas, pero cada vez necesitaremos más pilotos en el suelo, que volando. Por eso estamos ofreciendo miles de dólares en primas a los que se van a licenciar este año, para que se queden otros cinco años en el servicio”.

Etiquetas:

Dejar un Comentario